la tragedia de troya acto uno escena dos

Reads: 21  | Likes: 0  | Shelves: 1  | Comments: 0

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Status: In Progress  |  Genre: Literary Fiction  |  House: Booksie Classic


 

 

Acto I Escena II
En el palacio de Priamo Rey de Troya

 

Entran Priamo rey de Troya guiado del brazo por su hijo Héctor.
Detrás de el le siguen en fila Troilo y Alejandros, Deifobo y Heleno,
Polites y Eneas.

Entran del lado opuesto los comandantes y generales de ciudades aliadas de Anatolia.

Priamo se toma su lugar al extremo posterior de la mesa, el príncipe Helenos retira su silla para que su padre pueda sentarse.
Todos los generales y príncipes toman sus lugares pero permanecen de pie.


Priamo: Honor y gloria, oh Zeus que reina desde el Olimpo.
Divino esplendor de los dioses.
Alumbrad estas jóvenes mentes, proteged el razonamiento.
Patroniza la valentía de vuestros hijos, ya que estos
Son las verdaderas murallas que ciñen a nuestro pueblo.
Otorgadles victoria en contienda bélica.

Todos: ¡Honor y gloria, oh Zeus supremo gobernante del alto Olimpo!

Priamo se sienta y les otorga el permiso de tomar sus asientos a los presentes.
Todos se sientan.


Priamo: Pilaeos hijo de Teutamos ¿están listos los lanceros Pelasgianos de Larisa?
Se les ha otorgado el respiro de paz,
Alejados del frente de combate.
Los mejores vinos y entretenimiento
Fueron la recompensa por la liberación
De Sestos y Abidos.
El rio Seleis es libre ruta para el comercio
Ahora que el pueblo hermano de Eufemos
Y sus destacados hombres de la tribu de los Kikones,
Llaman al apoyo de Troya y aliados.
Son vuestros campeones que eh elegido
Para reforzar las defensas del Valle de Zeleia.

 Pilaeos:  Noble Priamo, bajo vuestra tutela
Y Regia sabiduría es que habemos
Conseguido el honor y victoria.
El reposo bien merecido,
Ah avivado las llamas de nuestras almas.
Mientras charlamos en esta junta real.
Hipoto, alista las tropas.
Si Eufomos el temor de los Arcadios
Hace llamado al apoyo, Larisa responderá.

Priamo: Pilaeos, que los dioses bendigan vuestra posteridad.

Un sirviente entra y le da un papiro a Priamo, le susurra algo al oído y sale de escena
Priamo lee el pergamino y con gran tristeza se dirige a la junta

Priamo: Caballeros, este pergamino trae severas noticias.
Fue a medio día, en el que dos grandes armadas
Se encontraban firmez e inmóviles frente a frente.
Chromis y Ennomous los dos hermanos,
Lideraban el ataque frontal contra los Abantes de Euboea.
La defensa, de los Misianos, repelo con efectividad
El ataque tal cual como las olas del océano
Se rompen contra las rocas de la bahía.
Amfimaco y los Carianos, orgullosos hombres de renombre,
Apoyando el contraataque, dieron el suspiro
De asistencia a sus vecinos guerreros.
Rompiendo la línea de sus adversarios.
Sin embargo, no fue hasta que los Mirmidones,
Aquellos liderados por un semidios.
Logro repeler la ofensiva Cariana.
En la retirada, Misianos intentaron mantener la defensa
Para resguardar el escape de Troyanos.
Pero en acto el campeón de Misiano, Ennomous Hijo de Arsinous,
Ah caido en combate,  ahora Chromis  pide retiro de la guerra.
Este, alienta a Nastes y Amfimaco a apartar a sus  guerreros Carianos.


hay una gran conmoción por la noticia y todos empiezan a discutir

¡Orden caballeros, debemos tener orden! Esta junta es precisa
Para el dialogo entre aliados y camaradas.

Hector: Padre ¿Quién fue el asesino de Ennomous?

Troilo leyendo el pergamino después de haberlo recibido de Priamo

Troilo: El hijo de Peleus, el proclamado semidios Aquiles líder de los Mirmidones.


Hector: ¡Maldito! ¿Qué no existe guerrero en toda Asia capaz de darle fin?
Con solo pronunciar su nombre, soldados y bestias huyen.
El capitán de los Mirmidones, comanda a Fobos con su grito de guerra.
Aunque me le enfrentado en varias ocasiones, ninguno a logrado
Conquistar a su adversario------
Si en la perfección de su cuerpo, hubiese debilidad para dañarle------
Pero de su cabeza a su talón es invencible.


Eneas: Su majestad, no podemos permitir a Chromis marcharse.
Nueve años de leal servicios e incontables
Soldados han perecido sin dar tregua.
Los Danaoí ya se han adentrado en nuestro territorio.
Los soldados agotados, no podrán resguardar las planicies
Sin el apoyo de los Carianos. La línea de defensa al Este
Deja una enorme franja de estepas y regiones naturales.
Estos sabrán ser aprovechados por los cazadores Locrianos y Cretanos.
Soldados son los que ganan batallas, pero
Recursos otorgan supremacía sobre la guerra.

Heleno: Pilaimenes de Enetoi se encuentra el Este,
Resguradando el paso de caravanas de Maionia.
Los Maiones son una fuente importante de hombres,
Cobre, ganado y grano.
Esta ruta no se puede dejar vulnerable.
Los Danaoí, si la descubren cortaran un suministro
De vital importancia para Troya.
Padre permitidme bajo vuestra insignia
Marchar y brindar apoyo a nuestros aliados.

 

Priamo: Heleno y ustedes hijos míos, carne de mi carne.
Es vuestro semblante real, que a tropas como ciudadanos.
Encienden la llama de esperanza en sus corazones.
Sois la sangre de la gran Troya.
El alma que brinda vida a las murallas.
Si uno de ustedes, hijos mios
En tierras lejanas fuesen capturados.
La moral del ejército se desplomaría y el favor divino,
Seria arrebatado por la justicia de Zeus.
El cuerpo sin el espíritu se vuelve un cascaron vacio.
Si muerto en batalla, por la cercanía del que se
Encuentren, al alcanze del hogar.
El camino es fácilmente trazado y vuestro ser es recuperado.
Bajo ritos funerarios y el fuego purificador ser celebrado,
Un príncipe mártir le otorgaría fuerza y tenacidad a no ceder.
Aquellos que son nuestros escudos y lanzas
Aquellos hombres que los portan en usanzas.




Epistrofo: Rey Priamo, sabio monarca, permitid a los hijos
Del rio Halyz brindar honor al nombre de su gente.
Mis Halizones, brindaran sus servicios ante el frente
Que Chromio deja desprotegido.
De este modo, los Carianos desdichados,
Por la ferocidad de mi tribu,
Incitara a el combate y llenaran sus corazones debilitados
Con un nuevo palpitar, alentando venganza por Ennomous.


Priamo:  No hay oposición de este consejo,
Que ponga en duda la valentía de ti,
Epistrofos hijo de Mecisteus.
Tenéis la bendición de Troya.
¡Que los Halizones resulten triunfantes!

Todos aprueban entre si la propuesta de Epistrofo


Epistrofos: Gran señor Priamo, honorables príncipes.
Destacados generales y aliados.
Me retiro de esta junta hacia con Odios,
Para el despliegue de inmediato el Este.


Todos se levantan y aplauden mientras que Epistrofos sale de escena.
Todos retoman sus asientos.

 
(A un lado hablando con Hector)
Deifobo: Ya la ausencia de un aliado conmociono esta junta.
¿Como formularemos la noticia que nos aflige,
Sin agobiar la cordura errática de hombres de guerra?
Si la muerte de Ennomous trajo consigo
Desgracia a la moral de nuestros señores.
¿Qué harán cuando escuchen la desdicha
Del desertor Calchas? 
Aquel mismo hijo de Testor, Calchas el hombre
Que lee el futuro, basándose en el vuelo de las aves.
Aquel bendecido por Apolo con la adivinación.
Esperemos, amparemos al traidor por ahora,
Cubramos su pecaminosa deserción.
Aguardemos la vela que ilumina la verdad.


Héctor: Una herida necesita ser tratada.
Si esta solamente es cubierta,
La sangre se destila a través de la fábrica.
Esta, infectaría enfermando el cuerpo.
Hombres fuertes que esconden sus heridas,
Enllagan y atraen moscas y parásitos.
Eh visto hombres morir por una cortada.
Aquí y ahora seremos los cirujanos
Que suturaran esta herida a Ilion.

Héctor se pone de pie y habla


Padre mío, amados hermanos,
Respetables miembros de este consejo.
Os ruego alistad vuestros oídos.
Sean amos de vuestras emociones,
Pues hablo de desastrosas noticias.
Calchas el sacerdote al servicio de Apolo.
Abandono Troya a las altas horas de la noche.
El fue quien permitió darnos ventaja
Contra los enemigos de nuestro pueblos.
Ahora, Calchas sirve a dirigentes Aqueos. 


Peiros: ¡Traidor!

Sarpaedon: ¡Chacal y escoria de la humanidad!

Glaukos: ¡Que Zeus poderoso castigue su descendencia!

Priamo: ¡Orden y silencio caballeros!

 Hay un gran silencio en la corte

Héctor, ¿Tiene hijos Calchas?

Héctor: A mi entendimiento padre, una hija.
A la cual abandono aquí en la ciudad.


Troilo: Ella deberá pagar por los crímenes de su padre.
No confió en aquellos ligados con Calchas.
Que la pena de muerte sea la justicia para todos.
Sus pertenencias se les sean despojadas.
Su hogar destruido y su oro confiscado.

Todos están aprueban la noción de Troilo a excepción de Priamo y los otros príncipes



Alejandros: Paz hermandad, la joven perdió
A su esposo en la guerra.
Su nombre aparece en el listado de defunción.




Hector: No hay ley que nos permita acceder a tal crueldad.
Como ciudadana de Troya, se le permite la protección
Aun si su padre violo la ley de lealtad.
La joven es inocente de cualquier infingrimiento,
Si ella hubiese querido, ella con su padre pudo
Haber abandonado la ciudad.
Mas ella se permanece fiel y noble.
¿Es la muerte el castigo para aquellos que
Antes de traicionar a su estado, perduran
Las calumnias e insultos de sus vecinos?
Mientras yo viva nadie quebrantara la ley
Que como príncipe proclamo;
La hija de Calchas esta bajo mi cuidado
Si ella traiciona Troya, que mi muerte
Sea el precio de mi arrepentimiento.





Heleno: Padre, pidamos una tregua a los Aqueos.
Si Calchas revela nuestros secretos.
  Cambiemos nuestras tácticas y formaciones.
Utilicemos está traición a nuestro favor.

Alejandros: Las celebraciones de Pallas Atena.
Tomaran lugar en los primeros meses
De la primavera, padre el tiempo correcto.
Enviémosle un mensaje a Agamenón
Para llegar a una tregua y así cambiar
Nuestras estrategias y campamentos.
 

Todos hablan en aprobación

Troilo: ¡Padre! ¡Señores! Un traidor yace en campamento enemigo.
Su hija habita dentro de nuestros muros.
¿Solamente hay espacio para celebrar dioses invisibles?
¿Qué han hecho ellos por nosotros?
Ahora es el momento para atacar
Y así asesinar a Calchas, la guerra puede ser tan sencilla.
Sin treguas, dipomacia, movimientos aleatorios.
Dejemos a los mensajeros y que nuestras espadas
 Hablen por nuestras acciones.


Deifobo: ¡Hermano, es inaudito insultar a los dioses!
 Hay mucho al que tienes que aprender aun.
Guerra, política y respeto a lo divino.
Se hará lo que este consejo ah acordado.
Padre, que sea vuestra voluntad.


Priamo: Así como tus hermanos han acordado,
El pacto de cese a cualquier actividad bélica
Entra en rigor. No habrá combate
Durante las celebraciones a Pallas Atena.


Troilo a un lado: Este consejo no me domina,
Hare mi voluntad y la de aquellos
Que no cobardean ante la gloria de la guerra.

Troilo sale de escena



Priamo: Disculpad a mi hijo, la juventud florece en él.
Mas la madurez la madurez aun no…


Se escuchan trompetas
Guardia de la ciudad entra



Guardia: Su majestad, perdonad la interrupción,
Pero eh visto a Troilo con un batallón
Cabalgar fuera de la ciudad.

Priamo: Caballeros doy por concluida esta junta.
Deifobo toma tu caballo y trae a tu hermano.



Deifobo: Así lo hare padre

Salen todos.


Submitted: November 06, 2020

© Copyright 2020 anonymous 1520. All rights reserved.

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Add Your Comments:

More Literary Fiction Scripts

Other Content by anonymous 1520

Poem / Romance

Poem / Romance

Poem / Romance