Chapter 1: Un poco de metafísica

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Status: Finished  |  Genre: Non-Fiction  |  House: Booksie Classic

Reads: 88

UN POCO DE METAFÍSICA

 

Antonio Pinto Renedo

 

© Autor, maquetación y diseño de cubierta:

Antonio Pinto Renedo

 

Publicado en Noviembre 2020

 

 

ÍNDICE

 

01-Las etapas de la vida

02-La vida no es solo comer

03-La trampa de las drogas

04-La eutanasia

05-La virginidad

06-Los niños son especiales

07-Sangre y comida

08-Debemos ser firmes

09-Derecho y deber

10-El futuro del cine

11-El deber moral

12-La gran encrucijada

13-La mente dispersa

14-No es digno vivir de deudas

15-Profetas o líderes

16-El traje del futuro

17-El triángulo de las bermudas y otros mitos

18-El universo predecible

19-La colonización de los planetas

20-La red universal

21-La vida en el futuro

22-Las partículas originales

23-Las tres inteligencias

24-Los conflictos entre los seres vivos

25-Los mitos antiguos

26-Los símbolos universales

27-Alma y espíritu

28-El camino de un maestro

29-El fin de los rituales

30-La sociedad perdida

31-El motivo de la existencia

32-El progreso espiritual

33-El sonido del silencio

34-El tiempo

35-La voluntad

36-Justicia e injusticia bien y mal

37-La creación de un mito

38-La filosofía india

39-La meditación

40-Las dos vidas

41-Sexo poder y felicidad

42-Los espíritus perdidos

43-Una crítica constructiva

44-Los espíritus primitivos

45-Muerte y reencarnación

46-Existencia o inexistencia

47-Las pruebas del espíritu

48-El dilema de la inspiración

49-La verdad está en todas partes

 

 

PRÓLOGO

 

Con este libro, intento transmitir aquellas ideas que considero adecuadas para favorecer el progreso de la humanidad. Cada vez que nos ponemos a meditar, extraemos de nuestro interior la pequeña proporción de Dios que todos tenemos, y entonces nos convertimos en creadores de un mundo nuevo y mejor. No debemos desaprovechar esta posibilidad con una vida dedicada únicamente al estímulo de los sentidos. Cuando un filósofo medita y tiene la suficiente inspiración, se convierte en el descubridor de un mundo mejor que podríamos tener si creemos en ello. Primero la idea existe solo en su mente, pero cuando la gente le cree se convierte en realidad, al poner sus ideas en práctica. Esa es la clave de la evolución, pues todas las maravillas que hoy en día conocemos fueron en otro tiempo el sueño de un filósofo. Cuando una persona solo se preocupa de sentir los placeres de los sentidos corporales, se pierde el placer de sentir la esencia del universo que solo se obtiene con la meditación. Algún día quizás ya no queden más descubrimientos por encontrar y entonces los estímulos de los sentidos sean los únicos posibles, pero en un mundo en evolución solo quienes buscan la verdad son capaces de comprender el universo en su totalidad. Porque un hombre materialista solo sabe viajar por un territorio geográfico, en cambio un filósofo cuando tiene la suficiente intuición, es capaz de viajar con su mente por el tiempo y el espacio y descubrir un mundo mejor que luego puede compartir con el resto de la humanidad. También trato de ofrecer a los lectores aquello que Jesús llamaba “el agua de la vida” es decir el alimento para el espíritu que proporciona la filosofía, porque igual que el cuerpo se alimenta de materia, el espíritu se alimenta de emociones, que es lo que representa la filosofía. Espero que este libro sea como una luz que guíe a las personas en ese océano de mentiras que es el mundo contemporáneo.

También quiero advertir al lector, que el modo en que se plantea el mundo en este libro es diferente de lo habitual, porque trata sobre los cimientos sobre los que está construido el universo desde un punto de vista metafísico, por eso, es posible que resulte difícil de entender. Estos conocimientos no han sido adquiridos por leerlos en otros libros, sino acudiendo a la misma fuente del conocimiento, porque si nos desprendemos de los dogmas y los tópicos preestablecidos, podemos encontrar la verdad por nosotros mismos simplemente estudiando la naturaleza con detenimiento, porque la verdad que gobierna el universo, es eterna y constante en cualquier época y lugar, y solo está esperando a que alguien la descubra.

 

 

01 LAS ETAPAS DE LA VIDA

 

Podría decirse que la vida se divide en dos partes principales, en la primera la naturaleza nos protege de la mayoría de los males debido a la fuerza de nuestra juventud. Pero en la segunda a partir de los 40 o 50 años esa fuerza que tiene la naturaleza para regenerar nuestro cuerpo se reduce, de forma que solo aquellos que actúan con prudencia logran tener salud. Aquellos que cuando eran jóvenes se dedicaron a abusar de las drogas o la obesidad destruyeron sin darse cuenta todas las reservas genéticas que tenían sus cuerpos para regenerarse y ahora ven como su salud se deteriora rápidamente. Es como si la naturaleza se cobrase su precio de muerte por muerte, porque quienes abusan de las grasas animales terminan provocando la obesidad que al final les mata. Es decir que al final terminan muriendo por los animales que han matado.

No es que esas personas mueran o enfermen por el simple hecho de consumir grasas, sino porque el ritmo de vida sedentaria y con poco gasto calórico que es común en la actualidad hace que la alimentación más adecuada sea la de tipo vegetal por contener menos grasas, además las grasas vegetales son más saludables que las de origen animal. Pero aquellas personas que se obstinan en comer grasas que su cuerpo no necesita con el tiempo terminan provocando su propio suicidio. Por eso, quienes se empeñan en fomentar a toda costa el consumo de carne están induciendo a la sociedad a la muerte.

En esta segunda parte de la vida solo aquellos que actúan con precaución logran sobrevivir, por eso, es necesario rechazar todo tipo de drogas hacer ejercicio y alimentarse sobre todo de vegetales. Es cierto que algunas enfermedades no están causadas por la negligencia en nuestro comportamiento pero la mayoría de ellas sí, por eso, es importante aplicar el sentido común a nuestros actos antes que buscar un doctor. También es fundamental el orden para tener salud, porque cuando mantenemos una vida ordenada nuestra mente puede hacer las cosas de forma automática, esto permite liberar espacio en nuestra memoria para dedicarlo a cosas más importantes. Es cierto que un exceso de costumbres puede llevar a la manía, pero si observamos la naturaleza podremos ver que el progreso no sería posible si la naturaleza no tuviera la “manía” de seguir siempre los mismos patrones. Si nuestro planeta no tuviera la costumbre de mantener siempre la misma distancia al sol hace mucho que se hubiera congelado o abrasado, si no tuviera la costumbre de mantener siempre un ritmo de inclinación o rotación armónica la humanidad no habría podido organizar las cosechas de forma estable y la civilización no habría podido avanzar. Por eso, el ser humano debería establecer costumbres estables como por ejemplo tener la misma hora para acostarse y levantarse tanto los días laborables como los festivos, porque para tener salud, el cuerpo necesita un sistema estable que evite el desorden en nuestras vidas. El progreso no hubiera sido posible si no fuera por la existencia de leyes de la naturaleza estables en las que poder apoyar el progreso. Esto demuestra, que el orden no solo es útil sino necesario.

Para tener salud, es fundamental tomar solo las calorías que nuestro cuerpo necesita, porque la comida nunca debería usarse para entretenerse, además, una vida ordenada siempre nos va a permitir alcanzar niveles de desarrollo mayores y vivir mejor. Durante la juventud, la fortaleza de nuestro cuerpo nos salva de muchos de los errores que comentemos, pero en la edad madura la naturaleza se debilita y solo una voluntad firme para rechazar los malos hábitos nos puede ayudar, esto es así, porque la degeneración del cuerpo que se produce con la edad en forma de obesidad o determinadas enfermedades no siempre es la consecuencia de la edad, sino que se produce porque la capacidad que el cuerpo tenía para regenerarse de forma natural no es sustituida como debería por una voluntad férrea para mantener el cuerpo en la forma correcta. Esto ocurre cuando el espíritu tiene un nivel inferior al cuerpo que utiliza lo que provoca que no sepa como reemplazar las cualidades perdidas. Por eso, un cuerpo que era perfecto en la juventud puede pasar a ser deforme en la mitad de la vida sin que la edad tenga la culpa de ello. Solo cuando la persona sustituye la fortaleza de la juventud por la voluntad de mantener el cuerpo sano y atlético renunciando a abusar de las grasas o del resto de comportamientos insanos se puede llegar a la vejez en las mejores condiciones físicas, pero eso, solo los espíritus evolucionados son capaces de entenderlo de forma instintiva.

Es cierto, que algunas enfermedades son causadas por fallos genéticos o sustancias tóxicas que entran en nuestro cuerpo sin que lo sepamos, pero también es cierto que muchas personas siendo jóvenes tenían cuerpos perfectos y en la segunda mitad de la vida se convierten en monstruos deformes. Cuando eso ocurre, algunas veces la causa es la ignorancia y el atraso de nuestro espíritu, pero otras es nuestra propia mezquindad convertida en malos hábitos de vida lo que acaba destruyendo nuestra salud y ese cuerpo perfecto que teníamos. Siempre será mejor evitar que una enfermedad aparezca actuando con sentido común antes que buscar remedios para curarla, por eso, debemos respetar el derecho que nuestro cuerpo tiene a ser tratado de acuerdo al uso para el que está diseñado.

Hasta ahora nos hemos planteado la vida dividida en dos partes teniendo en cuenta la relación entre la salud y la responsabilidad, pero, si la dividimos en partes más pequeñas, entonces podría tener  4 etapas. En la primera que va desde 0 a los 20 años tenemos toda la juventud pero también toda la ignorancia, lo que nos impide extraer el máximo beneficio de la vida, por eso, queremos aprender para ser adultos y vivir nuestra vida con independencia. De 20 a 40 años nos sentimos jóvenes y parece que esa situación fuera a durar siempre, es como si el tiempo no pasara, también somos lo suficientemente cultos como para sacar un mayor provecho de la vida. De 40 años en adelante, comienza el declive físico y eso hace que nos sintamos viejos, aunque no sea cierto, en este periodo nuestro cuerpo va perdiendo facultades físicas pero mantiene el mismo potencial porque lo compensamos sumando conocimientos. A partir de los 60 años la suma de conocimientos ya no compensan las facultades físicas perdidas lo que significa que comienza la vejez, pero debemos tener ilusión de vivir y realizar actividades para mantener nuestro cuerpo y mente ágiles, porque a las personas que hacen ejercicio y cuidan su salud la naturaleza les suele premiar con una vida sana y una muerte tranquila cuando llega el momento. Pero, si sufrimos una enfermedad que daña gravemente nuestra calidad de vida, tampoco debemos tener miedo de la eutanasia, porque así nuestro espíritu quedará libre de un cuerpo dañado que ya no cumple su cometido.

Desde cierto punto de vista la vida se parece a las estaciones del año, porque en invierno, que es como si fuera la niñez, pasamos frío y queremos que llegue la primavera. Cuando llega la primavera que es como la edad de veinte años nos ilusionamos con la llegada de un clima agradable, cuando llega el verano a la edad de treinta años nos encontramos bien, pero cuando esta estación alcanza su punto álgido a los cuarenta o cincuenta años nos asustamos al notar los primeros síntomas del declive físico, entonces empezamos a pensar que el verano no es tan bueno como pensábamos y empezamos a echar de menos el invierno Al llegar a los ochenta años el calor ya es abrasador como un mediodía en verano. Con el clima en este momento comienza el declive hasta que vuelve el otoño y la temperatura agradable, entonces sigue descendiendo la temperatura hasta que de nuevo vuelve el frío y volvemos a echar de menos el verano. Esto es así, porque con las estaciones del año el clima ideal se repite dos veces a diferencia de la vida humana. Esto significa que tanto el invierno como el verano son estaciones inestables que no resultan demasiado cómodas para vivir excepto si se vive en lugares muy fríos o muy cálidos. Pero, en los lugares con clima intermedio, solo la primavera o el otoño tienen un clima perfecto. Con la vida es igual, porque solo en el periodo situado entre los treinta y los sesenta años se puede decir que la vida se vive plenamente, antes no es posible porque se tiene mucha juventud pero poco conocimiento y después tampoco porque se tiene mucho conocimiento pero poca juventud, solo en el periodo intermedio se encuentra el equilibrio entre la juventud y el conocimiento.

La vida y las estaciones del año son dos ejemplos más que nos demuestran como las polaridades universales están presentes en todo tipo de situaciones. El invierno representado en azul coincidiría con la niñez y el verano representado en rojo coincidiría con la vejez. El invierno es ideal cuando no hace demasiado frío y el verano también lo es cuando no hace demasiado calor, esto nos demuestra, que igual que ocurre con el resto de cosas que tienen polaridad, la perfección se halla en el punto intermedio de las dos polaridades que está representado por el color verde.

La naturaleza necesita este proceso de cambio continuo de polo a polo porque solo así se puede reciclar. La vida es como una rueda que comienza con la niñez y termina con la vejez igual que los años comienzan con un invierno y terminan con otro, justo antes de que comience otra primavera. Del mismo modo, la reencarnación sirve como medio para renovar nuestro cuerpo viejo y cambiarlo por otro nuevo, porque igual que el planeta sigue viviendo con independencia de la muerte de los días o los años, el espíritu sigue viviendo con independencia de la muerte del cuerpo, y este proceso puede continuar de forma indefinida del mismo modo que un año sucede a otro.

 

 

02 LA VIDA NO ES SOLO COMER

 

Es cierto que la comida es imprescindible en la vida y que incluso puede ser un excelente antidepresivo, pero es inaceptable que algunas personas la utilicen como única fuente de estímulo. Esto ocurre principalmente entre los jubilados que recurren de forma abusiva a la comida como forma de contrarrestar su aburrimiento. Cuando hacen eso, en lugar de comportarse como seres humanos se comportan como simples rumiantes que no tienen otro objetivo en la vida que estar masticando permanentemente. Todo este comportamiento absurdo está causado por el excesivo prejuicio que existe con respecto al trabajo, pues la gente se olvida del gran efecto antidepresivo que tiene, pero a causa de esos prejuicios la sociedad destina todos sus esfuerzos a procurar la jubilación lo antes posible y como consecuencia se pasa de una excesiva actividad a ninguna. De este modo los jubilados se encuentran de repente con una sensación de vacío y aburrimiento que insensatamente pretenden resolver con la comida. No puede ser aceptable que la vida de un jubilado se limite a levantarse y desayunar, un rato más tarde picar algo entre horas, poco después almorzar, después bajar al bar a seguir comiendo, luego subir a casa a comer, después picar algo mientras ve la televisión, luego volver al bar a seguir comiendo, luego merendar, luego salir a la calle a pasear y según se pasea entrar a los bares a seguir comiendo, luego ir a casa a cenar y antes de acostarse tomar algo para no pasar hambre por la noche. Esto que parece broma es muy real en muchas personas, por eso, solo cuando se establece un horario de comidas firme es posible controlar la dieta. Porque ignorar esta verdad es la forma más rápida de enfermar y morir, es como suicidarse comiendo. Lo justo sería erradicar los prejuicios que existen hacia el trabajo y eliminar la jubilación absoluta para que las personas mayores no tengan que parar su actividad laboral del todo. Por eso, lo ideal sería crear talleres donde pudieran realizar trabajos sencillos de tres horas al día, esto sería estupendo para mantener la mente ejercitada, gastar energías, entretenerse y sentirse útiles a la sociedad, serían cuatro beneficios en uno. Parece que la humanidad se ha olvidado de la gran importancia que tenían las personas mayores en el pasado, pues en todas las tribus antiguas los consejos de ancianos eran fundamentales en la toma de decisiones políticas, pero una excesiva valoración de la juventud unido a un desprecio al trabajo ha provocado ese interés sin sentido por parar la actividad laboral de forma absoluta en un momento determinado de la vida. Al actuar así se priva a la sociedad de la gran sabiduría adquirida por estas personas y la gran utilidad que tendría si se dedicasen a compartirla haciendo de tutores para los jóvenes en cualquier tipo de profesión.

Otro efecto que provoca una alimentación inadecuada es la repercusión emocional, porque la delgadez extrema favorece el exceso de nerviosismo y la obesidad causa mal humor y agresividad, por el aumento aparente de la gravedad, esto hace que una persona en esa situación se sienta cansada todo el día y lo normal es que desahogue su malestar entre quienes tiene más cerca. Por ello, es necesario crear unos hábitos de vida firmes que limiten las calorías que se consumen solo a las que nuestro cuerpo necesite. También hay quien dice que con la edad es normal tener obesidad, pero eso no es más que una forma de normalizar la aberración, porque es nuestro derecho, pero también nuestro deber mantener una buena forma física toda la vida. La obesidad solo sirve para arruinar la vida a los ancianos, porque les llena de enfermedades, les obliga a vivir como si llevasen un saco de piedras a la espalda y además, les reduce la velocidad mental. La verdad es que los ancianos podrían vivir casi sin comer, en primer lugar porque cuando el gasto energético es pequeño también debería serlo la cantidad de calorías que se consumen, y en segundo lugar porque cuanto mayor es la edad mayor es también la dificultad para procesar los alimentos especialmente las grasas.

Una de las características que distingue al hombre de los animales es que al tener alimentos más nutritivos no necesita dedicar tanto tiempo a comer, esto le permite tener más tiempo para dedicar a tareas más importantes. Pero no debemos confundir alimentos más nutritivos con el consumo de carne, porque hoy en día se pueden encontrar todos los nutrientes necesarios sin recurrir a ella. Además, el ritmo de vida sedentaria de la sociedad moderna determina que las calorías que se necesitan cada día sean muy pocas, por eso, la alimentación vegetal debe ser el componente principal de la dieta. En el pasado, era frecuente que la gente no tuviera suficiente comida para vivir y por ello, su único objetivo era conseguir más comida, pero, en una época de suficiencia como la actual, el objetivo principal debe ser aprender a conformarse solo con lo que nuestro cuerpo necesite.

También resulta decepcionante ver a algunas personas que incapaces de controlar su peso optan por halagar la obesidad como si fuera la octava maravilla del mundo. Este es un comportamiento arrogante y una huida hacia adelante, al no querer reconocer lo evidente. Por eso, me parecen despreciables los familiares de quienes tienen obesidad mórbida y miran para otro lado ante este grave problema, porque no deben ayudarles a conseguir un exceso de comida o de grasa solo porque ellos se lo pidan, su deber es negarse con la misma contundencia que si se tratase de droga, porque al actuar de esa manera están metiendo el mal en su propia casa. Tampoco deben dejarse engañar cuando les dicen que la obesidad se produce por un cambio de metabolismo o por retener líquidos, porque la verdad, es que a estas personas ni les ha cambiado el metabolismo ni tampoco están reteniendo líquidos, porque lo que retienen es grasa por usar una dieta inadecuada.

La verdad que hay detrás de todo esto es que las personas obesas engordan porque tienen más hambre de lo normal, a veces es por un fallo genético y otras por simple aburrimiento, pero si en lugar de controlar ese hambre usando una dieta estable se dejan llevar por los impulsos que produce un cuerpo desequilibrado pidiendo más comida, acabarán desarrollando una obesidad mórbida que igual que ocurre con los adictos a las drogas se convertirá en una adición y entonces será muy difícil de controlar. Pero, si estas personas se acostumbran a comer solo lo necesario y a seguir un horario de comidas fijo sin comer nada entre horas, el cerebro se adaptará de forma automática y dejará de mandar señales de hambre fuera de las horas que corresponde. También hay que tener en cuenta, que cuando una persona come en exceso favorece el envejecimiento prematuro de su organismo, porque todo proceso digestivo también incluye un cierto desgaste biológico, además, las grasas son sustancias difíciles de procesar, por ello, es absurdo tomar más de las que necesitamos.

Desde un punto de vista metafísico, considero mejor dividir el día en cuatro comidas en lugar de cinco o más, porque es necesario enseñar a la mente que la mayor parte del tiempo debe dedicarse a otras cosas y no solo a comer, y cuando se aumenta mucho el número de comidas lo que se provoca es la rotura del control sobre la dieta. Es decir que debemos domesticar nuestro cerebro para que nos envíe la señal de hambre solo a las horas que corresponde. Si seguimos este sistema estricto y solo comemos a las horas establecidas y entre esas horas solo tomamos agua, entonces el cerebro se adaptará de forma automática de forma que fuera de esas horas aunque veamos comida no nos provocará ninguna sensación de hambre. Pero eso solo se consigue si somos firmes en esa costumbre. El número cuatro es el ideal porque simboliza la estabilidad, el cuadrado o el frío. En cambio, dividir el día en cinco comidas o más es peor, porque este número representa entre otras cosas el calor o la inestabilidad, que es menos adecuado cuando se trata de establecer una pauta fija y estable. El número cinco es como si nos invitase a excedernos en las comidas. Es decir que para controlar las calorías que consumimos es necesario limitar las comidas a cuatro al día y siempre a las mismas horas, de forma que entre comidas solo se pueda tomar agua. En el caso de los niños pequeños es diferente porque al crecer muy rápido necesitan alimentarse con más frecuencia.

La alternancia entre las comidas y los espacios entre comidas es similar a la relación que existe entre la cresta de una honda y su valle, por eso, aquellos que no respetan la separación entre comidas provocan una interferencia que destruye la capacidad del organismo para auto regularse. También se cumple en esto la relación entre la mayoría y la excepción, la mayoría que sería el tiempo que debe existir entre comidas y la excepción que corresponde al tiempo que debemos dedicar a comer. Un ser evolucionado debe dedicar poco tiempo a comer porque así puede tener más tiempo para dedicar a tareas más elevadas.

Vivir de forma ordenada no solo es bueno para las comidas, porque también es bueno para otros aspectos de la vida, por ejemplo, lo ideal sería levantarnos o acostarnos a la misma hora siempre que sea posible con independencia de si es un día laborable o festivo. También sería bueno organizar la vida de forma que a cada hora del día realicemos tareas diferentes para no aburrirnos y dejar uno o dos días libres al final de cada semana, porque lo inteligente es trabajar para vivir y no vivir solo para trabajar, porque todo aquello que está bien debe hacerse en su justa medida.

También resultan despreciables aquellos políticos que con el fin de obtener dinero cargan de impuestos multitud de alimentos con el pretexto de evitar la obesidad, pero al mismo tiempo se callan ante el grave daño que causa en la población el consumo de grasas animales, y todo ello para no perjudicar su propia industria cárnica, esos políticos son unos hipócritas, porque están cambiando vidas por dinero. Es un error culpar a la sal o el azúcar de la obesidad, ya que son elementos esenciales para la salud, lo que está mal es abusa de ellos, porque con la comida, igual que con el resto de cosas que hay en la vida lo que importa es mantener una actitud equilibrada, por eso, es lógico que las personas obesas los eviten, pero no tiene sentido que se aplique al resto de los ciudadanos un castigo en forma de impuestos por consumir alimentos necesarios.

Para vencer la obesidad y la mayoría de las enfermedades, es necesario que nuestro espíritu se imponga sobre la materia y la mente se imponga sobre nuestro cuerpo, esto significa que la capacidad natural que nuestro cuerpo tenía para autorregularse y que ha perdido con los años debe ser reemplazada por la firmeza de nuestra voluntad para rechazar todo aquello que es insano. Porque la edad favorece el paulatino deterioro de nuestro organismo, por eso, debemos compensar ese deterioro estableciendo hábitos de vida firmes. También debemos hacer ejercicio para mantener nuestro cuerpo atlético y seguir una dieta equilibrada. Si actuamos de esta manera, tendremos muchas posibilidades de mantener un aspecto sano y juvenil toda nuestra vida.

Otra paradoja de la actualidad es que al mismo tiempo haya medio mundo pasando hambre y el otro medio comiendo el doble de lo que necesita y sufriendo las consecuencias que esto ocasiona, es decir que unos sufren por el hambre y otros por las enfermedades que causa el abuso de la comida. Hay quien dice que si todo el excedente de alimentos se entregase a los países que necesitan esa comida el hambre en el mundo desaparecería, sin embargo, aunque esto suene bien es completamente falso, en primer lugar, porque es absurdo proponer que un país entregue sus bienes a otro a cambio de nada solo porque este diga que le hace falta, porque para poder progresar, cada persona y cada país tiene el deber de adaptarse a sus propias limitaciones. En segundo lugar, porque si los países más desarrollados entregasen la mitad de su comida a los países pobres, entonces el hambre en estos países desaparecería, pero solo durante un tiempo muy corto, porque el repentino aumento de comida provocaría también un aumento rápido en el número de habitantes lo que llevaría de nuevo a la misma situación. Esto demuestra que el verdadero origen de la pobreza en esos países no es su diferencia con los países ricos, sino el hecho de tener más hijos de los que pueden mantener. Por lo tanto, es necesario que estos países establezcan un control de natalidad estricto para evitar que su número de habitantes supere sus propios recursos económicos, porque si no lo hacen, la pobreza nunca desaparecerá, aunque haya organizaciones interesadas en hacernos creer que si les entregamos nuestro dinero todo se va a solucionar.

 

 

03 LA TRAMPA DE LAS DROGAS

 

No es que esté mal tratar de sentir placer, pero es un grave error usar las drogas para conseguirlo, porque el gran problema que representan las drogas es que actúan eludiendo los mecanismos que el cerebro tiene para regular su estimulación. Esto provoca un deterioro en el cerebro que hace que el adicto pueda sentir cada vez menos sensaciones estimulantes, lo que le lleva buscar más drogas y dosis más altas para tratar de compensarlo, y no comprende que cuanto más consuma mayor será el daño causado en el cerebro, porque al tratarse de métodos de estímulo no naturales no respetan el sistema de regulación que tiene el cerebro y por ello lo fuerzan hasta terminar desequilibrado. Porque la felicidad no se deriva de un proceso químico como piensan los drogadictos sino que es la consecuencia de vivir con dignidad y sentido común. Es cierto que en las sensaciones de placer también intervienen sustancias químicas que el cerebro es capaz de producir según sus necesidades, pero esas sustancias solo son liberadas en función de las reglas biológicas que el propio cerebro tiene. Pero tratar de provocar esas reacciones a la fuerza como pretenden los drogadictos solo sirve para destruir la salud.

Las personas que se meten en el consumo de drogas no comprenden que estas destruyen los mecanismos que regulan el placer en el cerebro lo que les provoca que cada vez sean menos los estímulos que reciben, con el consumo de estas sustancias el cerebro pierde su sensibilidad volviéndose como una piedra, es como si el alma fuese como una lente de cristal y la droga fuera un puñado de tierra echado sobre esa lente, lo que impide el paso de la luz y de las sensaciones de felicidad. Esto sumerge el alma en la amargura lo que lleva al drogadicto a creer que robando para conseguir más dinero o más droga lo podrá solucionar, pero no comprende que su mayor enemigo es su propia vanidad, porque fue su entrega al vicio y no la falta de dinero lo que le hizo infeliz. Para resolver esta situación, es necesario volver a la humildad, porque el cerebro solo puede recuperar su sensibilidad cuando se rechazan las drogas y se vive en consonancia con la naturaleza. El universo tiene tantas maravillas que es absurdo dejarse llevar por el falso camino que representa las drogas, por eso, es necesario que la humanidad las rechace por completo y utilice las formas de estímulo naturales para que sea posible dar comienzo a una era en la que el sentido común y vivir en consonancia con la naturaleza sean dos de sus pilares fundamentales.

Es necesario rechazar las drogas siempre como medio de estimulación, porque entre los muchos daños que causan también rompen la cohesión familiar, porque una vez se adquiere la adición y el cerebro se daña, el drogadicto deja de sentir las sensaciones de placer que la vida ofrece cuando se vive en armonía con la naturaleza, entonces deja de valorar todas aquellas cosas que hacen felices a las personas normales como su familia, y solo tiene como único objetivo conseguir más drogas que a su vez le causarán más daños.

Es impresionante la gran cantidad de médicos o compañías farmacéuticas que se han puesto de acuerdo para convertir a sus pacientes en adictos a las drogas con el fin de sacar de ellos el máximo dinero posible, eso no habría sucedido si la sociedad no mitificara las drogas como lo hace, porque para combatir los dolores resultantes de heridas o accidentes siempre es posible usar medicamentos que supriman el dolor pero sin tener un efecto estimulante o adictivo.

Aunque resulte sorprendente, muchas empresas farmacéuticas no buscan la curación de los pacientes sino conseguir un mundo lleno de adictos a las medicinas para así tener asegurado un flujo de dinero constante, por eso, cuando se plantean los tratamientos solo se refieren a consumir sustancias químicas, pero nunca piden a los pacientes que abandonen los malos hábitos de vida que causan la mayoría de las enfermedades. Los médicos por lo general, tampoco ponen suficiente interés en explicar a los pacientes cuál es la causa verdadera de sus dolencias y se limitan a recetar sustancias químicas que seguramente provocarán nuevas enfermedades. Porque los medicamentos que recetan, aunque curan algunas enfermedades al mismo tiempo provocan otras nuevas, si de verdad se preocupasen por sus pacientes les dirían que abandonen aquellas conductas insanas que provocan sus enfermedades antes que recetarles sustancias perjudiciales.

La verdad es que existen muchos remedios naturales que sin usar medicinas sirven para curar los trastornos o enfermedades, un ejemplo de ello lo tenemos en el caso de las simples rozaduras, porque en este caso en lugar de usar medicamentos es suficiente con lavar la herida con agua del grifo que en la mayoría de las ciudades está clorada lo que sirve para limpiar y desinfectar las heridas de forma gratuita, luego la propia naturaleza produce una costra que actúa como venda hasta que la herida queda currada. Otro ejemplo lo tenemos en el insomnio, porque muchas personas recurren a los productos químicos para combatirlo sin darse cuenta que su cuerpo va a generar una adición que les va a impedir dormir cuando la causa que provocó ese insomnio desaparezca, convirtiéndose de ese modo en dependientes. Es mejor en este caso sentarse en un sofá y tratar de descansar en él hasta que el insomnio pase sin tomar ningún medicamento, porque algunas veces la causa del insomnio es un problema que necesita una reflexión, y otras puede ser el efecto del viento sur o el calor sobre nuestro organismo que también provocan estos efectos, en este caso el insomnio se puede ir igual que vino en un corto periodo de tiempo.

Tampoco debemos tomar antiinflamatorios cada vez que tenemos un dolor, porque a veces, sobre todo con los resfriados, nuestro organismo utiliza la inflamación para aumentar el diámetro de las venas para facilitar que los anticuerpos y los nutrientes lleguen a las zonas infectadas y así evitar que la infección se extienda, porque cuando esa inflamación es leve es mejor dejar que continúe en lugar de eliminarla con métodos agresivos. En cambio, cuando la inflamación es grave, sí es necesario usar métodos para controlarla, porque de lo contrario esa inflamación puede provocar la rotura de los vasos sanguíneos. La gente tiene que comprender, que el cuerpo humano tiene su propio sistema de auto curación que nos ayuda en la mayoría de los problemas de salud y lo único que necesita de nosotros es que respetemos sus propias limitaciones y vivamos sin abusar de las grasas o del resto de elementos que intervienen en nuestra vida, por eso, cuando tenemos un problema de salud, lo primero que tenemos que hacer antes que buscar medicinas es intentar entender a nuestro cuerpo y averiguar si la causa de esos problemas es nuestro propio comportamiento equivocado. Porque igual que no llenamos todos los días de combustible el depósito de los vehículos si tenemos pensado realizar viajes de pocos kilómetros, del mismo modo, tampoco tenemos por qué llenar el estómago de comida y el cuerpo de grasa si no vamos a quemar esa grasa.

Para tener salud, debemos respetar las limitaciones de nuestro cuerpo y rechazar las drogas estimulantes siempre, con la única excepción de aquellas que sean para usar con los enfermos terminales, porque, aunque las empresas farmacéuticas no lo quieran reconocer, son muchos los remedios que la naturaleza tiene para evitar la depresión sin que sea necesario recurrir a las sustancias químicas. Además, cuando los pacientes tienen dolores crónicos, lo mejor es eliminar la causa de esos dolores mediante cirugía o utilizando medicamentos que actúen anulando el mecanismo que provoca el dolor antes que usar drogas estimulantes, porque estas sustancias perturban los mecanismos sensoriales y en consecuencia pueden deteriorar gravemente la calidad de vida de los pacientes.

Es lamentable ver a tantos jóvenes queriendo dar lecciones de moral a los adultos, pero cuando llega el fin de semana se cargan de drogas como el alcohol o el tabaco, esto sin duda es un acto de hipocresía, porque las lecciones que tienen para los demás no se las aplican a sí mismos. Es necesario que la gente comprenda que la degeneración vital muchas veces es la consecuencia de la degeneración moral y con las drogas es lo que ocurre, por eso, la sociedad no debe permitir que se premie con atenuantes penales a quienes cometen delitos en estado de embriaguez, porque el daño causado a las víctimas no cambia por el estado en el que se encuentre su verdugo. Tampoco es lógico que se llame “enfermos” a los adictos, porque muchos de los que están en esa situación no se encuentran así por casualidad sino por ser unos canallas, porque primero llegó la pérdida de valores morales y después lo hizo la adición, y nadie se ha vuelto adicto en un día sino en muchos de vicio y conducta depravada. Esto es lo mismo que ocurre con los ludópatas, porque es su propia vanidad lo que les conduce a esa situación, y no dudan en robar o traicionar a sus amigos para conseguir más dinero para gastar en las apuestas, y todo porque su vanidad les impide aceptar la derrota. Ellos se creen tan listos, que piensan que si siguen apostando podrán recuperar el dinero invertido, pero no son capaces de comprender, que con el juego es imposible ganar dinero, porque está diseñado para que el cliente siempre pierda, excepto por los premios que se dan solo como cebo para que la gente caiga en el engaño.

Algo parecido ocurre con algunos adeptos a las sectas, porque son tan arrogantes que prefieren seguir en una secta que les hace daño, antes que soportar el trauma de reconocer que era mentira cuando les dijeron que ellos eran mejores que los demás solo por pertenecer a la secta. Es decir, que los líderes de las sectas halagan a los adeptos para robarles, pero muchos de estos adeptos después de perder su vida y su dinero prefieren seguir creyendo en sus mentiras antes que reconocer que les han engañado y que no eran mejores que los demás sino peores que ellos. Se podría decir que entonces que la secta utiliza la propia maldad de los adeptos para engañarles, porque estos pagan dinero a cambio de halagos. Es evidente que en ambos casos no les engañan solo los timadores, sino sobre todo su propia vanidad. Esta gente no entiende, que una sociedad superior se define por su humildad, pero la vanidad que es común en las sectas está en contradicción con ello.

No debemos olvidar, que aunque un drogadicto pueda estar influido por los efectos de la adición cuando comete un delito, sin embargo, eso no le impide saber que lo que hace está mal, además, esa adición no apareció de repente, sino que fue la consecuencia de su deseo voluntario de drogarse durante mucho tiempo, por eso, el mejor modo para desmotivar a cualquier persona que sienta la tentación de recurrir a las drogas no es la persecución policial de los traficantes o consumidores, porque entonces, también deberían encarcelar a quienes consumen, producen o venden tabaco o bebidas alcohólicas lo que llevaría a la cárcel a la mitad de la población. Lo mejor es potenciar la educación en valores morales y animar a los ciudadanos para que rechacen las drogas por completo. También hay que exigir que la ley deje de proteger el consumo de drogas, porque eso es lo que hace cuando aplica atenuantes por los delitos que se cometen bajo sus efectos. Es decir que la ley debe dejar de sancionar el comercio o el consumo de drogas porque solo sirve para crear mafias y llenar las cárceles de personas que no han hecho daño a nadie, y castigar solo a quienes cometan delitos con independencia de si esos delitos los han cometido drogados o no, porque la libertad para decidir debe tener un precio. En cambio, sí es justo perseguir a quienes tratan de vender drogas a los menores de edad, porque ellos no tienen capacidad para razonar.

Es necesario que la sociedad rechace el falso camino que representan las drogas, y comprenda que la felicidad se debe conseguir mediante la ciencia, la técnica, y la vida basada en el orden y la justicia.

 

 

04 LA EUTANASIA

 

En la actualidad, es mucha la discusión social que hay entorno a la utilidad de la eutanasia. En mi opinión, no solo es útil sino incluso a veces necesaria, porque los actuales avances de la medicina están provocando que muchas personas con la salud gravemente deteriorada sean obligadas a vivir más allá de la lógica. Porque es evidente, que cuando por causa de la vejez extrema o una enfermedad la calidad de vida está por debajo de un mínimo aceptable no tiene sentido prolongar la vida de forma artificial, porque al intentar ingenuamente ayudar al enfermo en realidad se le perjudica por obligarle a vivir en un cuerpo decrépito e incapaz de producir el menor grado de felicidad. En el pasado lo común era que los seres vivos nunca vivieran más allá del punto límite para una calidad de vida aceptable, porque en la naturaleza existen dos métodos que sirven para este fin, uno son los animales depredadores, que se encargan de seleccionar los animales más débiles y al cazarlos les evitan la agonía final que se produce al alcanzarse el deterioro extremo del organismo, y el otro son los virus, que como una especie de servicio de limpieza se dedican a buscar materia orgánica muerta para descomponerla, pero, como para estos diminutos seres un ser vivo debilitado no es muy distinto de un ser vivo muerto lo intentan destruir del mismo modo.

No es que el fin último de los virus y bacterias sea matar a los animales o personas, sino tan solo asegurarse de que solo vivan aquellos seres capaces de tener una salud media aceptable, y si eso no se cumple intentan provocar la muerte con rapidez, porque su función no es matar sino limpiar. De ese modo, evitan la lenta agonía final que tendrían los seres vivos en el caso de no existir estos microorganismos. Es cierto que los animales depredadores también cazan a las crías, lo cual es lamentable, pero, en el caso de los animales más viejos pueden ser de utilidad al provocar que el momento de la muerte sea rápido, además, con la depredación se evita la descomposición lenta de los cadáveres. De hecho lo más probable es que los animales depredadores hayan evolucionado a partir de los carroñeros. También es cierto que los virus en ocasiones matan a personas jóvenes con mucha vida por vivir, pero esto solo ocurre cuando el sistema inmunológico de la víctima desconoce a ese virus y en consecuencia no está preparado para vencerlo, como suele ser lo normal. Porque los microorganismos en realidad son los limpiadores de la naturaleza dedicados sin descanso a descomponer la materia muerta por el bien de los vivos.

La naturaleza está diseñada para que los virus no puedan hacer daño a las personas sanas, pero cuando debido a una crisis económica se produce el hambre en una población, las defensas inmunológicas disminuyen y los virus atacan a las personas desnutridas porque las confunden con materia orgánica muerta, aunque esto puede parecer cruel, estos microorganismos solo intentan mantener limpio el medio ambiente natural. Además, cuando es evidente que una persona o un animal van a morir de hambre debido a la falta de comida, es preferible que los microorganismos actúen para evitar el sufrimiento de una lenta agonía final.

Por eso, resulta sorprendente que la Iglesia católica muestre su enfado ante la eutanasia ¿es que acaso le molesta que se encuentren remedios para evitar la agonía de los enfermos terminales? ¿O más bien es que le molesta que la eutanasia les robe los clientes con los que poder facturar el sufrimiento humano? porque en ese momento de debilidad es cuando las personas se encuentran más vulnerables y en consecuencia más expuestas a los especuladores que les intentar arrebatar sus ahorros. Con este tipo de comportamientos demuestran en qué lado están y es evidente que no están en el lado del bien común. No debemos obligar a una persona a vivir en unas condiciones que tampoco quisiéramos para nosotros, es mejor dejar que su espíritu vuele libre cuando el cuerpo sea incapaz de ofrecer una calidad de vida razonable.

Una de las principales razones que explica la conflictividad entre los animales es su incapacidad para controlar el mundo que les rodea, lo que deriva en enfrentamientos y en la aparición de virus y bacterias, por suerte, en el futuro, el ser humano no tendrá esos problemas, porque al ser capaz de controlar todas las circunstancias biológicas que nos rodean mediante el conocimiento y la tecnología será mucho más fácil evitar aquellas situaciones que favorecen los enfrentamientos.

 

 

05 LA VIRGINIDAD

 

En la antigüedad, mantener la virginidad antes del matrimonio era muy útil para proteger a las mujeres, porque de esta forma  se aseguraban de que sus parejas solo pudieran disponer de ellas después de comprometerse, de este modo, la mujer quedaba amparada por el matrimonio ante la posibilidad de tener hijos. Además, al ser esta ceremonia pública, todo el mundo se convertía en testigo ante la posibilidad de que uno de los cónyuges pudiera negar el compromiso. En esta situación, llegar al matrimonio virgen además de ser un ejemplo de responsabilidad también era un gesto de respeto a la pareja. Sin embargo, plantear que la virginidad debe mantenerse durante toda la vida para tener una vida digna es completamente absurdo, porque si tener relaciones sexuales estuviera mal, entonces, ¿cómo se iban a concebir los niños? Por eso, quienes afirman que María la madre de Jesús concibió a su hijo virgen, lo que hace es despreciar a todas las mujeres, porque está sugiriendo que el hecho de concebir un niño de forma natural hace que las mujeres pierdan alguna virtud. Es evidente que con esta actitud la iglesia católica comete un grave error, porque lo incorrecto no es tener relaciones sexuales, sino hacerlo de forma indigna. Por culpa de esa forma equivocada de ver la sexualidad, los monasterios católicos se han llenado de personas traumatizadas que piensan que ser vírgenes es un requisito necesario para llegar al cielo. Es cierto que renunciar a casarse y tener hijos para dedicarse por completo a una tarea puede tener sentido en situaciones excepcionales, como por ejemplo cuando un soldado tiene que acudir a una guerra o quienes se exponen a ser perseguidos por sus creencias como ocurrió con Jesús y los apóstoles. Pero defender la virginidad de forma extrema no tiene sentido.

En la actualidad, vivimos en una época materialista en la que se valora muy poco la dignidad o la moral, pero sin duda esto en el futuro cambiará y entonces todos los ciudadanos volverán a casarse vírgenes igual que como se hacía en el pasado, porque es con la consumación del acto sexual como se sella el matrimonio. Esto también es útil para exigir que la pareja se comprometa antes de que la mujer quede embarazada. Es necesario comprender, que una sociedad que fomenta el desorden y la promiscuidad también favorece con ello los crímenes y las violaciones contra las mujeres, porque en el pasado, la virginidad era considerada un valor sagrado y en consecuencia las mujeres eran protegidas por toda la comunidad hasta que se casaban. Por eso, aquellos jóvenes que crecen en medio de una sociedad inmoral son más proclives a tratar de abusar de las mujeres que aquellos a los que desde niños se les ha enseñado que el sexo es algo que corresponde solo a aquellos que previamente se han comprometido. Es evidente, que una sociedad que no le da importancia a la virginidad de sus hijas está mucho más expuesta a padecer violaciones que aquella que si lo hace.

Es cierto que si una relación de pareja no funciona es mejor darla por terminada, pero también es cierto, que aquellos que antes de casarse tienen una vida promiscua están mucho más predispuestos a engañar a su pareja que aquellos que se casaron vírgenes. También es importante subrayar que el sexo es algo bueno, incluso cuando no se desea tener hijos, porque el deseo sexual es algo constante que dura toda la vida, además, sin él, no sería posible renovar la especie.

Por eso, cuando en la biblia se exalta el valor moral de la virginidad seguramente lo que se trata de apreciar no es la virginidad en sí misma sino la actitud éticamente correcta de quien rechaza la conducta promiscua, porque si para ser moral fuera necesario ser virgen, entonces no podrían nacer niños y eso evidentemente no tiene sentido. Es posible que la causa de la confusión se deba a un error de traducción o también a que en la antigüedad se entendía que “virgen” era quien llegaba al matrimonio sin haber tenido relaciones sexuales con anterioridad y no quien está toda la vida sin tenerlas como se entiende ahora. Por lo tanto, si se entiende de esa manera, todos aquellos que hubieran esperado al matrimonio para tener relaciones sexuales seguirían siendo vírgenes y moralmente intachables, con independencia de si tuvieran hijos o no. No debemos olvidar, que en la antigüedad lo normal era que las parejas se casaran de esa forma, siendo considerado una deshonra que los cónyuges no llegasen vírgenes al matrimonio.

También puede tener un significado simbólico cuando en la biblia se dice que el niño Jesús habría nacido de una virgen, porque quizás lo que se quiere sugerir es que el niño habría sido concebido de forma natural en su aspecto físico, pero su espíritu procedería de un mundo superior.

 

 

06 LOS NIÑOS SON ESPECIALES

 

Lo bonito de los niños, es que tienen la mente libre de prejuicios y una actitud positiva ante la vida que les hace especiales. También tienen cualidades como la capacidad para ver los fantasmas de los fallecidos, una capacidad que también tienen algunos animales. Esta es una cualidad del espíritu que se conserva temporalmente durante los años iniciales de la vida después de la reencarnación. Durante la niñez, el cerebro es flexible, lo que le permite adaptarse rápidamente a situaciones nuevas, pero, una vez se alcanza la edad adulta, se juntan por un lado la pérdida de flexibilidad con la adquisición de una personalidad fija, lo que en algunos casos representa un inconveniente, porque con esa personalidad se adquieren los prejuicios  y supersticiones que forman parte de nuestra cultura contemporánea, porque lamentablemente muchas de esas creencias están equivocadas, pero, hasta que seamos capaces de diferenciar lo verdadero de lo falso, indudablemente reducen nuestro potencial como seres humanos además de favorecen los conflictos. Debido a que nuestro cerebro se vuelve rígido al comenzar el proceso de envejecimiento, en la mayoría de los casos esos prejuicios aprendidos en la niñez se conservan para el resto de la vida. De este inconveniente solo se libran aquellas personas que tienen una mentalidad abierta y están dispuestas a aceptar que aquello que normalmente se considera imposible puede ocurrir a veces.

La niñez es un estado especial, porque aunque es cierto que los niños necesitan mucha atención de sus padres, también es cierto que dan tanto como reciben, porque aportan la ilusión de vivir que muchos adultos han olvidado. En mi opinión, jugar con los niños es una de las experiencias más gratificantes que puede haber, porque en ese momento es como si el tiempo se detuviera y todos los problemas del mundo parecen desaparecer. Para los niños jugar es importante, porque la mitad de su mente funciona como imaginación debido a su dificultad para entender el mundo que les rodea, eso significa que podemos servirnos de los juegos como medio para enseñarles y ayudarles a progresar. La imaginación también es importante para los adultos, porque a través de ella podemos crear cosas nuevas, por eso, es una pena que muchos hayan olvidado lo que significa.

Con independencia del tiempo y lugar en donde se encuentren, todos los niños parecen iguales, porque aún no se han contaminado con los prejuicios que son comunes en los adultos. En ese momento de la vida, solo quieren aprender y divertirse, esto permite a los que están con ellos olvidarse por un momento de los problemas de la vida. Otra cosa buena que tienen los niños, es que son una garantía contra el aburrimiento y eso es lo que más temen las personas solitarias.

Con estos comentarios no pretendo negar la importancia de la vida adulta, porque todas las etapas de la vida tienen su importancia, y es cuando nos convertimos en adultos cuando podemos vivir por nuestra cuenta y realizar los sueños que desarrollamos durante la niñez. Además, solo cuando llegamos a ser adultos podemos hacernos cultos y adquirir la sabiduría que nos permite vivir la vida plenamente y que luego enseñamos a los niños. Lo que pretendo es subrayar, que debemos conservar siempre la ilusión de vivir que tienen los niños y su capacidad para aceptar que aquello que nos parece imposible puede ser real, por eso, no debemos descartar ninguna hipótesis sin pruebas concluyentes, porque esa actitud es imprescindible para poder progresar.

 

LOS BEBÉS

 

Los niños recién nacidos, es como si estuvieran en el fondo de un pozo en el que solo pueden ver la luz al final, ellos tienen una gran memoria, pero debido a su debilidad son incapaces de aprender por sí solos, por eso, los adultos, deben descender a ese pozo y sacarles. Durante los primeros años de su vida los adultos deben ser como sus guías personales y enseñarles todo lo que tienen a su alrededor, que lo vean, que lo toquen y que sientan la proximidad y el cariño de sus familiares, esto es fundamental para su desarrollo intelectual. Muchos padres presumen de dar todo lo material que sus hijos necesitan, pero se niegan a darles cariño que es igual de importante. Luego, cuando esos niños llegan a la edad adulta, se desentienden de sus padres, porque no sienten ningún afecto por ellos, y los padres se extrañan, maldicen a sus hijos y afirman que no comprenden el motivo, pero, en este caso, no tienen razón para quejarse, porque han recibido lo mismo que dieron.

 

 

07 SANGRE Y COMIDA

 

En mi opinión, en el futuro la alimentación terminará siendo completamente de origen vegetal o mejor dicho ya no será de origen animal, porque una sociedad evolucionada no necesita del derramamiento de sangre para conseguir los principios alimenticios necesarios para una vida sana. Hay que tener en cuenta, que una sociedad que acepta sin ser necesario la muerte de animales puede sin querer estar favoreciendo la violencia entre sus propios congéneres. Esto es así, porque la sangre llama a la sangre y un soldado que ha matado en combate tiene más posibilidades de cometer un crimen al regresar a casa que un ciudadano normal, la razón es sencilla y es que una vez el soldado mata por primera vez pierde en parte el temor a matar, no es que eso le convierta en un asesino, pero hace más fácil que lo llegue a ser. No pretendo discutir aquí si en el pasado fue necesario o no comer animales, porque es evidente que fueron muchos los poblados que solo disponían de ese modo de vida, como era el caso de los pueblos pesqueros, pero en el futuro, los avances tecnológicos permitirán al hombre desligarse por completo de la asociación entre comida y derramamiento de sangre y eso sin duda hará que la humanidad sea más pacífica. Además, una vez el ser humano colonice los planetas y lunas en donde sea difícil cultivar plantas seguramente se optara por la producción de alimentos artificiales, estos alimentos tendrán las mismas cualidades nutritivas que los vegetales y similar textura, por lo que es posible que en esos lugares se deje de cultivar plantas indefinidamente. De todas formas, se podría considerar esto es más como una cuestión de principios que alimenticia, porque es razonable pensar que una sociedad vegetariana siempre será más pacífica.

Una sociedad que quiere la paz debe esforzarse en conseguirla, por eso, lo ideal sería que las armas de fuego solo puedan ser utilizadas por las fuerzas armadas o la policía. Tampoco tiene sentido que en muchos países se prohíba el uso de armas de fuego a la población, pero en cambio se permita tenerlas si es para usar como entretenimiento, en la caza o en competición, lo lógico sería que se les prohíba a todos o se les permita a todos, porque la vida de un animal o de las víctimas que pueda ocasionar el uso indebido de esas armas debe ser algo más que un juego. Una sociedad que permite el uso de armas de forma indiscriminada no solo demuestra que es una sociedad enferma sino ante todo que es una sociedad desunida.

 

 

08 DEBEMOS SER FIRMES

 

Hoy en día, existen muchas sectas y escritores sin escrúpulos que siembran el mundo de mentiras solo para ganar dinero, por su culpa, algunas personas llegan a tener verdaderos desórdenes psicológicos. Porque la verdad es que muchos de esos escritores de la denominada nueva era o autorrealización personal no son otra cosa que simples aficionados cuyas hipótesis en la mayoría de los casos las han copiado de libros de dudosa reputación y no de contactos con seres superiores como afirman. Ellos se auto califican como maestros espirituales cuando no son otra cosa que simples estafadores. La verdadera maestría en filosofía o metafísica, no se adquiere simplemente leyendo libros, sino cuando se tiene el don de la intuición que es necesaria para ver donde otros no ven, un don que se deriva del progreso espiritual. Por eso, lo más prudente es mantener firmes nuestros principios y no aceptar ninguna hipótesis ideológica hasta que tengamos claras nuestras dudas.

Esos falsos contactados o líderes de sectas son como los psicópatas, no tienen ningún pudor en mentir o en plagiar el trabajo de otros para conseguir dinero o protagonismo, son personas sin alma. La gente les suele creer porque no conciben que pueda haber alguien tan mezquino como para mentir de forma tan continuada, pero las personas vacías e insustanciales suelen representar una personalidad falsa para darse más importancia de la que merecen.

A los psicópatas, no solo les interesa el dinero sino también el poder, porque tienen un carácter tan dominante que no dudan en mentir para poder manipular a la gente, por eso, tratan de que les vean como maestros cuando solo son canallas. Cuando una persona es al mismo tiempo malvada, impulsiva y dominante se adquiere la personalidad de un psicópata que se caracteriza por tratar de imponer sus intereses por la fuerza, por eso, no dudan en mentir para conseguir sus objetivos.

A estos timadores se les descubre con facilidad, porque suelen absorber como esponjas todas las mentiras que se han escrito sobre los extraterrestres, porque se copian unos a otros y la suma de todo lo que dicen es como una mala película de ciencia ficción. Ese planteamiento que hacen de los extraterrestres o del universo es tan burdo y mundano como la gente a la que va dirigido, porque una persona espiritualmente elevada sabe que todo eso no es más que una suma de mentiras.

Algunos venden libros, otros piden donaciones a los adeptos con el pretexto de mantener la secta, pero en una cuantía que no se corresponde con el gasto de la secta y que va al bolsillo del líder. Otras veces piden dinero para construir iglesias y las escrituras las hacen a nombre del dueño de la secta, luego venden la iglesia con el pretexto de construir otra mayor o en otro sitio y el líder se queda el dinero, entonces el proceso vuelve a empezar desde el principio. También hay sectas que intentan usar sexualmente a los adeptos para conseguir dinero de los supuestos nuevos adeptos que se adhieren y pagan únicamente a cambio de favores sexuales, en este caso se trata de engañar a los adeptos para que ejerzan la prostitución sin cobrar por ello. Otro método habitual es tratar de convencer a los adeptos para que cedan gran parte de su sueldo a la secta, pero todos los bienes que se adquieren con ese dinero no se registran a nombre de todos sino solo a nombre del dueño de la secta.

Estos métodos se suelen usar para estafar a los adeptos y en todos ellos hay un mismo denominador común que es el afán por obtener poder y dinero. A veces engañan a personas que se sienten solas o deprimidas y creen que la secta va a ser como una familia para ellos, y otras veces se sirven del miedo o la vanidad para que se adhieran, porque le asustan diciendo que el mundo se va a destruir y solo se salvarán los miembros de la secta, y si eso no es suficiente tratan de inflar su ego. De este modo, si el método de asustar no basta usan el fomento de la vanidad o la maldad que el adepto pueda tener para engañarle, porque le hacen creer que si se adhiere a la secta será mejor y más listo que los demás, es decir que al final acaban pagando a cambio de recibir falsos halagos. Luego, cuando ven que las cosas no encajan, reconocer esta verdad se convierte en el principal obstáculo para dejarla. Este fenómeno de pagar por creerse mejores que los demás también es muy frecuente en los grupos ocultistas o logias masónicas, aunque también puede haber excepciones, porque los adeptos creen que por el simple hecho de unirse a ellas van a pertenecer a una élite privilegiada y en consecuencia consideran que todo lo que está fuera de ellas es ignorancia.

Algunos de estos timadores se autoproclaman contactados o canalizadores de los extraterrestres solo para tener una posición de liderazgo sobre sus potenciales víctimas y con esa ventaja les tratan de manipular según su conveniencia, hora también son muy activos en las redes sociales o internet siendo tan enorme el número de timadores que los casos auténticos que también los hay son cada día menos en proporción, por eso es tan importante desconfiar de todo lo que nos cuentan y analizar cada situación con imparcialidad.

Las grandes organizaciones religiosas del mundo suelen usar los mismos métodos de manipulación mental para obtener poder, la única diferencia es que disimulan mucho sus métodos al ser organizaciones muy extendidas. Todos ellos tienen en común que tratan de anular nuestra libertad mental y nuestra capacidad creadora porque no son seres superiores ni tampoco representan a Dios, solo son falsos profetas y esbirros de satanás. El mundo debe liberarse de ese lastre y comprender que todos somos creadores porque todos formamos parte de Dios.

También hay timadores, que intentan asustar a la gente poniendo una fecha para el fin del mundo y como es de suponer se proponen a sí mismos como la solución a ese peligro con la intención de obtener beneficio creando sectas o vendiendo libros. Cuando esa fecha llega y el fin del mundo no se produce, entonces inventan otra para seguir con el mismo engaño. Es triste ver como algunas personas confían en ellos para librarse del peligro sin comprender que el verdadero peligro son ellos. Es cierto que algún día habrá un fin del mundo, aunque nadie conoce la fecha, pero, el hecho de que haya un fin del mundo, no significa que sea el fin físico del planeta, sino más bien será la culminación de un proceso de evolución técnica y moral que permitirá al mundo ver la luz al final del túnel y cuando eso suceda, los timadores y los sinvergüenzas que son la verdadera definición del mal ya no tendrán más oportunidades para seguir engañando a la gente y entonces el mal desaparecerá de la tierra.

Otros timadores afirman, que todos los males del mundo los provocan los extraterrestres reptiles, pero, ¿es que creen que los mamíferos no pueden ser malvados? Porque si piensan así demuestran ser muy ingenuos. No es en absoluto imposible, que puedan existir seres inteligentes basados en un sistema biológico como el de los reptiles, porque en un planeta con una temperatura ambiente muy elevada y que se mantuviera así indefinidamente solo tendrían sentido los animales de sangre fría, como ocurrió en el pasado, cuando los reptiles eran los dueños de la Tierra. Sin embargo, la naturaleza esperó a que la temperatura del planeta descendiese antes de favorecer la aparición de seres inteligentes. En cualquier caso, de existir seres inteligentes reptiles en algún punto del universo, es evidente que tendrían que enfrentarse a los mismos o similares problemas que el hombre terrestre ha tenido que vivir, y en consecuencia, también es lógico pensar, que actuarían de forma similar en situaciones parecidas. También se ha visto, que las madres reptiles tienen el mismo interés por proteger a sus crías que las mamíferas, lo que demuestra que el tipo de biología no tiene por qué influir demasiado en el comportamiento moral, sobre todo cuando se trata de especies superiores. Por eso, aquellos que asocian seres reptiles con seres malignos es porque quieren plantear la cuestión de forma simplista, como si todo se resumiera a una cuestión de bandos en el que los mamíferos, es decir que nosotros, seríamos los buenos y el resto de biologías que puedan existir en el universo serían los malos. Estos escritores fingen ser nuestros aliados y protegernos de los malos, y usan el miedo a estos supuestos seres para disimular que en realidad los malos son ellos, y lo que quieren es quitarnos el dinero usando la mentira y el miedo.

La gente mezquina está dispuesta a creer cualquier cosa que engrandezca su ego, por eso, cuando los timadores presentan a los extraterrestres como seres malos y feos enseguida lo aceptan, porque al proponer que los terrícolas son moralmente superiores, al aceptarlo se están dando valor a sí mismos, es decir que al final les engañan usando su propia vanidad, Pero, solo un estúpido creería, que un ser que nos adelanta en miles de años pueda ser inferior a nosotros en algo.

En mi opinión, es muy poco probable que existan extraterrestres reptiles, porque considero más probable que la naturaleza se incline por usar el sistema biológico de tipo mamífero en las especies superiores, porque permite regular la temperatura corporal mejor, pero, si existieran, sin duda serían mucho mejores que nosotros, porque el progreso de cualquier civilización no puede estar completo solo con el desarrollo de la tecnología, también es necesario el progreso moral. Porque si estos seres nos adelantan en muchos miles de años técnicamente, entonces no sería justo pretender que al mismo tiempo fueran inferiores a nosotros en valores morales.

Tampoco me parece lógico pensar que existan extraterrestres inteligentes con forma de insecto o de otro tipo, porque como ejemplo tenemos nuestro planeta que está repleto de miles de especies todas ellas distintas y sin embargo solo la humana ha llegado a desarrollar la inteligencia completamente, seguramente esto es así, porque la inteligencia va asociada a esta forma, por eso, lo más probable es que todos los seres inteligentes que puedan haber en el espacio sean similares a nosotros, excepto por diferencias sencillas como la estatura.

Tampoco creo probable que existan en otros planetas seres basados en el silicio o en otros elementos atómicos como sustitutos del carbono, porque igual que el universo tiene las mismas leyes físicas en todas las galaxias, del mismo modo me parece más lógico que sea el carbono el elemento común a todas ellas para desarrollar las formas biológicas.

Pero los timadores, intentan mostrar a los extraterrestres como lobos para que no veamos que los lobos son ellos, y nos asustan señalando lo que tenemos delante para distraernos mientras se acercan por detrás y así ocultar sus verdaderas intenciones, ellos se muestran como nuestros aliados, pero solo pretenden quitarnos nuestro dinero y aumentar su ego a nuestra costa. Es la misma técnica de manipulación mental que usaron los nazis, primero halagan a sus víctimas diciéndoles que son los mejores para que sean más proclives a aceptar su dominio y luego eligen una minoría social para culparla de todos los males, de este modo, utilizan el miedo a esa minoría para ocultar que los malvados son ellos, así pueden robarle los bienes a esa minoría sin que se produzcan reacciones sociales en contra. Finalmente y cuando ya tienen el poder aquellos que les habían apoyado también se convierten en sus víctimas, cuando anulan los sistemas democráticos para provocar una dictadura. También es el típico modo de actuar de cualquier maltratador, porque utilizan una combinación entre la amenaza y el halago para controlar a sus víctimas.

En mi opinión los extraterrestres degenerados no existen, porque es una cualidad propia de la evolución que el progreso tecnológico vaya unido al progreso moral, con independencia de cuál sea la biología que tengan, por eso, estos timadores solo consiguen engañar a aquellas personas que no quieren aceptar que los seres inferiores o degenerados son ellos. Estos individuos, utilizan la mitología antigua para inventar falsos extraterrestres perversos, como hacen con los Anunnaki de la mitología sumeria, porque ¿cómo puede alguien creer que los extraterrestres iban a utilizar a los seres humanos primitivos para conseguir oro, teniendo en cuenta que ellos tienen una tecnología inmensamente superior y en consecuencia lo pueden obtener con mayor facilidad? Además, los humanos primitivos tenían métodos muy rudimentarios y poco eficaces para conseguir este metal.

También existen los timadores que utilizan el sistema inverso y afirman conocer o ser los representantes de extraterrestres benéficos procedentes de las pléyades o de otras estrellas, estos no son diferentes a los anteriores, porque igual que ellos intentan aprovecharse de la credibilidad de la gente para crear sectas o simplemente enriquecerse vendiendo sus libros. Hay que tener en cuenta, que las pléyades son estrellas jóvenes gigantes azules predispuestas a explotar y es poco probable que en ellas existan planetas como el nuestro, porque los planetas de tipo rocoso como la tierra surgen de las cenizas que deja la explosión de esas estrellas. Las estrellas azules, están hechas sobre todo de hidrógeno, en cambio, para crear planetas como la tierra provistos de todos los elementos químicos como el hierro o el carbono que son necesarios para formar la vida orgánica hace falta que esas estrellas exploten y con sus cenizas se formen los planetas. Por eso, no parece muy probable que alrededor de esas estrellas existan civilizaciones avanzadas.

Luego existen los escritores sinceros que tratan de decir la verdad sin exageraciones, aunque son una minoría, por eso, debemos ser desconfiados y no negar ninguna hipótesis de antemano, pero tampoco debemos creer en alguien solo porque diga que no miente. No debemos olvidar, que en el universo existen muchas maravillas y cosas sorprendentes y el hecho de que hayan muchos timadores que se pasan el día pensando en como engañarnos no significa que por ello no existan también hechos sorprendentes pero reales. Por eso, es necesario aprender a diferenciarlos buscando la verdad sin prejuicios.

En la actualidad, son muchos los que dicen haber visto platillos volantes o seres extraterrestres y cada uno los describe de una forma diferente, en mi opinión, esto no ocurre porque haya muchas razas distintas, sino porque ellos se muestran a nosotros no como son de verdad sino de la forma que consideran más adecuado mostrarse, porque cuando nosotros vemos una de sus naves, no es porque se hayan distraído, sino porque realmente quieren que les veamos para que nos familiaricemos con su presencia para así hacer más próximo el día en que puedan mostrarse a nosotros abiertamente. También es posible, que esos seres humanoides de pequeña estatura que suelen ser vistos, no sean auténticos seres vivos, sino máquinas con forma humana manejadas por control remoto, es decir que no tendrían capacidad para actuar de forma autónoma como ocurre con un robot, porque al estar controladas a distancia lo que harían es representar la voluntad de quienes las manejan, eso significa que si alguien habla con ellos, con quienes realmente estarían hablando es con los seres que los controlan desde las naves o las estaciones base. Esto tendría como finalidad evitar el riesgo de sufrir algún daño durante sus misiones, sea a causa de las personas o animales en el caso de encontrarse en tierra, o sea por la posibilidad de ser atacados estando en el aire. Además, estos cuerpos robóticos serían inmunes a los efectos perniciosos de las altas aceleraciones que se atribuyen a los ovnis. Con este sistema, también se evitaría el riesgo de una contaminación biológica.

Otro mito, es el método de propulsión, porque existe la opinión generalizada de que funcionan mediante un sistema de anti gravedad, pero si tenemos en cuenta la gran cantidad de descripciones que existen sobre los ovnis no se puede sacar una conclusión clara al respecto. Algunos modelos es posible que funcionen con un sistema que produzca repulsión de la gravedad terrestre, pero también es posible que funcionen repeliendo el campo eléctrico o magnético del planeta. Otros modelos podrían funcionar mediante flotación como los globos esto explicaría su gran luminosidad, porque al calentar el aire interior a gran temperatura se lograría la flotación al reducir su densidad. Otra opción es que funcionen por reacción mediante cohetes. También podrían funcionar con un sistema de hélices integradas en el fuselaje. Pero lo más probable es que usen naves con distintos sistemas de propulsión y elijan el más adecuado dependiendo de las circunstancias.

Hay quien dice, que los ovnis no pueden existir porque desafían las leyes físicas de la naturaleza debido a sus grandes aceleraciones, pero, ¿cómo sabemos si lo que vemos son sus naves o la imagen de sus naves? Quizás todo esto forme parte de un programa para que la población se acostumbre a su presencia y en aquellos casos en los que exista algún riesgo prefieran usar imágenes de sus naves en lugar de las auténticas. También es posible, que en algunos casos se esté confundiendo un espíritu con un ovni, es cierto que la gente asocia la actividad paranormal con los fantasmas, pero, hay muchos casos en los que se han descrito esferas luminosas dentro de las casas encantadas. Esto es posible, porque en realidad un espíritu es una esfera de energía, aunque normalmente se manifieste con forma humana. Tampoco podemos descartar que los extraterrestres prefieran manifestarse en forma de espíritu en algunas ocasiones. Es cierto, que en la mayoría de avistamientos se suele describir a los ovnis como objetos de gran tamaño y aspecto metálico, pero no sabemos con seguridad que cosas puede hacer un espíritu, y es evidente que las propiedades que se atribuyen a los ovnis como luminosidad, velocidad y cambio repentino de dirección también se podrían aplicar a los seres espirituales. Para una sociedad materialista como la que existe en este momento en la tierra que niega la vida después de la muerte hablar de seres espirituales parece inconcebible, pero, el hecho de que ellos no lo acepten no significa que no pueda ser verdad.

Por eso, cuando hablamos de seres superiores, no debemos fiarnos demasiado por nuestros conocimientos de la ciencia para opinar sobre cómo pueden ser o cómo pueden actuar, porque su tecnología superior utiliza sistemas que se salen de lo que consideramos previsible.

En cualquier caso, tenemos que comprender, que lo que nosotros sabemos de ellos no es lo que hemos logrado descubrir, sino lo que ellos permiten que sepamos. Esto es así, porque nuestra capacidad de comprender la verdad es limitada, por eso, nos dan la información filtrada para adaptarla a nuestra propia capacidad de comprensión.

Tampoco creo probable que haya habido ningún contacto entre los extraterrestres y los gobiernos de la tierra, porque mientras el nivel tecnológico o moral de este planeta no se complete, no se podrá evitar la diferencia cultural que existe entre las dos civilizaciones. No debemos olvidar que unos seres que son capaces de venir a la Tierra desde otras estrellas tienen que poseer una tecnología tan avanzada que no necesitan pactar con nadie para hacer lo que consideren oportuno, porque cuando los timadores hablan de pactos entre gobiernos de humanos y extraterrestres plantean algo tan absurdo como decir que es necesario pactar con las hormigas para poder estudiarlas. Ellos nos estudian conforme a sus principios y leyes, pero no necesitan establecer pactos con seres inferiores para sacar adelante sus proyectos. La verdad es que para los extraterrestres los humanos no son hombres sino solo prototipos de hombres, porque aunque en el aspecto físico hay casos excepcionales en los que se ha alcanzado casi la perfección, en cambio, en el aspecto intelectual aún queda mucho por hacer.

No es que los extraterrestres tengan ningún inconveniente en tratar con los hombres, pero es que en la tierra hay pocos que se puedan considerar como tales, porque para ellos “hombres” no son los que dirigen gobiernos o tienen grandes empresas sino aquellos que tienen un gran nivel espiritual, por eso, solo se comunican con ellos de forma individual. Esto significa, que la humanidad no podrá pasar a ser considerada una sociedad adulta en el cosmos y en consecuencia a establecer una comunicación normal con el resto de civilizaciones avanzadas que pueblan el universo hasta que el proceso de evolución se complete.

 

 

09 DERECHO Y DEBER

 

En el universo, existe un inmenso número de seres diferentes y cada uno de ellos representa una voluntad diferente, si solo existiera un único ser no podrían existir las diferencias de parecer ni las afrentas. Sin embargo, es bueno que en el universo existan múltiples seres porque cada uno de ellos aporta a los demás variedad, novedad y emociones nuevas como consecuencia de las relaciones que establecen entre sí, porque al ser seres distintos también crean situaciones distintas, pero, el hecho de que sean voluntades distintas también determina que sea necesaria la existencia de leyes éticas o morales que proporcionen un medio adecuado para que todos se puedan relacionar de forma segura. Sin embargo, las personas déspotas, actúan como si ellos fueran los únicos seres que existen y sin pensar en las consecuencias de sus propios actos. Este comportamiento se produce cuando hay una gran diferencia entre lo que se cree que se puede hacer y lo que realmente se puede hacer. Ellos son conscientes de que actúan con maldad y contra los derechos de los demás, pero insisten en su actitud porque su arrogancia les impide comprender que al actuar así se salen de un comportamiento válido en una sociedad civilizada y en consecuencia se exponen a sufrir represalias. La arrogancia es como una enfermedad del alma, porque quienes actúan así se comportan como si fueran los únicos seres del universo lo cual no es cierto y piensan que hagan lo que hagan no puede pasarles nada, esta, es evidentemente una creencia equivocada, a consecuencia de esta actitud terminan viviendo una vida infeliz porque el hecho de que ellos no reconozcan los derechos de los demás no implica que los demás no vayan a luchar por sus derechos. Hay quien piensa que para corregir una desviación moral basta con dar consejos, pero se olvidan, que las personas déspotas se comportan de esa manera porque han asumido el mal como su razón de ser, esto significa que solo una actitud enérgica por parte de la ley o de los ciudadanos les puede hacer cambiar.

El universo está poblado por múltiples seres, cada uno con su propia vida y su propia voluntad, esto determina que sean necesarias las normas morales para que sea posible la convivencia pacífica. Pero también es necesario que existan leyes que castiguen el delito. Porque no es posible crear una sociedad evolucionada si la ley no es capaz de evitar la delincuencia. Para ello, es necesario que la ley aplique un castigo lo suficientemente grande como para que el delincuente no quiera volver a delinquir, pero al mismo tiempo lo suficientemente leve como para que el castigo no se convierta en abuso. Por eso, una sociedad que quiere la paz debe considerar el derecho a la defensa propia como uno de sus mayores valores, porque es imposible acabar con el mal si no se aplica al criminal la misma energía que él aplica cuando comete sus crímenes. Cuando una persona actúa con justicia y lucha contra los criminales en ese momento se convierte en la mano de Dios, porque con su acción contribuye al progreso de toda la humanidad. También es fundamental que la sociedad tienda la mano a quienes no tienen lo necesario para vivir, para que sea posible acabar con la mendicidad, así será fácil saber quienes delinquen por necesidad y quienes lo hacen por maldad.

Una sociedad que quiere la paz, también tiene que acabar con las penas mediocres que se aplican en algunos países a quienes delinquen mediante la apropiación indebida, porque este, es el método preferido por los políticos cuando roban de los presupuestos públicos. Con el fin de asegurar su impunidad, estos individuos crearon leyes que establecen penas ridículas con independencia del valor de lo sustraído cuando el delito lo cometen sirviéndose de su propio trabajo o cuando no hay violencia física. Así es como los banqueros, los políticos y toda clase de individuos corruptos roban a la sociedad sabiendo que tienen la ley de su parte. Con ese tipo de leyes, da igual si un banquero roba los ahorros de toda una vida a los ancianos, o si un político vacía las arcas del estado, porque tras un periodo insignificante en la cárcel podrán salir sin que sea necesario devolver lo robado. No es posible que haya paz en una sociedad si sus leyes están hechas para proteger a los delincuentes con penas fingidas. Es cierto que perder una gran cantidad de dinero no es lo mismo que perder una vida, pero muchas personas necesitan dedicar toda una vida para ganar ese dinero. La paz ciudadana solo es posible, cuando los delincuentes temen a la ley y no los ciudadanos decentes a los delincuentes. Los ciudadanos tienen que quitarse la venda de los ojos y entender que este acto teatral que hacen los políticos todos los días cuando se insultan unos a otros no es para favorecer la democracia sino para favorecer sus privilegios, porque saben que el poder lo tienen ellos con independencia del partido que gane las elecciones. Eso significa, que solo cuando las leyes se puedan votar de forma individual este engaño podrá terminar.

Desde un punto de vista moral, existen varios aspectos que regulan la relación entre las personas, uno es la creencia en el carácter cíclico del universo, quien piensa así, considera que la mejor opción es defender la justicia total porque piensa que lo que uno haga a los demás en esta vida algún día nos ocurrirá a nosotros mismos en nuestras futuras reencarnaciones y en consecuencia, cualquier acto de injusticia que hagamos ahora a la larga nos ocurrirá a nosotros. Esta creencia se basa, en considerar que todos los seres vivirán todas las vidas y en consecuencia el hipotético beneficio que se puede producir al actuar de forma injusta en el presente se tendría que devolver algún día en el futuro. Esto sería así, pero suponiendo, que ese acto injusto no haya sido castigado en el presente. Hay que tener en cuenta, que aunque un ciclo cósmico puede durar miles de millones de años, sin embargo, para la eternidad cualquier cantidad de tiempo no significa nada. En este caso lo importante no es el tiempo, sino pensar que antes o después te ocurrirá.

Luego existe lo que se podría llamar justicia policial, que es la que se deriva de la defensa propia, en este caso cada individuo se encarga de defender sus propios derechos de forma individual o mediante la delegación de esas funciones en la policía o el ejército. En este caso, el acto de justicia es inmediato y no está sujeto como en el caso anterior a un hipotético proceso cíclico. Lo cierto, es que en los conflictos humanos es la justicia policial la que interviene en el 95% de los supuestos y solo un 5% queda expuesto a variar por la aplicación de la justicia cíclica. Este porcentaje correspondería a los actos de injusticia que no hubieran sido descubiertos, pero hay que tener en cuenta, que eso depende del azar y no de quien comete esa injusticia. Hay que tener en cuenta, que la denominada justicia policial interviene en todos los ámbitos de la vida desde las relaciones familiares hasta las laborales, esto significa, que todo acto de desviación puede encontrar muchas formas de corrección.

En el caso de aquellos que defienden la justicia total, lo lógico es que sumen ambas formas de hacer justicia, de forma que uno pueda recurrir a la justicia policial como medio normal de autodefensa, pero, al mismo tiempo, defienda la justicia total como forma de comportamiento hacia los demás. Es decir, que consideraría la legítima defensa como un medio fundamental para hacer justicia, pero al mismo tiempo podría defender la justicia total por creer en el carácter cíclico del universo. Esta es en mi opinión la mejor opción.

Hay quien piensa, que el carácter cíclico del universo no existe y en consecuencia las acciones que hagamos a otros no nos van a repercutir directamente a nosotros en nuestras vidas futuras, pero aunque eso fuera cierto, en ningún caso implicaría que la justicia deje de ser fundamental en la vida humana, porque el hecho de que no aceptemos que existe una justicia cíclica en el futuro no impide que exista una justicia policial en el presente, esta forma de justicia, es la más importante de las dos tanto si existe el carácter cíclico del universo como si no. Esto significa, que es necesario defender la justicia como conducta moral principal en cualquier caso si queremos ser felices y convivir en paz con el resto de los ciudadanos.

También puede ocurrir, que alguien acepte la existencia del carácter cíclico del universo y en consecuencia asuma que todos los seres verdaderamente vivirán todas las vidas y todas las situaciones que ocurran en esas vidas, pero, sin embargo, piensen que aun así es mejor defender la justicia con excepciones. Esto podría ocurrir, si se piensa que defender la justicia total pudiera ocasionar algún perjuicio comparativo en el presente con respecto a aquellos que no la aceptasen y que en consecuencia fuera peor que el supuesto beneficio futuro que pudieran obtener. En este caso, estas personas también defenderían la justicia como norma de conducta principal pero aceptando excepciones.

Lamentablemente, hay personas que por su propia vanidad o por una mal entendida sobreprotección de sus padres acaban eligiendo ser injustos como su conducta principal, porque piensan que hagan lo que hagan no les va a ocurrir nada. Un exceso de optimismo también puede favorecer este comportamiento, porque cuando estamos contentos todos creemos que las cosas son más fáciles de lo que son de verdad y cuando estamos tristes creemos justo lo contrario, por eso, cuando las cosas salen bien no debemos perder el sentido común ni olvidarnos de vivir con dignidad, porque con frecuencia los accidentes suelen ir demasiado unidos al exceso de confianza. En las relaciones humanas es similar, porque cuando el exceso de confianza degenera en vanidad, conduce a la soledad, la amargura o la cárcel. Por eso, es necesario entender, que en el universo no estamos solos y el hecho de que alguien no quiera tener en cuenta a los demás, no significa que los demás no vayan a actuar en consecuencia ante su comportamiento. No es malo estar alegre, pero no debemos permitir que el optimismo nos lleve a la arrogancia, debemos tratar de ser felices pero aplicando el sentido común. Una sociedad que quiere ser pacífica necesita tener leyes sólidas que desmotiven a los delincuentes, pero también necesita un sólido código de valores morales que enseñen a los ciudadanos que solo con justicia y dignidad se adquiere la felicidad.

 

 

10 EL FUTURO DEL CINE

 

En el pasado, el cine surgió como una evolución del teatro y tenía como finalidad mostrar mediante actores historias reales o ficticias. Después surgió la televisión que supuso un desplazamiento del cine hacia ese medio. Mediante el cine o el teatro, los ciudadanos podían ver como presentes, acontecimientos ocurridos muchos siglos antes. Es cierto que este es un medio ideal para desarrollar la imaginación, sin embargo, el gran defecto del cine es que se basa en historias inventadas o solo parcialmente reales. Esto significa que estos medios de comunicación corren el riesgo de convertirse en simples instrumentos para la difusión de opiniones personales de quienes hacen las novelas o participan en los rodajes, lo que al final puede alterar notablemente la realidad de las historias que se cuentan, sobre todo cuando la gente piensa que están inspiradas en hechos reales.

Lamentablemente, en muchas ocasiones el contenido de las novelas se aleja considerablemente de la realidad para adaptarse a los prejuicios de moda en cada momento. Otras veces los políticos conceden “ayudas” al mundo del cine que en realidad son sobornos, para que hagan películas a favor de sus ideas políticas o les apoyen durante las campañas electorales. Quizás por eso, en el futuro, las novelas sean sustituidas por libros culturales o de ensayo y el cine por programas donde no sea tan importante la presencia de actores como los programas musicales, informativos o documentales, todo dependerá de si esos métodos de entretenimiento son capaces de aportar lo mismo que ahora ofrecen las novelas o el cine de interpretación. Otro inconveniente del cine es el aspecto moral, porque con el fin de hacer más reales las interpretaciones se obliga a los actores a rebasar los límites de lo que se podría considerar éticamente correcto en cualquier otro oficio y al final resulta bastante difícil encontrar una diferencia entre lo que ellos hacen y la prostitución.

También hay quien considera inmoral ver películas bélicas, pero en mi opinión, no tiene sentido rechazarlas solo porque traten de ese tema, porque lo importante no es el hecho de verlas sino con quien se identifica el espectador, porque si se identifica con el personaje que defiende la justicia y los derechos humanos entonces no tiene por qué suponer ninguna contradicción moral. Además, lo lógico es que el cine muestre la realidad de la sociedad y si en la sociedad hay violencia sería absurdo que el cine o los documentales no la recogiesen. Esto también ocurre con los deportes, porque la existencia de bandos enfrentados no solo sirve para representar la realidad de la sociedad presente, sino que además sirve como gimnasia mental, para que el público se mentalice del riesgo, porque cuando vemos o participamos en una competición, en realidad, estamos simulando una lucha en legítima defensa para preparar nuestro cuerpo y nuestra mente ante el riesgo de un peligro real. Esto mismo es lo que ocurre con el cine o los documentales.

 

 

11 EL DEBER MORAL

 

Hoy en día, es muy común oír como muchos delincuentes se intentar justificar diciendo que tuvieron infancias difíciles, pero olvidan que son muchos los que teniendo problemas en la infancia igual que ellos sin embargo se esforzaron por vivir con dignidad, porque la vida no es solo lo que tenemos sino también lo que nosotros tratamos de tener. Al final, resulta evidente que aquellos que nunca han tratado de vivir con dignidad son los que siempre recurren a ese argumento de la infancia difícil. Porque si eso fuera cierto ¿cómo es posible entonces que haya tantos casos de ricos que cometen delitos o incluso crímenes, cuando tienen todo lo que necesitan? La respuesta es sencilla, porque la dignidad no depende de la riqueza que uno tiene sino de su propia voluntad y en muchas ocasiones la maldad no comienza por falta de recursos sino por la actitud vanidosa que se adquiere cuando a alguien se le dan todos los caprichos.

Otro ejemplo lo tenemos en los juicios a criminales, ellos suelen decir que el motivo de su comportamiento está en su infancia y aseguran haber sido niños maltratados. Pero, ¿qué credibilidad pueden tener aquellos que se han pasado toda su vida mintiendo para hacer el mal? Si ahora creemos en lo que nos dicen solo les daremos más oportunidades para seguir con sus crímenes. Porque para ellos la mentira es su razón de ser y su herramienta de trabajo y es de suponer que lo que dicen es solo para dar pena y evitar su condena.

Es cierto que muchos niños han tenido infancias difíciles, pero la verdad es que solo una mínima parte de ellos terminan delinquiendo, porque al final, todo depende del camino que cada uno decide tomar. También hay maltratadores que han tenido padres maltratadores, pero en estos casos no actúan igual porque crean que está bien, sino porque no quieren reconocer que sus padres eran unos canallas, y al actuar así se convierten en cómplices de ellos. Este es un comportamiento arrogante, porque primero se niegan a cuestionar el comportamiento de sus padres, y después pretenden hacer lo mismo. Por eso, no se les puede considerar inocentes, porque en lugar de exigir responsabilidades a sus padres prefieren negar la realidad y actuar como ellos. Cuando eran niños no podían evitarlo, pero como adultos saben diferenciar el bien del mal y aun así insisten en actuar con maldad, por eso, su conducta no tiene justificación. Es cierto que en algunas ocasiones las conductas criminales comienzan cuando se junta un complejo de inferioridad con un deseo de venganza, pero el hecho de que estas personas guarden resentimiento hacia alguien no les da derecho a vengarse con inocentes, porque quien es justo lucha contra los criminales en lugar de comportarse como ellos, y cuando lo hacen es porque usan sus propios problemas para ocultar que son unos canallas. Siempre será mejor recuperar la confianza en uno mismo luchando contra los criminales antes que unirse a ellos. Nuestro deber moral es luchar contra el mal en lugar de imitarlo y mucha gente usa sus problemas como pretexto para ocultar la degeneración de su propia personalidad.

El perdón es necesario, pero no para quien dice estar arrepentido solo como medio de evitar su condena, sino para quienes lo merecen por su ejemplo y siempre después de pagadas sus deudas con la sociedad. Porque el hecho de decir que se está arrepentido no anula el daño causado, y si por ser benevolente, la sociedad libera con facilidad a los criminales, puede acabar provocando en ellos una sensación de impunidad y favorecer así un aumento  de los delitos. Es cierto que en el comportamiento futuro de los hijos también tienen una responsabilidad los padres, pero en la mayoría de las ocasiones ese comportamiento delictivo no es la consecuencia de haber sido maltratados, sino de haber sido demasiado consentidos.

También es frecuente que los delincuentes se intenten librar de sus condenas afirmando que son violentos de nacimiento, pero lo cierto, es que la genética únicamente puede favorecer que alguien tenga un exceso de carácter que le hace ser más autoritario de lo que sería deseable, pero en ningún caso eso le obliga a hacer algo injusto o le impide diferenciar el bien del mal. Porque todo hombre adulto igual que exige el derecho a usar su libre albedrío también debe asumir su propia responsabilidad por sus actos y recurrir a ese argumento nos es más que una excusa simplista. Es cierto que un fallo genético pude favorecer que alguien se convierta en un delincuente o en un homosexual, pero en ningún caso lo provoca, porque en el desarrollo de la personalidad son muchos los factores que intervienen, y aunque nuestro cuerpo tenga defectos de nacimiento que puedan perturbar nuestras emociones, también tenemos una inteligencia que nos permite comprender cuál es nuestro deber moral. Sin embargo, sí sería razonable aplicar la esterilización a los criminales, para prevenir que puedan tener genes defectuosos. El espíritu debe dominar la materia y la mente debe dominar el cuerpo, por ello, tenemos el deber de actuar con sentido común con independencia de los obstáculos que podamos encontremos en el camino.

No debemos dejarnos engañar por los tiranos, esos que desde niños han creído que tienen que hacer todo lo que les apetezca solo porque sus padres fueron tan permisivos que dejaron crecer el mal en ellos hasta que les dominó por completo terminando convertidos en personas antisociales. Los psicópatas, además de malvados, suelen tener una personalidad excesivamente dominante, por eso, se comportan como tiranos cuando están con personas que tienen baja autoestima, y si ellas consienten sus caprichos se volverán cada vez más malvados. Cuando eso ocurre las personas maltratadas deben elegir entre cortar desde el principio esa conducta o cortar la relación con ellos definitivamente porque si no lo hacen su maldad irá creciendo sin parar.

Los psicópatas, cuando tiene un problema con alguien que no pueden controlar ocultan su personalidad agresiva y dominante y fingen tener un comportamiento normal, entonces espera a estar con su pareja o con aquellos sobre los que tienen una influencia para mostrar su personalidad violenta. Esto no lo hacen simplemente por ser impulsivos sino por ser unos canallas. Porque una persona justa, aun siendo impulsiva, trata de solucionar sus problemas sin buscar inocentes para desahogar su malestar. También hay que subrayar que aunque normalmente se habla de los psicópatas como si fueran hombres, en realidad los hay de ambos sexos por igual, la diferencia es que las mujeres tienen menos fuerza física lo que hace que su maldad sea menos visible.

A veces, los padres creyendo ayudar a los hijos en realidad les corrompen, porque cuando cometen un acto de maldad se oponen a que sean castigados favoreciendo de este modo que su conducta empeore cada vez más, porque al impedir el castigo les hacen pensar que el mal les compensa. Esos padres no tienen dignidad, porque si de verdad se preocuparan por sus hijos les enseñarían a ser personas decentes en lugar de convertirlos en simples canallas y harían todo lo posible por expulsar el mal de ellos. Cuando los padres actúan así, es porque sus hijos les preocupan muy poco y por eso, quieren aparentar que son sus amigos apoyándoles en aquellas ocasiones en las que deberían castigarlos, quieren disimular de ese modo el poco tiempo que les dedican para que ellos no se lo reprochen, pero ese comportamiento, convierte a sus hijos en unos gamberros y a ellos en unos hipócritas. Es una pena cuántas familias acaban destrozadas por dejarse dominar por el mal, esto no ocurriría si tratasen de vivir con dignidad.

Es cierto que hay criminales que han sido maltratados de pequeños, y afirman que eso les da derecho a hacer lo que les apetezca, pero esto no lo hacen por simple imitación, sino por vanidad, porque saben que sus víctimas no tienen la culpa de lo que les pasó y aun así insisten en su conducta. Esto demuestra que usan sus propios problemas como pretexto para ocultar que esos delitos los cometen por simple arrogancia. Porque una persona maltratada cuando es decente lucha contra aquellos que son maltratadores pero no los imita. En cambio, cuando se usa el hecho de haber sido maltratado como excusa para maltratar a otros es porque se trata de ocultar su propia vanidad detrás de ese argumento.

Tampoco es justo aplicar atenuantes a quienes cometen delitos bajo los efectos de las drogas, porque es como darles un premio para fomentar el consumo. Todos tenemos el deber de respetar a nuestros semejantes con independencia de las demás cuestiones. Porque si voluntariamente decidimos consumir sustancias alucinógenas, entonces tenemos el deber de pagar por los daños que podamos causar bajo los efectos de esas sustancias. No debemos olvidar, que ser justo no es lo mismo que ser tonto, una sociedad justa es aquella en que los ciudadanos decentes se sienten seguros y los criminales sienten temor de la ley y no al revés, porque el mal solo desaparece cuando la ley combate la delincuencia hasta sus últimas consecuencias, por eso, quien actúa con justicia no debe aceptar nunca la condescendencia con los delincuentes si lo que busca es alcanzar la paz. Da igual cuantos policías haya o cuantas leyes se hagan para combatir la delincuencia si luego las penas que se aplican son mediocres como ocurre en algunos países, porque un delincuente solo deja de delinquir cuando el castigo es lo suficientemente contundente como para no encontrar compensación en seguir con esa actitud.

El problema de la sociedad contemporánea es que no se plantea la erradicación de la delincuencia sino solo convivir con ella, lo cual es bastante absurdo, y todo porque no es capaz de comprender que se puede conseguir simplemente tomando las medidas necesarias para acabar con la pobreza y combinarlo con el castigo de aquellos actos en lo que es evidente la maldad intencionada. Uno de los mayores obstáculos que existen para conseguir esto es la intención de delinquir que tienen los políticos, porque se niegan a aplicar las reformas necesarias para evitar que sus propios delitos queden en evidencia. Porque la verdad es que en muchos países las leyes apoyan la delincuencia o dicho de otra forma se toman medidas débiles o inadecuadas para acabar con ella, de este modo, los políticos, tienen la ley de su parte cuando se plantean delinquir. Un primer paso para conseguirlo sería crear un programa de trabajo por parte del estado para evitar que aquellos que no lo tuviesen se puedan quedar desasistidos, porque siempre será mejor dar un trabajo antes que ayudas económicas, de ese modo se evita que puedan conseguir su objetivo aquellos que viven de robar y pedir ayudas sociales sin tener verdadera intención de trabajar. Porque el verdadero humanitarismo, no consiste en dar dinero a quienes lo piden, sino en dar trabajo a aquellos que sinceramente quieren integrarse en la sociedad. Lógicamente habría excepciones en aquellos casos en los que una enfermedad se lo impida.

Es deber de la sociedad ser justa con los criminales, pero justicia no es lo mismo que impunidad, porque aplicar una condena débil a quien comete un delito grave es ante todo un desprecio a las víctimas, además de una forma de favorecer el delito, porque un sistema penal que se toma los delitos como algo sin importancia provoca un relajamiento de la sociedad en lo que se refiere a cumplir de la ley. Por eso, la justicia y la clemencia no tienen porqué estar en contradicción, porque la justicia exige que el delincuente pague por los delitos cometidos, y la clemencia exige que el castigo sea solo el necesario para hacer justicia. La clave de la clemencia está en la intención del delincuente, porque no es lo mismo quien comete un delito por necesidad o por error que quien lo hace por vanidad, por eso, la ley debe diferenciar entre las dos situaciones, porque aquellos que actúan con arrogancia y maldad, solo la contundencia de la ley les puede hacer cambiar.

Si analizamos la relación entre el castigo y la clemencia desde un punto de vista bíblico, se puede decir en conclusión que no hay contradicción entre el ojo por ojo que defendía Moisés y la clemencia que defendía Jesús, porque cada uno de ellos defiende la misma cosa, pero planteada desde puntos de vista diferentes. Moisés, como jefe de su tribu, exigía el derecho de las víctimas a ser indemnizadas en proporción igual al daño ocasionado, y a los delincuentes les decía que la ley no va a descansar hasta erradicar el mal en ellos. Porque el significado del ojo por ojo, es que solo se puede erradicar el mal de la sociedad, cuando la contundencia de la ley es igual que la violencia utilizada por el delincuente. En cambio Jesús, hacía hincapié en la clemencia, porque la contundencia de la ley solo debe buscar la justicia, pero nunca se debe usar como pretexto para abusar del delincuente. Esto significa que ambos tenían razón, pero cada uno lo planteaba de forma distinta.

En los países con más éxito, suele ser más fácil que aparezcan los psicópatas que en aquellos que no lo tienen, esto se debe, a que la gente déspota cree que si su país tiene éxito entonces ellos también lo van a tener en su ámbito personal, y piensan que eso implica que puedan hacer todo lo que quieran sin preocuparse por las consecuencias. Esto ocurre porque el optimismo, reduce la distancia entre lo que creemos que podemos hacer y lo que verdaderamente podemos hacer. Cuando las personas vanidosas escuchan esas noticias sobre lo grande que es su país y que nadie le puede vencer, piensan que hablan de ellos mismos, y creen que si eso es cierto es por ellos, así que si ya eran vanidosos y prepotentes con anterioridad, al oír esas noticias su arrogancia se incrementa hasta abandonar toda conducta juiciosa. Esto no habría ocurrido, si desde la niñez sus padres y los sistemas educativos se hubieran preocupado de ofrecerles una enseñanza moral.

Una sociedad que quiere tener paz social tiene que ser enérgica contra la delincuencia, porque un país que aplica castigos débiles a delitos graves está condenado a ver crecer la anarquía y el desorden en sus calles. También es necesario que el estado se apiade de los pobres, y por ello tenga un programa de trabajo para que nadie se encuentre sin empleo. De ese modo, será fácil saber quienes delinquen porque son unos canallas y quienes lo hacen por verdadera necesidad.

Aunque es cierto que un sistema judicial eficaz puede contener bastante la delincuencia, sin embargo, toda sociedad evolucionada necesita tener un sólido código de valores morales que tenga la defensa de la justicia como su mayor valor, porque aquellas sociedades que carecen de esta referencia moral están condenadas a tener muchos conflictos de forma inevitable, esto no ocurriría si desde niños hubieran sido educados en la defensa de la justicia y los derechos humanos. Porque aprender que todo acto tiene una consecuencia también debería ser parte fundamental de la educación.

Toda sociedad que desea sentirse segura necesita una fuerza policial eficaz, pero también necesita un ejército que la defienda, porque no es el ejército el que provoca la maldad sino la existencia de maldad lo que hace necesario un ejército, por eso, se equivocan quienes dice que ser pacifista implica rechazar la existencia de un ejército, porque si un país lo hiciera, es evidente que sería invadido por sus vecinos de forma inmediata. El hecho de no querer ver un problema no implica que ese problema no exista y el hecho de que un país pueda desmantelar su ejército no significa que por eso los demás lo vayan a respetar. El verdadero pacifismo no consiste en decir frases que suenen bien pero carentes de sentido, sino en defender la justicia y la convivencia empezando por uno mismo. En mi opinión, algún día la humanidad será suficientemente civilizada como para que sea posible prescindir del ejército, pero, es evidente, que eso no será posible mientras haya egoísmo en la tierra.

 

DROGAS Y HOMOSEXUALIDAD

 

Es sorprendente la hipocresía de la sociedad con respecto a la homosexualidad, porque desde el punto de vista de quienes la apoyan es éticamente correcto que una madre reprenda a un hijo que se vuelve drogadicto, pero en cambio y para no contradecir los tópicos actuales debe apoyarle si se vuelve homosexual. Esto es evidentemente una contradicción, porque si un padre debe fomentar que un hijo vaya por el buen camino y por eso debe oponerse al consumo de drogas, entonces según ese mismo razonamiento también debería oponerse cuando este decide hacerse homosexual. Ellos afirman, que en este caso se oponen al comportamiento de su hijo porque está equivocado, pero, si hacerse drogadicto es una opción equivocada, entonces hacerse homosexual también lo puede ser. Entonces ellos responden, que la homosexualidad es de nacimiento y por lo tanto no depende de su propia voluntad, pero esa hipótesis, es tan simplista como cualquier otra, en primer lugar porque tratan de apoyar una conducta desviada contra el sentido natural de las cosas, y en segundo lugar porque niegan que un niño pueda elegir y por lo tanto equivocarse en este asunto. ¿Cómo pueden ellos determinar que hacerse drogadicto es un comportamiento degenerado y en cambio hacerse homosexual no? ¿Cómo pueden ellos saber que no es un capricho absurdo? Porque, incluso si hubiera fallos genéticos que lo pudieran favorecer, eso no significa que se tenga que apoyar, porque es nuestro deber moral ir hacia la naturaleza en lugar de alejarnos de ella, incluso si un fallo genético nos pudiera confundir. Es evidente que con este asunto los partidos políticos intentan obligarnos a aceptar sus argumentos manipulando el sentido de las cosas y solo con el fin de fomentar aquellos puntos de vista que les proporcionen más votos y en consecuencia más poder, pero sin importarles el daño social que causan.

 

 

12 LA GRAN ENCRUCIJADA

 

Continuamente vemos el mundo lleno de disturbios raciales y todos hablan de ello pero sin pronunciar la palabra clave del problema que es TIERRAS, porque la mejor solución para resolver los conflictos interraciales es dividir los territorios y entregar a cada raza la parte proporcional que le corresponda para que puedan crear sus propios estados independientes. ¿Por qué tiene un negro que soportar las humillaciones de los blancos, cuando puede tener un país donde los policías, los jueces o los políticos sean de su raza? Siempre será  mejor que cada raza viva separada y en paz antes que vivir mezcladas y favorecer con ello la discriminación. Por eso, me parecen sorprendentes los grupos supremacistas blancos que existen en Estados Unidos y que defienden la separación racial pero al mismo tiempo se olvidan de reconocer a las demás razas su derecho sobre la tierra. Porque a diferencia de Europa allí la mayoría son inmigrantes y además los negros fueron llevados por la fuerza, por eso, es absurdo negarles su derecho sobre la tierra. También me parecen hipócritas los blancos que dicen estar a favor de reconocer sus derechos a las minorías raciales pero igual que los grupos supremacistas se niegan a reconocer su derecho sobre la tierra, con esa actitud fingen dar un apoyo sin ser cierto.

Mientras tanto, los partidos de izquierdas igual que si fueran un reflejo de la antigua y materialista Atenas están favoreciendo el mestizaje solo por afán de lucro para explotar económicamente a esas minorías y sin importarles el daño social que causan, porque la gente proclama en público las supuestas bondades del mestizaje, pero en privado se sienten incómodos con ello, aunque no se atreven a reconocerlo. Siempre será mejor que cada raza tenga las tierras que le corresponde antes que vivir enfrentados y cada uno con un arma para matar a sus vecinos como ocurre ahora. Con esa actitud, lo que están haciendo es anteponer el afán de lucro a la dignidad de las personas. Ellos dicen buscar el bien de esas razas favoreciendo el mestizaje, pero lo único que están haciendo es vender su país por un puñado de votos. Esto es así, porque cada vez que gobiernan los demócratas abren las fronteras a los inmigrantes sabiendo que luego la mayoría de ellos les van a votar cuando obtengan la nacionalidad, de este modo se están falsificando las elecciones al cambiar votos por el permiso de residencia. En estas condiciones a los republicanos no les queda otra opción que seguir las políticas de los demócratas si quiere llegar a gobernar, esto es en cierto modo lo que llevan haciendo desde que acabó la segunda guerra mundial, pero sobre todo después de que gobernaran John F Kennedy y Lyndon B. Johnson, porque el fomento del mestizaje, la inmoralidad o el mal feminismo, son políticas apoyadas por los demócratas pero en la actualidad también aceptadas por los republicanos como si fuera una verdad incuestionable. Esto está animando a los partidos de izquierdas a dar un paso más allá para tratar de que todo el mundo asuma que sus políticas son las únicas posibles aunque eso no sea cierto.

Todo esto se deriva por un lado del trauma causado por la segunda guerra mundial, porque hace que la gente piense que oponerse a los alemanes implica forzosamente aceptar el mestizaje como si fuera la misma cosa. Esto es un error, porque el mestizaje ya era rechazado por la mayoría de los norteamericanos y europeos antes de la guerra por lo que no hay ninguna razón para relacionar una cosa con la otra. Pero, por otro lado, también existe el interés de los gobiernos de beneficiarse de la derrota de Alemania en esa guerra, porque aunque a la gente no le gusta el mestizaje, no lo quieren reconocer porque eso también implicaría reconocer que los perdedores de la guerra tenían razón en algo y eso podría socavar la autoridad de los vencedores y con ello sus planes para dominar los territorios de las demás razas.

Este interés de los gobiernos por fomentar el mestizaje para justificar la dominación mundial está llevando a la gente a sufrir una contradicción moral, porque en el fondo de su alma saben que el mestizaje está mal y es antinatural, por eso, se sienten a disgusto con ello, pero, al mismo tiempo, desde los órganos de poder se les dice una y otra vez que es su obligación aceptarlo. Después de la guerra esto no tenía demasiada importancia, porque aunque el mestizaje se aceptaba en la teoría, sin embargo no se aceptaba en la práctica, pero en la actualidad, aquellos especuladores que tratan de obtener cargos de poder con esta coyuntura están impulsando el mestizaje porque a ellos les da igual la dignidad y solo les interesa el poder sin importarles las consecuencias, esto, está provocando que cada vez sea mayor el malestar de la población. Esta situación, está empujando a la gente a decidir si sigue a su corazón y rechaza definitivamente el mestizaje o acepta lo que el poder les dice que es bueno pero saben que no lo es. Esta, es en definitiva, una lucha entre el alma que sufre y la mente engañada que trata de no escuchar a su alma, porque se limita a creer en aquello que les han dicho que tienen que creer desde la infancia. La gente debe liberarse de ese trauma y comprender que ese sentimiento que lucha por salir no es malo, porque lo que sí es malo es tratar de utilizar el apoyo al mestizaje para justificar la invasión de los territorios de las demás razas. Esto ocurre, porque aquellos que están dominados por la codicia piensan que una sociedad que apoya el mestizaje también va a apoyar la invasión de los territorios de las otras razas como ya ocurrió en Vietnam, en Irak en 2003, en Panamá y en otras muchas naciones, pero al actuar así están vendiendo su raza y su cultura por el simple afán de lucro. Y todo ello porque la gente no es capaz de comprender que cada raza fue hecha por la naturaleza para vivir en territorios diferentes y en climas distintos.

Cuando John F. kennedy trató de imponer las mezclas raciales creyó que así las diferencias entre ellas desaparecerían, pero no solo no lo hicieron sino que más bien aumentaron, esto es así porque si juntas en un mismo sitio muchas razas lo que consigues no es tener una sola raza, sino muchas mezcladas. Del mismo modo, si juntas agua y aceite no obtienes un líquido distinto sino dos diferentes metidos en el mismo espacio. Esto demuestra que el hecho de ignorar la realidad no hace que deje de existir.

La verdad es que el mestizaje está bajando la frecuencia espiritual de Estados Unidos lo que favorece el caos y la anarquía social y el feminismo está matando la natalidad, esto muy probablemente determinará que China les supere como primera potencia mundial en pocos años. Parece que este país está entrando en una fase de degeneración social que recuerda la época imperial de Roma, porque el comportamiento de algunos presidentes como George Bush hijo o Donald Trump recuerda mucho al que tenían los emperadores Calígula o Nerón. Pero la verdad es que tanto los demócratas como los republicanos tienen la culpa de esta situación, porque para beneficiarse de su victoria sobre Alemania favorecieron el mestizaje y ahora ese mestizaje está destruyendo la cohesión del país, eso no habría pasado si no hubieran puesto por delante el afán de lucro sobre la dignidad. Porque igual que un árbol con las raíces podridas no puede dar buenos frutos del mismo modo un país desunido tampoco.

Es típico tanto de las personas como de las naciones que cuando las cosas van bien pero no se tiene un sólido código de valores morales se produzca un proceso de degeneración social, esto es lo que provocó que la república romana se convirtiera en un sistema totalitario antes de que el imperio desapareciese. Esto ocurre, porque las personas o los gobiernos dominados por la vanidad se confían demasiado pensando que esa situación positiva va a durar siempre con independencia de lo que hagan y abandonan los fundamentos y la humildad que les había hecho fuertes provocando el desorden, el despilfarro y en consecuencia la pérdida de todo lo conseguido. Por eso, cuando las cosas van bien, es necesario defender más que nunca la dignidad y el sentido común para evitar que la vanidad nos domine.

A diferencia de ellos, China vive un periodo de rápido crecimiento porque sus fundamentos son sólidos debido a que es un país unido y racialmente homogéneo igual que como era Estados Unidos en el pasado, además, tiene la humildad necesaria como para vivir principalmente de sus propios recursos haciendo su economía competitiva en lugar de corromperse pidiendo préstamos continuamente como hacen otros. Lo único que le falta para ser un modelo para el mundo es mejorar los derechos laborales de sus ciudadanos y favorecer la creación de un modelo democrático.

No es que haya nada de malo en la inmigración, pero para evitar que eso provoque un caos social es mejor que tanto la raza como la cultura sean coincidentes, porque es absurdo mezclar una sociedad que está en la edad de piedra con otra que se encuentra miles de años más avanzada. Lo que está claro es que Estados Unidos está pasando de ser un país tradicional y de raza blanca a otro mestizo y sin una cultura definida, lo difícil es saber cuál será el resultado de ese cambio.

Los Estados Unidos, igual que la antigua Roma, consideran que aquellos países que tienen un sistema político diferente les hace inferiores y en consecuencia les vuelve susceptibles de ser invadidos por ser considerados bárbaros, por eso, para los romanos, favorecer el progreso técnico o defender su república les otorgaba según su punto de vista el derecho a invadir y esclavizar a quienes no tuvieran esos sistemas sociales. Esto, evidentemente no era más que un simple pretexto, pero se usó en aquellos tiempos y se sigue usando en la actualidad para encubrir que las coacciones o invasiones que se hace a otros estados son por codicia y no para ayudarles como los invasores afirman, esto es lo que ocurrió con la invasión de Irak en 2003, que se hizo usando mentiras incluso en la sede de la ONU para encubrir los intereses económicos que habían detrás.

En la actualidad, la diferencia que existe entre las dictaduras y las democracias es más simple de lo que se piensa, porque igual que ocurre con una dictadura, en los países democráticos el poder que los políticos ceden al pueblo se limita a una simple votación cada cuatro años para elegir unas propuestas electorales que en gran medida luego no cumplen. Es evidente que una democracia es mejor que una dictadura, porque siempre será  mejor un gobierno cuyas decisiones dependen de muchos que otro en el que dependen de pocos, pero la diferencia es menor de lo que se piensa y muchas veces el sufrimiento de la población civil de los países que tienen esas dictaduras no es la consecuencia del mal funcionamiento de su sistema político sino de las sanciones comerciales que se aplican para castigar a los ricos pero que solo sufren los ciudadanos pobres. Porque en realidad, no existe ninguna diferencia entre las dictaduras que existen ahora y las monarquías absolutistas que existían en el pasado. Está bien favorecer la democracia, pero no se puede permitir que esto se utilice como excusa para imponer los sistemas políticos o destruir los países que no se someten.

También es lamentable, que en pleno siglo veintiuno existan organizaciones como algunas ONG que igual que hacían en el pasado los traficantes de esclavos cargan sus barcos de inmigrantes ilegales solo para obtener publicidad y afiliados que incrementen sus ingresos y todo con la connivencia de los gobiernos que esperan servirse de la mano de obra barata de esos inmigrantes. Porque esos, a quienes ellos recogen en el mar, no son náufragos rescatados como ellos dicen, sino personas que son recogidas de los mismos barcos en los que se embarcaron, por eso, cuando se usa la palabra ''rescatados'' se falsea la realidad de lo que ocurre. Este es un acto de evidente frivolidad, porque modifican el significado de las palabras para encubrir lo que solo es un tráfico de personas establecido y sistemático diseñado para dar publicidad a esas organizaciones y aumentar así sus ingresos y su número de afiliados.

Cada persona debería luchar por el bien de su raza pero respetando la independencia de las demás, lamentablemente Alemania olvidó este hecho lo que favoreció la aparición de dos guerras mundiales. El problema de los alemanes es que son malos perdedores y tienen poca perspectiva de las cosas que les rodean, porque prefieren aliarse con cualquiera con tal de conseguir sus fines, un ejemplo de ello son las numerosas veces en las que han traicionado a sus hermanos de raza o religión para aliarse con los musulmanes o asiáticos contra Europa y solo por la envidia que sienten hacia Inglaterra. Porque la existencia de rivalidades entre las naciones europeas no debería ser nunca un motivo para perder la perspectiva, al actuar de esa manera ellos mismos se han expulsado de la vanguardia mundial. Seguramente, esa falta de perspectiva es la consecuencia de haber estado fuera del  ámbito romano que es donde se desarrolló la vanguardia de la civilización europea en la antigüedad, esto perjudicó su nivel tecnológico y en consecuencia disminuyó su capacidad para participar en los acontecimientos mundiales al mismo nivel que aquellas naciones que sí estuvieron dentro. La desconfianza de Alemania hacia sus vecinos occidentales seguramente comenzó con el intento de los romanos por invadir su país y que fue evitado por Arminio, este fracaso romano evitó la invasión de su territorio, pero también determinó la separación con sus vecinos occidentales que sí habían caído bajo el control de Roma, creándose así una separación cultural entre ellos.

También hay que decir en favor de los alemanes que ellos no fueron los primeros que trataron de defender la integridad de su propia raza contra el mestizaje como mucha gente piensa, porque mucho tiempo antes que ellos los hebreos ya se habían opuesto a las mezclas raciales. Esto demuestra, que el hecho de considerar una cosa como buena o mala muchas veces depende del color del cristal por el que se mira. A diferencia de los alemanes, otras naciones favorecieron las mezclas raciales solo por codicia y sin importarles socavar la unidad de su país. Por eso, cuando los norteamericanos se plantearon llevar esclavos a América fue como que pactar con el diablo, porque trataron de conseguir riquezas a cambio de destruir su integridad racial, y ahora es precisamente esa falta de integridad lo que está destruyendo las raíces de su país. La verdad es que todas las naciones han cometido errores y conductas reprochables a lo largo de su historia, aunque ahora parece que solo interesa mostrar en los medios de comunicación las cometidas por Alemania, pero en mi opinión, luchar por la defensa de su raza no fue uno de sus errores sino uno de sus aciertos, aunque eso, en la actualidad, no sea considerado políticamente correcto. Ellos hicieron bien en defender la integridad de su raza, porque si no tienes ni raza ni cultura, ¿entonces qué te queda? Es evidente que durante la segunda guerra mundial los alemanes cometieron crímenes contra otras razas, pero, la gente debería preguntarse quién es peor, el que destruye otras razas como hicieron los alemanes o el que destruye la suya propia como hacen los occidentales en la actualidad.

 

EXHORTACIÓN DE JOSUÉ AL PUEBLO

 

No tengáis nada que ver con estos pueblos que han quedado entre vosotros, no pronunciéis el nombre de sus dioses ni juréis por ellos, no les deis culto ni os postréis ante ellos, sino quedad adheridos a Yahvé vuestro Dios, como habéis hecho hasta este día. Yahvé ha expulsado delante de vosotros a pueblos grandes y fuertes, ninguno ha podido resistir ante vosotros hasta el día de hoy. Uno solo de vosotros perseguía a mil, porque Yahvé vuestro Dios peleaba por vosotros, según os había prometido. Poned pues todo empeño en amar a Yahvé, Dios vuestro. Porque si de cualquier manera os apartáis para uniros al resto de esos pueblos que han quedado entre vosotros, y si contrayendo matrimonios con ellos os unís a ellos y ellos a vosotros, tened entendido con toda seguridad que Yahvé, vuestro Dios, no seguirá expulsando estos pueblos de delante de vosotros, sino que ellos serán para vosotros un lazo y una trampa, un látigo en vuestros costados y espinas en vuestros ojos, hasta que seáis exterminados de sobre esta buena tierra que Yahvé, vuestro Dios, os ha dado. Josué 23: 7

 

Cuando el mundo termine su evolución, solo habrá una raza y una religión. Será una sola raza porque debido a su evolución natural al final todas serán iguales. Y será una sola religión, porque con el progreso técnico y filosófico la verdad estará al alcance de todos, por eso, ya no tendrá sentido que existan grandes diferencias de opinión en los temas fundamentales. Esto provocará que solo quede una religión, que es la que se deriva de la verdad. Pero, hasta que ese momento llegue, es nuestro deber preservar nuestros valores contra el caos que supone el mestizaje, o la mezcla de culturas fuera de todo criterio razonable, porque el progreso de la humanidad no se alcanza mezclando todo, sino preservando lo más evolucionado y descartando lo más primitivo. No está mal juntar opiniones diferentes, lo que está mal es juntar personas con niveles evolutivos diferentes. Porque vivimos en un mundo en el que unos países se encuentran en la era del espacio, pero otros están próximos a la edad de piedra, por eso, el progreso no se alcanza con el mestizaje, sino ayudando a los países más atrasados, para que alcancen el nivel tecnológico de los que se encuentran por delante.

 

 

13 LA MENTE DISPERSA

 

Uno de los requisitos más importantes para poder meditar de forma eficaz, es tener el valor necesario para pensar de forma diferente al resto, porque en realidad, la mayoría de la gente es incapaz de plantearse algo así, es como si desde cierto punto de vista se encontrasen en estado de hipnosis y no fueran capaces de entender nada más allá de lo que marcan las modas o los conceptos grupales, porque su voluntad se resume en copiar lo que hacen los demás. Este comportamiento podría definirse como un estado de dispersión mental por el que la mente individual se somete o dispersa en el comportamiento o actitud del grupo con el que se relaciona por miedo a las posibles represalias que podrían sufrir en el caso de pensar distinto, o también porque se confía demasiado en ellos. Cuando una persona se comporte así, es como si para ella solo existiera la parte física de la vida, basada en la acción de su cuerpo, pero sin reconocer la parte espiritual, en la que es necesario descubrir nuestra existencia como seres individuales y confiar en nuestra capacidad de pensar e influir en el mundo que nos rodea. Estas personas de mente dispersa no ven más allá de lo que marca su grupo y no comprenden que el mundo tiene que construirse desde dentro hacia afuera, es decir que primero es necesario meditar para comprender qué es lo que debemos defender y solo después elegir con quien relacionarnos. Pero las personas de mente dispersa, primero buscan un grupo o partido político con el que sentirse protegidas, pero sin meditar suficientemente sobre la actitud de ese grupo, porque lo que buscan es a alguien que les proporcione una mente prestada ya que ellos o no pueden o no quieren reflexionar sobre el mundo que les rodea para encontrar la verdad. Así es como crecen las sectas destructivas, los adeptos ceden su voluntad a esos líderes esperando que ellos les ayuden sin darse cuenta que ese líder no es un iluminado como él afirma sino un psicópata sediento de poder. Es decir que aceptan lo que él dice sin discutirlo en ningún momento como si lo equiparasen con Dios. La verdad, es que al actuar de ese modo están traicionando a Dios, porque aceptan a cualquier charlatán como su representante solo por vagancia, al no querer dedicar tiempo a buscar la verdad, y como consecuencia de ello caen en sus redes de mentiras pagando a veces un alto precio. Por ello, debemos descubrir nuestra capacidad creadora y no aceptar nada de antemano sin un análisis justo e imparcial, porque solo así descubriremos la verdad y el mundo podrá progresar. Las personas de mente dispersa confunden su mente con la actitud grupal y piensan que la gente es maravillosa y que todo va a ir bien, pero no entienden que para  que eso sea cierto es necesario desconfiar de lo que nos rodea y trabajar para convertir ese sueño en realidad. Sería estupendo si eso que ellos creen fuera verdad y poder así confiar en quienes nos rodean, pero hasta que el mundo deje de estar dominado por el interés materialista y el egoísmo es necesario esforzarnos por romper la membrana del conformismo que nos impide ver la luz y respirar aire puro. Estas personas son tan extrovertidas que acuden a las fiestas ciudadanas como dominadas por un impulso hipnótico asociando fiesta con beneficio, cuando no son otra cosa que vulgares tabernas para que los alcohólicos satisfagan su adicción. No comprenden que para tener diversión no es necesario reunir una enorme masa de gente ni alcohol, ni tampoco hacen falta los entretenimientos mundanos como los carnavales o Halloween que convierten las ciudades en vulgares circos destinados solo a favorecer el consumismo y enriquecer a los ayuntamientos que durante esos días se comportan como organizaciones mafiosas, porque abandonan su deber de servir a toda la ciudadanía al bloquear las calles para dedicarlas únicamente a esa orgía de ruido y alcohol, sin importarles la gente que no desea participar. Estas personas de mente dispersa son incapaces de meditar de forma profunda, esta actitud les condena a ver solo la parte materialista de la vida, por eso, tienen que comprender que para ser felices es necesario rechazar la ordinariez y las drogas, y descubrir que dentro de su alma existe una mente que puede encontrar la verdad por sí misma. Es necesario abrir eso que en la India llaman el tercer ojo y que se basa en comprender la verdad mediante el uso de nuestra mente, para poder mejorar al máximo nuestras propias facultades, porque cuando una persona no entiende es como si no ve.

Es necesario comprender, que la verdadera fiesta no surge organizando entretenimientos falsos y mundanos, sino viviendo en armonía con la naturaleza, porque si una persona desea entretenerse, no necesita que un ayuntamiento bloquee una ciudad entera para que todos acudan en masa, porque siempre será más lógico que la gente utilice de forma ordenada los locales destinados a ese fin. Otra conducta equivocada es elegir determinadas fechas para hacer regalos, porque lo lógico es hacerlos solo cuando hace falta, porque si todos hacen un regalo el mismo día a la misma persona, esta se puede encontrar con multitud de regalos en un momento y ninguno el resto de año, ese sistema solo sirve para favorecer el consumismo y la vanidad en los niños, que debido a esa costumbre reciben de repente una cantidad de regalos que no necesitan. Es necesario comprender, que no es necesario hacer todo en masa o al mismo tiempo que los demás, tenemos que aprender a descubrirnos a nosotros mismos.

La dispersión mental no solo es la consecuencia de nuestra propia falta de esfuerzo o precaución, también ocurre cuando se tiene un cuerpo genéticamente desenfocado, es decir que el acabado deficiente de nuestro cuerpo provoca que nos resulte más difícil entender la realidad del mundo que nos rodea y reduce nuestra inteligencia biológica. Porque en realidad, hasta un 85% de la población posee enfermedades genéticas hereditarias que merman su potencial como seres humanos y en consecuencia el potencial que la humanidad puede desarrollar. Estas deficiencias genéticas en la mayoría de los casos no provocan consecuencias graves, pero reducen la calidad de vida y a la larga favorecen la aparición de otras enfermedades. Nuestros cuerpos llevan evolucionando miles de millones de años, pero ese proceso de lucha por el progreso se ve continuamente frenado por el ataque de sustancias químicas o radiactivas que atacan nuestros genes destruyendo el fruto de tanto trabajo evolutivo. Durante toda la historia humana solo hemos podido luchar contra esas enfermedades mediante la selección sexual al tratar de tener parejas sanas, pero este sistema no sirve cuando se trata de enfermedades ocultas a simple vista. Por ello, sería deseable que los gobiernos inicien un programa para la erradicación de esas enfermedades, para que así sea posible extraer el máximo provecho que la evolución genética pueda proporcionar. Porque nuestros cuerpos son en realidad máquinas al servicio de nuestro espíritu y tener un cuerpo genéticamente defectuoso es como construir un telescopio con la lente sucia, eso significa que dará igual cuánto nos esforcemos, porque mientras esos defectos no sean eliminados nunca lograremos alcanzar la precisión que sería deseable tener. Por eso, resulta sorprendente el silencio que demuestran ante este tema las empresas farmacéuticas, porque es evidente que el día que se inicie un programa para la erradicación de estas enfermedades a nivel mundial también será el día en el que comience a disminuir su influencia en el mundo.

Es llamativo ver que la mayoría de la gente cuando se plantea un dilema intelectual, lo primero que  piensan es cuál será la actitud que su partido político o grupo social va tener respecto a esa cuestión y solo después de saber que la actitud de su grupo es positiva pasan a considerar si tiene sentido o no. Es decir que cuando creen que su grupo va a rechazar ese dilema entonces tratarán de encontrar razones para rechazarlo también para así evitar chocar con la actitud de la mayoría, porque muchas personas prefieren rechazar la verdad si con ello evitan quedarse fuera de la moda o grupo social al que se encuentran vinculadas por el miedo a una posible represalia. Es decir que mucha gente no sigue una moda porque tenga sentido sino porque lo hacen los demás, y con frecuencia se siguen costumbres estúpidas y en contradicción con las modas anteriores solo porque eso es lo que determinan quienes extienden el rumor de lo que es la moda. Esto explica por qué durante las segunda guerra mundial fue tan intenso el apoyo que los nazis tuvieron en Alemania, pero eso, también explica por qué ahora se les rechaza con la misma energía, es decir que ese rechazo se debe simplemente a que perdieron la guerra y en consecuencia ya no son una amenaza para quienes los desprecian. Es decir que se les puede criticar sin miedo a represalias, pero no se les puede apoyar públicamente, porque en este caso sí habría represalias por parte de quienes ganaron la guerra o por aquellos que obtuvieron sus cargos por alabar a los vencedores.

Antes la palabra “fascismo” se usaba para identificar a quienes apoyaban a la extrema derecha, pero ahora se usa para identificar a quienes no aceptan la democracia, porque se equipara lo uno con lo otro, pero, si lo entendemos así, entonces por fascistas debemos considerar tanto a la extrema derecha como a la extrema izquierda, porque muchos comunistas también apoyan las dictaduras de izquierdas y por lo tanto, también son anti demócratas. Esto nos demuestra, como las formaciones políticas usan las palabras con frivolidad para inducir a los ciudadanos en una dirección previamente planeada y ocultar que ellos son iguales que aquellos a los que critican.

Otro ejemplo de manipulación mental es cuando los políticos animan a los jóvenes a participar en las guerras usando el argumento patriótico como cebo para no darles nada a cambio, porque cuando piden que arriesguen su vida, no para defender su país, sino para atacar a otros en el extranjero, los soldados arriesgan su vida, pero los únicos que se benefician de esas guerras son los políticos y los empresarios con los negocios que esperan hacer, por eso, los ciudadanos no deben caer en la trampa y deben exigir que las fuerzas armadas sean profesionales para que cada hombre pueda decidir voluntariamente si quiere participar en el ejército o no. De ese modo, si quieren que un hombre participe en un conflicto, tendrán que pagarle por ello y ese soldado tendrá un beneficio tangible por su sacrificio. Porque la vida de un joven vale más para él o para sus padres que una vulgar chapa de hojalata que es lo que les dan a cambio de sus vidas.

El hecho de que la población sea tan proclive a tener un pensamiento único también explica que después de la guerra el mundo se dividiera en bloques, por eso, en el bloque occidental se pensaba que todo lo que estuviera relacionado con el oriental era malo y en el bloque oriental se pensaba que todo lo que estuviera relacionado con el occidental también. Es cierto que en la unión soviética existía una dictadura, lo cual es rechazable, pero también es cierto que las persecuciones políticas que los macartistas llevaron a cabo en Estados unidos contra los que no comulgaban con la moda o pensamiento de la mayoría también fueron igual de rechazables, y lo sorprendente, es que siendo un país que presumía de ser un modelo de democracia, sin embargo, no se hizo nada para detener esas persecuciones contra la libertad de pensamiento, incluso se llegó a juzgar a mucha gente solo por su opinión política. Este proceso para favorecer el pensamiento único también es frecuente en las organizaciones religiosas, por ejemplo, el Islam fue impuesto por la fuerza en la mayoría de los lugares a los que llegó y por eso, es lamentable que muchos de los que ahora siguen esa religión lo hagan creyendo que sus antepasados se unieron voluntariamente, pero no son capaces de comprender que si se unieron a ella fue por la fuerza o bajo amenaza de pagar más impuestos que aquellos que aceptaron unirse. Algo parecido ocurrió con el cristianismo, porque al principio, esta religión estaba prohibida por el estado romano y la gente que se adhería a ella lo hacía de forma voluntaria, sin embargo, una vez se estableció como religión oficial en Europa, se hizo casi obligatorio pertenecer a ella bajo riesgo de sufrir persecución por pensar diferente. Esto es así, porque las organizaciones religiosas en unión con los gobiernos sabían que, quien controla la religión, puede tener un control sobre los ciudadanos adheridos a ella. Pero, es importante no culpar a la religión de lo que en su nombre hacen las organizaciones religiosas, porque una religión es solo una suma de ideas filosóficas sobre la vida y el universo, lo cual es bueno y necesario para el progreso de la humanidad, en cambio, una organización religiosa es una empresa que se sirve de la religión para obtener poder y riqueza y por ello se autoproclaman representantes de Dios como forma de anular cualquier tentativa para favorecer la libertad de pensamiento por parte de quienes se encuentran bajo su control. Este no es un comportamiento divino sino diabólico y solo podrá terminar cuando los ciudadanos se libren de ellas y empiecen a pensar con libertad.

Todo esto nos demuestra, que el poder establecido actúa en la mente humana como una poderosa fuerza de gravedad que dificulta considerablemente nuestra capacidad para pensar de forma imparcial, por ello, es nuestro deber, tratar primero de averiguar cuál es la verdad con independencia de la opinión reinante y si descubrimos que la verdad no coincide con esa opinión, entonces debemos aprender a convivir con las dos realidades para evitar que el hecho de saberlo nos perjudique.

En realidad, la mente puede adoptar dos posiciones, una es la pasiva en la que nos dedicamos a trabajar y buscamos el placer mediante el uso los sentidos y la experimentación física, y otra es la activa o espiritual que utilizan los filósofos e inventores, en la que el placer se obtiene con la búsqueda de emociones nuevas descubriendo los secretos del universo para transformar el mundo. Estos científicos y filósofos convierten un sueño en realidad para que lo puedan disfrutar aquellos que debido a las circunstancias de la vida no lo pueden hacer por sí mismos. Esto es así, porque la mayoría de la gente no puede soñar como lo hacen los inventores o los filósofos debido a que el trabajo y la familia les atraen hacia la materia que es más basta y ruda, mientras que las tareas filosóficas solo pueden ser encontradas en el mundo sutil y espiritual, el problema es que el mundo espiritual solo se puede alcanzar mediante la concentración, pero para ser feliz, también es necesario realizar las tareas materiales. Esto demuestra, que en realidad son dos polos de una misma cosa y ambos igual de necesarios, porque la vida material ofrece la posibilidad de disfrutar experimentando con aquello que la ciencia y el progreso nos ofrece y la vida espiritual representa el placer de descubrir aquello que es posible hacer para mejorar esa vida material, pero, sin que sea una mejor que la otra, una es acción y la otra reflexión, una es experimentar lo creado y otra es descubrir para luego experimentar. Esto significa que no se trata de elegir entre la materia y el espíritu o entre la vida de las sensaciones que se deriva de la experimentación física o las que se derivan de la meditación, la solución es tener en cuenta ambas cosas para que se encuentren en equilibrio, porque para ser feliz, es necesario que nuestra vida material esté en consonancia con los valores espirituales.

En realidad, no hay nada de malo en vivir una vida física, basada en los placeres de los sentidos y la experimentación de nuestro cuerpo si se hace con justicia y dignidad, porque para eso tenemos un cuerpo material, además, la capacidad para inventar o cambiar el mundo es una labor secundaria que ya realizan los científicos y filósofos. Esto significa, que lo correcto es que la gente dedique un 85% a la experimentación física y extrovertida y solo un 15% a la meditación espiritual e introvertida. Por lo tanto, solo es necesario que una mínima parte de los ciudadanos lo hagan al revés. Porque en realidad, el trabajo dedicado a cambiar el mundo que realizan los científicos o filósofos tiene como finalidad servir a la sociedad y solo cuando esos inventos son utilizados en la práctica encuentran su sentido. Este proceso de cambio continuo que vive el mundo en la actualidad no durará siempre y solo tiene sentido cuando existe una diferencia entre el mundo que tenemos y el mundo al que tenemos que llegar. Este proceso, al principio de la civilización iba muy lento y sin embargo en la actualidad avanza muy deprisa, esto se debe a que cuanto menos queda para terminar el proceso evolutivo más rápida es la velocidad de los cambios. Esto significa, que al mundo le falta poco tiempo para terminar su actual proceso de evolución. Cuando eso ocurra, seguirán existiendo los descubrimientos, pero a un ritmo de cambio muy inferior al actual. Esto es así, porque todos los descubrimientos que se han hecho en el pasado y presente tienen como finalidad completar el proceso de evolución tecnológica de la humanidad para conseguir que el mundo se convierta en un planeta adulto del cosmos.

 

 

14 NO ES DIGNO VIVIR DE DEUDAS

 

No pretendo afirmar que tener deudas siempre esté mal, porque si se trata de un caso excepcional como comprar una casa en el caso de un ciudadano o evitar las consecuencias de una crisis económica en el caso de un gobierno, entonces sí puede tener sentido, pero siempre y cuando el dinero que se pide esté dentro de los márgenes que tenemos para devolverlo. Lo que no es digno ni lógico es tratar de basar la economía en las deudas de forma continua, como algunos partidos políticos nos sugieren.

Ellos dicen que con las deudas se consigue crecimiento, pero, ¿qué crecimiento va a tener un país que tiene que pagar muchos intereses por esas deudas? Siempre será mejor basar el crecimiento en una economía competitiva antes que vivir acumulando deudas. Además, un país que es competitivo y funciona, puede incluso prestar a otros a cambio de intereses y aumentar así su riqueza.

Porque al final quien vive de pedir termina siendo dominado por quien le presta por eso, es un error creer que se puede vivir por encima de nuestras posibilidades mediante deudas. Una economía endeudada de forma permanente termina siendo una economía drogada, porque su comportamiento económico no depende de su propia eficacia sino de un dinero prestado que habrá que devolver, lo que al final puede llevar al país a la ruina. Además, no debemos olvidar que las deudas contraídas por los gobiernos en los mercados internacionales pueden estar sujetas a un incremento imprevisto en el caso de subir la prima de riesgo. Eso significa que al endeudarse ponen el futuro del país en manos de otros.

También resulta hipócrita que los mismos partidos que proponen las deudas como panacea se atribuyan el calificativo de “progresistas”, como si esa palabra fuera de su propiedad, porque progresista es quien favorece el progreso y no la miseria que ocasiona vivir de deudas. Es cierto que hay países que tienen una economía tan fuerte que no temen endeudarse, pero, en ese caso, el riesgo es mucho menor al ser economías competitivas, pero, debilitar la economía de un país con las deudas cuando ya está débil es un acto propio de necios.

Otra cosa que los ciudadanos no suelen tener en cuenta, es que el dinero que procede de préstamos está mucho más expuesto a desaparecer por corrupción que el que procede de los impuestos, porque es más fácil gastarlo sin dar explicaciones que el que se recauda de forma normal, pero por supuesto, ésos políticos ladrones, luego dirán que las deudas que ellos han contraído, las tienen que pagar los ciudadanos.

Por eso, me parecen paradójicos los políticos comunistas, que dicen buscar el bien de los trabajadores pero, sin embargo, proponen el endeudamiento como solución para todo, porque al actuar así, condenan a los trabajadores a pagar por unas deudas que no era necesario contraer, porque si no se tiene dinero para comprar lo que uno quiere, entonces lo correcto es ahorrar hasta reunir lo necesario. Contraer deudas de forma excepcional y en una cuantía que sea asumible puede tener sentido, pero quien trata de vivir con el dinero de otros de forma permanente es un insensato, porque antes o después tendrá que volver a la realidad.

Intentar que la economía funcione con dinero prestado además de ser una medida consumista también es contaminante, porque si la economía va mal, siempre será mejor adaptarse a la situación viviendo con lo que se produce y compartirlo con quienes se encuentran en peor situación en lugar de pensar solo en producir más y contaminar más. Porque lo que hace fuerte a la economía no es vivir de deudas, sino crear condiciones económicas sólidas para que sea más competitiva. Quienes actúan de esta forma se olvidan que no es más feliz quien más mercancías tiene sino quien sabe adaptarse a las circunstancias con humildad. Pero los políticos no pueden resistir la tentación de pedir dinero, porque así crean un falso y momentáneo crecimiento económico con el que tratan de engañar a la gente para que les vuelvan a votar en las próximas elecciones, es como una forma indirecta de comprar votos, pero al actuar así, están prestando un dinero a los ciudadanos que más adelante esos ciudadanos tendrán que devolver con intereses añadidos. Esos políticos hipócritas lo que nunca explican es que ese dinero que piden en nombre de todos, es para que lo gasten solo unos pocos.

Es cierto que los objetivos teóricos que los comunistas dicen buscar son buenos, pero las consecuencias de lo que hacen son malas, porque en realidad, el comunismo, lleva al resultado opuesto a lo que dice la teoría. Porque su teoría demagógica se basa en proponer cosas que nadie rechazaría, porque dicen a los trabajadores aquello que quieren oír, lo que demuestra que solo es un cebo para encubrir lo que lleva detrás. La verdad, es que los métodos que el comunismo utiliza para alcanzar esos supuestos son completamente equivocados y al final terminan arruinando la economía de los países en donde se aplican.

Porque cuando un gobierno se dedica a mantener vagos dándoles ayudas a cambio de nada, lo que está favoreciendo es la ruina de las empresas, porque si en lugar de fomentar que sus ciudadanos trabajen les acostumbra a vivir del presupuesto público, entonces serán las empresas y sus trabajadores los que tendrán que mantener ese cáncer social que representan aquellos que sin una verdadera razón tratan de engañar al sistema para vivir de las ayudas sociales. Esta situación, provoca que las empresas pierdan competitividad al descontar el trabajo que ésos individuos deberían hacer y no hacen. Al final, muchas empresas se ven obligadas a cerrar y toda la sociedad sale perjudicada por tener esa visión miope de la economía.

Del mismo modo, el capitalismo también es bueno en teoría, pero si se aplica sin control, puede llevar a la esclavitud de los ciudadanos igual que el comunismo. La historia ha demostrado, que la economía de mercado es la mejor, porque la competencia entre las empresas favorece el progreso tecnológico y empresarial. Un ejemplo de ello es China, porque cuando aceptó la economía de libre mercado experimentó un crecimiento espectacular, y eso, sin duda, es lo mejor que puede haber para los trabajadores. En cualquier caso, el deber de los políticos es crear las leyes que sean necesarias para garantizar que los derechos de los trabajadores estén reconocidos. También es fundamental, garantizar que ningún trabajador se quede abandonado en caso de perder su trabajo, porque esa, es la mejor forma de demostrar que todos pertenecemos a la misma sociedad. Todo esto demuestra, que ningún partido político tiene la solución por sí solo para todos los problemas, por eso, lo mejor sería que los ciudadanos, en lugar de limitarse a apoyar partidos exijan que se les permita elegir las leyes, de ese modo evitaran caer en las redes de los partidos.

 

 

15 PROFETAS O LÍDERES

 

Hoy en día es normal referirse a los profetas bíblicos como una especie de visionarios o filósofos que supuestamente actuaban como portavoces de Dios en el mundo para comunicarnos sus enseñanzas. Sin embargo, pocas personas se dan cuenta de que en realidad en muchos de estos casos sería más lógico considerarlos como líderes religiosos más que como simples transmisores de ideas divinas. Este es el caso de profetas como Samuel que además de jefe religioso tenían la potestad de elegir reyes, pues Samuel fue quien eligió a los reyes Saúl y David. Es decir que aunque esto no se dice de forma clara, se puede entender al leer la Biblia que en realidad las funciones de estos profetas más se asemejan al papel que en la actualidad desempeñan los reyes en una monarquía parlamentaria. Es decir que en la antigua sociedad Israelí el jefe religioso tendría el mismo poder que el rey y este solo podría ostentar el cargo si antes era aprobado por el jefe religioso. En esta situación, el rey sería como un primer ministro en la actualidad. Sería efectivamente un Rey, pero siempre que el jefe religioso lo aprobase. Se puede deducir entonces que el calificativo de “profeta” podría servir para reafirmarse en el cargo al asumirse que el hecho de ser jefe religioso implicaba también ser la voz de Dios en la tierra. Es decir que se podría estar utilizando esa supuesta comunicación con Dios con el fin de afianzarse en el puesto de líder religioso ante la sociedad. Esto es parecido a lo que hace la iglesia de Roma cuando califica al papa de “infalible” para que los ciudadanos asuman que la iglesia y Dios es lo mismo.

Sin embargo, es justo decir que en la Biblia también existieron profetas que no tenían ningún cargo religioso y que incluso se mostraron reacios a ocuparse de esa función en un principio. También es justo reconocer que la filosofía y la religión son útiles para favorecer el progreso de la humanidad, pues la función de la religión es tratar de explicar aquellos fenómenos que aunque reales todavía no se pueden explicar completamente por la ciencia clásica. Tampoco podemos negar en base a estas circunstancias que estos profetas tuvieran la capacidad de comunicarse con seres superiores, espíritus o extraterrestres, pues son muchas las cosas que el mundo aún desconoce y que la ciencia oficial trata de ignorar diciendo que o no existen o son difíciles de demostrar. Lo cierto es que la ciencia moderna abusa de una actitud arrogante al tratar de negar todo aquello que no puede medir o pesar. Porque si de verdad fueran imparciales o científicos harían una investigación en serio para aclarar la verdad de los fenómenos espirituales o de tipo ovni, porque las pruebas existen aunque no lo quieran reconocer, pero la incapacidad de poder determinar todas las circunstancias que giran en torno a estos fenómenos provocan la reacción arrogante de los científicos que optan por negarlo todo enfadados por no poder meter estos fenómenos en sus frascos de ensayo. Pero hay que tener en cuenta, que en la naturaleza existen muchas cosas que son difíciles de comprender con exactitud y aunque algunas de estas cosas sean extrañas no es razón para negar su existencia.

La verdad con respecto a las afirmaciones de profetas bíblicos quizás nunca la sepamos con exactitud, pero solo un estúpido considera que la Biblia hay que aceptarla tal y como está escrita sin admitir otras explicaciones posibles. Quizás en ella como en otras cosas la verdad y la mentira se encuentran íntimamente mezcladas sin que sea fácil determinar qué cosas son ciertas y cuáles no. Pero no debemos olvidar que en el universo no solo existe un mundo material, también lo hay espiritual, aunque los científicos no lo quieran reconocer. Es difícil saber si estos profetas fueron ayudados por seres superiores o no, pero incluso si tal cosa no fuera cierta no debemos por ello menospreciar la filosofía que va inmersa en la religión, porque esta se encarga de la importante función de explicar la parte espiritual de la vida.

 

 

16 EL TRAJE DEL FUTURO

 

En mi opinión, en el futuro se usará un traje que estará formado por una sola pieza de tela y un solo color principal y dividido por una cremallera central para poder ponerlo. También sería posible un traje de un solo color pero dividido en dos piezas en la cintura. En cualquiera de los dos supuestos se usaría un color principal. La finalidad de este traje sería por un lado que sea más fácil el proceso de vestirse, pero por otro lado también simbolizaría la justicia y la igualdad entre todos los ciudadanos al usar una prenda idéntica, porque la homogeneidad del color también simboliza la justicia. Este traje sería igual tanto para los hombres como para las mujeres y se ceñiría en la cintura, mangas y tobillos con una cinta de goma, aunque cada persona podría usar un color distinto. Esta prenda estaría complementada con la ropa interior que consistiría de calzón corto y polo de manga corta, la ropa interior sería de extremidades cortas a diferencia de la exterior que sería larga, de esta forma, en caso de tener calor siempre sería posible quitar la parte superior de la prenda y aprovechar la mayor capacidad refrigerante del polo. La ropa interior también seria de color distinto. La ropa exterior representa simbólicamente los valores femeninos como el frío, la constancia o la línea horizontal, mientras que la ropa interior simboliza los valores masculinos como el calor, la excepción o la línea vertical, por eso, serían diferentes. Esta diferencia, no sería una contradicción por tratarse de planos distintos. Este traje en realidad no es más que una extensión de la propia forma del cuerpo humano, pues igual que él tiene un aspecto homogéneo. Los trajes de paseo serían por lo general sencillos, pero los de trabajo tendrían algún color o símbolo distintivo para diferenciar unos oficios de otros. Estas diferencias, podrían ser bandas de color diferentes horizontales o verticales o símbolos y letras, pero de forma que no representasen más que una diferencia mínima sobre el color general. También las botas, guantes o cinturones podrían ser de color distinto. Este traje sería obligatorio para toda la población, pero se podría modificar esta decisión siempre y cuando sea votado de forma democrática por todos los ciudadanos. En las ciudades del futuro, la temperatura ambiente estará controlada de forma permanente, esto hará que será difícil sentir demasiado calor excepto si es por el ejercicio derivado de la actividad física o el trabajo, pero según el sitio de que se trate la temperatura podría ser algo distinta, por eso, en los trabajos donde se realice un mayor esfuerzo físico se podría tener una temperatura de quince grados centígrados, mientras que en las viviendas podría ser de unos veinte grados aproximadamente. Con este control climático sería difícil sentir calor, por lo que solo sería necesario quitarse o sujetarse en la cintura la parte superior de la prenda en casos muy excepcionales.

 

 

17 EL TRIANGULO DE LAS BERMUDAS Y OTROS MITOS

 

Este es uno de esos temas que más gusta a los especuladores y quienes tratan de sacar partido económico del misterio. Unos dicen que en ese lugar los barcos y los aviones desaparecen porque según ellos allí existen puertas dimensionales a otros universos, otros dicen que las desapariciones se producen porque los extraterrestres se los llevan. Pero todos ellos miran para otro lado ante la explicación más lógica que es la climatología, porque en ese lugar se producen con mucha frecuencia tormentas y huracanes de enorme magnitud que pueden destrozar con facilidad tanto los barcos como los aviones. Estas tormentas también pueden causar perturbaciones electromagnéticas que alteran las brújulas. Además, ya son muchos los barcos o aviones que han sido encontrados en el fondo marino. En algunas ocasiones también han aparecido barcos sin sus tripulantes, en estos casos la explicación más probable podría ser la piratería o la caída accidental al mar.

 

OVNIS NAZIS

 

Otro mito desarrollado por los aficionados a la especulación son los ovnis nazis, es cierto que durante la segunda guerra mundial los alemanes desarrollaron muchos proyectos militares interesantes, pero no existe ninguna prueba sólida que demuestre que pudieran construir algo semejante a un platillo volante tal y como lo entendemos ahora. También se dice, que pudieron construir una base secreta en la Antártida, y es cierto que durante la época nazi enviaron una expedición de exploración a ese lugar y quizás construyeron algunas estructuras, pero igual que en el caso anterior no hay ninguna prueba que demuestre que hayan podido construir o mantener una base compleja antes o después de la guerra. Tampoco es razonable creer, que esa base se hubiera construido en secreto mediante el uso de submarinos, porque los submarinos que existían en aquellos tiempos eran de tipo diesel y su escasa capacidad de carga y alto consumo de combustible hacían casi imposible construir una base en ese lugar. También me parecen patéticos los que afirman que los extraterrestres les dieron la tecnología necesaria para construir los platillos volantes o la base secreta. ¿Es que realmente consideran a los extraterrestres tan tontos como para dar esa tecnología a cambio de nada a un grupo de individuos carentes de escrúpulos? Porque si piensan así demuestran ser muy ingenuos. En mi opinión, toda la historia de los ovnis nazis tiene más que ver con la desinformación y el engaño que con hechos reales. Es posible, que aquellos que comenzaron con los supuestos contactos de los nazis con los extraterrestres se lo inventaran por dinero o por miedo al régimen dictatorial que existía en Alemania.

 

EL CASO ROSWELL

 

En 1947 se produjo la noticia del supuesto descubrimiento de un objeto volador no identificado en Roswell Nuevo México en Estados Unidos, pronto los aficionados a los ovnis dijeron que el ejército tenía una nave extraterrestre estrellada. Pero la explicación más probable es que fueran los restos de un cohete de pruebas al estar el país en el inicio de la carrera espacial. Otra posible explicación podría ser el Proyecto Mogul, destinado a detectar explosiones nucleares rusas mediante el uso de globos pilotados por prisioneros japoneses. Al ser ambos proyectos secretos esto explicaría el secretismo del ejército. Porque si realmente fuera una nave extraterrestre, ¿qué sentido puede tener que los extraterrestres se olviden de sus compatriotas accidentados? Lo más lógico es pensar, que teniendo una tecnología que seguramente nos aventaja en varios miles de años, lo más probable es que hubieran iniciado las tareas de rescate inmediatamente después de producirse el accidente, y cuando los militares llegasen allí, ya no quedaría ni rastro del objeto accidentado. En la actualidad, solo se oye hablar de supuestos accidentes de platillos volantes, pero la gente comete el error de juzgar la capacidad de los extraterrestres comparándola con la nuestra, pero, debemos tener en cuenta, que con toda seguridad la probabilidad de que estos aparatos tengan un accidente es un millón de veces inferior a la que tienen los vehículos terrestres, porque sin duda, sus naves disponen de numerosos sistemas para sustituir las piezas averiadas y la probabilidad que hay de que estos seres abandonen a los tripulantes de las naves accidentadas seguramente se reduce a cero.

Esto es lo más lógico, porque si los extraterrestres están en nuestro planeta, seguramente no lo habrán hecho recurriendo a pequeñas naves aisladas, sino mediante la construcción de bases en los planetas, la luna y la tierra, en las que evidentemente tendrán muchas de estas naves que podrían utilizar en el rescate. Por eso, quienes creen que los militares de la tierra poseen naves o seres extraterrestres, están subestimando las capacidades de esos seres, porque siendo tan evolucionados como se supone que son, la única posibilidad que hay de que eso sea posible, es que ellos mismos hayan aceptado ceder esas naves o sus tripulantes voluntariamente, lo cual me parece muy poco probable.

 

INVASORES ALIENÍGENAS

 

Otro tema al que recurren continuamente los amigos del sensacionalismo es afirmar que los extraterrestres tratan de invadir nuestro planeta. Esta creencia es una de las más absurdas de todas, porque si eso fuera cierto, habrían tenido miles de años para hacerlo cuando nuestra civilización se encontraba en la edad de piedra. Ellos afirman que la causa estaría en el escaso número de planetas provistos de agua líquida y oxígeno que hay en nuestra galaxia, pero, no tienen en cuenta, que mediante el uso de la tecnología todos los planetas de sistema solar pueden ser habitados sea en sus superficies, o en el caso de los planetas gigantes en sus lunas.

Otra fantasía es afirmar, que el ser humano fue producido artificialmente por los extraterrestres. Esta creencia no tiene mucho sentido, porque los numerosos restos arqueológicos demuestran que el proceso evolutivo desde el mono al hombre siguió un ritmo de desarrollo normal que reduce considerablemente esa opción. En mi opinión, el mito de la unión carnal entre los dioses y los hombres surge de la creencia extendida en la antigüedad, en la existencia de un espíritu provisto de vida eterna dentro de cada ser humano, lo que hace que cada hombre tenga también algo de divino en su interior.

Lo más probable, es que los extraterrestres solo estén interesados en conocer nuestro planeta desde un punto de vista científico y sin ningún afán imperialista, ya que para eso tienen miles de planetas deshabitados a su disposición. Otra actividad que probablemente hacen es favorecer el progreso de la humanidad, porque si ya están aquí no tiene sentido desaprovechar la oportunidad para ayudar a los habitantes de este planeta, aunque lo lógico es que lo hagan de forma indirecta, para no estorbar el propio ritmo de evolución.

Una forma ideal para establecer estos contactos sería utilizar la creencia de las tribus primitivas en dioses mitológicos, de ese modo, no les extrañaría demasiado su aparición. Sin embargo, aunque estos seres sean perfectos por haber terminado su proceso de evolución, eso no significa que sus enseñanzas vayan a producir el resultado deseado, porque del mismo modo que el exceso de luz deslumbra, el exceso de conocimiento puede provocar un efecto de rechazo en la población, al chocar las creencias primitivas con la verdad aportada por ellos.

Es posible que en el pasado estos seres hayan intentado darnos una enseñanza técnica, moral o filosófica, pero, eso no significa que las tribus primitivas la hayan aceptado, porque seguramente parte de esas enseñanzas habrían sido rechazadas y no habrían llegado hasta nuestros días. Por eso, es razonable pensar que en la definición de algunas religiones podrían haber participado ellos, pero es imposible saber qué parte de esas religiones son el fruto de sus enseñanzas y qué parte son el resultado de las supersticiones primitivas y de las manipulaciones que los libros o enseñanzas religiosas hayan podido sufrir a lo largo de los tiempos. Porque los libros religiosos, aunque verdaderamente estuvieran inspirados por ellos habrían pasado por muchos filtros, el primero sería comprender el mensaje que seguramente se entendería mal, en el segundo se habrían modificado estas enseñanzas para adaptarlas a sus propios mitos, con el fin de evitar las posibles contradicciones entre estas enseñanzas y sus propias creencias, el tercero sería las modificaciones que pudieran surgir con la traducción, sean intencionadas o por error, y el cuarto sería la deformación que las organizaciones religiosas actuales podrían hacer en los escritos o en su interpretación para que favorezcan sus intereses. Eso significa, que no debemos obsesionarnos con los libros religiosos ni el dogma que las organizaciones religiosas utilizan para impedirnos opinar, sino que debemos sumar conocimientos y con ellos sacar nuestras propias conclusiones, porque no existe en el mundo ninguna religión que no se pueda mejorar.

 

PIE GRANDE Y MONSTRUO DEL LAGO NESS

 

En mi opinión, es absurdo que puedan existir estas criaturas y aún es más sorprendente que pueda haber alguien que crea en ellas, porque ¿cómo es posible que en un planeta habitado por miles de millones de personas pueda existir un ser de gran tamaño cubierto de pelo y con forma humana, o un animal del tamaño de una ballena en el lago Ness, sin que se haya podido demostrar de forma definitiva? Es evidente que si esto ocurre, es porque hay intereses económicos detrás de ello que son el verdadero motor que provoca los supuestos avistamientos. Dicho de una forma más clara, seguramente son aquellos que se benefician del turismo como los dueños o los empleados de los hoteles los que organizan las falsas pruebas para atraer a los turistas a esos lugares. También es posible que se produzcan malentendidos al confundir un oso con el pie grande o el periscopio de un submarino con la cabeza del monstruo del lago Ness.

Los gigantes de la antigüedad también parecen ser más la consecuencia de mitos que de realidades, estas historias pudieron surgir de la enfermedad llamada acromegalia que puede provocar que algunos individuos tengan una estatura mayor de lo normal debido a que segregan en exceso la hormona del crecimiento, es posible que esta anomalía genética también se haya producido en poblados enteros, pero en ese caso tendrían una estatura mayor de lo normal pero no exagerada como los interesados a los mitos nos quieren hacer creer. En la antigüedad, la mayoría de la gente no sabía leer ni escribir por eso los hechos históricos se transmitían de generación en generación oralmente en forma de cuentos y leyendas contadas alrededor de las hogueras, pero el interés de quienes narraban estas historias por hacerlas más interesantes hacía que poco a poco fueran perdiendo su realismo para ser cada vez más ficciones al gusto de los oyentes así es como se inventaron tantos cuentos mitológicos de la antigüedad. De este modo, un hecho real que comenzaba siendo contado tal y como había ocurrido, con el paso de los siglos terminaba siendo totalmente diferente de la historia original. Por eso, ante estas historias, lo mejor es tener una actitud intermedia que consiste en no negar que pueda haber una parte de verdad en ellas, pero tampoco aceptarlas tal y como nos las cuentan.

 

LOS GRUPOS SANGUÍNEOS

 

También tenemos en la actualidad a los que tratan de crear expectación con el grupo sanguíneo RH positivo o negativo. Porque dicen, que si los científicos no pueden explicar el origen de los diferentes tipos de sangre es porque uno de ellos debe ser de origen extraterrestre. Pero se olvidan, que los científicos no tienen que demostrar nada, porque si estos grupos sanguíneos están presentes en la tierra es sencillamente porque pertenecen a ella, y si alguien pone esto en duda, entonces tendrá que ser él quien demuestre que no son la consecuencia de la evolución natural. En mi opinión, lo que hacen estos individuos, es buscar cualquier fisura científica para engañar a la gente y sacar beneficio económico de ello, porque en este asunto lo más lógico es pensar, que si existen distintos grupos sanguíneos es por lo mismo que existen distintas razas que es la necesidad de adaptarse a los distintos climas terrestres. Tampoco debemos olvidar, que cada hombre es diferente, porque con independencia de la raza a la que pertenezca todos tienen en su interior múltiples genes, unos más evolucionados y otros más primitivos, además, el hombre contemporáneo también contiene en su interior genes de otras especies anteriores al homo sapiens, por eso, es perfectamente lógico que se puedan dar diferencias de unas personas a otras.

 

CIVILIZACIONES ANTEDILUVIANAS

 

Otra fantasía es afirmar que en el pasado existieron civilizaciones como las que tenemos en la actualidad, porque eso que se llamó “diluvio” no fue otra cosa que las inundaciones y el aumento del nivel del mar que resultaron del deshielo derivado del final de la última glaciación, por eso, no tiene sentido decir que en periodos anteriores hubieran existido civilizaciones avanzadas por la sencilla razón de que no existe prueba alguna que lo demuestre, porque si realmente hubiera existido una civilización como la nuestra en el pasado no aparecería solo un puñado de supuesta pruebas sino miles de ellas, además, en la actualidad existe una gran industria destinada a producir objetos arqueológicos falsos para venderlos al público adecuado.

Lo que en cambio si ha existido son civilizaciones que aun siendo primitivas, sin embargo, eran muy avanzadas en el manejo de la piedra, lo que hizo posible la gran cantidad de construcciones como las pirámides que conocemos en la actualidad. Hay que tener en cuenta, que la última glaciación duró cien mil años y en ese periodo el planeta estuvo congelado en la mayor parte de su superficie lo que deja demasiado lejos el periodo anterior en el que la Tierra tuvo unas condiciones adecuadas para el desarrollo de civilizaciones como las que conocemos en la actualidad. También tiene sentido creer, que tanto en el pasado como en el presente nuestro planeta está siendo visitado por civilizaciones extraterrestres, si tenemos en cuenta el gran número de pruebas que existen de ello aportadas por personas de total credibilidad como los pilotos de aviones profesionales.

 

 

18 EL UNIVERSO PREDECIBLE

 

Cuando el universo se creó también empezó a ser predecible, porque cuanto más se organiza más se determina el sentido posterior de su evolución, porque cada vez que se crea una nueva ley universal se determina que los acontecimientos posteriores deben estar en consonancia con ella. Por eso, es difícil diferenciar si algo se puede considerar un invento, un descubrimiento, o un acto de videncia. Porque una vez los primeros átomos se organizan y las leyes físicas se definen, también se condiciona en parte el destino de la misma ciencia. Es decir que en muchos aspectos, el progreso de la ciencia y sus inventos también son un descubrimiento, porque aunque es innegable, que un descubrimiento es algo nuevo y resulta difícil de conseguir sin esfuerzo, sin embargo, se deriva de comprender el camino más adecuado que ofrece la naturaleza y sus leyes físicas para cada problema. En realidad, la naturaleza sigue siempre la inercia que determinan sus pasos anteriores porque en cualquier lugar del universo existen las mismas leyes físicas.

Todos los científicos o los filósofos son inventores, pero también son descubridores, porque para que su trabajo sea posible, tienen que adaptarse a las leyes naturales ya existentes. Esto también explica por qué las distintas religiones del mundo se parecen tanto, porque en el fondo comparten el mismo universo y por lo tanto están destinadas a llegar a las mismas conclusiones tarde o temprano. Y si ahora no existe esa coincidencia es únicamente por la falta de conocimiento que todavía existe sobre el funcionamiento del universo. Por eso, al final solo habrá una religión, que es la que se deriva de la verdad.

El hecho de que el universo tenga las mismas leyes físicas en cualquier lugar, determina que la comprensión metafísica de su funcionamiento no sea imposible, porque aunque el espacio es infinito, el universo material y sus leyes son limitados, esto significa que un filósofo puede llegar a comprender las claves del cosmos aunque sea solo de forma genérica. Entonces, sus mayores limitaciones serán su ignorancia, sus prejuicios, su inteligencia y la amplitud de los conocimientos que tuviera al comenzar su trabajo. Porque, aunque en el universo existe el tiempo, las leyes y las verdades universales fundamentales son constantes y eternas con independencia de él, esa es la clave de la filosofía, la capacidad de descubrir esas verdades que son constantes fuera del tiempo. Por eso, la diferencia entre un vidente y un científico convencional estaría en que el vidente se sirve de su sensibilidad y su inteligencia espiritual para progresar y no de aparatos técnicos, pero también es un investigador aunque de otro modo. El vidente se sirve de su intuición para deducir el futuro basándose en la propia inercia que la naturaleza sigue al estar condicionada por las leyes naturales. Es como si el universo fuera una pirámide y las primeras leyes situadas en la base condicionan las segundas y las segundas a su vez condicionan las terceras situadas en la cumbre. Esto significa que todos podemos aportar algo de nosotros mismos en el proceso de evolución cósmica, pero al mismo tiempo tenemos que adaptarnos a las leyes universales que hemos recibido. Cuando el universo comenzó se crearon leyes físicas para regirlo, pero a su vez estas leyes secundarias  estaban basadas en las verdades fundamentales que son eternas y siempre iguales. Estas leyes universales básicas son constantes con independencia del tiempo y lugar porque la verdad, como es lógico, no puede contradecirse a sí misma. La existencia de estas leyes constantes es lo que determina el progreso, porque para poder crear algo nuevo es necesario que se mantengan constantes los pilares en los que se apoya ese progreso. Esto significa, que cuando el actual ciclo cósmico comenzó, primero actuaron las verdades universales que son eternas y constantes siempre con independencia del tiempo y lugar y luego se crearon las leyes que dependen de la voluntad de los seres que pueblan el universo. Podría decirse entonces que las verdades universales básicas condicionan o limitan hasta en un 50% las posibilidades que tenemos de elegir nuestro futuro, pero a su vez, tenemos otro 50% de posibilidades de poder moldear ese futuro. Estas leyes tendrían dos dimensiones, una que podríamos llamar vertical que corresponde a las cosas que no podrían ser cambiadas para que el universo pueda progresar y otra horizontal que corresponde a aquellas cosas que por ser más secundarias si estarían sujetas a nuestra propia voluntad. Esto es necesario, porque sin unos fundamentos rígidos el universo no podría pasar a fases de evolución más avanzadas.

En realidad, todos tenemos una cierta capacidad para predecir el futuro, porque el hecho de predecir es equivalente de deducir, porque si nos quedamos sin dinero podemos deducir que vamos a tener dificultades económicas, si se va la energía eléctrica de casa podemos deducir que la nevera se va a descongelar, y como estos ejemplos hay mil, los científicos actuales ya son capaces de predecir incluso el futuro de nuestro sol dentro de millones de años. Un vidente también deduce como nosotros, pero sus conclusiones son más profundas porque tiene una mayor sensibilidad. También es posible, que esa capacidad que tienen los auténticos videntes se deba a que la separación que se produce entre la mente espiritual y la mente humana después de la reencarnación no se produce en ellos completamente, si esto es cierto, cuando predicen se estarían sirviendo de una cualidad de su espíritu que solo aparece en casos muy excepcionales.

La capacidad de videncia que todos tenemos puede ser amplificada, para ello es necesario aceptar la existencia del mundo espiritual y sobre todo que lo imposible puede ser cierto, porque uno de los mayores frenos para la mente es empeñarnos en limitar lo que la naturaleza puede hacer. Si aceptamos que el mundo que conocemos no es el único posible podemos abrir la ventana de la mente para ver el mundo real y todo aquello que aún no conocemos. La videncia es una cualidad espiritual y ser humilde la amplifica porque la humildad pertenece a la dimensión cristalina del espíritu.

Un espíritu evolucionado, tiene una gran capacidad de intuición porque sabe que la videncia se hace más intensa dependiendo de lo cerca que se halle la mente de la frecuencia azul de la dimensión espiritual. Quien se adentra en el mundo espiritual, adquiere una visión de las cosas más profunda, esto es así porque el mundo espiritual es menos denso que el mundo material y en consecuencia más sensible y transparente. Esto provoca una visión mental con mayor perspectiva de las cosas y un aumento de la intuición.

Cuando un ser dotado de visión espiritual mira un objeto o un color, no solo ve el objeto material sino también el significado metafísico que tiene, es como si las cosas le hablasen, pero no con palabras sino con sensaciones, es como si pudiera ver la estructura que hay detrás de la imagen. A veces, la videncia se amplifica cuando debido a un accidente nos acercamos a la muerte, esto es así porque la muerte o el más allá, pertenecen a la dimensión del espíritu que es la que rige la videncia. Cuando esto ocurre, una parte del espíritu deja de estar conectado a la parte materia del cerebro, entonces esa parte del espíritu actúa desde el otro plano comunicando el plano espiritual y el material, entonces se producen los fenómenos que normalmente son considerados videncia. Esto se demuestra porque muchos casos de videncia comienzan a ocurrir después de sufrir un accidente grave. En este caso, la videncia no aparece como consecuencia de un alto nivel espiritual sino debido a un simple accidente, por eso se favorecen unas cualidades pero también se perjudican otras, solo cuando esa videncia es la consecuencia de una evolución espiritual se conservan todas íntegras. Esto es lo que en la India llaman, despertar el tercer ojo.

 

 

19 LA COLONIZACIÓN DE LOS PLANETAS

 

Mucha gente piensa, que cuando comiencen los procesos de colonización del espacio la humanidad solo habitará en aquellos planetas con vida orgánica como el nuestro, pero eso se debe a que tienen una visión mediocre del futuro, porque lo más lógico es hacer precisamente lo contrario, porque estos planetas son los únicos que no deberían ser colonizados al tener ya vida propia, especialmente cuando es evidente que su destino es desarrollar formas superiores como la humana. También hay quien piensa, que en el caso de que se encuentren planetas habitados por formas humanoides primitivas se podrían mezclar los genes de ambas civilizaciones con el fin de acelerar su evolución, pero creo que esto sería un gran error, en primer lugar porque se estaría impidiendo que tengan un proceso de evolución normal, y en segundo lugar porque se estaría deformando su propia naturaleza, por eso, lo más razonable es ayudarles pero solo de forma indirecta.

También me parece absurda la hipótesis de transformar los planetas como marte para que sean como la tierra, porque las diferencias entre los planetas son demasiado grandes como para que eso sea posible. La solución no es convertir los planetas para que sean como la tierra, sino construir ciudades herméticas donde sí sea posible crear un clima ideal. Mediante el uso de la tecnología será posible colonizar casi cualquier planeta, porque tanto el oxígeno como el resto de elementos necesarios para la vida serán producidos artificialmente y las personas vivirán en ciudades herméticas y protegidas del clima exterior. Los planetas rocosos como la tierra que tuvieran un tamaño similar al nuestro o menor podrán ser colonizados directamente, pero los planetas gigantes como júpiter o Saturno solo podrán ser colonizados a través de sus lunas debido a su excesiva gravedad y su clima difícil de controlar. Lo ideal será colonizar los planetas en función de las características de cada raza, de este modo mercurio y la mitad de venus podrían ser colonizados por la raza negra debido a su mejor adaptación al calor excesivo que hay en estos planetas. La mitad de Venus y la mitad de Marte podrían ser colonizados por la raza marrón. La mitad de Marte, los planetoides del círculo de asteroides y las lunas de Júpiter y Saturno podrían ser colonizados por la raza blanca. Las lunas de Urano y Neptuno serían para la raza amarilla. Plutón y los planetoides más lejanos también serían para la raza amarilla. Puede parecer que según esta forma de reparto a unas razas les correspondería más mundos que otras, pero esto se compensaría porque aquellas que colonizasen los planetas directamente podrían tener muchos más habitantes que aquellas que solo habitasen las lunas, al ser los planetas más grandes que las lunas.

Mediante el control climático dentro de las ciudades las razas se irían haciendo cada vez más parecidas hasta terminar perteneciendo todas a la raza blanca después de varios miles de años de evolución. Porque lo que determina las diferencias raciales son los climas extremos, pero una vez la tecnología elimine esas diferencias ya no habrá ningún factor que impida que todas lleguen a ser iguales. Mediante el uso de la tecnología aquellos que habitasen en los planetas más lejanos podrán proveerse de la energía necesaria colocando paneles solares en su superficie o en el espacio usando satélites de energía. Otra forma puede ser utilizar la energía geotermal presente en las capas subterráneas y si eso no es suficiente se podrían instalar satélites recolectores de energía cerca del sol, esa energía sería enviada a los planetas mediante el uso de rayos láser. Otra opción sería usar energía nuclear, pero teniendo en cuenta su peligrosidad lo mejor sería usarla solo cuando los demás métodos no fueran utilizables como por ejemplo en los viajes a otras estrellas.

En los vuelos espaciales interestelares, lo más importante no es la velocidad sino la calidad de vida porque las distancias son enormes y los tiempos largos, hay que tener en cuenta, que incluso si una nave fuera capaz de alcanzar la velocidad de la luz tardaría 4,2 años en llegar a la estrella más próxima, por eso, sería necesario usar naves ciudad preparadas para vivir en ellas durante mucho tiempo. Estas naves podrían medir entre doscientos metros y cinco kilómetros de tamaño. Al tratarse de naves equipadas para vivir en ellas de forma indefinida las distancias o el tiempo no serían importantes, porque estarían preparadas para ofrecer la mejor calidad de vida durante siglos si fuera necesario. En aquellos casos en que los viajes fueran para ir a explorar mundos habitados situados a muchos años luz de distancia, lo mejor sería realizar estos viajes por etapas, porque lo más probable es que estas naves no fueran capaces de superar el 15% de la velocidad de la luz. Esto se debe a que solo la energía pura puede alcanzar esta velocidad. El procedimiento consistiría en hacer expediciones de vuelo espacial con una duración no superior a los doscientos cincuenta años y pasado ese plazo se crearía una colonia en uno de los planetas deshabitados que encontrasen en el camino. Una vez que esa colonia hubiera alcanzado un número suficiente de habitantes se procedería a construir otra flota de expedición que continuaría el viaje hasta alcanzar el destino, pero, si aún se encontrasen muy lejos, se podría construir otra nueva colonia. Este sistema, serviría por un lado para llegar al destino deseado, pero también para crear colonias nuevas y extender su civilización.

La hipótesis de que fuera posible realizar viajes a otras estrellas mediante naves pequeñas en tiempos muy cortos es bastante absurda, porque incluso si esas naves fueran capaces de alcanzar grandes velocidades el riesgo de colisión con los meteoritos sería excesivo debido a que, probablemente, sus cascos serían demasiado delgados como para soportar estas colisiones. Hay que tener en cuenta, que en el supuesto de producirse una colisión con un meteorito de un centímetro de tamaño a treinta o cuarenta mil kilómetros por hora, lo más probable es que solo se produjesen ligeras rozaduras, pero si esa colisión se produjese al 15% de la velocidad de la luz el impacto sería igual que si se lanzase una bala contra el casco miles de veces más rápida que como lo haría en la tierra, de ocurrir esto, lo más probable es que el meteorito atravesaría la nave sin ninguna dificultad. En cambio, sí para realizar estos viajes se utilizan naves de gran tamaño, sería más fácil proteger a los tripulantes no solo de los impactos de meteoritos, sino también de las peligrosas radiaciones de las estrellas. Estas naves nodriza estarían equipadas con un grueso casco exterior de varios metros de grosor en su parte delantera, también podrían prevenir el riesgo de colisión proyectando un rayo láser o un chorro de gas desde su eje delantero que dispersaría el polvo espacial y los pequeños meteoritos creando un vacío total en su trayectoria. Para evitar la colisión con los meteoritos de gran tamaño se servirían del radar y una vez detectados modificarían ligeramente la trayectoria de la nave.

También hay quien piensa, que en el futuro se podrán evitar los viajes largos por el espacio usando métodos como pasar por el interior de agujeros negros o mediante plegamientos espaciales, pero en mi opinión, solo son fantasías sin fundamento, porque todo parece indicar, que un agujero negro solo es una estrella con una masa tan grande que su intensa gravedad evita que pueda escapar la mayor parte de su luz, eso significa que si una nave cayese en ella sería instantáneamente destruida. La hipótesis de los plegamientos espaciales también me parece absurda, porque se basa en suponer que fuera posible plegar el espacio para reducir las distancias entre los planetas, pero en mi opinión, es imposible pegar, doblar o perforar lo que no tiene materia, porque el espacio solo es un medio neutral, como consecuencia de que es inmaterial. Se puede usar el espacio para hacer comparaciones con objetos materiales pero el espacio por sí mismo no puede tener esas propiedades sino solo la materia con la que se relaciona.

Hoy en día, también hay quien afirma, que es posible medir el plegamiento del espacio mediante ondas gravitacionales causadas por sucesos cósmicos como la fusión de agujeros negros, pero, estos experimentos, lo único que han demostrado es que se ha producido una variación en la fuerza de la gravedad al observar la separación entre dos espejos iluminados por un rayo láser, pero con esto, no se demuestra que la causa sea un plegamiento del espacio, sino una variación de la gravedad por causa desconocida. Estos experimentos, también demuestran que los agujeros negros no son agujeros sino masas semejantes a las estrellas pero mucho más grandes, porque si la fusión de estos objetos provoca una conmoción gravitatoria es porque dentro de ellos conservan la masa de las estrellas con las que se formaron, esto descartaría que sean agujeros si fin.

A veces, la adoración a los científicos es tan grande, que se intenta encontrar pruebas para demostrar mentiras, solo porque consideran un sacrilegio cuestionar las opiniones idealizadas que tienen de ellos, con esa actitud lo único que hacen es frenar el progreso de la ciencia porque ponen primero el dogma o la fama antes que el sentido común. Cuando la sociedad convierte a algunos de sus científicos en ídolos, se olvida que solo son hombres con sus aciertos y sus errores, parece que con esa actitud lo único que intentan es encumbrarse a sí mismos, porque tratan de suponer un nivel de desarrollo a la ciencia actual superior al que realmente le corresponde.

 

 

20 LA RED UNIVERSAL

 

En mi opinión, el universo funciona mediante una cadena de materia vertical y continua que lo conecta todo desde los polos de los planetas y estrellas, y sirve de guía para que los electrones vayan a su destino a la velocidad de la luz. Los espíritus, también la usan como medio de transporte, porque al engancharse a ellos, pueden viajar sin coste energético saliendo por el polo positivo de un planeta y entrando por el polo negativo de otro. Esto lo hacen mediante una trayectoria circular entre los dos astros. En realidad, en el universo todo es circular, eso significa que aquello que consideramos una línea recta solo es parte de un círculo más grande.

También puede haber otra red, que es la formada por las partículas de energía. Con estas cadenas, todo el universo se sincroniza desde un nivel alto de energía a otro bajo y hace posible todos los procesos de cambio necesarios para poder progresar. Porque el universo progresa mediante un proceso de enfriamiento por el que se cambia desorden y energía por orden y evolución. El enfriamiento es proporcional a la evolución, porque con ese enfriamiento la materia se organiza en estructuras más complejas. En esta cadena, todas las partículas de un mismo ser estarían unidas directamente mediante un filamento indestructible, excepto si el ser que lo controla las quisiera separar, pero de ocurrir esto, se daría lugar a la aparición de un nuevo ser provisto de vida eterna igual que su antecesor. Esto significa, que todo el universo formado por los planetas y las estrellas podría pertenecer a un mismo ser al estar conectados directamente, pero los seres que formarían los espíritus individuales serían seres diferentes al estar separados, aunque también hayan surgido de la misma partícula original.

Para poder evitar la colisión de los filamentos de la red, estos filamentos de materia oscilarían haciéndose por fases materiales e inmateriales, así los filamentos solo chocarán cuando se encontrasen en la misma fase pero no si fueran fases distintas. Esto se conseguirá con un movimiento giratorio a la velocidad de la luz por el que las partículas de materia se expandirían en forma circular antes de colisionar y rodeando la otra partícula se volvería a juntar después de rebasarla. Esto significa, que los filamentos tendrían por un lado un movimiento de expansión y contracción a la velocidad de la luz para permitir que los filamentos ocultos que conectan las partículas se rebasen sin chocar, y por el otro, tendrían otro movimiento a una velocidad distinta dependiendo de la velocidad que pudieran tener como partícula visible de materia. Porque los filamentos que conectan las partículas serían invisibles, pero las partículas de materia no. El proceso detallado para que una partícula y un filamento se puedan rebasar sin chocar se haría abriendo hacia arriba y abajo la partícula en una trayectoria circular y dejando atrás el centro del lado derecho, en el caso de dirigirse hacia la izquierda, una vez rebasado el filamento de materia con el que se quisiera evitar la colisión los dos extremos se volverían a juntar en el lado izquierdo y entonces se separarían por el lado opuesto liberando así el filamento que pasaría por su interior, esto se haría así para evitar la rotura de la conexión directa de la partícula que es necesaria para mantener la unión y conservar todo su potencial intelectual. Este comportamiento ondulatorio de la materia no se haría solo cuando se fuera a producir una colisión con un filamento sino que sería su comportamiento normal, de este modo cualquier filamento de materia podría cruzarse con otro sin colisionar sin que fuera necesario tener que prever la posibilidad de una colisión. El movimiento de expansión y contracción de la materia podría ser la causa de la longitud de onda que se produce en todas las radiaciones y también explicaría por qué tienen un comportamiento de onda y partícula al mismo tiempo.

Con este sistema la materia fundamental se estiraría y contraería aún sin estar formada por otras partículas para poder rodear los filamentos de materia con los que se cruzasen. Así las partículas de materia tendrían al mismo tiempo un aspecto ondulatorio y de partícula. Serían como dos ondas opuestas desplazándose hacia arriba y hacia abajo y también girando sobre su eje para abarcar todo el espacio. El comportamiento elástico de la materia original sería algo diferente al de los átomos clásicos, porque la dilatación o el cambio de forma en ellos se suele relacionar con el aumento o disminución del espacio vacío presente entre dos átomos o partículas estables, en este caso es lógico, porque se trata de partículas con un comportamiento fijo y rodeadas de vacío que les permite cambiar su posición para abarcar más volumen, pero el hecho de que eso sea verdad, no impide que una partícula indivisible pueda modificar su forma estirándose o contrayéndose según su voluntad, porque serían dos formas de elasticidad reales pero diferentes. Del mismo modo, el hecho de que una partícula no esté formada por ninguna otra partícula, no le tiene por qué impedir que pueda dividirse en dos. Según esta hipótesis, en la naturaleza no existirían las partículas indivisibles, pero si las partículas que no estarían formadas por otras partículas. Cuando una partícula se fuera a dividir definitivamente para crear otra partícula y por lo tanto un ser distinto, primero adoptaría la forma de un ocho antes de separarse por completo, lo que recuerda mucho el modo en el que una célula se divide para crear otra nueva.

La razón que justifica la existencia de los filamentos que unen directamente las partículas, es la necesidad que el universo tiene de dotar de suficiente intelecto a cada partícula para que pueda funcionar en coordinación con las demás en un universo complejo, porque si cada partícula elemental estuviera separada de las otras por el vacío, no podría reunir en su interior el conocimiento necesario para que el cosmos funcione, por eso, la unión directa de la materia hace que una partícula elemental comparta todo lo que tienen con las demás como si fuera una red de neuronas. De este modo, las partículas adquieren un conocimiento muy superior al que tendrían separadas. Porque, aunque una partícula tratara de comunicarse con otra por contacto o vibración, eso no serviría para favorecer el progreso, ya que ese contacto sería inútil si dentro de cada partícula no hay nada en donde acumular ese conocimiento ya que una partícula original solo es materia por fuera pero vacío por dentro. Comparado con la informática, es como si cada partícula original representara un solo un bit de información, pero, ese bit no puede cumplir su función si no hay un medio físico o hardware que lo conecte directamente con los demás. Por eso, el progreso solo es posible cuando las partículas que forman un mismo ser se encuentran conectadas directamente mediante filamentos de materia.

Aunque el universo se encuentre conectado directamente, sin embargo, para nosotros se muestra formado por esferas de materia separadas por el vacío, esto se debe a que es un universo dual, por eso, la versión de materia conectada solo es el soporte de la versión que conocemos. Este comportamiento de la materia también se podría comprar con una televisión, porque la gente asocia la televisión con las imágenes que emite, pero esas imágenes no serían posibles sin la electrónica que lleva oculta detrás. Es decir, que en el universo que conocemos, las partículas se muestran como estructuras esféricas separadas por el vacío, pero al mismo tiempo existen filamentos de materia que las conectan pero que son invisibles, esto es así, porque no es útil que se note su presencia para el desarrollo normal de la vida. Aunque el funcionamiento de los filamentos de materia se realiza normalmente de forma oculta, sin embargo, es posible que dejen un rastro en forma de gravedad, es decir que las fuerzas gravitatorias podrían estar generadas como consecuencia del roce de esos filamentos. Si esto fuera cierto, entonces la gravedad estaría provocada por la presión que se produce cada vez que dos filamentos irrompibles chocan, este choque no impediría que cada cuerpo material continúe su trayectoria, porque los filamentos que los unen estarían diseñados para rebasarse expandiéndose y contrayéndose a la velocidad de la luz, esa colisión solo representaría un hecho casual y de corta duración pero que también tendría su utilidad.

Cuando el universo comenzó, solo había una partícula, pero en esa situación la vida de la partícula era simple y sin intelecto, por eso, fue necesario separarse en múltiples partículas, unas conectadas directamente para crear seres complejos y otras separadas para crear seres distintos. De este modo, al aumentar el número de partículas que pertenecían a cada ser fue posible crear la evolución, porque es necesario que cada ser tenga múltiples partículas para poder hacerse más complejo e inteligente, a partir de ahí, los espíritus se dotaron de memoria e inteligencia propias, aun siendo muy sencillos en su esencia. Luego fue necesario crear los planetas y los cuerpos en los que poder reencarnarse para hacer que la vida esté completa.

Una vez se crearon los primeros seres, uno o más de uno se encargaron de formar los planetas y las estrellas al aumentar y condensar las partículas de sus espíritus, es decir que ellos no solo administrarían los planetas sino que serían los planetas. El resto de los espíritus, que serían la mayoría, se reencarnarían en esos planetas, que a partir de ese momento les servirán de escenario para desarrollar sus experiencias vitales. Sin embargo, una vez el ciclo cósmico termine, otros seres que ahora viven como hombres, tendrán la obligación de crear y administrar los planetas, al ser esta una función rotatoria.

En el universo, no existen las líneas rectas absolutas, por eso, todas las partículas de luz volverán después de dar una vuelta circular alrededor del universo. Esto coincidirá con el momento en que las galaxias se vuelvan a reunir, debido a que toda la materia del cosmos está sincronizada.

La descripción que hago aquí solo es una explicación sencilla y filosófica de cómo podría ser el funcionamiento de la materia atómica, pero la explicación detallada, es un trabajo que solo podrán resolver los científicos en el futuro.

 

 

21 LA VIDA EN EL FUTURO

 

En mi opinión, en el futuro la gente vivirá en ciudades compactas para poder protegerse de todos los climas posibles tanto los que se encuentran en la tierra como los que se encuentran en los demás planetas del espacio. Estas ciudades compactas serían como auténticas naves espaciales, porque así la protección de sus habitantes sería mayor que si estuvieran formadas por edificios. En estas ciudades no se utilizaría cemento ni ladrillos sino que estarían hechas con metal, vidrio y plástico principalmente y montadas en su totalidad a partir de un plano. Todas las partes de la ciudad incluidos los vehículos o los muebles se montarían  a partir de estructuras prefabricadas, incluso la pintura se podría sustituir por paneles, esto haría el trabajo más agradable y fácil. En todo el planeta Tierra podría haber unas mil de estas ciudades pobladas por cinco o diez millones de habitantes cada una. Una vez las ciudades estuvieran construidas el proceso de renovación se haría por partes para que sus ocupantes no las tengan que abandonar, excepto en aquellos casos en los que fuera necesario modificar completamente el diseño. En su interior, todas las cosas tendrían colores definidos porque los colores favorecen la felicidad y estimulan la mente. Su diseño consistiría en un círculo de unos cinco kilómetros de diámetro y unos cien metros de alto en su estructura principal, el tamaño de la ciudad también estaría determinado por el tamaño del planeta o luna en donde se instalasen. Estas ciudades formarían un círculo perfecto y en su centro se elevaría una cúpula rodeada de ventanas donde estaría situada la sede del gobierno, con esa forma, su aspecto recordaría el que tiene un sistema planetario. En su circunferencia exterior se instalarían los hangares en donde aterrizarían las naves de despegue vertical que serían el principal medio de comunicación con otras ciudades. En aquellos planetas que careciesen de atmósfera se podrían rodear todas las ciudades con cúpulas y tubos de comunicación para que las naves puedan circular por su interior, de este modo, se evitaría que los gases de reacción de las naves se pierdan en el espacio, esto sería necesario para poder reutilizarlos indefinidamente.

La principal diferencia que habría entre estas ciudades y las actuales es que al ser una estructura compacta no habría separación entre sus edificios y todo el espacio interior estaría aprovechado. Dentro de la ciudad todos los materiales se reciclarían y las fábricas estarían obligadas a producir los productos dentro de los estándares necesarios para favorecer el reciclaje. Este sistema sería tan completo que incluso los cuerpos humanos serían reciclados, primero, las partículas serían divididas en los elementos atómicos esenciales y una vez conseguido esto serían retornadas al sistema productivo normal.

En estas ciudades, la vida sería muy ordenada y no existiría el paro ni la delincuencia, para conseguir esto cada ciudad estaría obligada por ley a mantener el mismo número de habitantes de forma indefinida, esto significa que las parejas solo podrían tener dos hijos cada una existiendo multas para quienes no lo respetasen. En este modelo de sociedad la delincuencia también desaparecería, porque los tres factores que la provocan ya no existirían. En primer lugar, porque el control de natalidad determina que el número de habitantes no pueda ser superior a la capacidad que la ciudad tiene de alimentar a sus habitantes, esto sería necesario para que el estado pueda garantizar el trabajo. En segundo lugar, porque en el futuro, todos los gobiernos del mundo emprenderán un ambicioso plan para la erradicación de las enfermedades genéticas y uno de sus beneficios será eliminar aquellos genes que favorecen las conductas criminales, hay que tener en cuenta, que en estos momentos hasta un 85% de la población tiene algún tipo de defecto genético, aunque solo una minoría de ellos padezca enfermedades genéticas graves. En tercer lugar, sería necesario fortalecer la enseñanza de valores éticos, porque en el futuro, la formación moral será fundamental en todos los colegios. No debemos olvidar, que un fallo genético puede favorecer la delincuencia pero no la provoca, solo cuando existe una degeneración moral aparece el comportamiento criminal. En esta sociedad, ya no existirían las organizaciones religiosas y esta educación sería supervisada por el estado y los padres de alumnos. En el futuro, tener una escala de valores sólida será esencial para fomentar la convivencia, y la defensa de la justicia será el primero de esos valores antes que cualquier otro, esto será fundamental para poder mantener de forma estable y pacífica una sociedad formada por millones de habitantes. Precisamente, uno de los mayores males de la actualidad es el materialismo, que es la verdadera expresión del anticristo, porque fomenta el desorden, la promiscuidad y se opone a que los ciudadanos puedan tener una formación moral.

En estas ciudades, todos los habitantes vivirían en pisos rectangulares o cuadrados y su tamaño estaría determinado por su número de ocupantes. Estos pisos serían sencillos y su tamaño no sería mayor de lo estrictamente necesario para satisfacer las necesidades que una familia pueda tener. En estas viviendas se combinaría de forma sorprendente la sencillez con una tecnología altamente avanzada. Para conseguir una de ellas no sería necesario ahorrar durante años para poderla comprar, porque todas serían ofrecidos por el estado en forma de alquiler propiedad, este sistema consistiría en que la vivienda sería propiedad del estado, pero al llegar a la edad adulta todos los ciudadanos podrían alquilar una de forma vitalicia con la condición de pagar cada mes el coste real del mantenimiento y fabricación de dicha vivienda, una vez entregada por el estado, el inquilino pasaría a ser considerado propietario mientras viva y en consecuencia todas las reparaciones que pudieran ser necesarias le correspondería a él pagarlas, pero, si el inquilino muriese o cambiase de vivienda, entonces la propiedad pasaría de nuevo a ser del estado.

En estas ciudades no existirían los vehículos privados, pero a cambio, existiría un sistema muy eficaz de transportes públicos y vehículos de empresa. Tampoco existirían las huelgas, porque todos los aspectos relacionados con el trabajo estarían regulados por la ley, esto evitaría que los ciudadanos tengan la necesidad de pelear de forma individual con las empresas. Con el tiempo, las empresas privadas también evolucionarán para hacerse más participativas, porque el poder que en el pasado estaba concentrado en los dueños, se irá compartiendo cada vez más con los empleados. Sin embargo, este proceso de cambio no será la consecuencia de una imposición política, sino más bien la consecuencia lógica de vivir en una sociedad unida. En esta sociedad, las diferencias sociales no estarían tan marcadas como ahora, lo que reduciría el temor de los empresarios a compartir el poder, pero a cambio también ganarían en tranquilidad.

El sistema político sería una república democrática en la que todas las leyes serían votadas de forma individual por medios electrónicos y sin tener que salir de casa para poder hacerlo. Con este sistema, se evitaría la humillación de obligar a los ciudadanos a acudir a los colegios electorales una vez cada cuatro o cinco años con el único beneficio de elegir a su líder como ocurre ahora, porque el sistema actual no es una democracia sino una apariencia de democracia. En el futuro, las dictaduras estarán prohibidas por el gobierno mundial y todos los países o ciudades que quisieran formar parte de una liga unida tendrían la obligación de ser democráticos, aunque también estaría prohibido obligar a estos países a ser democráticos a la fuerza. Esto significa que mientras existieran dictaduras los países que las tuvieran tendrían algunas restricciones, pero esas restricciones solo se aplicarían a los líderes y no al pueblo como ocurre ahora.

En esta sociedad ordenada, cada raza estaría dividida por zonas raciales en función del clima en donde se encontrasen, de forma que en las latitudes donde existiera el clima europeo solo podrían vivir las personas pertenecientes a esa raza y en las zonas de clima muy cálido solo podrían vivir las personas de raza negra, con las demás razas ocurriría igual, este sistema continuaría así hasta que el proceso de adaptación y evolución racial haga que todas sean iguales, esto ocurrirá cuando todas sean como la raza blanca, que es la más evolucionada por haber surgido en el clima intermedio ideal. También estaría prohibido, que una raza se inmiscuya en los asuntos de las demás, por eso, cada raza formaría una liga de naciones o ciudades con una capital propia y luego esas capitales se reunirían en la capital mundial en donde todas las razas estarían representadas por igual. Esta sede de las naciones unidas sería rotatoria entre todas las naciones y razas para hacer más justo el reparto del poder mundial.

En este sistema social, los representantes del gobierno no surgirían de los partidos políticos porque estos ya no existirían ya que los partidos solo son una invención de los políticos destinada a distraer a los ciudadanos con sus enfrentamientos teatrales mientras ellos se reparten el poder. Por eso, la profesión de político sería una opción más de las que se ofrecerían en las universidades y el sistema de ascensos dependería de los méritos propios y la antigüedad. Una vez comenzasen en esta profesión, se podrían dedicar a ella durante toda la vida, aunque los cargos más importantes serían rotatorios, esto significa, que un hombre podría ser presidente durante un máximo de diez años y luego debería dejar el cargo, pero después de un tiempo fuera de esa función podría volver a presentarse de nuevo si quisiera, pero lo normal es que la presidencia del gobierno se reservase para aquellos que por su edad fueran a retirarse de la primera línea de la política. También se formaría un consejo de la presidencia formado por todos los ex presidentes anteriores, sin embargo, el hecho de ser ministro, senador o presidente, no implicaría por ello un gran poder, porque al ser un sistema político en el que todas las leyes serían decididas por los ciudadanos el hecho de ostentar ese cargo no implicaría por ello ninguna ventaja excepcional.

En el futuro, el sistema sanitario sería mucho más sencillo que el que existe en la actualidad, esto es debido, a que por un lado aquellas enfermedades que serían de origen genético ya no podrían surgir, al haber sido erradicados de la sociedad todos los genes defectuosos. El otro factor que provoca las enfermedades es la negligencia de los ciudadanos y tampoco existiría porque el sistema sanitario estaría enfocado primero a indicar a los ciudadanos cuáles son sus malos hábitos y solo después se buscaría una solución química y no al revés como se hace ahora. Es decir, que el sistema sanitario casi parecería un sistema de formación moral, porque en la actualidad, la mayoría de las enfermedades están causadas por los malos hábitos de vida y en consecuencia es suficiente con que esos hábitos cambien para que las enfermedades desaparezcan. Pero, en la actualidad, los ciudadanos no quieren que los médicos les digan lo que hacen mal, porque creen ingenuamente que todas las enfermedades se pueden curar con fórmulas químicas milagrosas. Y para empeorar la situación, las empresas farmacéuticas tampoco desean que los ciudadanos se curen, porque entonces su fuente de riqueza desaparecería. Por último, muchos médicos tampoco desean dar sermones a los pacientes aunque esa sería su obligación, por eso, se limitan a recetarles sustancias químicas que curan algunas enfermedades pero también provocan otras nuevas. Al final, los pacientes terminan suicidándose sin darse cuenta por las enfermedades que esas medicinas les provocan y todo por anteponer su arrogancia al sentido común.

La vida en las ciudades sería muy ordenada y los ciudadanos siempre usarían las mismas horas para dormir y para estar despiertos durante todos los días del año sin diferenciar entre festivos o laborables, esto es muy útil, porque aunque mucha gente no lo sepa, el cerebro tiene un despertador biológico que recuerda la hora a la que nos levantamos con bastante precisión. Esto es importante, porque aproximadamente una hora antes de levantarnos ese despertador biológico nos saca del sueño profundo y poco a poco va activando todos los mecanismos del cerebro para que nos podamos levantar con rapidez y con todas las facultades activas.

Por culpa de ignorar esta verdad mucha gente desajusta este reloj del sueño provocando que nos mantenga despiertos porque piensa que es de día, en ese caso, suele ser suficiente con levantarse un momento y pasear por la casa durante 5 minutos para que el reloj se reajuste al creer que se trata de otro día. Pero, si el insomnio continúa, lo mejor es evitar quedarnos en la cama tumbados, porque al estar despiertos la tensión sanguínea se vuelve más fuerte lo que puede provocar dolor de cabeza e hinchazón de ojos, cuando eso ocurre lo mejor es descansar sentados en un sofá para tener la cabeza erguida.

Uno de los principales errores que comete la gente es que al primer síntoma de gripe se meten en la cama y no se levantan en todo el día, esto es un grave error, porque además de desequilibrar los ritmos del sueño abotaga el organismo. Para combatir las enfermedades lo mejor es hacer ejercicio siempre y cuando estas lo permitan, porque quedarse parado y no hacer nada reduce el riesgo sanguíneo lo que dificulta que los anticuerpos y los nutrientes lleguen a los órganos lo cual retrasa la curación. Este error también es frecuente en los hospitales, porque se abusa en exceso de la cama olvidando que el ejercicio acelera el ritmo de curación. Por eso, en el futuro, los tratamientos estarán dirigidos a prevenir las enfermedades y curarlas eliminando las causas que las provocan antes que a tratar de curarlas con medicinas, esto permitirá que el uso de medicamentos sea muy inferior al actual. Cuando eso ocurra, el mito de plantear las medicinas como la única solución posible a las enfermedades habrá terminado.

En una sociedad evolucionada tampoco existirían las fiestas ciudadanas masivas, porque para eso ya existen locales destinados a ese fin, para que cada ciudadano los use a su voluntad. En esta sociedad, se celebraría el comienzo del año el día del solsticio de invierno en el norte y el de verano en el sur, pero sería una celebración sencilla de un solo día y no se prolongaría por la noche. Esta sería una sociedad sana que no se drogaría y buscaría la felicidad con todo aquello que la ciencia y la vida pacífica puedan proporcionar. Porque las drogas dañan el cerebro reduciendo su sensibilidad y en consecuencia su capacidad para sentir felicidad.

Debido a la utilidad de vivir la vida de forma ordenada estaría prohibido poner como festivos los días laborables excepto para los trabajadores que trabajasen los festivos, de modo que cualquier acto destinado a celebrar o recordar algo, se harían siempre en los días libres establecidos para ello. Esto significa que cada semana de siete días podría tener uno o dos días libres como máximo consecutivos y aquellos que quisieran tener más días libres tendrían que coger la semana entera con el fin de no interferir en el ritmo de trabajo.

El sistema de vacaciones también tendría un orden y se podrían utilizar dos quincenas o un mes consecutivo al año. En las ciudades compactas, el clima sería el mismo durante todo el año y por eso, el número de habitantes que estaría de vacaciones sería el mismo todos los meses del año, esto permitiría a la industria turística funcionar con normalidad todo el tiempo. Con este sistema, todos los ciudadanos podrían realizar un viaje por el mundo cada año, pero el resto del año, solo podrían viajar por la zona más próxima, un área que no sería superior al 15% del planeta. Esto se haría así para evitar un gasto innecesario de energía pero en los planetas o lunas pequeños no existirían estas restricciones.

En el futuro, también será posible realizar viajes a otros planetas, pero lo más lógico es reservarlos solo para quienes hagan funciones de representación, como en el caso de actividades políticas o científicas, pero no estarían permitidos para el resto de los ciudadanos, excepto en el caso de los viajes de colonización, con el fin de hacer que los recursos sean sostenibles. Tampoco existirá el comercio espacial, excepto en aquellas cosas que no fuera posible obtener en la tierra, es decir que un ciudadano de un planeta no podrá comprar un producto de otro, cuando los materiales fueran iguales a los que hay en el suyo, con independencia de que lo pueda pagar o no, porque el daño ecológico y el desperdicio de energía que causaría el viaje espacial lo haría inaceptable.

En estas ciudades, todos los ciudadanos de ambos sexos llevarían un mismo traje similar a un uniforme, y estaría formado por una sola pieza de tela y un color principal, aunque también se podría dividir en dos mitades pero del mismo color. Con este traje, se trataría de fortalecer el sentimiento de unidad entre todos los ciudadanos, porque en realidad, cada uno de nosotros somos una pieza de esa gran máquina que es la ciudad y todos somos importantes para su progreso. Usando el mismo traje todos asumimos esa responsabilidad, pero el estado también asume que somos necesarios e importantes. Este traje tendría un solo color principal y homogéneo en su mayor parte sin garabatos ni asimetrías, porque así se representa la justicia. Este traje solo sería una extensión de nuestro cuerpo y por lo tanto, lo lógico es que si el cuerpo tiene un solo color el traje también lo tenga. Sin embargo, para no resultar monótono, cada ciudadano podría usar el color que prefiera y los trajes de trabajo se diferenciarían de los de paseo usando emblemas o franjas de color diferentes del principal, aunque sería diferente solo en una parte minoritaria del traje como por ejemplo en las botas, los guantes o el cinturón. La ropa interior sería en cierto modo opuesta a la ropa exterior, porque la ropa exterior representaría la dimensión horizontal cristalina y la interior la vertical solar, la exterior tendría extremidades largas y la interior extremidades cortas, la exterior tendría colores oscuros y la interior colores claros y ambas tendrían colores diferentes. En esta sociedad evolucionada no se usarían tintes para el pelo, pinturas de labios o joyas, porque lo que se valora no son las apariencias superfluas sino las cualidades verdaderas que cada uno tiene.

Tampoco existiría el dinero en metálico ni la inflación, y todas las empresas estarían obligadas por ley a pagar a sus empleados el sueldo necesario para poder vivir de forma digna. A cambio, los trabajadores estarían obligados a realizar su trabajo correctamente. Al tratarse de una sociedad en la que el trabajo estaría garantizado por el estado la mendicidad estaría prohibida. Esto significa que si una persona por simple vagancia o negligencia no quisiera trabajar, entonces tampoco podría pedir, y si no respetase la ley podría ser internado en un centro penitenciario en donde tendría que trabajar para poder vivir, porque incluso en una prisión nada sería gratis. Hay que tener en cuenta que el mal no va a desaparecer de la sociedad simplemente pidiendo a los canallas que lo dejen de ser, es necesario crear las condiciones para que ningún criminal encuentre interés en seguir actuando de forma antisocial.

En esta sociedad, tampoco existiría la jubilación, sí existiría una edad límite para ejercer cada oficio, pero no una edad para no hacer nada, porque todos los ciudadanos incluso los ancianos participarían del sistema productivo, pero, las personas con una edad avanzada, lo harían más como consejeros de los jóvenes que como empleados normales. También se crearían para ellos talleres de manualidades donde entrenarían su mente realizando pequeñas piezas de uso comercial, porque es absurdo realizar tareas fabricando objetos que luego no vayan a servir para nada. Todos los ciudadanos tendrían sus horas y días libres, pero dedicar todo el tiempo al ocio es una forma de acelerar la muerte, porque las actividades de ocio están bien si son durante un rato, pero no es lógico que el ocio ocupe todo el tiempo, por eso, lo mejor sería dividir el día en tres secciones, una para dormir, otra para trabajar, y otra para el tiempo libre, pero, en el caso de los ancianos, el tiempo de trabajo se podría reducir a la mitad siempre y cuando su salud se lo permita. En el futuro, los ciudadanos ya no se teñirán el pelo, porque a diferencia de lo que ocurre ahora a los ancianos ya no se les expulsará de la sociedad activa y serán tenidos en gran estima, por eso, el color blanco del pelo no será motivo de vergüenza sino de aprecio y respeto para todos. Al llegar a la vejez, la mayoría de la gente morirá de forma natural, pero, en el caso de que se produjese una enfermedad que disminuyese gravemente la calidad de vida, tampoco existirá ningún problema para aplicar la eutanasia si el enfermo lo solicitase voluntariamente.

Los animales y plantas estarían situados fuera de las ciudades, esto se haría así porque se intentaría que los animales vivan en su medio natural y no como simples juguetes de los ciudadanos. Hay que tener en cuenta que la civilización humana pertenece a una dimensión distinta de los animales o las plantas y por ello tiene que haber un lugar propio para cada uno. Es cierto que las personas tienen que convivir con el resto de especies que pueblan la tierra, pero cada uno debe hacerlo en su medio natural. Sin embargo, eso no impediría que la gente pueda ir a verlos siempre que quiera durante su tiempo libre. Además, tener animales en las viviendas estaría prohibido por ser considerada esta costumbre la última forma de esclavitud. Es cierto que muchos amos tratan bien a sus mascotas, pero un animal no tiene porqué ser la mascota de nadie y es necesario reconocer su derecho a vivir en libertad con sus congéneres. Por eso, es lamentable ver a tantas parejas que en lugar de tener hijos tienen perros, solo por la vagancia de no querer cumplir con su deber de ser padres, porque no tiene sentido jugar a ser padres con animales, lo correcto es ser padres de verdad.

En esta sociedad, la energía procedería del sol y estaría totalmente prohibido el uso de energía nuclear dentro del planeta, porque es absurdo usar esta energía cuando se dispone de tanta energía solar, una sociedad evolucionada no se plantea simplemente como conseguir más energía para luego malgastarla como se hace ahora, sino que primero se mira cuánta energía se puede conseguir sin dañar el medio ambiente o la salud de los ciudadanos y luego esa energía se reparte según las necesidades que cada ciudad pueda tener. Es sorprendente que después de los accidentes nucleares de Harrisburg, Chernóbil y Fukushima o los que han ocurrido en los submarinos nucleares todavía no se haya prohibido este tipo de energía en la tierra, y luego, esos gobiernos que fomentan esa energía tienen la poca vergüenza de ocultar la contaminación del pescado, la carne o la leche como consecuencia de estas fugas radiactivas.

En el futuro, las ciudades de muchos planetas serían más higiénicas que los laboratorios de medicina actuales, porque en los planetas o lunas sin vida propia los colonos no introducirían bacterias, ni siquiera las de sus propios cuerpos por lo que se podrían considerar mundos libres de microorganismos. Esto no sería un problema para vivir, porque los alimentos serían producidos de forma artificial sin usar vegetales pero sus características y textura serían parecidas a los que conocemos. Esto también sería útil desde un punto de vista médico, porque ya no habría lugar para las infecciones, al haber desaparecido las bacterias que las causaban. El oxígeno también sería producido artificialmente separando con electricidad los átomos de agua.

En esta sociedad perfecta, la religión será la columna vertebral de todo el sistema y dentro de la religión la defensa de la justicia será su mayor valor. Esto será posible, porque en el futuro los ciudadanos perderán el miedo a enfrentarse a las organizaciones religiosas y exigirán su derecho a buscar la verdad por sí mismos. Porque estas organizaciones actúan como un filtro cuando pretenden tener la exclusividad en la comunicación con Dios, pero esto, no lo hacen para servir a Dios, sino para servir a satanás. Esto es así, porque para ellas la religión solo es un instrumento para obtener poder y riqueza traicionando su auténtico deber que es buscar el bien de los ciudadanos. Por eso, en el futuro, las organizaciones religiosas con todas sus ceremonias y dogmas desaparecerán de la faz de la tierra, y entonces Dios, es decir la verdad, descenderá a la tierra y permanecerá en ella para siempre. En realidad, estas organizaciones se han vuelto malignas, porque se niegan a aceptar que la humanidad necesita una religión pero no una organización religiosa, porque en una sociedad evolucionada lo correcto es que las enseñanzas religiosas sean enseñadas en los colegios por los profesores y estén gestionadas por el estado y los padres de alumnos. Estas organizaciones intentan competir con los gobiernos para obtener poder, pero no es a ellas a quien le corresponde esa función, sino a la población civil mediante el voto. Esa contradicción hace que aquellos que hasta ahora se han enriquecido con la religión se nieguen a abandonar su actual fuente de ingresos, por eso, reaccionan con maldad al no querer aceptar con humildad las consecuencias del progreso. Cuando eso ocurra la ciencia y la religión se darán la mano y serán una, porque hasta ahora, ese poder paralelo que son las organizaciones religiosas han impedido que esto sea posible al tratar de imponer sus dogmas basados en la mentira para conseguir poder y competir con los gobiernos por la dominación del mundo. Lamentablemente, los científicos tampoco han denunciado esos engaños para favorecer que la verdad prevalezca. Entonces, la religión y la ciencia tratarán de encontrar un entendimiento, porque en realidad, la religión también es una ciencia tan importante o más que el resto, por eso, en el futuro, será lo primero que se enseñe en los colegios.

 

 

22 LAS PARTÍCULAS ORIGINALES

 

El universo, está formado por átomos que a su vez contienen en su interior otras partículas más pequeñas, a su vez estas partículas están formadas por otras partículas que no están formadas por ninguna partícula, por eso, estas partículas últimas podrían definirse como las partículas originales que forman el cosmos.

Cuando el universo comenzó, en teoría solo existía la nada, pero como la nada no puede existir por sí sola es necesario que exista el algo como forma de justificar su existencia, esto significa que tanto la nada representada por el vacío, como el algo representado por la materia han existido siempre, ambos se necesitan el uno al otro porque no puede existir solo el vacío o solo la materia, tienen que existir los dos siempre, porque es mediante su contraste y comparación como se evidencia su existencia.

Esta realidad metafísica existe dentro de cada partícula elemental, porque en su interior solo hay vacío y en su exterior solo hay materia, o dicho de otra forma, si vamos hacia su interior nos encontraremos con una superficie esférica con la que chocaremos como evidencia de la existencia de la partícula material, pero por dentro de esa esfera solo hay vacío ya que no está compuesta de otras partículas, por lo tanto, que esa partícula sea considerada vacío o sea considerada materia puede depender de si la dirección se plantea hacia dentro o hacia fuera. Estas partículas no están compuestas por otras partículas y son indestructibles, pero pueden dividirse por su propia voluntad para formar seres más complejos formados por partículas conectadas directamente. Eso significa, que si estas partículas se separan de forma definitiva sin que exista ningún vínculo de conexión directa entonces se crearán seres diferentes, estos seres, aunque tengan pasados comunes a partir de ese momento tendrán futuros diferentes hasta que termine el ciclo cósmico y se vuelvan a reunir para formar de nuevo la partícula original.

Esta bipolaridad que está presente en las primeras partículas es el origen de la polaridad universal que también deriva en los sexos, porque la sexualidad solo es una de las innumerables versiones de polaridad que existe en el universo. Así el sexo femenino estaría relacionado con el vacío y el sexo masculino estaría relacionado con la materia.

Otros ejemplos de polaridad masculina son: El sol como coordinador de los planetas, la sal, el sexo masculino, la materia en contraste con el agua o el vacío, la ciencia, la técnica, la música rock, la derecha, la actividad, la cresta de una honda, el color rojo, el circulo, la línea vertical, el sonido, el progreso, la acción, el calor.

Otros ejemplos de polaridad femenina son: La tierra en su actitud pasiva con respecto al sol, La espiritualidad, la filosofía, el color azul, la música pop, el agua, el espacio, el valle de una honda, el azúcar, el frío, la izquierda, la pasividad, la línea recta, la línea horizontal, el silencio, la humildad, el descanso, el vacío.

Las dimensiones vertical y horizontal también pueden girar, en ese caso los polos se invierten de forma que la dimensión horizontal sea masculina y la vertical femenina, todo depende de las circunstancias.

Aquellas personas que tienen intuición seguramente notarán la sensación de percibir el color rojo al pensar en las cosas que tienen características masculinas, y del mismo modo sentirán la sensación de ver el color azul al pensar en las cosas que representan los valores femeninos.

Al existir dos versiones de polaridad fue necesario que el universo determinase la existencia de un único elemento de mando que gobernase los dos polos, esto es necesario porque en los momentos decisivos en los que hay que tomar una decisión con rapidez esa división sexual debe desaparecer para coordinarse como si fuera una sola voluntad. La necesidad de conseguir ese equilibrio determinó que a partir de ese momento el universo pasara a estar coordinado por el sexo masculino, esto no significa que un sexo sea mejor que el otro, porque los dos sexos son igual de importantes, pero esto es necesario porque el universo solo puede progresar si cada sexo ocupa planos y funciones diferentes. Lo que determina que un sexo sea masculino es precisamente el hecho de adquirir esa función activa de mando, pero ese mando, solo tiene sentido si se dedica únicamente a favorecer el bien de ambos sexos, de este modo, el sexo femenino se deja gobernar, pero solo con la condición de que ese gobierno se dedique a favorecer el proyecto común que comparten los dos sexos. Un ejemplo de esta coordinación en un solo mando es la preferencia de la mano derecha sobre la izquierda en la especie humana, porque cada una de nuestras manos pertenece a un valor polar, por eso, para que los procesos mentales puedan derivar en acciones con rapidez, es necesario que una de las dos manos actúe como representante de ambas, de este modo, la mano izquierda encuentra su equilibrio actuando como ayudante de la derecha. Si el universo no hubiera actuado de este modo, el progreso nunca hubiera existido al anularse mutuamente ambos sexos y en esas condiciones reinaría la anarquía y el caos.

Las partículas originales son negras por dentro y blancas por fuera, vacío por dentro materia por fuera, el interior representa el número cero y la superficie exterior representa el número uno. Las partículas de materia representan el número uno y el espacio vacío que las rodea representa el cero. Son en realidad dos versiones de la misma cosa por eso, depende del punto de vista como se mire. Sin embargo, el número cero es blanco y el uno es negro y las partículas se pueden definir como blancas y el espacio como negro, esto significa que según en qué plano estén pueden aparecer con el aspecto invertido.

Cuando el actual ciclo cósmico termine, todas las partículas se reunirán para formar la partícula original en la que se expresan los valores esenciales. Cuando eso ocurra, la partícula se volverá a dividir para formar otro universo que en realidad será la repetición del anterior, esto se hará igual que como se repite una película, porque incluso el mismo tiempo volverá a comenzar, entonces, todas las almas que se formen con la separación de la partícula original vivirán otras vidas distintas de la que tuvieron con anterioridad, eso significa que el universo no se volverá a repetir completamente hasta que todos los seres vivan todas las vidas y las experiencias que pudieran tener en cada una de esas vidas. Esto significa, que el universo tiene dos ruedas, una es la que representa el tiempo que se repite con cada nuevo ciclo cósmico, y otra es la rueda de las almas, que viven una vida distinta en cada nueva repetición del cosmos, es como si el universo material fuera solo un cascaron por el que se desplazan las almas que a su vez están fuera del tiempo y son eternas.

El universo formado por múltiples seres solo es la consecuencia de la división del ser original, porque todos somos iguales y todos somos eternos por eso, al final todos viviremos las mismas situaciones. Visto de otra manera, es como si en el universo sólo existiera un solo ser, de forma que cuando miramos a otra persona es como si nos viéramos a nosotros mismos en otra época, porque lo que él vive ahora, es lo que nosotros vivimos en nuestro pasado, pero también es lo que viviremos en nuestro futuro, porque en el fondo, todos los seres están derivados del mismo ser original, por eso, la existencia de múltiples vidas o múltiples experiencias vitales no es más que una subdivisión secundaria de la vida de ese ser original. Cuando este ser primero se dividió, creó seres diferentes con su misma naturaleza y en el mismo momento del tiempo, pero al estar estos seres derivados del mismo ser original, también se pueden considerar como parte del mismo ser indirectamente, porque en realidad, cada uno de esos seres sólo representa una etapa de la vida de ese ser mayor ya que al final todos volverán a ser uno antes de que el universo vuelva a comenzar.

 

 

23 LOS CONFLICTOS ENTRE LOS SERES VIVOS

 

Tanto en la vida humana como en la vida animal, lamentablemente son frecuentes los conflictos. En el caso del ser humano existen dos causas principales, una de ellas es la existencia del egoísmo, lo cual también puede existir entre los animales y se produce cuando un individuo dominado por un exceso de confianza trata de cuestionar los derechos de los demás. El segundo motivo ocurre debido a los desastres climatológicos, que provocan hambre, que a su vez favorece los enfrentamientos, pero, debido a los avances de la ciencia este problema puede estar cerca de tener solución. A diferencia del hombre, la principal causa de conflictos entre los animales son los depredadores que continuamente persiguen a sus presas para alimentarse de ellas, pero es importante señalar que estos animales no cazan necesariamente por maldad, sino porque la naturaleza les ha diseñado para alimentarse de esa manera.

Es posible que el origen de la depredación sea simplemente el interés de unos animales por alimentarse de otros, porque consideren preferible alimentarse así antes que hacerlo de plantas, pero también es posible que haya sido diseñada por la naturaleza como medio para evitar la proliferación de cadáveres, es cierto que para eso ya existen los carroñeros, pero la utilidad de los depredadores es que evitan a los animales viejos una lenta agonía final y el riesgo de contraer enfermedades contagiosas que eso puede suponer. En esta función también participan los virus, cuando los animales no tienen enemigos naturales, es como si fuera un sistema de eutanasia natural. Podría decirse entonces que la depredación funciona como un sistema de reciclaje previo a la acción de los carroñeros, es como si los animales se comieran a sí mismos antes de que el deterioro del organismo llegue a una situación extrema, por eso, es razonable pensar que los depredadores simplemente evolucionaron a partir de los carroñeros.

Es decir que primero actuaría la depredación como medio para evitar la aparición de cadáveres, y luego actuarían los carroñeros para terminar con los restos que los depredadores hubieran dejado.

Otra fuente de conflictos entre los animales pero que no se da entre las personas es el enfrentamiento que se produce en algunas especies durante las fechas de reproducción, cuando los machos se pelean para quedarse con las hembras. En este caso, igual que en el anterior es difícil saber si esta costumbre surgió del interés de los animales por tener más hembras o si fue la naturaleza la que lo impulsó como medio para facilitar que los animales más sanos y libres de enfermedades genéticas fueran los que fecunden a las hembras. En este aspecto, el ser humano no tiene ese problema, porque igual que ocurre con otras especies lo normal es que la mayoría de las parejas sean monógamas, lo que permite conseguir pareja sin necesidad de recurrir a la violencia. Es cierto que mediante la elección voluntaria de pareja se pueden erradicar muchas enfermedades hereditarias, pero siempre quedan aquellas que no son visibles a simple vista, por ello, sería recomendable hacer chequeos a todos los ciudadanos para poder erradicar los genes defectuosos más difíciles de descubrir.

Si todo esto fuera cierto, eso demostraría que el factor más importante que provoca los conflictos entre los animales es su incapacidad para controlar el medio ambiente y todos los procesos biológicos que les rodean sin enfrentamientos, pero también demostraría que esos problemas no son inevitables en el ser humano y en consecuencia no existe ninguna razón de peso para que no se pueda alcanzar la paz en el mundo.

En mi opinión, todos los problemas que existen en la naturaleza, tanto humanos como animales, se podrían solucionar sin necesidad de recurrir a la violencia, porque para limpiar la naturaleza de animales muertos ya existen los carroñeros y para evitar la agonía final a los animales viejos también existen las bacterias y virus. Tampoco me parece convincente plantear la depredación como un sistema imprescindible para regular el exceso de crías, porque los hechos demuestran que aquellos animales que no tienen enemigos naturales tienen solo el número de crías que el medio ambiente puede sostener sin depredadores. Es decir que tan válido sería decir que los depredadores cazan a sus presas porque tienen demasiadas crías como decir que las presas tienen demasiadas crías porque hay depredadores que las cazan.  Tampoco me parece imprescindible que tengan que existir enfrentamientos entre los animales por motivos reproductivos. La prueba está en la gran cantidad de especies que hay en las que los machos no se enfrentan para conseguir a las hembras porque son estas las que deciden a cuáles quieren como pareja, y por ello les someten a una especie de examen llamado cortejo para comprobar si su estado de salud es el adecuado antes de tener crías con ellos. Por eso, me parece más probable que tanto la depredación como los enfrentamientos de tipo reproductivos sean en realidad la consecuencia de la voluntad de los animales. Es decir, que una costumbre que pudo comenzar como un acto voluntario realizado por simple conveniencia terminó convirtiéndose en algo hereditario mediante la progresiva selección natural. En cuanto a la pregunta de por qué la selección natural eligió ese camino, en lugar de otro más pacífico, mi opinión es que sería la consecuencia del excesivo valor que los seres primitivos le dan al aspecto material de la vida, incluidos en esto los animales y las personas. Porque el mundo evoluciona del caos al orden y la brutalidad es más propia de los seres ignorantes que de los cultos. No hay que olvidar que en la selección natural también influye mucho nuestra propia voluntad. También es posible, que al no disponer los animales de los medios técnicos que tienen las personas ese haya sido el único medio que hayan encontrado para solucionar sus problemas biológicos.

Pero, aunque fuera cierto que la depredación es necesaria para evitar que la naturaleza se llene de animales muertos o que estos puedan ser un foco de enfermedades, sin embargo, los conflictos que genera no tendrían por qué producirse en la especie humana, porque a diferencia de los animales, el hombre es perfectamente capaz de enterrar o reciclar los cadáveres sin que sea necesaria la intervención de los depredadores. Por eso, es absurdo pensar que la violencia no puede ser erradicada de la sociedad. Porque una vez el ser humano sea capaz por un lado de vivir aceptando sus limitaciones técnicas y por el otro de controlar todas las circunstancias climáticas y energéticas que le rodea ya no habrá ninguna excusa para no vivir en paz. Porque es evidente que cuando los recursos de alimentación y energía son suficientes para todos, entonces lo más importante tiene que ser el reparto de los bienes y no el crecimiento económico. Es absurdo que haya países en el mundo con una renta per cápita muy superior a la que se necesita para vivir holgadamente y sin embargo no destinen el dinero necesario para proteger el medio ambiente. Es necesario que esos países paren en su demencial obsesión por anteponer el crecimiento a la ecología, por ello, es fundamental que se firme un tratado internacional que comprometa en esto a todas las naciones. En la actualidad, los océanos del mundo se están convirtiendo en un vertedero de basura de los países más ricos y eso es evidentemente una contradicción que convierte al ser humano en un grave peligro para el planeta peor que cualquier epidemia vírica. Por ello, es necesario que el ser humano deje de dar prioridad a tener más dinero cuando ese dinero implica la destrucción de los bosques y el medio ambiente, que cada vez se vuelve más irrespirable. Lo cierto es que la humanidad está más cerca de lo que parece de poder cerrar el círculo que evitaría aquellos factores que provocan los conflictos, porque si se combina adecuadamente la tecnología y el progreso moral el mundo puede alcanzar la paz. Porque todos los seres humanos pertenecemos a una misma especie y entre individuos de la misma especie no es normal la depredación. Tampoco es lógico el enfrentamiento por motivos reproductivos, porque a diferencia de los animales entre los seres humanos siempre ha estado permitido el matrimonio para todos, aunque en el pasado fueran los padres los que por lo general elegían las parejas de sus hijos.

Podría decirse entonces que los factores que provocan conflictos entre las personas se reducen a dos. El primero sería el hambre, que en unos casos está provocado por catástrofes climatológicas y en otros por un crecimiento de población descontrolado. Pero, estos problemas se podrían solucionar si los gobiernos tomasen la decisión de considerar a todas las personas como parte de un sistema unido para evitar que a nadie le falte lo necesario para vivir, esto se haría garantizando por ley el trabajo a todos los ciudadanos. Una vez conseguido esto, sería razonable prohibir la mendicidad al no haber nadie que estuviera desatendido. Para que esto fuera posible, sería necesario implantar un sistema de control de natalidad, por el que cada ciudad solo podría tener el número de habitantes que fuera capaz de mantener, así el círculo de las necesidades sociales quedaría cerrado.

El segundo problema que causa los enfrentamientos es la vanidad, porque aunque es cierto que a lo largo de la historia las catástrofes climatológicas o el hambre han sido dos factores importantes que han provocado conflictos, también es cierto que en muchos otros casos ha sido la vanidad y el exceso de confianza lo que los provoca. Por eso, una vez los problemas materiales queden resueltos, solo habrá un obstáculo para alcanzar la paz, y es resolver el grave vacío moral que existe en la sociedad, por eso, es fundamental que los padres enseñen a sus hijos donde terminan sus derechos y donde empiezan los del resto de la sociedad. La arrogancia es como una enfermedad del espíritu que corroe el alma de quienes se dejan dominar por ella. Durante siglos, el aspecto espiritual de la vida ha estado relegado a un segundo plano por la sociedad y esto la ha vuelto muy materialista, pero es importante darle a cada cosa su justo valor, porque la dimensión espiritual de la vida debe ser exactamente igual de importante que la dimensión material, por ello, es necesario que la humanidad le devuelva el sitio que le corresponde y enseñe a los jóvenes que la justicia y la convivencia deben ser los pilares de la humanidad.

Desde el momento en que el universo comenzó, está avanzando del fuego al frío y del caos al orden, esto aplicado al hombre significa que la posibilidad de que todas las necesidades sociales puedan quedar resueltas está más cerca de lo que parece, por ello, solo hace falta que los gobiernos tengan el valor de reconocer esta verdad y tomen las medidas necesarias para solucionarlo. A lo largo de la historia, los gobiernos siempre han actuado mediante la improvisación, debido a su ignorancia y su incapacidad para controlar el mundo que les rodea, pero en la actualidad, ya disponen de los medios necesarios para cerrar el círculo de las necesidades sociales, por eso, solo hace falta que comprendan esta verdad para que el mundo pueda alcanzar la paz.

 

 

24 LAS TRES INTELIGENCIAS

 

¿Qué es la inteligencia? Una de las posibles respuestas sería que es la capacidad para solucionar los problemas de la forma más adecuada. En mi opinión son tres los factores que intervienen en lo que normalmente llamamos inteligencia.

 

LA INTELIGENCIA FÍSICA

 

Podría decirse que la inteligencia física es la consecuencia de tener un cuerpo bien hecho y correctamente alimentado. También se deriva de la evolución genética que ha tenido la especie humana desde el comienzo de los tiempos. Podría decirse que la calidad física de cada persona es proporcional a la calidad de los genes que transporta, porque unos genes son más evolucionados que otros. Lamentablemente, solo una mínima parte de la humanidad posee un bagaje de genes perfectos, sea por tener los genes mejores y más evolucionados o sea por carecer de enfermedades hereditarias. Los genes más primitivos son paulatinamente descartados mediante la elección de pareja, aunque este sistema no sirve para descubrir aquellos genes defectuosos que son más difíciles de descubrir a simple vista. La presencia de genes enfermos merma de forma considerable la efectividad del ser humano, por ello, sería deseable que los gobiernos tomasen conciencia de ello y trabajasen para eliminarlos por completo de la especie humana.

 

LA INTELIGENCIA CULTURAL

 

Este tipo de inteligencia no surge de las cualidades innatas, sino de la sabiduría adquirida, pero puede hacer que una persona parezca más inteligente. Por eso, aquellos niños que reciben una mejor formación parecen más inteligentes aunque sea solo como consecuencia del esfuerzo invertido por sus padres en su educación. Tener mucha memoria también puede ser confundido con la inteligencia, pero hay que tener en cuenta que quien memoriza todo muy rápido al final solo adquiere la verdad teórica de las cosas y no la verdad auténtica, un proceso de aprendizaje lento puede ser mejor para comprender correctamente una cosa, porque la información recibida debe ir seguida por un proceso de deducción.

 

LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL

 

Aunque después de la muerte los recuerdos de las anteriores reencarnaciones se olvidan para no estorbar en la nueva vida, sin embargo, la inteligencia espiritual permanece. Podría decirse que esta inteligencia es el resumen de lo aprendido durante toda una vida y se define como un conjunto de cualidades más que una suma de conocimientos, y se conserva en las sucesivas reencarnaciones. Después del nacimiento, la inteligencia espiritual va filtrándose lentamente en la mente humana en forma de fugaces sensaciones de intuición y poco a poco va forjando una personalidad diferente con respecto a quienes se encuentran a su alrededor. En el caso de los espíritus evolucionados, su mayor fuerza intelectual determina que su mente humana ceda al encontrarse inmersa en una cultura inferior, esto determina que al final la mente superior del espíritu se imponga. Entonces el espíritu evolucionado toma conciencia de ser diferente y comienza a desarrollar un proyecto de vida distinto. Por eso, los niños inteligentes son muy reacios a dejarse llevar por los sistemas educativos demasiado dominantes.

También es posible, que una persona tenga un cuerpo perfecto pero al mismo tiempo una mente simple, esto puede ocurrir cuando el espíritu está mucho más atrasado que el cuerpo que maneja. Sin embargo, cuando el progreso pueda despejar todas las incógnitas científicas, estas personas podrán beneficiarse de esa ciencia lo que compensará su atraso interior.

El hecho de que existan tres factores que influyen en la inteligencia, determina, que sea muy difícil saber cuál de ellos interviene más en la vida de una persona.

 

 

25 LOS MITOS ANTIGUOS

 

Hoy en día, es común ver los mitos de la antigüedad como meros cuentos para niños sin ninguna base real, pero lo cierto es que en la mayor parte de los casos están basados en medias verdades, porque los hombres primitivos tenían una capacidad reducida para comprender los acontecimientos naturales que les rodeaban, cosa que en la actualidad también ocurre, porque no solo tenían dificultad para comprender los hechos que ocurren todos los días, sino también aquello que ocurre de forma excepcional. En la actualidad, vivimos en una época de autosuficiencia científica porque los científicos creen que lo saben todo y por ello se convierte en un obstáculo para comprender de forma objetiva los hechos del pasado como ocurre con el mito de los vampiros. En realidad el denominado vampirismo ocurre cuando el espíritu de un fallecido trata de regresar a la vida humana intentando robar el cuerpo o la energía de las personas para así poder revivir su anterior existencia, esto lo hace porque no comprende que la forma correcta de hacerlo es mediante la reencarnación. En estos casos las víctimas de su posesión pueden sentirse extrañamente cansadas. Debido a esto, algunas personas pueden pensar que el fallecido no ha muerto y se escapa por las noches del cementerio para atormentar a los vivos y chuparles la sangre. La verdad es que ni les ha chupado la sangre ni tampoco se ha escapado del cementerio, pero sí es cierto que sigue existiendo en forma espiritual y puede perturbar la paz de los vivos.

Cuando un ser se encuentra en forma de espíritu es bastante débil y en consecuencia tiene muy poca capacidad para influir en el mundo material, sin embargo, estos seres que se niegan a marcharse algunas veces conseguir aumentar su fuerza absorbiendo energía del entorno que les rodea, por eso, es normal que en las casa encantadas haga bastante frío. Hay quien afirma que pueden utilizar la energía espiritual presente en la sangre humana o en la de animales para hacer más denso su espíritu y así creer que han vuelto a la vida corpórea. También es probable, que utilicen las partículas materiales que encuentran a su alrededor para densificar su espíritu y así poder influir en el mundo material. En cualquier caso, de ser esto cierto, este sería un esfuerzo inútil, porque el modo real de volver a la vida humana es avanzando hacia delante mediante la reencarnación y no yendo hacia atrás como hacen ellos, porque desde el mismo instante en que se produce el nacimiento, el espíritu de las personas se halla sólidamente unido a su cuerpo y es imposible separarlo de él por la fuerza mediante un intento de posesión.

En esto, la iglesia católica tiene mucha culpa, porque enseñan a sus adeptos que hay una vida después de la muerte pero la relacionan con la resurrección de los cadáveres el día del juicio final en lugar de aceptar lo más lógico que es la reencarnación en un cuerpo nuevo, entonces, aquellos espíritus que después de morir prefieren volver a la vida humana rápidamente terminan creyendo que su única opción para conseguirlo es robar un cuerpo. Tampoco debemos olvidar que la resurrección de la que se habla en el apocalipsis es algo simbólico y no hay razón para entenderlo literalmente como hace la iglesia.

La mayoría de los espíritus, después de morir su cuerpo avanzan con ilusión hacia el mundo espiritual, porque buscan ese cielo mitológico propuesto por la iglesia, pero los espíritus que no tienen la conciencia tranquila por haber cometido delitos también temen que se les puede mandar al infierno mitológico, por eso, se quedan en ese limbo de indecisión entre los dos mundos. En realidad, el cielo no se halla en el mundo espiritual, pero tampoco se puede encontrar en el mundo terrenal, porque en realidad “el cielo”, es el mundo en el que se convertirá la tierra, cuando las personas comprendan que la vida humana debe vivirse en consonancia con los valores espirituales. Es decir que la tierra será un paraíso, cuando la gente comprenda que deben dar al espíritu y sus valores la misma importancia que dan a la materia.

Uno de los métodos que se utilizan para alejar estos espíritus intrusos es colocar sal alrededor del lugar que se desea proteger, pues aparentemente esta sustancia les molesta. También hay que aclarar que un espíritu maligno puede intentar poseer una casa o una persona, pero eso no significa que pueda hacerlo siempre que quiera, porque esto solo ocurre de forma excepcional cuando la frontera entre la dimensión humana y espiritual se rompe y esos entes la traspasan. Esto también puede ocurrir cuando el espíritu es reclamado con métodos como la tabla Guija, entonces el espíritu crea un vínculo con el lugar o persona con el que se desea relacionar de forma parecida a como lo hace un avión con la torre de control mediante el transpondedor. Una vez establecido este vínculo el espíritu puede volver a ese lugar con relativa facilidad, eso significa, que para evitar esa presencia no deseada es necesario romper el enlace que utiliza el ente para llegar a su víctima. Todos estos hechos serían más fáciles de solucionar si los científicos perdieran su miedo y su arrogancia y aceptaran estos sucesos con naturalidad, porque las pruebas existen, otra cosa es que las quieran aceptar.

Otros mitos antiguos son las apariciones de hadas o duendes. Estos hechos podrían estar causados por los espíritus de personas o también por los de plantas o animales. Porque, aunque cada planta o bacteria no tenga necesariamente un espíritu propio, sin embargo, sí es razonable que tengan uno por cada especie que se ocupe de gestionar todos aquellos aspectos que se relacionen con su vida. Porque la naturaleza contiene muchas más cosas de lo que creemos y por ello debemos ser más humildes en nuestras conclusiones y en lo que creemos que sabemos.

Otro mito son los supuestos contactos con los dioses realizados en los santuarios de las antiguas religiones, hoy en día son analizados bajo el punto de vista de una ciencia exclusivamente materialista y por lo tanto son considerados como el producto de simples supersticiones, pero en mi opinión, aquellos seres con los que se comunicaban los religiosos antiguos mediante complejos rituales no eran dioses, pero tampoco fantasías, porque eran los espíritus de personas fallecidas que fingían ser dioses. Aunque, en esto, también podemos incluir a los seres extraterrestres, porque si aceptamos que hace muchos siglos que se encuentran entre nosotros, entonces se puede suponer, que podrían utilizar el método de hacerse pasar por dioses, para establecer comunicación con los hombres sin que estos consideren extraña su presencia.

Otro ejemplo son los hechos bíblicos. La zarza ardiente que habló a Moisés bien pudo ser un árbol carbonizado ardiendo en un lago de petróleo natural. O las plagas de Egipto, que pudieron ser causadas por las cenizas que cayeron allí después de la erupción de un volcán en la isla Santorini en el año 1.600 a C, aproximadamente. Esta erupción, provocó una lluvia de cenizas que destruyó las cosechas, provocó plagas, un tsunami y el éxodo del pueblo hebreo. Esto significa que lo más probable es que los hebreos salieron de Egipto sin que nadie se lo impidiera, incluso hasta es posible que se les obligara a irse, teniendo en cuenta que las cenizas volcánicas destruyeron las cosechas y en consecuencia provocaron una hambruna durante varios años. La leyenda del ejército egipcio tragado por el mar también pudo tener su origen en el tsunami, después, los hebreos utilizaron el hecho para hacer más atractiva su historia al relacionar el suceso con ellos. Este acontecimiento también pudo causar la leyenda de la Atlántida. El desastre comenzó con un terremoto y una gran erupción volcánica que provocó la destrucción de la civilización minoica situada en la isla Creta. Esta civilización fue muy importante en la antigüedad y se hizo fuerte mediante el comercio por mar entre Grecia y Egipto.

Incluso la vida de Moisés pudo ser inventada, utilizándose para ello hechos diferentes de los reales con el fin de construir una historia atractiva para los hebreos. No olvidemos que la biblia no fue escrita hasta varios siglos después, una vez estuvo constituido el estado de Israel. Esto significa, que cuando se hizo tuvieron que basarse en las tradiciones y leyendas que por aquel entonces se contaban sobre sus orígenes. No hay razones para dudar de que Moisés existió de verdad, porque ese pudo ser el nombre del líder que dirigió al pueblo hebreo durante el éxodo. Pero, el periodo de la supuesta presencia de Moisés en Egipto, coincidió con el periodo en que la tribu semita de los Hicsos gobernó ese país durante un breve periodo de tiempo, por lo que es posible que cuando dicen que un hebreo perteneció a la familia real en Egipto se podrían estar inspirando en un rey Hicso que también era semita como ellos. Para completar la vida de Moisés se tomaría prestada la infancia del rey Sargón I de Acad que nació en Mesopotamia en el año 2.300 a C. Porque igual que Moisés este rey también fue dejado por su madre en un río y rescatado después para luego convertirse en rey, es evidente que la historia es demasiado parecida como para ser casual. En el pasado, era normal que la verdad y la fantasía se mezclasen para hacer las historias más interesantes.

Un ejemplo de esto son los milagros de Jesús, que seguramente fueron la consecuencia de exagerar la realidad, con el fin de mostrar su vida más interesante y así poder captar más seguidores. Es decir, que aunque fueron hechos basados en sucesos reales, sin embargo, se inventó la parte más fantástica de esos hechos. Así la cura de una persona en coma fue transformada en la resurrección de un muerto. El alivio espiritual de un ciego pudo ser convertido en la cura de su ceguera. La compra de vino por sorpresa pudo ser planteada como milagro, o un día de suerte en la pesca, fue convertido en un suceso exclusivamente atribuido a Jesús. Esto no tiene nada de extraño, pues es lo que comúnmente se hace con las personas pertenecientes a la nobleza o las casas reales, porque cuando ellos cometen un error, siempre es culpa de otros, pero cuando hacen algo meritorio es reconocido y exagerado hasta el infinito. Por eso, es despreciable que existan países que se califican como democráticos, pero que sin embargo pretendan otorgar a algunas personas atribuciones totalmente incompatibles con la democracia como ocurre con la monarquía, porque reservar cargos políticos de forma hereditaria o darles impunidad legal no solo es una forma de negar la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, sino que además es una forma de otorgar honores divinos a quienes no son otra cosa que personas. Se puede considerar justificado que todo país tenga un gobierno, porque sin él no sería posible administrarlo, pero eso no significa que los gobernantes sean por ello infalibles ni mucho menos divinos. Que un rey se auto califique a sí mismo como ser divino como se hacía en el antiguo Egipto no solo es una falsedad, sino un acto de cobardía destinado a tratar de conservar el poder creando distancia con el pueblo.

Sin embargo, en lo que se refiere a la capacidad para curar enfermedades que se atribuye a Jesús es posible que tenga un fondo de verdad, porque hay quien afirma que Jesús era esenio y era común en este grupo religioso enseñar algunos conocimientos de medicina a sus adeptos, pero sin llegar a los resultados que se le atribuyen.

También se conoce poco de los magos de la antigüedad, parece ser que eran religiosos que podían hacer cosas sorprendentes, unas veces se servían de simples trucos, otras veces utilizaban las propiedades de algunas sustancias químicas y otras veces lo hacían mediante el contacto con espíritus, esta parte solía ser guardada en secreto por miedo al escándalo o la represión. Pero a diferencia de la actualidad, en el pasado la existencia de ese otro mundo que representan los espíritus era bastante aceptado entre la gente o los religiosos y mediante estos contactos se intentaba entre otras cosas adivinar el porvenir o pedir consejo a los difuntos sobre cuestiones familiares. En este caso y a diferencia de los anteriores, estos hechos extraños no los hacían los magos como la gente suele pensar sino que eran los espíritus que colaboraban con ellos. Por eso, el único milagro que es lógico esperar de alguien como Buda o Jesús es el don de la palabra, porque el verdadero y mayor don de un filósofo es su sabiduría.

Con esto, pretendo demostrar que las fábulas e historias de la antigüedad pueden tener un fundamento de verdad aunque puedan haber sido planteadas de forma equivocada. Pero, también puede ocurrir, que la existencia de espíritus o seres extraterrestres sea ingenuamente rechazada solo porque nos parece demasiado sorprendente. Porque no debemos olvidar, que vivimos en un universo milagroso, si por milagroso se entienden las cosas sorprendentes que la ciencia puede ofrecer, porque el hecho de que una cosa no pase todos los días no es una razón para rechazarla o para pensar que está en contradicción con las leyes de la naturaleza. Pero, ¿cómo se puede diferenciar lo sorprendente pero cierto de los falsos milagros? La clave está en tener inteligencia, intuición y tiempo para meditar, pero, como estas cualidades son difíciles de reunir, lo normal es que la mayoría de la gente no sea capaz de diferenciar una cosa de otra por eso, se suelen fiar, a veces demasiado, en la capacidad de deducción de los profetas o filósofos, pero no debemos olvidar que el hecho de que alguien se auto califique de filósofo no significa que sea cierto, por eso, es nuestro deber aplicar el sentido común a todo lo que nos cuentan para diferenciar la mentira de la realidad.

Otro mito era la supuesta divinidad de los reyes egipcios. Los egipcios, tenían un sistema de gobierno basado en una monarquía totalitaria que fomentaba la adoración de sus líderes, por eso, hicieron todas esas construcciones llamativas que les caracterizaron y que tenían como principal misión impresionar a la masa para que les considerasen como seres divinos y así asegurar sus privilegios y mantenerse en el poder. La gente actual se impresiona con todo lo egipcio, pero no comprenden que la mayoría de la sociedad estaba formada por gente sencilla y todas esas estatuas y decorados impresionantes que hacían solo tenían como finalidad crear una distancia ficticia entre  el gobierno y el resto de los ciudadanos.

Debido al aumento de la temperatura global causada por el fin de la última glaciación, el norte de África estaba sufriendo un proceso de desertización que empujaba a los campesinos hacia las orillas del Nilo. Este exceso de población favoreció que el gobierno egipcio los utilizara como mano de obra barata para construir las pirámides, pero el hecho de que hubiera gente procedente de tantos lugares distintos provocó que los faraones tuvieran miedo a una posible sublevación, por eso, crearon todo ese entramado decorativo con el fin de que les vieran como seres divinos y por lo tanto inaccesibles. El aumento de la temperatura global también originó el mito del diluvio universal, porque con el deshielo de los polos aumento la lluvia y las inundaciones, además, la línea costera avanzó varios kilómetros en todo el mundo, lo que debió percibirse como algo catastrófico por las poblaciones situadas en la orilla de los ríos. El proceso de desertización del norte de África causado por el aumento de las temperaturas globales pudo ser la causa de que se comenzaran a cultivar las tierras en sumeria y poco después en Egipto con el fin de sacar el máximo provecho de las tierras fértiles que aún les quedaban. Este proceso de desertización pudo empujar a las tribus de pastores nómadas como los hebreos a emigrar a Egipto desde el norte de África o Arabia donde fueron utilizados primero en las cosechas y después en la construcción de las pirámides.

Este proceso migratorio también ocurrió en Babilonia, lo que seguramente favoreció la construcción allí de otras pirámides llamadas zigurats. Es posible que las pirámides no solo tuvieran una finalidad religiosa, sino que también servirían como puestos de observación elevados para que los sacerdotes estudiaran las estrellas. Quizás sea eso lo que representa el dibujo tallado sobre el sarcófago de palenque, un sacerdote observando las estrellas usando para ello un complejo artilugio astronómico. En la antigüedad, la observación de los astros era importante para conocer las estaciones y organizar las cosechas, por eso, la astronomía era una parte indivisible de la religión.

La reducción de la fertilidad en las tierras de Mesopotamia, puede estar relacionada con el origen de una fiesta de tipo sexual relacionada con la diosa Ishtar, Inanna en Uruk. Durante la fiesta, se consideraba bien visto que la población mantuviera relaciones sexuales porque pensaban ingenuamente que así se podría estimular la fertilidad de la tierra que cada vez era más pobre. Esto provocó que los hebreos considerasen a Babilonia una tierra habitada por gente con un bajo nivel moral. Esta conducta sexual se basaba en una creencia equivocada, pero era preferible esto antes que los sacrificios humanos que se hacían en América por los mismos motivos.

Al terminar la glaciación de Würm que había mantenido el planeta helado durante 100.000 años, muchas tierras de Oriente Medio se desertificaron lo que provocó el inicio de corrientes migratorias hacia Europa y la India. Con el tiempo, estos colonos serían el germen de las civilizaciones griega y romana. Estos colonos, eran éticamente parecidos a los europeos actuales porque durante la glaciación sus tierras de Mesopotamia habían tenido un clima similar al Mediterráneo actual. El hecho de que el clima europeo fuera cada vez más cálido provocó que los antiguos pobladores de Europa fueran progresivamente desplazados por los nuevos, al estar estos mejor adaptados a ese clima y ser técnicamente superiores. Estos colonos, superaban en todo a los antiguos habitantes de Europa, porque durante la glaciación el continente europeo estuvo cubierto por los hielos lo que dificultaba su progreso tanto en lo que se refiere al número de habitantes como al desarrollo racial o tecnológico. Este aumento de la temperatura global, tuvo el mismo efecto en la humanidad que la levadura en el pan, porque provocó un importante incremento de población y el comienzo de la civilización contemporánea.

 

 

26 LOS SÍMBOLOS UNIVERSALES

 

El círculo: Este símbolo representa por un lado la naturaleza limitada de la materia ya que muestra su tamaño y en consecuencia también determina la naturaleza infinita del espacio que le rodea ya que no se puede ubicar en un círculo. Su forma redonda también indica la naturaleza cíclica del cosmos, porque vivimos en un universo en el que todo se recicla y todo se repite. Al no tener determinado un principio concreto en ese círculo también indica que el universo está comenzando y terminando en cada instante. El universo material es limitado, tanto en el tiempo como en el espacio, porque para poder realizar los acontecimientos es necesaria la materia y esta no tiene combinaciones infinitas, sin embargo, el universo sí tiene una duración ilimitada, porque una vez las combinaciones de la materia se terminen el tiempo volverá a comenzar desde el principio lo que en la práctica provoca esa duración ilimitada.

El circulo con respecto al cuadrado puede representar el punto central, el comienzo, el huevo, el centro de mando, el numero uno o el cinco, el sexo masculino, el calor, el color dorado, la inestabilidad, la energía, la sabiduría, el espíritu, la cresta de una honda. También puede representar la figura humana por estar formada por cinco extremidades o la línea vertical en la cruz que divide las dimensiones vertical y horizontal. Un círculo blanco rodeado por un cuadrado negro representa el contraste entre el algo y la nada, el algo que representa la materia del círculo y la nada que representa el espacio. A partir de estos dos elementos surgen los sexos y todas las polaridades de la naturaleza.

El cuadrado: Este símbolo puede representar lo femenino, la estabilidad, la inteligencia, lo cristalino, el frío, la línea horizontal en la cruz de dos dimensiones, el color rojo, el número cuatro, la materia, la filosofía, el vacío, el valle de una honda. Aunque el color rojo se puede considerar masculino y el azul femenino en líneas generales, sin embargo, también puede ser al revés dependiendo del plano en donde se encuentren, en este caso, el cuatro en un cuadrado es femenino y azul, en contraste con el cinco que es masculino y dorado, porque el cinco representa el sol circular y el cuatro la estructura fría cristalina propia de los planetas.

Triángulo: Este símbolo puede representar la pirámide evolutiva y el color verde y está presente en todo aquello en lo que se produce un cambio progresivo de mayor a menor o viceversa. Podría decirse que el triángulo se encontraría entre el círculo y el cuadrado ya que contiene los valores de ambas figuras. El color verde representa el equilibrio intermedio de las cosas y por lo tanto la situación ideal en la mayoría de las situaciones. Podría decirse que como mejor se representa el triángulo es como una pirámide de cristal verde.

Si planteamos estos tres símbolos en el plano horizontal, entonces el círculo rojo estaría situado a la izquierda y representado por el número uno o dos, porque el círculo es uno pero el color rojo representa el dos. En el centro se encontraría la pirámide verde representando el número tres. En el lado derecho se encontraría el cuadrado azul representando el número cuatro. Aunque cada una de estas figuras, también pueden ser representadas en otros colores, sin embargo, estos tres colores serían los más representativos de la dimensión horizontal. Con la unión del color rojo y el azul se crea el verde que es el símbolo del equilibrio y con la unión del color rojo, verde y azul se crea el blanco que es el símbolo de la justicia porque contiene la misma proporción de todos los colores. El color rojo representa la energía, el desorden y el pasado. El color verde surge del equilibrio entre la energía y el orden, también representa el presente. El color azul representa el espíritu, el futuro y el orden. Por lo general, la dimensión horizontal es femenina y la vertical masculina, pero en situaciones excepcionales también pueden representarse al revés.

Con la unión de estos tres símbolos se pueden representar los valores universales de polaridad horizontal, de este modo, a la izquierda se situaría el círculo rojo, en el centro se situaría el triángulo verde y en el lado derecho estaría el cuadrado azul, aunque visto desde su punto de vista el círculo estaría en el lado derecho que corresponde al lado masculino.

La cruz: Este símbolo representa las dos dimensiones en las que se divide lo horizontal de lo vertical. También se podría definir como dos círculos puestos de forma cruzada, porque en el universo todo es curvo, por eso, aquello que nos parece recto, es porque solo representa una parte muy pequeña de una curva. En este esquema, un círculo se encontraría en posición horizontal y el otro se encontraría en posición vertical y para conectarse, la línea lateral de cada círculo pasaría exactamente por el eje central del otro. Estos círculos dimensionales es como si tuvieran tres círculos cada uno, el círculo central representaría el color rojo, el círculo exterior representaría el color azul y el círculo situado entre los dos representaría el color verde. Aunque los dos círculos tengan posiciones distintas sus proporciones siguen siendo iguales, eso significa que el círculo central siempre es rojo y el círculo central siempre es verde y el círculo exterior siempre es azul lo que cambia es su posición pasando de la horizontal a la vertical.

En esta posición, el lateral azul de un círculo coincidiría con el núcleo rojo del otro, de este modo se comunicarían ambos círculos. Es posible que este sea el método que utilizan los átomos para conectarse entre sí, saliendo los electrones por el polo positivo de un átomo y entrando por el negativo de otro. Los electrones atómicos harían lo mismo saliendo por su polo positivo y entrando por el negativo y al mismo tiempo recorrerían toda la circunferencia del átomo describiendo círculos. Al pasar por el núcleo atómico, estas partículas de comunicación podrían describir círculos más pequeños adaptándose al  diámetro de las partículas en las que se encontrasen, de este modo, las partículas comunicarían todos los niveles atómicos a la velocidad de la luz. Este sistema no solo serviría para comunicar sino también para renovar todos los niveles de la materia.

La línea vertical representa los valores masculinos del universo con todo su inmenso número de versiones como por ejemplo: El calor, el color rojo, el verano, el día, el mando, la excepción.

La línea horizontal representa los valores universales femeninos con todas sus versiones como por ejemplo: El frío, el invierno, el color azul, la mayoría, la norma, la obediencia, la noche. También se puede representar con esta cruz el carácter binario del universo y los números cero y uno. No debemos olvidar que la división del universo en polos positivo y negativo no solo existe en los sexos, sino en todas las cosas que tienen polaridad.

Hay que tener en cuenta, que en este caso se plantea la línea vertical de la cruz como masculina y la horizontal como femenina pero también se pueden plantear al revés, porque todo depende del plano de que se trate y una cosa se puede comportar de forma distinta si es un plano diferente. Esto es así, porque todas las cosas tienen en su interior los dos valores polares o sexuales. Sin embargo, el hecho de que todas las cosas contengan los dos valores sexuales no impide que al mismo tiempo puedan estar definidos en uno solo de los dos, porque en un plano puede ser completamente masculino y en el siguiente ser completamente femenino sin que esto sea una contradicción.

Esto significa, que una cosa puede tener un significado en un plano dimensional distinto del que tiene en otro, por lo tanto, para determinar el significado de una cosa es necesario determinar con respecto a qué plano se considere. Por ejemplo, el planeta tierra es femenino cuando gira alrededor del sol que es masculino, pero el sol se convierte en estrella y es femenina cuando gira alrededor del agujero negro que gobierna nuestra galaxia. Del mismo modo, la materia terrestre es femenina con respecto al sol, pero masculina con respecto al agua, porque el mar es femenino con respecto a la materia de los continentes. También el espíritu es masculino con respecto al alma, pero femenino con respecto al cuerpo, porque el espíritu puede ser masculino pero la espiritualidad es femenina.

Eso significa, que la actitud sexual está determinada por el comportamiento. Del mismo modo, la mujer sería el equivalente de los planetas, eso significa que su función consiste en girar en torno al hombre y por lo tanto ser su ayudante. El hombre en cambio, debe ser el presidente del matrimonio, pero, esa función de presidente, debe ser solo para servir a su mujer, es decir para buscar el bien de su mujer e hijos y hacerles felices. Por eso, es difícil determinar quién sirve a quién, porque en realidad ambos sirven a ambos pero de formas distintas, todo depende del punto de vista como se mire, porque los dos sexos representan valores universales igual de importantes para el progreso del cosmos y ambos tienen el mismo derecho a ser felices, aunque sea de forma diferente.

Podría decirse que el color rojo es masculino y el azul femenino, y cada uno de estos colores se sitúan a la derecha e izquierda de la línea horizontal de una cruz, cada uno de ellos es especialista en su simbolismo, pero, se corrige ese desfase con su unión que da lugar al equilibrio representado por el color verde, por eso, este color representa la vida. Eso significa que aunque cada uno está posicionado en un aspecto polar, sin embargo, con su colaboración se anula ese aparente desfase.

Estos ejemplos de polaridad se dan en muchas cosas como por ejemplo en las razas humanas, así si nos planteamos las razas representadas por tres colores en el plano horizontal de esta cruz simbólica que sirve para representar las polaridades y el equilibrio, la raza negra estaría representada por el color rojo, la amarilla por el color azul y la blanca por el color verde por encontrarse entre las dos anteriores, por eso representa el equilibrio. La raza árabe o marrón, aunque pueda estar más cerca de la blanca que de la negra en términos absolutos, sin embargo, tiene suficientes diferencias con ella como para considerarse distinta.

El simbolismo de color también puede depender de las circunstancias, porque si lo planteamos en el plano vertical que es el que representa la evolución, entonces la raza blanca se puede representar por el color blanco o azul por su orientación al norte que es femenino y cristalino y se representa con ese color. Al estar estos colores puestos arriba también simbolizan la perfección. El hecho de estar la raza blanca tan al norte del planeta pero habitar un clima templado se debe a las corrientes de agua cálida procedentes del sur que bañan las costas europeas. La raza negra se asocia con el color rojo por su excesiva proximidad a la energía solar que es la responsable del grave deterioro de su aspecto estético exterior. La raza amarilla también puede ser representada por el color amarillo porque simbólicamente es el que mejor la representa, ese es el verdadero motivo de que se la denomine así y no por su color de piel. Esto se debe, a que el frío extremo en el que se ha desarrollado provoca en ella aridez racial. Si se mira esta raza desde un punto de vista intuitivo o espiritual, se percibe la sensación de ver en ella la arena amarilla del desierto pero sin agua. Se podría decir que esta raza se formó en un entorno demasiado polarizado con un exceso de materia y un defecto de agua. Ese fuerte contraste y aridez es el que provoca que de forma inconsciente las personas la asocien con el color amarillo o el ácido, porque desde cierto punto de vista es una raza árida y acida y el ácido también se puede asociar con el color amarillo, por eso, las personas relacionan esa raza con ese color de forma intuitiva sin saber exactamente por qué lo hacen. Este desequilibrio también ocurre con otras cosas como la música, porque el flamenco o el rock duro producen la misma sensación de aridez que la raza amarilla, eso se debe, que esta música solo tiene en cuenta el aspecto material o solar de la vida pero desprecia el lado espiritual. La raza amarilla también se puede considerar relacionada con el color azul por haberse desarrollado en climas fríos, por lo que desde este punto de vista también es una raza espiritual. Esta aparente contradicción se debe a que el frío es espiritual pero el frío seco es material.

En realidad, las razas amarilla y blanca serían idénticas, si no fuera por el deterioro que la raza amarilla experimentó en su aspecto estético como consecuencia del intenso frío siberiano, no olvidemos que el mundo estuvo sometido a una glaciación durante muchos años que determinó la aparición de estos rasgos característicos. Lo mismo le ocurrió a la raza negra por culpa del intenso calor de África. Porque en realidad, todas las razas humanas han tenido el mismo tiempo para alcanzar el mismo nivel evolutivo y si eso no es así en la actualidad, es porque la agresividad de los distintos climas terrestres solo ha permitido que eso sea posible con la raza blanca, por encontrarse en el clima intermedio más equilibrado. El clima suave europeo es ideal para las cosechas, pero también ha provocado la aparición de una raza más bella, porque cuando se observa la dulzura que muestra el semblante de un europeo medio, se deduce el equilibrio climático del que se deriva. Es decir, que para poder sobrevivir, las razas humanas han sacrificado la belleza estética a cambio de la adaptación al clima. Por eso, en el plano horizontal de la cruz simbólica, la raza blanca se puede asociar al color verde que representa el equilibrio y la vida, porque se encuentra entre los otros dos colores y tiene la mitad de cada uno de ellos lo que representa la proporción perfecta.

Pero, si nos planteamos la evolución racial conforme al plano vertical de la cruz de dimensiones que es la que determina el progreso, entonces la división en tres grupos raciales pasaría a ser cuatro, así la raza negra estaría en el nivel inferior, la raza marrón iría después, la raza amarilla que en este caso también se podría asociar al color verde iría en tercer lugar y por último la raza blanca o azul estaría en la cúspide superior, por tener el aspecto ideal al que todas tienen que llegar. Hay quien piensa, que hablar de diferencias evolutivas en las razas humanas es un pecado o un tabú del que no se puede hablar, pero cuando me planteé escribir este libro no lo hice para ganar dinero o recibir premios, sino para contar mis descubrimientos a quien los pueda apreciar, y del mismo modo que un caracol no tiene por qué sentirse ofendido porque un cisne sea genéticamente superior, tampoco un hombre tiene porque sentirse dolido al reconocer sus propias limitaciones.

Por este motivo, si una civilización extraterrestre llegase a entrar en contacto directo con los terrestres lo más lógico es pensar que nunca permitiría que estos fueran a vivir a sus planetas o ciudades, porque el progreso no consiste solo en estudiar en los colegios o leer libros, también está impreso en nuestro código genético debido a que la evolución provoca que los genes cambien para adaptarse a ella. Esto significa, que la diferencia evolutiva de miles de años que les separaría de nosotros no existiría solo en el aspecto técnico o científico, también tendría su versión en todo el código genético de su cuerpo. Por esa razón, es absurdo creer que la mezcla de razas y culturas con diferente nivel evolutivo puede hacerse sin perjuicio. Sin embargo, esta es una verdad que los científicos tratan de eludir para no chocar con las creencias actuales, por eso, intentan encontrar pruebas o supuestas pruebas para evitar que sus conclusiones puedan estar en contra de la postura asumida por el sistema.

Es cierto que todos los hombres pertenecemos a una misma especie, pero también es cierto que esa especie está dividida en distintas razas y el hecho de que exista un nivel evolutivo diferente no es por una deficiencia innata de ninguna de ellas, sino porque la necesidad de adaptarse a los climas extremos de la tierra las obligó a cambiar belleza por adaptación. Esto significa, que las diferencias raciales se dan principalmente en el ámbito estético pero solo de forma más secundaria en el ámbito interior. La verdad es que cada raza es diferente y por ello es bueno que cada una tenga sus propias tierras, sus propios países y sus propias instituciones, pero no debemos olvidar, que dentro de nuestro cuerpo existe un alma inmortal que es igual en todas las razas. Algún día, cuando el clima de las ciudades pueda ser controlado, todas las razas evolucionarán hasta ser iguales y entonces ya no habrá ningún impedimento para la unión completa de todas ellas. Tampoco debemos olvidar, que existen muchas formas de estar unidos, y el hecho de que sea bueno que cada raza viva sin mezclarse, no impide que todas puedan convivir pacíficamente.

Si nos planteamos la cruz de dimensiones como dos círculos cruzados y luego tratamos de representar la figura humana en el plano horizontal, entonces la cabeza se sitúa en el centro del círculo y por ello representa el calor, el color rojo y el centro de mando, en este caso el cuerpo representa la estabilidad cristalina de color azul y ocupa toda la circunferencia exterior. El ombligo de la figura coincide con el color verde, que forma un círculo situado entre el centro del círculo y la circunferencia exterior.

Pero si nos planteamos la figura humana dentro de un círculo vertical, entonces la cruz de dimensiones se plantea al revés, en este caso el calor y el color rojo siguen estando en el centro, pero ahora los pies también están en el centro y la cabeza que se sitúa en la periferia. Ahora la línea vertical es blanca y cristalina y representa las leyes universales, esas leyes, sostienen el  universo como si fueran su columna vertebral. En este caso la cabeza representa la inteligencia, el color azul y los valores espirituales. Planteado de este modo, el color verde también se situaría entre el centro y la periferia del círculo. Se puede deducir de todo esto que en el universo los valores masculinos o femeninos existen dos veces y actúan de igual forma tanto en la dimensión vertical como en la horizontal. Dicho de otra forma la cabeza en el plano horizontal representa el color rojo, el mando y el sexo masculino, pero en el plano vertical representa los valores espirituales, el color azul y el sexo femenino, esto significa que todas las personas tienen valores masculinos y femeninos al mismo tiempo, pero esto, en ningún caso anula la orientación sexual que cada persona tiene, porque esas diferencias actúan en planos diferentes. En lo que se refiere al orden de mando, esta es una cualidad específicamente masculina, pero eso, no impide que el hombre tenga cualidades femeninas o la mujer masculinas, todo depende del plano de que se trate, porque tanto en un hombre como en una mujer se puede dar al mismo tiempo la sabiduría que es masculina o la espiritualidad que es femenina, la orientación sexual solo indica una inclinación posicionada en un único aspecto vital.

En la naturaleza se repiten innumerables veces los símbolos metafísicos esto se debe a que las leyes de la naturaleza son las mismas en cualquier lugar, por eso, se repiten continuamente los mismos esquemas pero en distintos planos. Por ejemplo, el planeta tierra es una versión en grande del círculo dimensional vertical, porque en el centro se encuentra el calor en rojo y en la parte superior se encuentra el cielo azul igual que en el esquema. La forma humana también representaría el círculo vertical, porque los pies representarían la parte de abajo en color rojo, y la cabeza la parte de arriba en color azul. En el círculo horizontal la forma humana se mostraría al revés, en este caso la cabeza representada en color rojo representaría el centro de mando y el resto del cuerpo en color azul representaría la mayoría gobernada por el centro. Esto demuestra, que dentro de nosotros existen las dos dimensiones por igual, de este modo la cabeza desde el punto de vista masculino contiene el centro de mando, pero desde el punto de vista femenino contiene la espiritualidad y ambos se coordinan para hacer que nuestra mente se encuentre equilibrada.

Otro ejemplo de este modelo pero en horizontal sería el sistema solar, porque en el núcleo se encuentra el sol cálido y en la periferia están los planetas fríos. En una ciudad se repite el esquema del círculo horizontal o el sistema solar, porque el ayuntamiento situado en el centro representa el sol central y el órgano de gobierno, y el resto de la ciudad y sus barrios es como si fueran los planetas girando en torno al núcleo central en una actitud sumisa y femenina. Cuando digo sumisa, no me estoy refiriendo a esclava, sino a que se cede el mando al centro, pero solo a cambio de unas condiciones pactadas. Esta cesión voluntaria del poder solo tiene sentido dentro de un modelo democrático, porque en este sistema la capital gobierna, pero a cambio de cumplir las leyes acordadas entre todos, y si eso no se cumple, la población puede dejar de otorgarle el derecho de representación. Esto mismo ocurre en las empresas, porque un obrero acata las órdenes de su jefe, pero si no se cumple el contrato siempre puede denunciar la situación o cambiar de trabajo. Hay que tener en cuenta que aunque el gobierno es fuerte la población es mucho más numerosa, lo que produce un equilibrio de poder. Esto significa que la relación entre los sexos o los planos dimensionales vertical y horizontal es recíproca, es decir que cada uno de esos planos cede al otro la mitad de sus funciones, pero a cambio de obtener un beneficio equivalente de la otra parte.

También podemos ver como los símbolos universales se expresan a través de todas las cosas observando el estilo de cabello, porque el pelo largo de la mujer representa la línea recta y los valores femeninos y el cabello corto del hombre representa el círculo y los valores masculinos. Esto significa que cuando elegimos el corte de pelo nos estamos identificando con nuestro propio sexo, por eso, cuando una mujer ya no quiere tener más hijos lo habitual es que se corte el pelo corto como los hombres para dar a entender que ya no es tan femenina como antes. Esto se hace de forma inconsciente sin entender completamente el motivo. La progresiva disminución de las hormonas femeninas que se produce con la edad, también implica una pérdida de feminidad, lo que también favorece que las mujeres se corten el pelo más corto.

 

LA ESTRELLA DE CINCO PUNTAS

 

Esta figura tiene importancia porque es la forma geométrica que mejor representa al hombre ya que al unir los brazos, las piernas y la cabeza, dan lugar a esta figura. Es como si se uniera el número cuatro que forman las extremidades con el uno que representa la cabeza. Simbólicamente, la mano derecha representa los valores masculinos universales, y como el mando le corresponde a ese valor, por eso, la mayoría de la gente es diestra. La mano izquierda representa los valores femeninos del cosmos y en consecuencia actúa como apoyo de la derecha, si no fuera así sería muy difícil coordinar las dos manos, porque cuando existe una mano dirigente se reducen los procesos mentales necesarios para la toma de decisiones. Las piernas representan la tierra, el color rojo, la energía y la materia. El ombligo en este caso representa el centro, el color verde y la vida, por eso, un niño cuando está en el vientre de su madre recibe el alimento que le da la vida por el cordón umbilical situado en el centro de su cuerpo. La cabeza representada en este caso por el color azul simboliza que el deber del hombre es progresar hacia arriba por estar el centro de mando situado sobre los demás valores.

Este símbolo también es el más característico de los platillos volantes por ser circulares y luminosos como una estrella. Con su forma y su luminosidad estos objetos tienen como finalidad provocar una reacción emocional a quien los ve para animarles a buscar la verdad. Porque su forma circular recuerda el sol, el centro de mando y por lo tanto a Dios, y por ello, intenta enseñar a las personas que sin orden y moral es imposible progresar. La luz también es útil, porque sirve para provocar el deseo de buscar el conocimiento que libere al hombre de la ignorancia. No debemos confundir el símbolo del sol con la adoración al sol que se hacía en Egipto, porque el sol tiene valores simbólicos benignos igual que los tiene la tierra, pero es un error adorarle como a un dios, porque Dios no puede ser nunca algo individual como una persona, un espíritu o una cosa, Dios solo puede ser aquello que es común a todos los seres que pueblan el universo. Un platillo volante, igual que el número cinco tiene una estructura principal doble, es como un número cuatro rematado por una cúpula que representa el uno y el mando, por eso, el cinco es el número que mejor lo representa.

Podría decirse que una estrella de cinco puntas representa un sol masculino cuando es el centro de un sistema planetario, mientras que una estrella tendría seis puntas y sería femenina, cuando girar en torno al núcleo galáctico.

 

 

27 ALMA Y ESPÍRITU

 

En realidad, nosotros no somos un cuerpo sino un Alma, que está formada por partículas que se mantienen en una actitud pasiva y únicamente cambia para la toma de decisiones. Estas partículas, están rodeadas del espíritu que está hecho de materia planetaria modificada para servir al ama. Esto es necesario, para que el ser pueda dedicarse en exclusiva a la vida humana, porque si tuviéramos que ocuparnos del movimiento y actividad de todas las partículas que forman nuestro espíritu eso no sería posible, por ello, estas funciones son cedidas a esa segunda alma artificial que forma el espíritu. De este modo, el control de los átomos del espíritu y su inmenso número de partículas queda en manos del ser planetario. Mediante una vibración a la velocidad de la luz, el espíritu comunica al alma toda la información que contiene para proporcionarle todo su intelecto, también actúa como un banco de memoria para ser usada en sucesivas reencarnaciones, es como si fuera un segundo cerebro pero con funciones más sencillas. El alma, también tiene información y complejidad, pero excepto en casos excepcionales la guarda y utiliza la del espíritu para no perder su concentración. Si comparamos el alma y el espíritu entonces el alma es blanca y el espíritu es rojo, el alma es energía y el espíritu es materia, el alma es pasiva y femenina y el espíritu es activo y masculino. Cuando el espíritu y el alma forman una unidad y entonces el espíritu es energía en su mayor parte con un mínimo de materia. Pero si comparamos el espíritu con el cuerpo, entonces el espíritu asume las cualidades espirituales y femeninas del alma y el cuerpo representa los valores materiales y masculinos.

El alma actúa de forma pasiva, porque la mente humana necesita enfocarse en una sola dirección, a diferencia de un ser planetario que puede controlar todos los procesos atómicos de un planeta o de todo el universo al mismo tiempo pero a cambio, carece de la capacidad de atender un asunto de forma directa. Es decir, que el comportamiento de un espíritu y un ser planetario es opuesto, porque el espíritu de un hombre se enfoca en un plano frontal y definido, mientras que un ser planetario se enfoca en todos en general, el espíritu es directo y el ser planetario indirecto, el espíritu es vertical y el ser planetario horizontal, un espíritu puede mantener una conversación con otro pero un ser planetario no porque está sumergido en los innumerables procesos de la materia y eso, no se puede detener porque se pararía la naturaleza. Por eso, el alma se pone en actitud pasiva con el fin de reducir al mínimo el número de procesos atómicos lo que le permite concentrarse solo en la atención al exterior es decir a lo que sentimos con nuestros sentidos corporales. Esta actitud solo cambia cuando hay que tomar una decisión activa o después de la muerte para realizar los cambios que el espíritu pueda necesitar. Con este sistema, el alma utiliza el espíritu como un vehículo y a su vez el espíritu hace lo mismo con el cuerpo.

Todas las partículas del alma se encuentran conectadas directamente entre sí porque pertenecen al mismo ser, en cambio, las partículas del espíritu se conectan con el alma indirectamente por vibración, esto es necesario, porque aunque el espíritu sirve al alma, su materia no es parte del alma sino del ser planetario. Para poder ocuparse de las tareas humanas exclusivamente el alma necesita dejar estáticas todas las partículas con la que está formada y renunciar a actuar en el nivel atómico, quedando en una situación pasiva. Podría decirse en comparación, que si el espíritu fuera un ojo, el alma sería la retina dedicada a sentir,  y solo cambiaría de actitud cuando hubiera que tomar una decisión. En el cuerpo humano, el espíritu se aloja en las neuronas del cerebro como si fuera una nube eléctrica con un poco de materia y el alma se encuentra en el núcleo de los átomos del espíritu. Después de la muerte del cuerpo, el alma pasa de su estado pasivo a otro más activo para realizar los ajustes que sean necesarios en el espíritu, para repararlo o adaptarlo a las necesidades del alma. Podría decirse entonces, que el alma va alojada en el espíritu como si de un vehículo mecánico o electrónico se tratara y a su vez el espíritu va alojado en el cuerpo de la misma forma, y a su vez el cuerpo, cuando se sube en un vehículo de transporte, hace exactamente lo mismo. Esto significa, que aunque la gente considera que nosotros somos el cuerpo, en realidad no somos ni el cuerpo ni el espíritu sino solo el alma, lo que ocurre es que tanto el cuerpo como el espíritu están hechos para ser una extensión del alma del mismo modo que un guante se adapta a una mano, por eso, la gente suele creer que son la misma cosa. La diferencia entre el espíritu y el cuerpo es que el cuerpo muere y vuelve a la tierra, pero en cambio el espíritu acompaña al alma a través de todas sus reencarnaciones y va evolucionando en cada una de ellas.

En lo que se refiere a la relación entre el alma y la energía, hay que decir que el alma no necesita energía exterior para vivir, porque las partículas que la forman son materia y energía al mismo tiempo y la materia igual que la energía no se crea ni se destruye solo se transforma. Es decir que el alma controla su energía pero también es esa energía, porque todas las partículas que la forman pertenecen a su propio ser. Al ser el alma y su energía la misma cosa esta no se puede consumir ni dispersar y siempre permanece bajo su control. En cambio, el espíritu, si necesita energía exterior, porque su materia ha sido extraída del ser planetario cuya masa está en un proceso de cambio permanente de un nivel alto de energía a otro bajo. Toda la energía que el espíritu necesita la puede extraer del medio ambiente. Para desplazarse, un espíritu puede usar distintos métodos, puede usar la propulsión por reacción de sus partículas atómicas, la repulsión eléctrica o magnética, pero también se puede desplazar de forma gratuita sujetándose a las corrientes de partículas que conectan todos los planetas del universo a la velocidad de la luz. En realidad, la materia del universo también es autosuficiente en energía si se entiende desde un punto de vista global, pero cuando el alma desea servirse de la materia de ese ser planetario tiene que usar sus propias reglas que consiste en usar la combinación adecuada entre materia y energía para producir fuerza.

 

 

28 EL CAMINO DE UN MAESTRO

 

¿Qué es lo que diferencia a un maestro espiritual de quien no lo es? En mi opinión, la diferencia está en ser capaz de comprender que todos somos eternos y todos somos creadores, porque todos formamos parte de Dios. Eso significa que todos podemos diseñar el mundo que nos rodea para hacerlo mejor.

El siguiente paso que toda persona debe dar para convertirse en un maestro espiritual es rechazar el dogma que han instituido las organizaciones religiosas para encadenar la mente humana y tratar de que se pliegue a sus intereses. Ellos se interponen entre Dios y los hombres al tratar de impedir que piensen libremente, por eso, la clave de ser un maestro está en tratar de comunicarse con Dios directamente mediante la búsqueda de la verdad. Porque el dogma se basa en plantear los principios religiosos como algo inamovible o que solo ellos pueden cambiar, lo que supone un freno al progreso y la creatividad.

También es necesario rechazar la fe sin juicio, porque no es malo creer, lo que no tiene sentido es creer renunciando a la capacidad de dudar y mejorar lo ya existente, porque también los maestros espirituales se equivocan.

El siguiente paso es rechazar los prejuicios, pero no lo que la masa llama prejuicios. Porque la masa lo hace todo en grupo y también piensa en grupo para sentirse más segura, pero pagando el alto precio de sacrificar la verdad. La masa llama prejuicio a toda forma de pensar que se aleja de lo que está establecido como verdad oficial por su grupo o partido político, por eso, su forma de pensar suele volverse del revés con frecuencia, al ponerse en consonancia con las creencias dominantes entre quienes ganan las guerras.

Para ser un maestro espiritual es necesario creer en uno mismo, es decir creer en la capacidad creadora que todos tenemos. Es necesario comprender que en realidad Dios somos todos y se expresa a través de nosotros y el progreso de la humanidad es la consecuencia de todos aquellos que se han esforzado en ese camino y a través de ellos se cumple el trabajo de la creación. Dios también son las leyes universales, y cuando hacemos algo que está bien hecho nos convertimos en el instrumento de Dios.

Para ser un maestro, es necesario comprender que en las organizaciones religiosas se produce una gran contradicción, porque la religión es benigna en su esencia, porque recoge el progreso filosófico de la humanidad. Pero en cambio, las organizaciones religiosas son por lo general malignas, porque tratan de obtener poder y dinero sirviéndose de la religión, por eso, crean el dogma, para tener un monopolio por el que solo ellos puedan decir lo que es verdadero o falso.

En definitiva, para ser un maestro espiritual, es necesario estar dispuesto a buscar la verdad indagando más en la propia naturaleza del cosmos y menos en las creencias humanas que lamentablemente están demasiado influidas por las mentiras que propagan los manipuladores. Es decir que no debemos limitarnos a leer o aprender lo que otros opinan o escriben, sino que debemos ir directamente a la fuente usando nuestra propia capacidad creadora para encontrar la verdad.

Pero, ¿de qué sirve ser un maestro espiritual? Ante todo sirve para mejorar nuestra propia vida y si es posible mejorar la de los demás mejor. Algún día todas las personas llegarán a ser maestros espirituales, cuando la verdad se extienda por toda la tierra y haga posible que todos comprendan los valores esenciales del universo, porque el progreso tecnológico tal y como lo conocemos en forma de cambios rápidos y continuos llegará un momento en que terminará. Entonces la humanidad se convertirá en uno de los mundos evolucionados del cosmos y todos se podrán beneficiar de ese conocimiento, pero hasta que ese momento llegue siempre habrá personas más adelantadas que otras. Pero, ¿cualquiera podría ser un maestro espiritual como Buda o Jesús? La respuesta es sí, pero siempre y cuando se cumplan una serie de circunstancias que pocas veces se dan, de hecho, solo una de cada cien personas con las cualidades que ellos tenían llega realmente a conseguirlo, porque aun poseyendo esas cualidades hay muchas circunstancias en la vida que interfieren en el trabajo de un filósofo. Porque para poder profundizar en esa tarea, un maestro espiritual necesita poder dedicarse a ello casi en exclusiva al menos en su fase inicial, y cualquier otra interferencia como tener familia o un trabajo complicado le puede impedir alcanzar el nivel de concentración necesario para lograr convertirse en un verdadero precursor de la filosofía, porque los auténticos filósofos no se caracterizan por aceptar las creencias ya existentes sino por innovar y aportar sus propios descubrimientos. Cuando un maestro espiritual alcanza el nivel necesario para ser innovador, en ese momento se le puede aplicar el calificativo de Cristo, porque a partir de ese momento se convierte en un representante de Dios, por su capacidad para abrir nuevos caminos en el mundo del intelecto. Para ello, además de necesitar una gran inteligencia también necesita tener intuición, para poder encontrar la verdad que se oculta detrás de las apariencias, porque es imposible progresar en el mundo de la metafísica sin saber que no se pueden sacar nunca conclusiones de forma anticipada ni descartar nada de antemano.

Pero, ¿si consigo ser un maestro espiritual como Buda o Jesús, tendré el reconocimiento que ellos tuvieron? La respuesta es no, probablemente solo una mínima parte de las personas que llegan a esa situación consiguen ser reconocidas, porque no olvidemos que los maestros son ellos y por lo tanto el resto de la sociedad no tiene por qué comprender sus enseñanzas. De hecho, el cristianismo se convirtió en una religión oficial en el imperio romano pero no porque se hubiera reconocido el mérito de la filosofía cristiana sino porque se trató de usar la religión como elemento de cohesión para evitar la descomposición del imperio. A partir de ese momento, la iglesia católica pasó de ser una organización religiosa a ser una organización política, cosa que se alejaba mucho de su verdadera función. También puede ocurrir que la sociedad considere un maestro espiritual a quien no lo es, esto es lo que sucede con frecuencia con los líderes  de las organizaciones religiosas o las sectas destructivas, porque la gente suele confundir un cargo importante con un nivel espiritual importante y son cosas totalmente diferentes. Por eso, es necesario rechazar el dogma que usan los tiranos para negarnos el derecho a opinar y comprender que todos podemos ser creadores, porque el progreso de la humanidad y el desarrollo de las ideas no es propiedad de nadie.

Lamentablemente, el camino de un maestro espiritual suele ser solitario y pocas veces reconocido, por eso, aquellos que tratan de profundizar en los fundamentos de la metafísica deben sopesar hasta qué punto merece la pena su esfuerzo si eso les lleva a la soledad. La solución podría estar en dividir a partes iguales la relación social y familiar con la filosofía, para que así haya más posibilidades de tener una vida completa.

 

 

29 EL FIN DE LOS RITUALES

 

A lo largo de los tiempos la humanidad se ha servido de los rituales como medio para sustituir un compromiso moral por un gesto aparente, pero una sociedad evolucionada no necesita de rituales sino de hechos. Los hombres primitivos no comprendían que el compromiso moral solo necesita la voluntad sincera y por eso convertían el compromiso religioso en un acto teatral. Pero una sociedad evolucionada no necesita templos porque el verdadero templo debe estar en el alma de las personas.

Rituales como el bautismo, la comunión, las bodas por la iglesia, los funerales, los tanatorios, comulgar, terminarán por desaparecer para dar lugar a una época en la que solo los hechos cuenten en lugar de las apariencias. El bautismo del cuerpo debe ser sustituido por el bautismo del espíritu en forma de compromiso sincero por la búsqueda del bien y la verdad. Porque aplicar a los niños un ritual con el fin de imponerles una religión por la fuerza representa una grave coacción en su derecho a elegir una religión con libertad. Pero la iglesia, en un acto de suprema codicia lo hace, para evitar que puedan negarse a aceptar la suya si espera a que tengan la edad adecuada para tomar sus propias decisiones.

La comunión planteada como acto teatral de confirmación de la religión aplicada a los niños no es más que la repetición del bautismo y de nuevo se hace sin esperar a que el niño tenga uso de razón con el fin de imponer la religión. Con todas esas representaciones teatrales intentan que la población considere las ceremonias religiosas como algo necesario y de paso aprovechan para hacer la correspondiente recaudación de dinero.

La boda religiosa es otro ritual innecesario, porque la religión es un sentimiento filosófico que no necesita de rituales sino de compromisos y al existir ya el matrimonio civil el religioso deja de tener utilidad. Los funerales tampoco son necesarios, porque no tiene sentido que los religiosos sean quienes digan la última palabra sobre nuestra vida, sobre todo si tenemos en cuenta el pasado lleno de graves crímenes que suelen tener las organizaciones religiosas. Además, en estas ceremonias los religiosos suelen utilizar frases hechas totalmente superficiales, que poco o nada tienen que ver con el fallecido.

Los tanatorios tampoco me parecen necesarios, porque se exponen los cadáveres maquillados como si fueran muñecos de feria para que todos los vean. Lo lógico es ver a estas personas mientras aún están con vida, y si eso no es posible siempre nos quedará el último recuerdo que teníamos de ellos.

Tampoco es lógico construir ciudades para los muertos llenos de panteones y lápidas, porque eso es una forma de negar la supervivencia del espíritu separada del cuerpo. Esta costumbre surgió en Egipto debido a que ellos no concebían la existencia de la vida eterna sin la conservación del cuerpo, por eso, inventaron el embalsamamiento al creer que algún día el cuerpo reviviría. Seguramente, por esta razón la iglesia se negó a incluir el libro de Enoc en la biblia, porque si tenemos en cuenta el contenido de sus escritos parece ser que él creía en la reencarnación, en cambio, la iglesia católica se inclinó por defender el enfoque egipcio que solo planteaba la resurrección de los cuerpos muertos.

Esta costumbre, es la consecuencia de no comprender, que el cuerpo muerto debe volver a la tierra, y la única forma razonable para que el espíritu vuelva a la vida humana es mediante la reencarnación en un nuevo cuerpo, porque solo cuando el espíritu entra en el cuerpo este tiene vida. Es necesario comprender que después de la muerte el cuerpo debe volver a la tierra y el espíritu debe seguir su camino, por eso, la mejor opción es optar por la incineración y después esparcir o enterrar las cenizas en el monte. Y si se opta por el enterramiento, lo correcto es hacerlo sin poner señales exteriores, como forma de reconocer que el cuerpo ha vuelto a la tierra y el espíritu se ha separado de él para seguir su camino.

Otra cosa que debemos rechazar, es seguir las modas de forma obsesiva, porque quienes se comportan de esa manera es como si estuvieran hipnotizados para seguir un ritual marcado por otros, por eso, cuando se les demuestra que los argumentos en los que se apoyan esas modas están equivocados, se sienten desconcertados y no saben qué hacer, porque aquello que consideraban su opinión, en realidad no era más que una actitud de condescendencia con costumbres u opiniones de otros, pero que siguen no porque tengan sentido, sino por miedo a pensar de forma diferente a lo que se establece en su grupo social. No está mal seguir una costumbre cuando está demostrado que es eficaz, lo que no tiene sentido es hacer algo solo porque lo hacen los demás, porque buscar la verdad también es una forma de defender la libertad.

 

 

30 LA SOCIEDAD PERDIDA

 

Pobre humanidad que creyendo seguir a Jesús sirve al diablo, al confiar en las organizaciones religiosas, y pobres aquellos a los que las organizaciones religiosas llaman “demonios”, porque son demonios muy tontos, al no darse cuenta que aquellos a los que consideran representantes de Dios son en realidad seres entregados al mal, es evidente que esos a los que la iglesia católica llama “demonios”, no son otra cosa que espíritus que fingen ser demonios, porque se han desviado del camino correcto y no quieren que nadie les moleste, pero que son infinitamente mejores que esas organizaciones religiosas a las que esos falsos demonios consideran representantes de Dios. Porque los espíritus desviados son seres que después de perder sus cuerpos se niegan a avanzar hacia el mundo espiritual, porque durante sus vida han cometido delitos por los que temen alguna represalia en el otro mundo y por ello se niegan a adentrarse en el más allá, entonces se limitan a permanecer en las casas donde vivieron o intentan robar momentáneamente el cuerpo de los inquilinos para revivir su vida anterior, y cuando alguien trata de echarles fingen ser demonios y actúan en consonancia con las ideas que tuvieran al respecto antes de morir. También hay espíritus que no se marchan simplemente porque creen que les quedan asuntos sin resolver. Pero estos espíritus no comprenden que aquellos religiosos que van a hacer los exorcismos representan a organizaciones que aunque en este caso no vayan por hacer un mal, sin embargo, son muchos los crímenes que cargan en su responsabilidad y de los cuales nunca han dado muestras de sincero arrepentimiento. Esto significa, que más que una lucha del bien contra el mal, es la lucha de una organización maligna contra otro ser maligno pero por su propio interés.

También puede ocurrir que una persona durante un exorcismo entre en estado de trance hipnótico y conecte con su espíritu interior, entonces, durante ese estado, puede ocurrir que la persona adquiera facultades especiales como levitar o hablar en otras lenguas, esto no es necesariamente imposible, porque esas cualidades pertenecen a su propio espíritu pero normalmente están desactivadas durante el desempeño normal de la vida humana. En este caso, la persona puede representar un papel de demonio aun sin serlo y parecer creíble porque se confunden las cualidades del espíritu con un ente diabólico. Si esto fuera cierto, entonces lo que en un principio sería un problema moral o psicológico pasaría a ser un problema en el que también intervendrían las cualidades ocultas de su propio espíritu.

Todo esto nos demuestra que en la vida las apariencias no tienen porqué estar en consonancia con la realidad y muchas veces tenemos que esforzarnos por comprender la verdad que se esconde detrás. El mundo está lleno de falsos profetas que ofrecen su versión de cómo solucionar los problemas del mundo pero lamentablemente son estafadores que simplemente copian ideas de otros o inventan afirmaciones con poco fundamento, o como hacen muchas organizaciones religiosas que utilizan las buenas ideas expresadas en los libros religiosos para fingir una bondad que no tienen y así poder engañar a la gente. Así terminan convirtiéndose en parasitas de estos libros.

También son dignos de lástima aquellos que confunden religión con organización religiosa, porque insensatamente caen en las redes del comunismo y terminan tomando una ideología política como sustitución de la religión, se condenan de esta manera a vivir en la anarquía y el materialismo. No comprenden que las religiones son por lo general benignas, por recoger el progreso filosófico de la humanidad, mientras que las organizaciones religiosas son por lo general malignas, por tratar de obtener poder y dinero a costa de ellas. Estas organizaciones, se esconden detrás de la religión y la utilizan como un caballo de Troya para entrar en las vidas de la gente y secuestrar su libertad de pensamiento y así hacer de ellos lo que les apetezca.

No pretendo afirmar que todo lo que la iglesia católica ha hecho a lo largo de la historia esté mal, pero los hechos demuestran que el afán de lucro ha sido su motor principal, por eso, es necesario que la gente comprenda, que por el simple hecho de decir que se representa a Dios no significa que sea verdad, porque la iglesia se ha servido durante mucho tiempo de ese argumento para hacer el mal.

En el pasado, estas organizaciones han tratado de tener el monopolio de los libros religiosos al impedir que se distribuyan libremente con la perversa intención de obligar a la gente a acudir a las iglesias, también han intentado tener el monopolio de lo que es la religión solo para conseguir dinero y poder, pero en el futuro, el ser humano comprenderá que no necesita de estas organizaciones para buscar a Dios, porque cuando una persona busca a Dios por sí misma comprende que el único templo necesario es su propio corazón.

Durante mucho tiempo, me he esforzado por encontrar la verdad, pero sin permitir que las organizaciones religiosas o los partidos políticos me digan cual es, como resultado de ello he creado estos libros que ahora comparto. Yo considero que el placer que sentí al descubrir las ideas mostradas en ellos es suficiente pago y por eso los entrego de forma gratuita, a excepción de aquellas editoriales que no aceptan la publicación gratis, en tal caso les pongo el precio mínimo.

El objetivo de la vida es ser feliz, pero no debemos permitir que el interés por ser felices nos haga perder el sentido común, porque son muchos los que por obtener más dinero destruyeron la esencia de la felicidad y arruinaron sus vidas. No está mal tener dinero, pero hay que obtenerlo sin perder la dignidad. Tampoco debemos olvidar, que en el mundo existen dos formas de riqueza, una es la material y otra es la espiritual y solo es posible ser feliz cuando le damos ambas el mismo valor.

 

 

31 EL MOTIVO DE LA EXISTENCIA

 

En realidad, todo el progreso de la humanidad tiene como única finalidad la búsqueda de la felicidad, pero en todo planeta evolucionado, la felicidad no se obtiene con violencia, sino mediante una vida equilibrada unida a los beneficios de la ciencia, porque son la ciencia y la técnica las que deben encargarse de proporcionar felicidad, por ello, es necesario que los oficios estén más orientados al bienestar de los trabajadores y a disfrutar con el manejo de la tecnología que al simple hecho de producir mercancías. Para que una sociedad evolucione es necesario comprender que vivir con dignidad es fundamental, porque una sociedad civilizada solo puede surgir, cuando la humanidad entienda que la justicia debe ser la luz que guíe su camino. Por lo tanto, es mediante la unión de la ciencia y la justicia con lo que se debe completar la mente en el aspecto anímico, es decir, que es con los frutos de la ciencia, unidos a una actitud justa, como se debe buscar el placer. De este modo, desde un punto de vista metafísico, la ciencia nos aporta el aspecto cálido y masculino y la justicia nos aporta el aspecto dulce y femenino, que son necesarios para equilibrar el espíritu. En este contexto, la tiranía, el mal, o la violencia, no tienen razón de existir y por lo tanto, el hombre del futuro solo se planteará la búsqueda de felicidad a través de la ciencia y en consonancia con la justicia.

La mayoría de las cosas de la vida están sometidas a la influencia de los polos positivo o negativo también llamados masculino o femenino, aunque no debemos confundir el polo negativo con el mal ya que ambos polos son benignos. Estos polos actúan como básculas y dentro de nuestro cuerpo tenemos muchas de ellas ya que cada órgano es como una máquina que debe encontrar su equilibrio para funcionar correctamente, esto significa que solo cuando todas están equilibradas podemos tener salud y ser felices. Los malos hábitos de vida desequilibran estas básculas provocando la aparición de enfermedades, por eso, es importante tratar de vivir con responsabilidad y comprender que todos nuestros actos tienen consecuencias.

La clave de la felicidad también está en tratar de conseguir lo máximo de lo mínimo, es decir que se trata de conseguir lo máximo, pero sin dejar de aprovechar todo el valor que contiene cada cosa. Porque desde un punto de vista metafísico la felicidad está gobernada por dos polos, uno es el que representa, la riqueza, la inestabilidad y el color rojo situado a la izquierda de un plano hipotético, y otro es el que representa la dignidad la estabilidad y el color azul situado a la derecha del plano. En realidad, el color rojo representa el lado derecho y el azul el izquierdo, pero mirado desde su punto de vista.

Para ser felices, es necesario que valoremos por igual ambos aspectos dimensionales, por ello, debemos progresar sin perder nunca la humildad porque es lo que da estabilidad al alma. La humildad es dulce y la técnica es salada y ambas son igual de importantes, por eso, solo cuando le damos a cada una el mismo valor podemos extraer el máximo beneficio de la vida. Si actuamos de esta manera con todo aquello que tiene polaridad conseguiremos el equilibrio de estas dos dimensiones y surgirá el color verde que representa la vida. Del mismo modo, la pobreza es dulce y la riqueza es salada, y como el azúcar y la sal son igual de necesarios para nuestra salud lo correcto es encontrar el equilibrio entre ambas cosas. Esto significa, que no hay nada de malo en tratar de mejorar nuestra situación económica, pero debemos buscarlo sin perder el sentido común y la dignidad, porque solo las personas humildes y con los pies en la tierra saben sacar el máximo valor de cada cosa.

El deseo de progresar en el aspecto económico, no tiene por qué estar en contradicción con el hecho de vivir con justicia o ser ahorrador, porque quien vive sin despilfarrar es como si ganara dos veces el mismo sueldo. El camino del progreso tiene dos direcciones, uno es el que nos lleva a tener más bienes, pero otro es el que nos lleva a saber extraer el máximo valor de cada cosa y eso solo se consigue cuando se vive con humildad. Si queremos progresar, no debemos olvidar, que para poder disfrutar de la riqueza, es necesario comprender la pobreza, es decir que tenemos que aprender a valorar la importancia de las pequeñas cosas. No hay nada de malo en tratar de aumentar nuestra riqueza, pero para ser felices, es necesario actuar con dignidad y honradez.

Aunque pueda parecer sorprendente la pobreza también tiene su utilidad, porque si por riqueza se entiende tener mucho de algo, entonces podríamos pensar que llenando nuestro armario de ropa estaremos mejor, pero en realidad eso no es así, porque al llenarlo hasta los topes nos sentiremos infelices al no disponer de espacio suficiente para poder guardar nada nuevo, pero, si por hacer espacio tiramos lo que tenemos estando en buenas condiciones, entonces estaremos desaprovechando nuestro dinero, por eso, debemos buscar el equilibrio entre tener el armario lleno y tenerlo vacío pero sin malgastar nuestros recursos.

Simbólicamente, la pobreza está emparentada con la dimensión azul que representa la estabilidad y la paz, por eso, es más importante de lo que parece. Lo mismo se puede decir de la comida, porque comer es bueno, pero solo hasta la cantidad adecuada, pero cuando se come más de lo que nuestro cuerpo puede aceptar entramos en la dimensión roja que representa la inestabilidad y el riesgo, entonces se producen las enfermedades y la obesidad que es malo. Otro ejemplo es la temperatura, porque tener frío es malo, pero si se abusa del calor también lo es.

La gente también se obsesiona con la complejidad y se ponen a mezclar los alimentos como si por eso fuera mejor, pero se olvidan que el sabor de una fruta o el que tiene un pedazo de buen pan pueden ser por sí solos los mejores manjares que pueden existir sin que sea necesario mezclarlos con nada. Ellos no entienden que tanto una fruta como el pan ya tienen en su interior múltiples componentes distintos. No pretendo decir con esto que no sea útil combinar los alimentos hasta cierto punto, pero tampoco es necesario hacerlo hasta llegar a lo absurdo como se hace en algunos restaurantes, porque a veces el placer no lo da la complejidad sino la sencillez. Y cuando tenemos sed, no pensamos en ninguna bebida complicada, porque en ese momento no hay mayor placer que un sencillo vaso de agua. Todo esto demuestra que la pobreza también tiene su valor igual que la riqueza, por eso, la clave de la felicidad está en buscar el equilibrio de cada cosa, porque de nada sirve tener mucho si está mal administrado.

A lo largo de la historia, fueron muchas las naciones que crecieron con raíces fuertes porque estaban fundadas en la dignidad y la moral, y sin embargo se hundieron cuando tenían todo aparentemente ganado, porque se dejaron dominar por la arrogancia y el despilfarro, eso demuestra, que con independencia de lo bien que nos pueda ir en la vida, nunca debemos olvidar que cuando no teníamos nada fue la dignidad y el sentido común lo que nos hizo fuertes.

 

 

32 EL PROGRESO ESPIRITUAL

 

Hoy en día, hay gente que piensa que el progreso del espíritu exige el necesario abandono del cuerpo humano. Estas personas dicen que una vez el espíritu alcance un determinado nivel de evolución dejará de reencarnarse en la forma humana para vivir en un mundo espiritual semejante en apariencia al que conocemos, es decir que según ellos esos espíritus tendrían una especie de cuerpo virtual semejante al que tenía en la tierra. En mi opinión, esta idea es absurda, porque qué sentido tiene abandonar un cuerpo maravilloso que ha necesitado miles de millones de años de evolución para existir y cambiarlo por una imitación virtual de ese cuerpo, siempre será mejor tener el cuerpo auténtico antes que otro de imitación. Porque lo que ellos proponen como la vida espiritual ideal, no es más que una simple imitación de la vida humana adaptada a sus propias fantasías. Ellos no comprenden que después de la muerte, los espíritus adoptan la forma humana solo para hacer el proceso de paso de una vida a la otra más fácil, pero la verdadera forma del espíritu es una sencilla esfera de energía. Por eso, para tener el aspecto humano de forma permanente es necesario reencarnarse en la forma que le da sentido que es la humana. Porque lo que el mundo necesita no es renunciar a los beneficios que la materia nos proporciona, sino hacer que la vida material esté en consonancia con los valores espirituales. El equilibrio perfecto solo se alcanza cuando la materia y el espíritu tienen la misma importancia. Quienes piensan así no comprenden que es con la unión de la materia y el espíritu con lo que se alcanza la plena felicidad. Ellos imaginan un mundo espiritual alejado de la vida en la tierra porque no son capaces de comprender que el mundo no será siempre como es ahora, porque cuando este planeta termine su evolución, alcanzará la perfección y habrá paz y felicidad para todos. Por lo tanto, lo que la humanidad necesita no es vivir en un mundo espiritual, sino hacer que la tierra sea más espiritual.

Cuando una persona muere, su espíritu permanece durante un tiempo transitorio en el mundo espiritual hasta poder reencarnarse de nuevo y durante ese tiempo conserva una forma aparente del cuerpo al que llamamos fantasma, ese cuerpo virtual solo sirve para hacer más fácil el paso de una vida a la otra, pero es infinitamente menos eficaz que poseer el cuerpo material, porque en realidad, la utilidad del cuerpo material es servir al espíritu con sus múltiples funciones. Podría decirse entonces que un espíritu sin el cuerpo es como un ente minusválido, porque es con los inmensos servicios que el cuerpo nos proporciona como el espíritu alcanza sus máximos potenciales. Por ejemplo, el espíritu se sirve del cerebro como almacén de datos y como potente ordenador sin el cual sus capacidades serían menores, también se sirve de sus pies y manos como medio para interactuar con la materia desde dentro de ella. Quienes ponen en duda que la forma humana es un fin y no un medio para el espíritu, es porque no comprenden los grandes esfuerzos que la naturaleza tuvo que hacer para crear al hombre. Todos los mitos pesimistas que plantean como algo malo el hecho de vivir en la tierra son la consecuencia de pensar que los males del mundo durarán para siempre de forma inevitable, y que solo se puede mejorar la vida mediante el abandono del cuerpo o del mundo, pero el progreso de la humanidad no requiere tal cosa, sino que todos se esfuercen para que llegue el día en el que ya no existan las guerras y el mundo sea de verdad un lugar ideal. Cuando ese día llegue, el mundo será evolucionado y material, pero al estar en consonancia con los valores universales también será un mundo espiritual.

También hay quien piensa, que para poder evolucionar, los espíritus tienen que trasladarse de unos planetas a otros, cada uno en un nivel evolutivo distinto, esta creencia igual que la anterior se basa en un enfoque pesimista de la evolución humana, porque no comprenden que la existencia de violencia o catástrofes naturales es común a todos los planetas en sus comienzos, al ser mundos primitivos. Algún día, la tierra terminará su proceso de evolución y se convertirá en un planeta perfecto, entonces todos los seres que intervinieron en su progreso y sufrieron para conseguirlo podrán recoger la cosecha de tener un mundo ideal y podrán vivir y ser felices en él. Y aunque haya espíritus que al llegar ese momento se pudieran encontrar más atrasados, eso no será un inconveniente para el planeta, porque siempre se pueden beneficiar de la cultura que recibirán desde el día de su nacimiento y así podrán ser miembros útiles a la sociedad. Esto es lo más lógico, porque cuando se colonicen los planetas y las estrellas deshabitados de nuestro entorno, la mayoría de los espíritus que se vayan a reencarnar en esos planetas procederán de las especies animales de la tierra, sin embargo, esto no cambiará el ritmo de evolutivo de esos mundos, porque debido al progreso de la ciencia, la ignorancia y la violencia que se deriva de ella habrán sido desterradas para siempre.

Según los últimos descubrimientos científicos, ninguna partícula material puede superar la velocidad de la luz, esto significa que los espíritus tendrían enormes dificultades para progresar si para ello tuvieran que cambiar de planeta, porque las distancias entre las estrellas son enormes y se miden por años luz. Tampoco es lógico afirmar que los espíritus pueden desplazarse de forma instantánea, porque también tienen materia, aunque sea poca y diferente a la que conocemos, sin embargo, sí es lógico que puedan desplazarse a la velocidad de la luz, porque están formados principalmente de energía y la energía se desplaza normalmente a esa velocidad. Esto en la tierra puede parecer un desplazamiento instantáneo, pero en el espacio se podría tardar miles de años solo para llegar al planeta habitado más cercano. Eso significa, que la única situación lógica para que un espíritu cambie de planeta es cuando su planeta de origen comience a colonizar los mundos deshabitados de su entorno, entonces, todos los espíritus que vivían reencarnados en animales podrán pasar a la forma humana una vez las colonias establecidas en ellas tengan descendientes. Cuando eso ocurra, lo más probable será que los animales dejen de existir, pero no porque se provoque el fin de sus especies, sino porque los espíritus que los habitaban podrán reencarnarse en la especie humana que es el verdadero motivo de la evolución.

Sin embargo, sí podría existir una excepción a esta regla que permita que un espíritu salga de un mundo inferior para reencarnarse en otro superior, eso sería posible si previamente hubiera salido del planeta superior para realizar una función de mesías en el planeta inferior, esto podría haber ocurrido con algunos filósofos de la antigüedad. En ese caso, este ser se encontraría en una colonia extraterrestre venida a la tierra para estudiar su biología y tendría su base en uno de los planetas del sistema solar próximo a la tierra. Otra de las funciones de esa colonia sería prestar orientación moral al ser humano para ayudarle en su evolución, por eso, no sería descartable que alguno de sus miembros se haya podido reencarnar en nuestro planeta para realizar una labor mesiánica, sin embargo, una vez su labor estuviera finalizada volvería al planeta del que vino en donde continuaría viviendo como un miembro más de esa comunidad.

 

 

33 EL SONIDO DEL SILENCIO

 

Para un filósofo, es como si el silencio tuviera sonido, porque es en el preciso momento de producirse el silencio cuando dentro de su mente comienza el sonido de la meditación, porque cuando el filósofo comienza a meditar se abren ante sí todos los secretos del universo y este puede disfrutar descubriendo todo aquello que ningún hombre ha visto antes que él. En realidad, un filósofo solo es un descubridor de aquello que la naturaleza ya tenía previsto, porque los descubrimientos tecnológicos o biológicos de la humanidad solo son la consecuencia de aplicar las leyes que la naturaleza creó hace millones de años y que después evolucionaron desarrollando los primeros átomos y las leyes de la gravedad. Por lo tanto, el trabajo de un filósofo o también de un inventor, consiste en descubrir ese posible futuro y convertirlo en presente para el resto de sus congéneres. No pretendo afirmar con esto que todo está determinado desde el pasado, pero lo que ahora creamos, está condicionado en gran medida por esas leyes físicas que ya existen desde mucho tiempo atrás. Es como si todo el progreso formase parte de un plan, en el que solo necesitamos deducir aquello que nos hace falta para progresar, nosotros participamos en ese progreso, pero solo ponemos la parte final que le hace falta para estar completo. Un filósofo, es un viajero de la mente y también un descubridor del futuro,  pero, cuando digo “filósofo” no me refiero a quienes se califican como tales, porque esta capacidad para ver entre las apariencias solo la tienen aquellos pocos que tienen la inteligencia, la intuición y el tiempo necesario para poder dedicarse a ello casi por completo, porque es evidente que la profundidad de una reflexión filosófica es proporcional al grado de concentración que se pueda conseguir. Además, lo que se define como intuición, seguramente se deriva del conocimiento que poseen los espíritus más evolucionados y que se filtra poco a poco hasta nuestra mente humana inferior. Eso significa, que solo aquellos filósofos que al mismo tiempo son espíritus avanzados pueden llegar a progresar en estas cuestiones con independencia del tiempo que puedan dedicar, por eso, un individuo sin talento nunca será capaz de hacer un buen libro, o una buena canción, pero sí podrá dedicarse a tareas donde el talento no es importante como es el caso del mal llamado “arte abstracto” porque en ese ámbito, es muy fácil conseguir que la mediocridad sea considerada arte. Cuando una sociedad no tiene rumbo, no comprende que el progreso se deriva del orden, por eso, llama arte al caos y la anarquía contenidos en esas mal llamadas obras de arte. La gente debería preguntarse a quién le puede interesar que se promocionen trabajos que exaltan la deformidad y el desorden, ¿es que temen que el orden les perjudique? Porque el caos y la asimetría representan el mal y alejan a las personas del orden, la simetría y la luz que representan el bien. No pretendo decir con esto que todo lo que se llama arte abstracto sea un fraude, pero cuando la gente no es capaz de diferenciar lo verdadero de lo falso demuestra que vivimos en una sociedad sin rumbo que llama arte a lo que solo es degeneración. Esto es posible, porque la sociedad actual está sustentada en el caos, y aquellos que han obtenido beneficios promocionando el caos, la mediocridad y la anarquía prefieren seguir haciéndolo, porque si este sistema desaparece también desaparecerán sus privilegios.

En realidad, el progreso de los espíritus es paralelo al progreso de la ciencia o la biología humanas, porque, aunque es cierto que en algunas cosas los espíritus tienen más conocimientos que los hombres, sin embargo, van evolucionando igual que ellos conforme se reencarnan en cuerpos genéticamente mejores. Porque dentro de cada hombre hay un espíritu que antes de tener su cuerpo tuvo que trabajar para poderlo tener, eso significa, que los conocimientos que los espíritus tienen para crear sus cuerpos los van aprendiendo sobre la marcha con las experiencias de la vida, igual que los ingenieros lo hacen en el desarrollo de las máquinas. De este modo, después de la muerte del cuerpo, los espíritus aplican las conclusiones de todo lo aprendido durante su vida para mejorar sus cuerpos y poder beneficiarse de esas mejoras cuando se vuelvan a reencarnar. Es cierto que en el proceso de evolución biológica influye la teoría de Darwin, pero también es cierto que el mundo espiritual actúa en la misma proporción.

También es cierto, que en el momento de la reencarnación, los conocimientos que poseen los espíritus sobre el desarrollo de los cuerpos se desactivan para no interferir en la vida humana, pero, esa pérdida momentánea de conocimientos no tiene demasiada importancia, porque si tenemos en cuenta la larga duración que tiene la vida del universo, el tiempo que el hombre tarda en completar su conclusión como ser civilizado es en comparación muy pequeño y cuando ese proceso se termine la ciencia humana podrá igualar o superar los conocimientos que pudiéramos albergar en el espíritu. Se podría decir incluso que la evolución se habrá completado cuando los conocimientos adquiridos por la ciencia igualen o superen a los que tenemos en nuestro espíritu. Porque el hombre, no es más que un proyecto de la naturaleza, y en el proceso de evolución el gorila tan solo representa su versión más tosca. Esto significa, que los espíritus que más veces se han reencarnando como seres humanos por lógica también son los más avanzados, por ser el hombre el ser biológico más evolucionado de la naturaleza.

 

 

34 EL TIEMPO

 

¿Qué es el tiempo? En principio se podría definir de diferentes formas. En primer lugar es la consecuencia del movimiento de la materia, pero no cualquier forma de movimiento sino un movimiento organizado que avanza desde una posición energéticamente alta a otra posición energéticamente baja, pero en ese proceso el universo cambia energía por evolución, inestabilidad por estabilidad o calor por frío. Se podría decir entonces que el progreso desde cierto punto de vista es el resultado del enfriamiento del universo, porque la vida presente en la materia utiliza la energía de las estrellas para generar progreso y ese progreso es proporcional al enfriamiento del cosmos. Lo que nosotros llamamos pasado no es algo que exista en este momento, sino solo el recuerdo de la posición que la materia ocupó con anterioridad por eso, no son posibles los viajes en el tiempo directamente, porque para ello sería necesario obligar a toda la materia del universo a ir hacia atrás y eso es absurdo, porque el tiempo no es solo movimiento, sino sobre todo cambio de un nivel de energía alto a otro bajo para ocupar una posición más estable pero con un nivel de evolución más alto. Para volver a la situación anterior sería necesario reunir de nuevo toda la energía perdida y ponerla en el sitio del que salió, pero eso solo se puede hacer avanzando hacia el futuro hasta que toda la materia y la energía se reúnan de nuevo. Esto significa, que el pasado ya no existe y por eso, los viajes en el tiempo solo son posibles indirectamente, es decir suponiendo que pudiéramos ir a planetas que se encontrasen en un nivel de evolución semejante al que tuvo nuestro mundo en el pasado. Sin embargo, esto no impide que algún día podamos volver a vivir los hechos ya vividos, pero eso solo sería posible avanzando hacia delante, hasta que el universo se reinicie y los acontecimientos se vuelvan a repetir. Pero, ¿por qué hay tiempo? El motivo del tiempo es la necesidad del universo de regenerarse continuamente, porque es mediante la regeneración y el cambio perpetuo como los seres que pueblan el cosmos sienten la felicidad de vivir. Es mediante el olvido como se puede comenzar de nuevo y es mediante ese comienzo como cada sensación es más intensa, porque no solo importa el resultado final que se obtiene al recorrer un camino también es importante la emoción que se siente y las expectativas que se forman mientras se recorre el camino, porque lo que da intensidad a la vida es el cambio permanente. Por eso, cuando oímos una canción o vemos una película que ya hemos visto antes siempre nos gusta más si hace tiempo que no la vemos, porque cuando la olvidamos la vemos como si fuera la primera vez y entonces es más emocionante. Lo bonito de la vida es encontrar algo nuevo cada día, esa es la utilidad de olvidar.

Es útil recordar, pero solo durante el tiempo para el que sirve ese recuerdo, porque también es útil olvidar para poder vivir de nuevo la emoción de lo nuevo, por eso, tiene que existir un equilibrio entre ambos conceptos. Llegar a la meta es bueno, pero cuando se permanece mucho tiempo en esa meta empieza la apatía y solo la regeneración vuelve a crear emoción. La emoción surge de lo nuevo pero cuando se completa todo el progreso y ya no es posible avanzar más, entonces tras un periodo adecuado se hace necesario comenzar el proceso evolutivo de nuevo. Porque el tiempo que se permanece en el nivel de evolución más alto o adulto de un proceso evolutivo debe estar en proporción al tiempo que se dedicó a llegar a esa meta. Por eso, el periodo cumbre o meta de un ciclo evolutivo no debe ser superior a cinco veces el tiempo dedicado a alcanzar esa meta, igual que la proporción entre la niñez y la edad adulta en una vida humana. Mientras el universo evoluciona se crea la emoción de lo nuevo, luego se pasa por un largo periodo en el que se disfruta de los logros alcanzados, aunque sigue habiendo evolución a pequeña escala, pero después, el universo necesita morir y comenzar de nuevo, porque llega un momento en que la naturaleza ya no es capaz de generar felicidad si no es mediante la regeneración. Por eso, es necesario morir y reencarnarse de nuevo, para que nuestro espíritu vuelva a vivir la emoción de las experiencias ya vividas con anterioridad como si fuera la primera vez que se experimentan. Esto significa, que si el universo ha necesitado 15.000 mil millones de años de evolución para conseguir llegar a la meta que es la creación de la especie humana, entonces lo lógico es que dure al menos otros 75.000 millones de años en los que el hombre pueda disfrutar de los logros de su largo periodo de evolución. De este modo, aquellos planetas que logren finalizar su desarrollo tecnológico podrán disfrutar del fruto de su esfuerzo evolutivo hasta que el universo finalice su actual ciclo cósmico.

Antes de que eso suceda, las estrellas como el sol irán cambiando hasta adoptar primero la forma de gigante roja, hay quien piensa que cuando esto suceda los planetas más cercanos al sol serán destruidos por la dilatación de la estrella, pero en mi opinión, esto no tiene por qué ocurrir, teniendo en cuenta que cuanto mayor es la dilatación menor es su densidad, esto significa que aun en el supuesto de que la capa más exterior de la estrella pudiera rebasar la órbita de mercurio o venus, su densidad sería tan baja que probablemente no sería suficiente como para destruir estos planetas. También es posible que la presión del viento solar genere una burbuja formada por gases y partículas muy lejos de su superficie, esta burbuja vista desde lejos podría ser confundida con la superficie de la estrella dándole un aspecto aparentemente mayor que el real. Después de esta fase expansiva el sol se enfriará para adoptar la forma de enana blanca, eso no tiene por qué significar el fin para la civilización necesariamente, porque siempre se puede usar la tecnología para extraer la energía que le quede al sol instalando satélites fotovoltaicos en una órbita cercana a él y luego enviar esa energía a los planetas utilizando rayos láser. Con este sistema, se pasaría de un periodo de alta cantidad de energía solar pero bajo aprovechamiento en el pasado, a otro periodo de baja cantidad de energía pero alto aprovechamiento en el futuro. De este modo, lo que aparentemente nos puede parecer el fin de una estrella mediante la tecnología se puede convertir en un nuevo periodo de vida mucho más largo, es decir que la fase de enana blanca podría representar en realidad su etapa adulta y no su etapa final como se piensa ahora, pero, si eso no fuera posible, siempre se puede emigrar a otras estrellas jóvenes que carezcan de planetas habitados.

 

 

35 LA VOLUNTAD

 

¿Qué es la voluntad? En principio todos consideramos que es la capacidad de hacer aquello que queremos. Pero ¿realmente podemos hacer todo aquello que nos apetezca? Evidentemente no, pero no solo por el dinero o poder que tengamos sino porque en el universo existen leyes físicas que determinan que solo el cincuenta por ciento como máximo de aquello que quisiéramos hacer es realmente posible. Porque podemos decidir si salimos de casa o nos quedamos en ella, pero no podemos decidir si nos vamos a cenar a otra galaxia o no. Un universo, igual que una vida humana no puede evolucionar sino es mediante la existencia de leyes inamovibles, estas leyes son los auténticos cimientos del cosmos y hasta el propio cosmos las tiene que cumplir, porque a diferencia de las leyes humanas no surgen de decisiones ocasionales sino de la propia verdad universal, esa verdad no puede ser ignorada y como consecuencia de ella surgen las leyes universales. Es decir que antes de que existan las leyes que crean los seres que viven en el universo, existen las verdades fundamentales que condicionan estas leyes posteriores. Estas leyes surgen de la física natural, pero a su vez las leyes físicas se derivan de la realidad última de la materia que no puede ser modificada y dura eternamente, la verdad no tiene principio ni fin porque no puede contradecirse a sí misma. Porque igual que hacen los carriles de un tren estas verdades universales determinan cuales son los márgenes por los que nos podemos mover y qué cosas son posibles de realizar y cuáles no. Es precisamente la existencia de leyes constantes lo que hace posible pasar a otra fase de evolución, son como los cimientos del universo. Las leyes universales también se dividen como muchas otras cosas en dos polaridades, de forma que la polaridad cristalina y fría determina qué cosas deben seguir un camino rígido e inamovible y la polaridad solar y cálida determina qué cosas pueden ser variables a voluntad. Estas dos dimensiones que rigen la voluntad también se dividen en los planos vertical y horizontal como ocurre con muchas otras cosas, de forma que la dimensión horizontal representaría aquello que es variable a voluntad y la dimensión vertical representaría aquello que es fijo e inamovible por estar conectado con los valores divinos. Esto significa, que aunque un solo ser fuera el responsable de organizar la evolución física del universo, sin embargo, no podría hacer todo aquello que quisiera, sino solo una parte de ello, porque al final su voluntad igual que la nuestra estaría condicionada por las leyes universales fundamentales que se derivan de la realidad inmutable y eterna que es común a todos los seres pero que también surge de ellos. La existencia de esas verdades fundamentales que son eternas y constantes determina que solo es posible crear diferencias en la parte que la naturaleza cede a la voluntad de los seres que organizan el cosmos, pero no en lo que se refiere a la parte inmutable.

Es posible que el universo esté coordinado por multitud de seres planetarios, estos seres controlarían los planetas pero también serían los planetas, pero también es posible que exista un solo ser encargado de coordinar todo el universo material, es decir el universo que incluye átomos, planetas y estrellas pero no los espíritus individuales que se reencarnan como plantas, animales o personas. Este ser coordinador no sería Dios, porque Dios solo puede ser considerado aquello que es común a todos. Podría decirse que Dios está formado por dos partes, una es el conjunto de leyes que gobiernan el universo y que emanan a su vez de las verdades eternas e inmutables, y por otra parte Dios es la suma de todos los seres que pueblan el universo y que proceden de un solo ser y una sola partícula que se dividió cuando el universo comenzó. Esto significa que todos tenemos las mismas cualidades y la misma vida eterna en nuestra alma esencial y en consecuencia todos podemos ser creadores, por eso, cuando nos ponemos a meditar o diseñamos algo nuevo en ese momento nos convertimos en la mano de Dios porque colaboramos en el progreso de la naturaleza.

El ser coordinador del universo en cambio tendría una existencia separada del resto igual que ocurre con todos los seres individuales y aunque en este caso realice una función especial no impide que esté sometido como los demás a las leyes universales y a la rotación de los puestos. Hay que tener en cuenta, que vivimos en un universo cíclico en el que todo es eterno, todo se renueva y todo se recambia, esto significa que todos los seres con el tiempo pasarán por todas las situaciones porque ningún ser es superior a otro en su esencia espiritual. En realidad, todos los seres o más bien la vida presente en esos seres ha existido siempre, ya que el universo igual que la materia no se crea ni se destruye solo se transforma, por eso Dios, no puede ser algo individual sino solo aquello que es común a todos.

En realidad, el concepto de creación como tal es algo que está fuera del tiempo y es constante de forma indefinida, porque el tiempo, solo determina los cambios que experimenta la materia eterna y la creación de las formas que esta hace de forma cíclica y repetitiva hasta que llega el momento en el que el mismo tiempo vuelve a comenzar. Porque en realidad sí mueren las formas, pero no la vida presente en ellas que es eterna, por eso, el concepto de creación pertenece a un plano diferente del tiempo. No tiene sentido buscar el comienzo del universo en el tiempo, porque este se tiene que reiniciar cada vez que termina un ciclo cósmico porque forma parte de una rueda que se repite indefinidamente. En cambio, el concepto de creación está en una dimensión distinta, el tempo en la horizontal y la creación en la vertical.

El universo comienza y termina y se repite indefinidamente porque el mismo tiempo vuelve a comenzar, pero no existe un momento en el que no haya existido nada como supuesto punto de partida del universo, porque siempre ha existido la materia y el vacío al mismo tiempo ya que no pueden existir la una sin la otra. Por eso, para encontrar el verdadero comienzo del universo es necesario buscarlo no en el tiempo sino en la lógica y se podría definir como un valor constante por el cual la existencia y la inexistencia son dos aspectos de la misma cosa y el origen de todas las polaridades binarias que existen en el cosmos. Esto significa, que no es posible que haya existido nunca un momento en el que solo haya existido la nada, antes de crearse el universo, porque la nada no puede existir por sí sola, sino solo como el reflejo de algo, por lo tanto, la materia como representación de la existencia o el algo, y el vacío como representación de la nada han existido siempre, porque la existencia de una de ellas por separado no tiene sentido desde un punto de vista lógico ya que son la misma cosa pero vista desde enfoques diferentes y se necesitan mutuamente para justificar su existencia por comparación. La materia no puede surgir de la nada, porque igual que un cero más otro cero es igual a cero, del mismo modo de la nada o el vacío o no puede surgir la materia, pero la nada tampoco puede existir por sí sola, porque necesita de la materia como expresión de la existencia para compararse con ella, esto significa que ambos tienen que existir siempre, porque son dos versiones distintas de la misma cosa que existen fuera del tiempo.

Este ser coordinador que gobernaría y sería el universo material tampoco se podría comunicar directamente con las personas, porque su ámbito de actuación sería únicamente el mundo de la materia atómica y mineral. Este ser tampoco sería el creador del universo sino únicamente su organizador, porque todos los seres en su esencia espiritual tienen vida eterna igual que él y rotan en todas las funciones. Este ser o seres planetarios no solo gobernarían los planetas sino que ellos mismos serían los planetas, porque estos serían al mismo tiempo su espíritu y su cuerpo. Por eso, es más probable que todo el universo material pertenezca y sea gobernado por un solo ser, porque en caso de colisión entre dos mundo estos podrían quedar divididos en múltiples trozos que en caso de corresponder a seres distintos serían complicados de controlar, en cambio si todo en universo material pertenece a un solo ser todos los procesos de colisiones o fusiones de la materia ocurrirían y serían controlados dentro del mismo ser. En cada nuevo ciclo cósmico esta función de coordinación de los planetas pasaría a otros seres de forma rotatoria, por eso, el concepto de Dios solo se puede aplicar a aquello que es común a todos.

Este ser coordinador de la materia tampoco sería superior a nosotros, porque sus conocimientos únicamente abarcarían la materia atómica con todas sus reacciones pero desde un punto de vista evolutivo las plantas o los animales estarían en una escala superior a la suya. Hay que tener en cuenta, que cuando me refiero a plantas o animales no me refiero solo a sus cuerpos materiales sino también a sus espíritus inmortales que igual que este ser planetario tienen vida eterna y una gran complejidad estructural en su interior. Hay que tener en cuenta, que el nivel evolutivo de la civilización humana solo está en sus comienzos, pero el nivel evolutivo del cuerpo humano o el espíritu que lo construyó es tan alto como el que posee la materia atómica. Porque un ser humano no es solo una suma de partículas materiales ya que en su interior tienen un espíritu que al principio de la creación era igual que el ser o seres que organizan los planetas, pero con el tiempo se hizo superior a ellos, porque al progresar primero en el campo vegetal, luego en el animal y luego en el humano, adquirió un nivel superior, porque llegar a la forma humana este es el motivo de toda la evolución. Es cierto que en estos momentos la civilización humana es primitiva, esto se debe a que forma parte de un plano de existencia que aún no ha terminado su ciclo de evolución, pero en cambio, el espíritu que se encuentra en su interior posee unos conocimientos superiores que utilizó para construir su cuerpo y reencarnarse en él. Cuando vivimos como hombres, no podemos recordar esos conocimientos espirituales para que no se interfieran los dos planos de existencia. Esto significa, que cuando el nivel de la ciencia alcance el que tiene el cuerpo o el espíritu, entonces todo el ser estará al mismo nivel evolutivo en cuerpo alma y espíritu. Por eso, no debemos confundir el nivel evolutivo de la civilización humana con el que tiene nuestro espíritu, porque son planos diferentes y solo cuando nos desprendemos de nuestra personalidad humana después de la muerte del cuerpo podemos recordar todos los conocimientos que tenemos guardados en el espíritu y tomar conciencia de nuestra naturaleza inmortal.

Este ser coordinador, tampoco podría causar lo que comúnmente se llama, ”castigo divino”, porque no tiene sentido que en el universo exista un ser dedicado a mirar lo que hace cada persona para, en función de su propio criterio castigarla o premiarla, el verdadero significado de este concepto es que cuando actuamos ignorando o despreciando las leyes de la naturaleza, al final nos perjudicamos a nosotros mismos, pero no porque haya un ser superior que se encargue de hacerlo sino porque la naturaleza sigue su rumbo tanto si nosotros la tenemos en cuenta como si no.

Un ejemplo de ello lo tenemos en los desastres naturales, porque la gente culpa a Dios por las víctimas de los terremotos, pero no se hacen ninguna autocrítica en lo que se refiere a que una vez tras otra se siguen construyendo los edificios de materiales inadecuados para resistir terremotos sin pensar en las consecuencias, como si ese terremoto fuera el último. Tampoco se puede decir que es una cuestión económica, porque las tiendas de lona o las chozas de madera resisten los terremotos y en cambio los edificios de ladrillos no, esto demuestra que el principal problema es la falta de voluntad para cambiar los sistemas de construcción para hacer los edificios provistos de anclajes flexibles.

En otras ocasiones, las inundaciones destruyen las viviendas situadas en las orillas de los ríos y de nuevo culpamos a Dios por esa calamidad, pero no tenemos en cuenta, que si el agua ha destruido nuestra vivienda es porque le hemos robado al río su cauce natural. Otro acto estúpido es construir viviendas de madera en zonas de huracanes, porque mucha gente actúa así no por falta de dinero, sino porque si las hacen de madera las pueden construir más grandes que si son de hormigón, en este caso no es la falta de dinero lo que les lleva al desastre sino su propia vanidad. En esas zonas, lo ideal sería construir las casas en forma de huevo para que así el aire pudiera pasar de forma aerodinámica, en este caso la falta de imaginación de los ingenieros unido a un gusto demasiado rígido por parte de los ciudadanos resulta desastroso.

Otro ejemplo son las muertes masivas provocadas por las epidemias víricas, porque con frecuencia, la gente suele tener más hijos que los que puede mantener y cuando la relación entre los recursos alimenticios entra en colisión con el número de habitantes se producen las muertes masivas, esto no ocurre porque los virus sean malvados y se hayan propuesto atacar a la población por capricho, sino porque cuando se tiene hijos pero no comida para darles de comer su sistema inmunológico se debilita, esto significa, que cuando las personas están bien alimentadas es más difícil que los virus les hagan daño que cuando no es así. Se podría decir entonces, que en este caso los virus se limitan a corregir el exceso de población. En este como en los otros ejemplos es nuestra propia voluntad mal dirigida la que nos causa los problemas. Es como culpar Dios porque sea de día cuando a nosotros nos interesa que sea de noche, es un acto de arrogancia pretender que la naturaleza haga lo que a nosotros nos interesa cuando sabemos que se puede vivir mejor si no ignoramos su existencia.

Esas leyes de la naturaleza tampoco las ha generado este ser o seres que gobiernan los planetas, porque en el universo, todos somos creadores y todos tenemos vida eterna y todos en un momento dado participamos en la creación de esas leyes universales aunque después de reencarnarnos no lo podamos recordar. Por eso, Dios solo puede ser aquello que es común a todos, porque esa función que ellos hacen algún día también nos tocará a nosotros realizarla cuando por rotación nos corresponda, porque todos los seres del universo son iguales en su esencia espiritual.

Es posible que cada planeta o cada estrella sea en realidad un ser individual, pero considero más probable que todo el universo material forme un solo ser, es decir el universo formado por planetas y estrellas pero sin incluir los millones de espíritus individuales que lo pueblan y que se reencarnan como personas o animales. Porque lo que diferencia a los distintos seres es que cada uno de ellos forma una entidad distinta sin conexión directa entre sí, cuando digo sin conexión directa me refiero a que las partículas de sus espíritus no están conectadas materialmente y de forma continua con otros seres sino solo con las que pertenecen al mismo ser, por eso son seres distintos. Con este sistema cada ser puede existir de forma diferenciada y vivir experiencias distintas. Esto significa, que la comunicación dentro de un mismo ser se hace por contacto directo entre sus partículas que forman una conexión continua material, pero la comunicación entre los distintos seres puede hacerse mediante ondas electromagnéticas o por otro método discontinuo, porque al existir espacio entre las partículas de los distintos seres es necesario utilizar un método gravitatorio, magnético o electromagnético que los comunique.

Para conseguir esa comunicación entre los distintos seres individuales se usarían las partículas del este ser intermediario que coordina la materia universal, de este modo, las partículas de cada ser pueden quedarse en estado pasivo dentro de sus espíritus lo que les permite dedicarse por completo a una tarea definida en lugar de controlar las múltiples partículas que forman su espíritu. Esto es muy útil después de la reencarnación, así primero el alma se comunicaría con el espíritu y luego el espíritu se comunicaría con el resto de los espíritus. Esto significa, que las únicas partículas que forman parte de cada espíritu individual son las que corresponden al alma y permanecerían en actitud pasiva dedicándose a sentir excepto cuando hubiera que tomar decisiones, en ese momento pasarían a tener una actitud más activa. En cambio, las partículas del espíritu, aunque acompañarían al alma en sus distintas reencarnaciones sin embargo pertenecerían al ser planetario. El alma y el espíritu formarían una sola unidad como si fueran la misma cosa durante todo el ciclo cósmico aunque parte de sus partículas pertenezcan a seres diferentes, igual que ocurre con nuestro cuerpo, la diferencia es que el espíritu continúa con el alma indefinidamente y en cambio el cuerpo se separa del espíritu en cada nueva reencarnación. El alma utiliza la materia del ser planetario para formar el espíritu y el cuerpo porque los espíritus individuales necesitan dedicarse a una sola cosa definida que también se podría considerar perteneciente al plano vertical, mientras que el ser o seres planetarios que controlan la materia deben dedicarse a millones de funciones al mismo tiempo lo que corresponde a la dimensión horizontal. El hecho de actuar con esta dispersión de funciones determinaría que este ser no podría dedicarse a una sola tarea diferenciada y exclusiva como hacen las personas, pero si podría controlar y ser consciente de todos los procesos atómicos del universo. Al servirse el alma de la materia para formar su cuerpo y parte del espíritu esta puede centrarse mejor en una sola tarea, porque aunque la gente no lo entienda toda la materia de nuestro cuerpo o del universo está viva y necesita ser controlada y organizada y si nosotros no lo sabemos es porque otro ser se ocupa de esa función.

Cada ser en su forma espiritual se encuentra separado de los demás por el vacío, porque si todos los seres estuvieran conectados directamente ya no serían seres distintos sino partículas distintas de un solo ser y esto impediría que pudieran tener experiencias individuales. Por eso, me parece más probable que todo el universo exceptuando los espíritus individuales forme parte de un solo ser, porque si toda la materia de cada planeta perteneciera a un alma distinta sería un problema si a consecuencia de una colisión con otro objeto espacial se desintegrase en trozos más pequeños que fueran en direcciones distintas, esto supondría un inconveniente para su coordinación al pertenecer al mismo ser. El problema que implicaría la destrucción de un mundo que resultase dividido en mil pedazos no es que el ser que los gobernase perdiera su mundo, sino que todos esos trozos serían su cuerpo, porque el hecho de que un planeta se desintegre no implica su muerte como ser vivo, sino solo el final de su forma como planeta, porque a diferencia de un hombre toda la materia de un planeta pertenece a un solo ser y en cambio un cuerpo humano está formado por un espíritu que es un ser individual y el cuerpo en el que se reencarna que pertenece al ser que administra la materia terrestre. En cambio, si toda la materia del cosmos pertenece al mismo ser coordinador, entonces todos los procesos de colisión, separación, o fusión de planetas, estrellas o galaxias serían procesos rutinarios que ocurrirían dentro del mismo ser, lo que haría más fácil su control. Podría decirse, que el tiempo es una sucesión de cambios de formas que nacen y mueren como formas en un proceso armónico de evolución, pero en cambio la vida que hay presente en la materia con la que se construyen esas formas es eterna y neutral al tiempo, por eso, los cambios de la materia no anula la existencia de la vida eterna presente en sus partículas ni tampoco anula la existencia del alma que se encuentra en el interior de nuestro propio espíritu.

 Aunque un solo ser se tuviera que ocupar de organizar el universo material en cada nuevo ciclo cósmico, sin embargo, esto no sería una desventaja para él, porque en el siguiente ciclo cósmico otro ser se tendría que ocupar de esa función, porque el tamaño no está en contradicción con la importancia y en realidad todos los seres tienen vida eterna y todos salieron de una misma partícula cuando el universo comenzó, y fue después cuando se decidieron las funciones a realizar por cada uno de forma rotatoria, en el universo todo se recicla y lo que ahora está arriba después estará abajo, porque en el universo todos los seres son iguales, todos los seres son eternos y todos los seres son creadores, la diferencia es que la tarea y el grado de responsabilidad cambian en cada momento. Cuando digo “seres” no me refiero al cuerpo humano, porque el cuerpo está formado con la materia que pertenece a la tierra, me refiero al espíritu eterno que todos llevamos dentro y que es lo único que verdaderamente es nuestro. Por eso, cuando dos personas se comunican, en realidad lo están haciendo en representación del espíritu que llevan dentro.

Al principio del cosmos solo había una partícula, entonces esa partícula se dividió y creó el universo, pero todo el universo se mantuvo coordinado porque todas las partículas estaban conectadas directamente al formar parte de un solo ser. Después, muchas partículas se separaron del ser original y formaron los espíritus individuales, estos espíritus también tenían diferentes partículas, pero estaban conectadas directamente entre sí y no con los demás espíritus o el ser organizador del cosmos, porque cuando las partículas se separan de forma definitiva se crean los seres individuales, esto es útil para crear conciencias y experiencias diferentes.

El hecho de que todas las partículas de cada ser estén conectadas directamente hace que parezca que hay dos universos. Uno sería el universo real formado por partículas conectadas directamente entre sí mediante filamentos materiales y otro sería el universo que conocemos formado aparentemente por partículas rodeadas por todas partes de vacío. Esto es así, porque en realidad, todas las partículas que pertenecen a un solo ser estarían conectadas de forma directa y continua aunque no lo parezca. De este modo, el primer universo sirve de soporte al segundo. Esto es posible, porque el universo usaría dos dimensiones que se intercambiarían de forma intermitente a la velocidad de la luz haciéndose materiales e inmateriales de forma alternativa para no colisionar entre sí.

Todos los seres que forman el universo tienen vida eterna y son iguales en su alma esencial, por eso, deben turnarse en las funciones universales ya que este es un universo cíclico en el que todo se renueva y todo se recicla. Todos estos seres surgieron de una primera partícula que se dividió en múltiples partículas unas unidas y otras separadas para crear seres distintos, pero eso, no significa que esas partículas que se derivaron de la primera comiencen a existir en ese momento, porque lo único que comienza es su existencia diferenciada de la otra, pero comparten las mismas cualidades, la misma importancia y la misma vida eterna. Pero la pregunta es ¿si todos los seres del universo tienen que someterse a las leyes universales entonces qué espacio queda para la voluntad de este ser que es y controla el universo formado por las estrellas y planetas? En mi opinión, su voluntad se expresaría en el modo de organizar el progreso del cosmos, es decir que desde el mismo instante de inicio del actual ciclo cósmico la voluntad de este ser se dedicaría a diseñar los átomos, las estrellas y los planetas para crear un mundo ideal para los seres que se reencarnarían en forma humana, porque este es el motivo de toda la evolución. Pero entonces ¿qué motivo tendría este ser para crear un universo formado por millones de planetas para que los espíritus pudieran vivir en ellos después de reencarnarse? La respuesta es sencilla, porque esta función sería rotatoria, esto significa que en el siguiente ciclo cósmico otro ser se ocuparía de esa función y así él se podría reencarnar y vivir en los planetas como nosotros lo hacemos ahora. Porque en realidad el universo es un gran escenario, y está poblado por miles de millones de seres para que así sea más rentable el esfuerzo de aquellos pocos que se dedican a hacerlo funcionar. Al establecer de forma constante y automática todos los procesos físicos del cosmos, la capacidad intelectual de este ser coordinador podría dedicarse en exclusiva al análisis y desarrollo de todos los procesos nuevos que aún no estuvieran sometidos a las leyes universales, porque a diferencia de las personas, este ser podría ser consciente y controlar millones de funciones al mismo tiempo, aunque la mayoría de ellas sigan un proceso ya previamente establecido. Este ser no solo sería el coordinador del universo, sino que el universo sería en realidad su cuerpo, porque mientras que los espíritus se reencarnarían en cuerpos de materia perteneciente a la tierra, en cambio para este ser toda la materia universal sería su propio espíritu, pero también sería su cuerpo. Se puede decir entonces que el universo es un espíritu condensado que siente y piensa igual que nosotros, aunque actuaría solo en el mundo mineral y su tiempo estaría dedicado a los asuntos generales del cosmos, por eso, no se comunicaría nunca directamente con las personas, sino solo indirectamente a través de nuestro contacto con la naturaleza. Esto es así, porque en realidad este ser usaría su propio lenguaje diferente del humano y no sería capaz de comprender a las personas porque el mundo humano corresponde a una dimensión superior a la suya, ya que su función se limitaría al mundo mineral. Esta dimensión, aun siendo enorme y compleja, sin embargo evolutivamente es inferior a la humana, porque en la evolución, primero pasamos por el mundo mineral, luego por el vegetal, luego por el animal y finalmente por el humano, donde permanecemos hasta el final del ciclo cósmico. Todo ese proceso de evolución lo hemos hecho nosotros mismos durante millones de años de trabajo comenzando por el diseño de nuestro espíritu y terminando por el diseño de nuestro cuerpo, porque en realidad todos nosotros tenemos vida eterna y todos formamos parte de Dios. Esto significa que este ser que forma el universo material aun siendo enorme en comparación con el tamaño de nuestro espíritu, sin embargo, es evolutivamente inferior a nosotros, por estar situado en el plano mineral, que es el primero por el que hay que pasar en el complejo camino de la evolución.

Este ser comenzaría su trabajo creando las primeras partículas y finalizaría creando las galaxias pero no crearía los espíritus individuales ni tampoco los cuerpos en los que estos se reencarnarían aunque la materia de esos cuerpos sí le perteneciese. Una vez cada cosa estuviera terminada simplemente continuaría su funcionamiento de forma automática sin que fuera necesario dedicarse directamente a decidir la reacción o movimiento de cada partícula, aunque sea consciente de ello, porque no debemos olvidar que en el universo todo tiene vida incluso la partícula más pequeña. Lo que nosotros llamamos vida orgánica es la consecuencia de la reencarnación de un espíritu individual en un cuerpo material, pero la materia de ese cuerpo también tiene vida propia de tipo mineral y pertenece a ese ser que llamamos universo. Cuando me refiero a crear, en realidad quiero decir transformar, porque en el universo nada se crea ni se destruye de forma absoluta sino que solo se transforma, por lo tanto, el desarrollo de las primeras partículas y luego de los planetas y galaxias fue la consecuencia de la división de una primera partícula, que aunque no estaba formada por otras partículas sin embargo si era divisible. Esto se hizo mediante la conversión de un círculo en un ocho para formar dos partículas. Con posterioridad, este sistema evolucionó hasta llegar a la escisión celular. Esto es posible, porque al principio solo existían dos realidades, una es la representada por la materia (Existencia) y otra es la representada por el vacío (Inexistencia) aunque en realidad, son dos partes de una misma cosa y no puede existir la una sin la otra. Una vez termine el actual ciclo cósmico todos los seres se reunirán hasta formar una solo partícula de nuevo y el proceso de creación cósmica volverá otra vez a empezar, pero, en esta ocasión, otro ser se ocupará de organizar el universo material permitiendo así que el ser que hizo esa tarea la última vez se pueda reencarnar también en la forma humana, porque esta, es la forma más evolucionada del cosmos y por lo tanto la ideal para vivir.

Cuando el universo termine su actual ciclo cósmico todas las partículas se reunirán para formar una sola partícula, incluso los fotones del espacio regresarán describiendo una trayectoria circular. Esta partícula final no puede desaparecer, porque como ya he explicado con anterioridad el vacío no puede existir sin la materia ni la materia sin el vacío ya que son dos versiones de la misma cosa por eso, su existencia está fuera del proceso de cambio al que llamamos tiempo. A partir de ese momento esta primera partícula se volverá a dividir y comenzará un nuevo ciclo cósmico y entonces el tiempo volverá a comenzar, pero, en esta ocasión, todos los seres vivirán una vida diferente a la que vivieron en el ciclo cósmico anterior, y eso se repetirá una y otra vez hasta que todos los seres vivan todas las vidas y todos los acontecimientos posibles y cuando eso ocurra el tiempo volverá otra vez a comenzar de forma definitiva y entonces volveremos a vivir la vida que tenemos en este momento. Puede que la duración de un ciclo cósmico nos parezca mucho tiempo, pero hay que tener en cuenta que para la eternidad cualquier cantidad de tiempo no significa nada.

 

 

36 JUSTICIA E INJUSTICIA BIEN Y MAL

 

JUSTICIA E INJUSTICIA

 

¿Qué diferencia hay entre el bien y el mal o la justicia y la injusticia? En principio, para ser feliz es necesario que nuestra actitud moral incluya la justicia como conducta principal, porque en un mundo en el que las relaciones sociales son esenciales para tener éxito, ser justo siempre o casi siempre es fundamental. Es decir, que aunque en ocasiones excepcionales podamos considerar adecuado no ser justos, sin embargo, la justicia debe ser el eje de nuestra conducta habitual. Esto significa que ser justo o injusto podría formar parte de una escala variable que podríamos situar en un plano horizontal hipotético en el que la justicia se situaría a la derecha y estaría representada por el color azul y la injusticia se situaría a la izquierda y estaría representada por el color rojo. Esta dimensión representaría las cosas que son lógicas y por lo tanto es bueno hacer pero solo en la medida correcta, por eso, en lo que se refiere a la relación entre este plano y el hombre lo correcto es que la justicia represente la conducta principal y la injusticia solo la excepción. La justicia, también se podría representar situada en la base estable de una pirámide por lo que nos proporciona seguridad, y la injusticia sería la cúspide inestable de la que es fácil caer, por eso, se debe frecuentar menos, pero suponiendo que se consideren aceptables las excepciones a la justicia.

Esto significa, que solo serían aceptables aquellas excepciones a la justicia que se encontrasen dentro de la ley, como las diferencias de sueldo, pero no incluiría la comisión de delitos o algo semejante. La posibilidad de considerar la conducta injusta como lógica en ocasiones excepcionales está planteada solo para aquellas personas que consideren esta teoría acertada, pero, en mi opinión, es mejor defender la justicia siempre y sin excepciones. No olvidemos que en el mundo actual la mayoría de la gente es injusta a veces aunque no lo quieran reconocer y por lo tanto, esta escala de potenciales les sería aplicable, esto es lo que se podría definir como justicia policial, es decir que normalmente serían justos, pero como consecuencia  de la acción en defensa propia de los individuos o la que se deriva de la policía. Hay quien puede pensar, que solo tiene sentido defender la justicia cuando se admiten excepciones, porque es la única forma en la que no existe una discriminación comparativa con respecto a aquellos que no la aceptan ya que en este caso el beneficio es inmediato a diferencia de los que esperan esa compensación por sus actos en el futuro mediante el carácter cíclico. Es decir que el hecho de ser justos no les supone ninguna desventaja en lo que se refiere a obtener beneficios en el presente con respecto a quienes no lo son, porque en este caso, se hace justicia para evitar conflictos con la ley, pero también se aceptan excepciones en aquellas situaciones que no estén en contradicción con ella.

 Pero, también hay quien defiende la justicia total y sin excepciones basándose en el concepto del Karma, es decir, en creer que vivimos en un universo cíclico en el que todo se renueva y todo se repite y en consecuencia todos los seres llegarán algún día a vivir todas las situaciones, en ese caso, ser injusto a veces no tendría sentido porque con el tiempo uno mismo sufriría las consecuencias de sus propios actos. Pero, también hay una tercera opción que dice que aunque el concepto del karma es cierto, aun así ser injusto a veces tendría sentido, al considerar que la hipótesis del karma es demasiado lejana y abstracta como para ser lo único que deba influir en nuestra conducta moral. Esto se basaría en creer que la realidad material presente podría favorecer a  aquellos que aceptan ser injustos a veces más allá de la compensación que el karma pueda proporcionar. Pero, aquellos que defienden la justicia sin excepciones podrían argumentar, que quienes aceptan las excepciones de la justicia también se arriesgan a sufrir las consecuencias de la defensa propia derivada de sus actos, lo que unido al karma equilibraría la balanza. Este es un tema controvertido que solo la ciencia del futuro podrá solucionar por eso, ante la duda, yo considero mejor defender la justicia total y sin excepciones.

Hasta ahora, me he referido a como se regula la relación entre la justicia y la injusticia y mi conclusión es que para poder convivir con el resto de nuestros semejantes es necesario defender la conducta justa como norma moral principal con independencia de que se admitan o no las excepciones. También es importante señalar, que la relación entre estos dos potenciales se haría en el plano horizontal, que es el que regula aquello que tendría sentido y por lo tanto sería bueno hacer, pero solo en la magnitud que pudiéramos considerar lógica. Pero no debemos olvidar, que solo se debe hacer de forma excepcional aquello que tiene sentido, pero todo lo que es absurdo debe ser rechazado siempre.

 

BIEN Y MAL

 

Es evidente que para poder ser feliz es necesario tener claro que la justicia debe ser el eje de nuestro comportamiento moral, tanto si se aceptan excepciones a esta regla como sino. Esto significa, que si se aceptan excepciones deben ser siempre algo secundario, por eso, cuando alguien se plantea cambiar la situación y convertir la injusticia en el eje de su conducta se produce una inversión de polaridades que da lugar al mal, es decir que el mal no representa solo una magnitud de la conducta injusta de la dimensión horizontal, sino que es un estado diferente, por el que la injusticia se convierte en el eje de la conducta, lo que lleva a una inversión de polaridades que provoca el sufrimiento de quien lo hace, porque se convierte en un ser antisocial. En una cruz hipotética de dimensiones el mal está situado abajo y representado por el color negro el bien estaría situado arriba y representado por el color blanco. Este caso el color negro representa el error y como el error provoca sufrimiento lo lógico es rechazar siempre todo aquello que está equivocado. El color blanco situado arriba representa aquello que por tener sentido sí se debe hacer. Pero, no olvidemos, que todos los colores son benignos en su esencia y la asociación entre el color negro y el mal es válido en esta situación, pero no en todas. Es decir que aquellos que aceptan tener la injusticia como conducta principal se adentran en la dimensión roja, en el lado izquierdo, que representa la inestabilidad y el caos y por lo tanto se dirigen a colisionar directamente con sus congéneres, este comportamiento es un grave error y por eso se produce una inversión de polaridades que trasladan a quien lo hace al triángulo inferior del cuadrado de dimensiones para pasar a formar parte de la dimensión del mal que es la que contiene todo aquello que por estar equivocado no se debe hacer ni siquiera como excepción.

Por eso, se equivocan aquellos que dicen que el mal es aceptable solo por ser lo opuesto del bien, del mismo modo que el polo positivo lo es del negativo, porque cuando hablamos del bien y del mal, todas aquellas cosas que en el universo tienen polaridad y son benignas se encuentran situadas en el plano horizontal de la cruz de dimensiones que es la que representa las cosas que tienen sentido, pero en cambio el mal, se encuentra situado en la parte inferior de la cruz, que es donde se sitúa el atraso y la ignorancia de la que se deriva el mal. Es decir, que el hecho de que una cosa sea opuesta a otra, no significa que por ello tenga sentido, porque los polos magnéticos o los sexos son ambos benignos, pero el mal no lo es, porque representa aquello que es rechazable siempre por estar equivocado. Dicho de otra forma, el polo positivo es opuesto al polo negativo, pero ambos son benignos y por lo tanto amigos, en cambio el bien es opuesto al mal, pero también es enemigo de él, por estar derivado del error, por eso, es necesario rechazarlo siempre al ser perjudicial para el progreso de la humanidad. En realidad, la cruz que dividen la dimensión vertical de la horizontal se repite dos veces de modo que los colores rojo, azul o verde se pueden dar tanto en el plano horizontal como en el vertical, pero cuando se trata de explicar el bien y el mal estos colores solo están en el plano horizontal y el plano vertical queda ocupado por los colores negro abajo y blanco arriba. En este caso es diferente, porque sirve para representar el progreso desde el atraso, el error y la ignorancia representados por el color negro, hacia el progreso, la luz y el bien, representados por el color blanco. Esto significa, que cuando hablamos del bien y el mal todo aquello que es bueno se encuentra en el plano horizontal de las dimensiones con independencia de que luego se dividan a su vez en polos opuestos situados a derecha e izquierda, pero en este caso la dimensión vertical estaría ocupada por el mal abajo representando el atraso y la ignorancia y arriba estaría el bien representando todo aquello que por ser lógico es bueno hacer.

Del mismo modo, el color rojo representa la energía que es benigna, pero también puede representar el riesgo y el accidente que no es deseable, en este caso, también puede usarse para representar la injusticia que se convierte en el mal cuando pasa a ser la característica principal de la conducta. Podría decirse entonces que cuando una persona actúa con equilibrio y decencia los colores que representan su personalidad son el blanco o el azul, que simbolizan la justicia y la espiritualidad, aunque también puede tener otros colores de forma más excepcional, pero cuando una persona convierte la injusticia en su razón de ser su personalidad pasa a estar representada por el color rojo que representa el materialismo, la inestabilidad y el riesgo de accidente. El materialismo y el color rojo también son frecuentes en el comunismo y en el capitalismo extremista, lo que pone en evidencia que no son tan diferentes como nos quieren hacer creer, porque en el fondo, ambos tienen el mismo afán de poder desmedido. Pero, como ya he dicho, el color rojo es benigno en su esencia, lo que está mal es hacer que sea lo único que nos represente. La verdad, es que la mayoría de los movimientos extremistas suelen usar los argumentos políticos como excusa para hacer el mal, que es lo que realmente buscan, por eso, hay que tratar de encontrar el equilibrio en cada cosa. Aunque también es cierto, que cuando una situación se desvía de forma extrema, es necesario usar una fuerza igual y opuesta para reequilibrarla, pero solo en la cantidad necesaria para recuperar el equilibrio.

Cuando la persona adopta la injusticia como conducta principal comienza a sufrir las consecuencias de su error, entonces el color que le representa pasa a ser el negro, porque el rojo solo representa el riesgo, pero cuando domina la mente humana crea un desequilibrio que le provoca el sufrimiento representado por el color negro. Como ya he dicho, tanto el color negro como el color rojo son fundamentalmente benignos, porque la mayoría de las cosas que representan los son, sin embargo, el hecho de que estos colores puedan representar la injustica o el mal explica por qué se representa a los seres malignos o a los demonios con esos colores, porque, aunque la gente no comprenda el motivo, ven instintivamente a las personas materialistas como si estuvieran rodeadas por un aura de color rojo y a las malignas rodeadas por otro de color negro. Por eso, quienes se visten solo de negro o se ensucian la piel con tatuajes están reivindicando el mal, lo cual me parece un comportamiento ingenuo. Cuando una persona se encuentra en equilibrio, los colores que transmite su aura son principalmente el azul o el blanco, aunque puede variar a los demás colores excepto el negro dependiendo de las circunstancias, pero, aquellos que se dejan dominar por el materialismo o el mal siempre están rodeados por el color rojo o el negro. También hay que decir, que el aura al que me estoy refiriendo no es necesariamente una energía física, sino una sensación psicológica que se produce cuando tratamos con personas con ese comportamiento.

Aunque los demonios solo son personajes simbólicos, sin embargo, se hacen reales cuando alguien se deja dominar por el mal, pero, esa situación puede ser invertida cuando la persona degenerada comprende su error y regresa al bien. El color rojo representa la energía que es buena, pero si esa energía es utilizada de forma equivocada pueden surgir los accidentes que provocan sufrimiento y en consecuencia causan un mal. El color negro representa la oscuridad, y de la oscuridad puede surgir la ignorancia, pero si debido a la ignorancia surge el error, entonces aparece el sufrimiento que también representa el mal.

Por eso, se equivocan quienes dicen que la sociedad del futuro no puede vivir sin el mal, porque si consideramos que este se produce cuando alguien se degenera en su conducta como consecuencia del error, entonces no tiene sentido pensar que en un mundo evolucionado en el que la vanidad y el despotismo han sido erradicados pueda seguir existiendo. Porque en realidad el mal, es la consecuencia de un desequilibrio de la conducta moral provocado por la ignorancia, pero cuando el progreso termine, el mundo será culto y en consecuencia perfecto. Porque la cultura es como una luz que disipa las tinieblas y donde no hay ignorancia tampoco hay cabida para el error del que se deriva el mal.

Tampoco tiene sentido decir que el mal es necesario como medio de comparación con el bien, porque cuando el mal aparece es porque nos hemos equivocado en nuestro comportamiento moral y por lo tanto basta con recordar las consecuencias de ir en esa dirección para no volver a hacerlo. Por eso, en los colegios del futuro, la enseñanza moral será fundamental en el proceso de educación, para prevenir que se puedan repetir los errores del pasado.

Esto significa, que en el universo existen multitud de cosas con polaridades opuestas, pero en su mayoría son benignas y necesarias porque tienen sentido, pero cuando nos referimos al bien y el mal es diferente, porque aunque son opuestos no significa que también sean ambos necesarios o benignos, porque en este caso el mal, solo representa aquello que por estar equivocado es rechazable, por eso el bien, representa aquello que por tener sentido es aceptable.

La explicación de todo esto es que en realidad el universo no necesita del mal, que solo es fuente de sufrimiento, pero en cambio sí necesita volver al principio y a la ignorancia para poderse reciclar, pero, es a partir de esa ignorancia como se genera el mal, por lo tanto, el mal no es necesario, pero si la ignorancia de la que se deriva. Es decir que entonces el mal, es un derivado accidental de la necesidad que el universo tiene de regresar a la ignorancia para poderse reciclar. Porque el universo necesita olvidar para poder comenzar de nuevo y es ese olvido el que hace posible la ignorancia, pero la ignorancia en sí misma no es mala, porque cuando olvidamos podemos volver a emocionarnos con lo nuevo, sin embargo, recordar también es útil para poder ascender en un proceso evolutivo, por eso, la clave está en encontrar el equilibrio entre ambas situaciones. Por lo tanto, no es la ignorancia en sí misma la que genera el mal, sino el hecho de equivocarnos en nuestro camino y elegir aquellas opciones que nos hacen sufrir, pero si esto ocurre, siempre podemos aprender y no volver a hacer aquello que está equivocado.

Se puede suponer entonces, que la confusión de aquellos que piensan que el mal es necesario se produce porque confunden el mal con la injusticia, porque mientras que la injusticia se encuentra en el plano horizontal de la cruz de dimensiones que representa aquello que sí puede tener sentido, en cambio el mal se encuentra en la parte inferior en donde se encuentra aquello que es rechazable siempre. Por lo tanto, la confusión se produce al no comprender, que la injusticia puede tener sentido de forma excepcional, pero aquellos que se plantean la injusticia como norma de su conducta principal cometen un error que provoca una inversión de polaridades que les traslada fuera del plano horizontal donde están las cosas aceptables y los envía al lado inferior de la cruz de dimensiones donde se encuentra el mal y el resto de cosas que están equivocadas. Esta cruz dimensional, también se puede plantear como una equis, porque en realidad es un cuadrado que en su interior contiene una equis y a su vez cada uno de sus cuatro lados se puede dividir por una cruz que divide el cuadrado en dos líneas una vertical y otra horizontal creando así ocho divisiones dos por cada color. También hay que decir, que aunque mirado de frente en el cuadrado de dimensiones el lado rojo está en nuestra izquierda, en realidad ese color representa la derecha, lo que ocurre es que al estar de frente a nosotros se muestra al revés.

Seguramente, la mayoría de los lectores no podrán comprender lo que aquí está escrito, eso es la consecuencia de vivir en un mundo en el que solo se valoran las cosas materiales despreciando las espirituales, pero creo que en el futuro, el mundo comprenderá su error y se dará cuenta que la felicidad solo se puede alcanzar cuando se da a las dos dimensiones el mismo valor.

 

 

37 LA CREACIÓN DE UN MITO

 

A lo largo de la historia han existido muchas personas dotadas de una gran inspiración como es el caso de Zoroastro, Enoc, Buda o Jesús. Estos hombres fueron virtuosos en su esfuerzo por comprender el mundo y compartir sus ideas con los demás. Pero no faltaron después organizaciones interesadas en rentabilizar económicamente su popularidad, como es el caso de la Iglesia católica. Así de un hombre humilde llamado Jesús fabricaron un mito de masas. Primero empezaron por compararlo con un rey, con la mentira de la supuesta visita de los magos de oriente después convertidos en reyes, o el cuento para niños de la estrella de belén, que posiblemente fue un cometa que pasó en la fechas de su supuesto nacimiento, pero utilizado oportunamente. Es evidente que olvidan la frase de Jesús “mi reino no es de este mundo”, Jesús buscaba un reino espiritual, pero la iglesia le mostró como un rey material, con el fin de impresionar a las masas. Cuando Jesús pronunciaba esa frase se refería a que su interés estaba puesto en el progreso moral de la sociedad y no en tratar de conquistar territorios con un ejército. Después inventaron la supuesta masacre de los niños provocada por el rey Herodes, lo cual es una historia totalmente falsa que no aparece en ningún documento histórico y que seguramente fue copiado de la vida de Krishna un personaje mitológico de la India que sirvió oportunamente a su interés por divinizarle. Incluso su lugar de nacimiento es motivo de controversia, ya que hay quien piensa que Jesús también era nazareo, o se mostraba de esa manera, porque los nazareos se dejaban el pelo largo como forma de simbolizar su dedicación religiosa. Quizás a la iglesia eso no le parecía muy adecuado y por eso dijeron que Jesús no era nazareo sino nacido en Nazaret.

Se puede suponer entonces que aunque Jesús fue real, sin embargo no fueron ciertos muchos de los hechos que se le atribuyen, lo cual se hizo como medio para poder convertirlo en mito divino. De este modo, la iglesia intentaba que los ciudadanos se convirtieran en autómatas a su servicio sin derecho a cuestionar nada, porque primero pretendieron equiparar a Jesús con Dios lo cual era un enorme engaño y un despropósito, luego se proclamaron representantes de Jesús y por lo tanto representantes de Dios. Este fue un acto de suprema frivolidad, porque al proponerse a sí misma como representante de Dios se trataban de equiparar con él, y con esa excusa intentaban obligar a la humanidad a renunciar a su libertad de pensamiento para que se plegase a sus deseos. Que puede haber más justo o democrático que el derecho a opinar sobre todo incluso de los hechos religiosos. Pero la iglesia igual que cualquier secta destructiva no acepta ningún cuestionamiento de sus postulados ideológicos y por eso, intenta que la gente acepte sin pruebas sus teorías, llegando incluso a matar a quienes lo niegan. Esa estrategia es algo diferente en la actualidad, ya que al no poder intervenir tanto como lo hacían antes en los asuntos políticos lo que hacen es fingir un falso victimismo, para aparentar que otros son los malvados. Otro despropósito fue atribuir a la madre de Jesús una supuesta virginidad, pero ¿qué tiene de deshonroso que un niño sea concebido de forma natural? Es evidente que solo buscaban impresionar a las masas con sus mentiras, pero, por su culpa, provocaron que miles de personas se recluyeran en monasterios y pensaran que la maternidad o paternidad estaba en contradicción con las ideas cristianas.

Con la madre de Jesús la iglesia realizó otro caso de suplantación de los mitos antiguos, pues fomentó su adoración del mismo modo que con anterioridad lo habían hecho los griegos con personajes femeninos como las diosas Hera o Atenea, de este modo, estaba quitando una forma de politeísmo para crear otra nueva, al convertir a las vírgenes y santos en los nuevos dioses. En realidad, la adoración de estos personajes femeninos o masculinos es la forma vulgar que las masas utilizan para representan los valores masculinos o femeninos que están presentes en todos los elementos del universo incluyendo los campos magnéticos o los sexos. Pero, aunque estos valores son importantes en la naturaleza, no es una razón para crear ídolos de piedra con forma humana para representarlos y mucho menos para adorarlos. La iglesia trató de convertir a la madre de Jesús en una diosa, pero ¿qué diría la sociedad si se demostrase que Jesús era un esenio? Tendrían entonces que quitarle la corona de reina para dársela al fundador de esta congregación fundada en el siglo segundo antes de Cristo.

Cuando la iglesia equipara a la madre de Jesús con una diosa, al mismo tiempo la está equiparando con el lado femenino de la naturaleza, pero, al actuar así se deduce que equipara a Dios con el lado masculino y a Jesús con el fruto de la unión de ambos símbolos polares, esto, desde un punto de vista metafísico es completamente absurdo, pues Dios no puede ser nunca una parte, sino aquello que es neutral y común a todo, también es completamente absurdo equiparar los valores polares del cosmos con personas, porque estos valores no son seres individuales, sino cualidades presentes en todas las cosas. Aún comete una barbaridad mayor cuando dice que la madre de Jesús es al mismo tiempo la madre de Dios, pero, ¿cómo va a tener madre Dios, si según sus propios argumentos Dios es el creador de todo el universo?

Cuando la iglesia católica se creó no tenía una estructura en la que apoyarse, en cambio, las otras organizaciones religiosas llevaban existiendo miles de años, por eso, se dedicó a copiar todos sus métodos y rituales y una vez conseguido intentó destruirlas para ocultar el hecho, esto, ha provocado que el cristianismo haya terminado convertido en una suma de incongruencias dogmáticas que han sido la principal causa de la grave división entre ciencia y religión.

Otro cuento fueron los supuestos milagros como la resurrección de Lázaro, lo cual pudo ser cierto en parte, pues en el pasado era muy frecuente que se confundiera un estado de coma con la muerte. O el caso de la pesca milagrosa, que pudo tener causas diferentes pero atribuidas después a un supuesto milagro, porque en aquellos tiempos era difícil saber con seguridad que día se va a pescar más y cual no. Parece ser que con Jesús se hizo lo mismo que se suele hacer con los reyes, porque cuando cometen un error es considerado culpa de otros, y cuando tienen un acierto es publicado como un milagro espectacular. A veces, se buscan pruebas para demostrar mentiras, porque cuando un científico o un filósofo es elevado a la categoría de “Dios”, entonces se prefiere creer la mentira si con eso se evita cuestionar el personaje al que se adora, porque se utilizan como pruebas lo que solo son hechos circunstanciales.

En realidad, un ser evolucionado en cuerpo y espíritu no es capaz de hacer milagros si por tal cosa se entiende hacer algo en contra de las leyes naturales, pero sí pueden tener muy desarrolladas aquellas cualidades que se deriven de su inteligencia o progreso espiritual. Una de esas cualidades es la capacidad de comprender la forma de ser de una persona solo con mirarle a la cara o viendo una foto, incluso se puede llegar a saber lo que está pensando pero no porque se puedan escuchar los pensamientos sino porque cuando se comprende bien la personalidad humana es posible saber lo que ocurre por dentro solo observando los comportamientos exteriores. Otra cualidad es comprender de forma instintiva el mejor modo para combatir las enfermedades en todo lo que se refiere a la relación de estas con nuestros propios hábitos de vida. También puede comprender con cierta facilidad la mejor solución para muchos problemas técnicos que durante la vida se pueden encontrar. Otra cualidad que un ser evolucionado puede tener es la capacidad de adivinar el futuro, pero no entendido esto como poder adivinar cualquier cosa, porque es la capacidad de deducción que todos tenemos pero desarrollada en su máxima expresión. Los grandes filósofos también pueden comprender el significado metafísico que se encuentra detrás de la imagen exterior de cada cosa, esto les ayuda a diferenciar la verdad de las apariencias. En realidad, estas cualidades las tienen todas las personas aunque unas más que otras pero, es evidente, que nada tienen que ver con las fantasías que se dijeron de Jesús en la biblia.

Para un filósofo, defender la justicia no solo es una opción sino una necesidad, porque al dedicar su mente en obtener felicidad solo con los frutos de la ciencia el alma adquiere la paz de conciencia necesaria para poderse concentrar al no tener que preocuparse por las consecuencias de sus actos, de este modo, aumenta su concentración y con ello su potencia mental. Ser justo también sirve para descubrir a los demonios, es decir a aquellos que fingen ser justos y no lo son.

Hay quien afirma que Jesús era esenio, de ser esto cierto, quizás se unió a esta congregación porque pensó que allí tendría la tranquilidad necesaria para profundizar en el estudio de la metafísica. Pero, el hecho de que se uniera a esa congregación y creyera en algunas de sus ideas, no significa que tuviera que renunciar a su libertad de pensamiento, porque es precisamente esa libertad, lo que hace progresar las religiones. Si esto fuera cierto, quizás viviera un tiempo en el monasterio que tenían en el desierto de Qumrán, de ahí pudo surgir la cita en el nuevo testamento respecto a que Jesús fue tentado en el desierto por el diablo, quizás cuando él comentó esto se refería a las dudas que ocuparon su mente durante su estancia allí. También es posible que Juan el Bautista perteneciera a esta congregación, los esenios entendían la limpieza del cuerpo como algo que debía ser seguida por la limpieza espiritual, por eso, en su monasterio tenían un lugar específico para los baños. Se dice que los esenios también estudiaban medicina entre otras actividades, quizás de aquí surgió el mito de que Jesús podía curar todos los males. Después, la mayor parte de esta congregación terminó desapareciendo a causa de las persecuciones de los romanos. Jesús estaba interesado en un reino espiritual y no en un reino material como la iglesia nos quiere hacer creer, por eso debemos tener en cuenta sus ideas y no los falsos milagros e historias para niños inventadas para confundir nuestro raciocinio.

Con la invención de una fecha falsa para el nacimiento de Jesús la iglesia completó su conspiración contra la libertad de pensamiento, porque situó esa fecha en las fiestas del solsticio de invierno que ya se celebraban desde la antigüedad para celebrar el año nuevo, con el tiempo la gente terminó creyendo que estas fiestas siempre habían sido cristianas. Así se consiguió convertir la vida de Jesús en una ficción bastante alejada de los hechos reales. Hoy en día, la iglesia se sirve del nombre de Jesús para ir en contra del propósito que él tenía que era fomentar la libertad y el bien. De forma similar a algunas ONG y sectas destructivas utiliza la compasión solo para obtener poder y riqueza. Es cierto que fueron los apóstoles los que comenzaron a convertir a este humilde profeta en un mito, pero ellos lo hicieron para evitar que su mensaje se perdiera y no por simple codicia como hace la iglesia. Lamentablemente, hoy en día existe una gran división entre religión y ciencia precisamente por la falta de voluntad que tiene la sociedad para aclarar todas estas verdades, porque la ciencia no tiene por qué estar en contradicción con la religión si esta se plantea sin dogmas preestablecidos.

La Iglesia católica cometió el crimen de convertir un hombre en un dios con el fin de presentarse a sí misma como representante de él y así negar a los hombres el derecho a pensar con libertad. Ahora tenemos el deber de devolver a Jesús el derecho a ser un hombre con sus virtudes y sus defectos y con ello devolver a la humanidad el sagrado derecho a pensar con libertad, sin que esos esbirros de satanás nos digan lo que tenemos que hacer.

A lo largo de la historia, en las religiones se ha dado una paradoja, porque por un lado su contenido filosófico ha sido por lo general benéfico, porque recoge los sentimientos positivos de la humanidad y además proporciona una explicación metafísica del universo, pero, sin embargo, esto contrasta con la actitud maléfica que con frecuencia se ha producido en las organizaciones religiosas que gestionan esas enseñanzas, la explicación es simple y es que quienes dirigen estas organizaciones se han servido de ellas como un caballo de Troya para hacer el mal, porque han utilizado el bien contenido en las enseñanzas morales de estas religiones solo para encubrir su propia maldad, por eso, es esencial que la humanidad comprenda la importancia de la enseñanza moral, pero alejada de esas organizaciones que solo tratan de secuestrar nuestra libertad de pensamiento.

En mi opinión, los enemigos de Jesús no eran los romanos sino los líderes religiosos hebreos, porque temían que sus ideas innovadoras pudieran poner en duda el poder religioso establecido. Una prueba de ello puede ser que los apóstoles usaran la historia de Krishna para rellenar los vacíos en la vida de Jesús, eso indica que en aquellos momentos la filosofía India ya era conocida por aquellos lugares y quizás pudo influir en el desarrollo del cristianismo o en la filosofía de los esenios. Por eso, se equivocan quienes dicen que Jesús solo era un judío más. Hay que tener en cuenta, que tanto en el budismo como el judaísmo antiguo seguramente fueron derivados del zoroastrismo, por lo que es razonable pensar que ambas religiones tendrán muchas cosas en común. Hoy en día, se repite la misma situación que en aquellos tiempos, porque la iglesia católica demuestra el mismo totalitarismo dogmático que existía en Israel durante la vida de Jesús, eso significa, que si él volviera en este momento seguramente le ocurriría lo mismo y a causa de aquellos que dicen representarle.

Es posible que Jesús y Juan el bautista fueran esenios y hubieran sido enviados por su congregación para realizar una labor misionera, esto explicaría, porqué cuando los romanos apresaron a Juan, Jesús se hizo cargo de continuar su labor, esto hace suponer, que por aquel entonces Jesús ya sería un miembro destacado de esa congregación, por lo que, probablemente, su edad sería mayor de lo que se cree. Por eso, se puede afirmar que la gran incongruencia en los relatos de la vida de Jesús prácticamente demuestra que aunque su vida fue real, después de su muerte se añadieron hechos totalmente inventados con el fin por un lado de mostrarle como un personaje sobrenatural y así favorecer los intereses de la iglesia, y por el otro para dar una supuesta explicación de todo aquello que se desconocía de él.

Ahora, tenemos la oportunidad de rechazar todas las mentiras que se nos ha contado sobre su vida y aceptar su humilde mensaje desprovisto de fantasías. Porque la verdadera grandeza de Jesús no son sus supuestos milagros, sino la belleza de su mensaje. La gente tiene que comprender, que lo que caracteriza a los profetas o filósofos con talento, no es la realización de cosas sorprendentes o sobrenaturales, sino su gran cultura y conocimiento de las verdades metafísicas del universo. El verdadero milagro es comprender que dentro de cada persona existe un espíritu que tiene vida eterna y progresa sin cesar en cada una de sus reencarnaciones, ese progreso nos proporciona cualidades que aunque son extraordinarias no tienen nada que ver con los milagros, porque estas cualidades son únicamente las que se derivan de la inteligencia y la sabiduría espiritual y nos ayudan a comprender mejor el mundo que nos rodea para ser más felices. Un filósofo, puede llegar a tener un gran conocimiento de la metafísica porque ese es su trabajo, pero no tienen nada que ver con los falsos milagros inventados únicamente para impresionar a las masas, porque a la masa, le atraen mucho más los beneficios materiales que por las verdades espirituales. Por eso, si buscamos la verdad, debemos escuchar el mensaje de Jesús y despreciar el mito que de él quiere hacer la iglesia.

El universo, en algunas cosas es grande, pero en otras es sencillo, en unos casos es sorprendente, y en otros es aburrido, pero siempre se atiene a las leyes naturales aunque esas leyes no sean comprendidas del todo, por eso, tenemos el deber de aprender a diferenciar las verdades sorprendentes de las simples mentiras.

 

 

38 LA FILOSOFÍA INDIA

 

Resulta lamentable ver cuanta gente cree que en la India están las respuestas a todas las preguntas. Esto se debe a que tienen la romántica idea de que todo se puede encontrar viajando por el mundo. Pero en mi opinión, la religión India no es mejor ni peor que las presentes en otros países. ¿Cómo se puede considerar superior una religión que adora las ratas o ejecuta a las viudas? Digo esto por la existencia allí de un culto que adora a estos animales o la salvaje costumbre que también se ha dado de obligar a las viudas a morir incineradas con sus maridos muertos. Sin embargo, también hay que reconocer que en la India se alcanzó un gran desarrollo en la comprensión metafísica del universo, como por ejemplo en lo que se refiere a la reencarnación del espíritu en un nuevo cuerpo, a diferencia de los egipcios que por no comprender esto se obstinaron en embalsamar a los muertos, costumbre que el mundo cristiano continuó con la conservación de los cadáveres en panteones y  organizando los cementerios como si fueran ciudades por la absurda creencia en la resurrección de los muertos el día del juicio final, es necesario entender el apocalipsis de una forma simbólica y no literal como se hace en este caso. En este sentido, la filosofía India resulta mucho más lógica, porque admite que el cuerpo y el espíritu no tienen por qué estar unidos indefinidamente y en consecuencia acepta que el espíritu puede evolucionar después de la muerte hacia una nueva reencarnación, que sería la verdadera forma de resurrección. Nuestro cuerpo está hecho de tierra y por eso debe regresar a la tierra sin panteones ni lápidas y dejar que el espíritu sea libre y continúe su camino.

Pero hay que tener en cuenta, que aun siendo cierto el gran desarrollo espiritual de esta filosofía también hay que reconocer que no fue la primera en el mundo en estudiar en profundidad la metafísica, pues en realidad se inspiró en la cultura de Mesopotamia existente con anterioridad a ellos representada primero por Enoc  y Zoroastro y después por el cristianismo. Porque en realidad el zoroastrismo comenzó 2.000 años a. C y representó la culminación del progreso social y filosófico desde el origen de la civilización en sumeria. Posteriormente las migraciones de las tribus arias hacia la India dieron lugar a la religión Budista mil quinientos años después. Por eso, es lamentable que en la actualidad haya tantos timadores que se apoyan en la supuesta antigüedad de la filosofía India para ofrecer falsos remedios milagrosos a todos los males, porque en la mayoría de los casos no es más que una forma de obtener dinero con engaños.

También hay quien afirma que el cristianismo fue un derivado religioso del culto a Krishna surgido en el siglo tercero antes de Cristo en la India. Es cierto que entre estas dos religiones existen algunas semejanzas que hacen suponer que se pudo haber producido alguna influencia, pero no debemos olvidar que aunque eso fuera cierto sería en todo caso una influencia de ida y vuelta, porque primero habría existido la influencia del zoroastrismo en el desarrollo de la religión India que habría regresado como influencia de la India en el cristianismo. Debido al escaso conocimiento que se tenía de la vida de Jesús, los fundadores del catolicismo podrían haber copiado algunos aspectos de la filosofía India en lo que se refiere a la vida de Krishna para darle a Jesús un aspecto más divinizado. Es posible que Krishna fuera un antiguo rey de la India al que con posterioridad se le atribuyeron propiedades divinas en la mitología local. En el pasado era común que los reyes se auto proclamasen seres divinos con el fin de acaparar el poder religioso y civil al mismo tiempo y así incrementar su poder, de este modo es como surgiría la leyenda de Krishna. En cambio, en el origen del cristianismo, seguramente habría tenido más importancia el zoroastrismo y los libros que después formaron la biblia, aunque también podría haber recibido alguna influencia de las tradiciones indias.

Esto también ocurrió con la fecha del nacimiento de Jesús, pues se tomó la fiesta del solsticio de invierno que ya existía como supuesta fecha de su nacimiento para convertirla en una fiesta cristiana, dando lugar a la navidad. La verdad es que nadie sabe la fecha real del nacimiento de Jesús, pero la iglesia plagió la fiesta del solsticio con el fin de apropiarse de ella y que la gente creyera que siempre fue cristiana. No debemos olvidar, que el cristianismo no comenzó a ser una religión importante hasta varios siglos después de la muerte de Jesús, mucho tiempo después de que se comenzase a celebrar esa fiesta. En lugares como Stonehenge, se erigían piedras elevadas para poder calcular el día más corto o más largo del año por la sombra del sol, y se hacía una fiesta para celebrar que el sol ya no descendería más y a partir de ese día volvería a ascender trayendo de nuevo la luz y la vida con la primavera. Por eso, se usaba el 21 de diciembre para fijar el comienzo del año. Esas piedras también servían para conocer con exactitud los meses del año y poder organizar el momento de la siembra y la recolección. En la antigua Roma estas fiestas se llamaban Saturnales.

Otro ejemplo de cómo los órganos de poder se sirven a veces de la religión para perpetuarse es el de los lamas del Tíbet, porque cuando afirman que sus líderes religiosos se pueden reencarnar en los niños que ellos elijan, lo que en realidad hacen es elegir un cargo de poder de forma antidemocrática, y además utilizan ese argumento para manipular y condicionar desde su niñez el futuro comportamiento de ese líder. Un ejemplo de ello, es lo ocurrido con el niño Osel Hita, este niño nacido en España fue designado por los monjes del Tíbet como la reencarnación del lama Thubten Yeshe, pero en mi opinión, lo que realmente ocurrió, fue que utilizaron el supuesto nacimiento de un lama en occidente como táctica para implicar a los países occidentales en las tentativas para separar el Tíbet de China ya que esto les podía dar una gran publicidad. Utilizar a un niño y adoctrinarlo desde la infancia para que sirva a sus intereses políticos bajo la presunción de ser la reencarnación de un líder religioso es sin duda un acto claramente antidemocrático, porque al actuar así niegan a los demás el derecho a aspirar al cargo que le ofrecieron a él, pero además, es un desprecio al derecho que todo niño debe tener a una educación en libertad. Porque, aunque fuera cierto que una persona pudiera elegir el cuerpo en el que poder reencarnarse, eso, en ningún caso tiene porque impedir el acceso a ese cargo al resto de las personas según sus méritos, ni tampoco es razón para manipular a un niño desde su infancia.

En occidente, hay muchos que tratan de mostrar la filosofía india como la panacea a todos los males o los lamas del Tíbet como un ejemplo de sabiduría, pero, el empeño que tienen por anteponer el dogma al progreso igual que hace la iglesia católica demuestra que carecen de la voluntad para buscar la verdad. Una prueba de ello son sus costumbres medievales como vestir con simples túnicas o llevar la cabeza rapada, si tenemos en cuenta el intenso frío que hace en esas regiones es evidente que esas costumbres no resultan muy prácticas y aun suponiendo que usen calefacción es evidente que la palabra progreso no es una de sus favoritas.

Ellos afirman que quieren ser sencillos, pero la sencillez no tiene por qué estar en contradicción con el progreso y cuando una organización religiosa se niega a progresar es porque está dominada por el dogma. Esto demuestra, que en todos los continentes pueden surgir seres dotados de un gran intelecto como Buda o Jesús, pero eso no significa, que aquellos que dicen seguirlos lo tengan.

Aun siendo ciertos los hechos comentados, no se puede negar que en la India también se alcanzó un alto grado en el desarrollo de la filosofía, porque a lo largo de la historia fueron muchos los profetas o personas inspiradas que han existido, pero, lamentablemente su mensaje casi siempre ha caído en saco roto cuando la masa social que lo recibe carece de la misma inspiración. Por eso, las brillantes ideas de estos profetas se solían mezclar con las más absurdas supersticiones provocando que al final tuvieran un escaso provecho para la humanidad.

 

 

39 LA MEDITACIÓN

 

Hay quien piensa, que para poder meditar de forma eficaz es necesario adoptar complicadas posturas o rodearse de extraños objetos, pero en mi opinión lo único que hace falta es encontrarse en la situación que cada uno considere más cómoda y por supuesto disponer de tiempo y la tranquilidad necesaria para poderse concentrar. Otros piensan que es necesario acudir a monasterios o sitios similares, pero eso es la consecuencia de no comprender que el viaje de un filósofo es mental y no físico, además, esos lugares están por lo general influidos por energías negativas al depender de las organizaciones religiosas. Esto se debe a que estas organizaciones se sirven del dogma como excusa para impedir la libertad de pensamiento que es justo lo contrario que necesita un filósofo.

También considero más útiles los días de lluvia que los de sol, puesto que la lluvia produce un efecto relajante que facilita la concentración, además, desde un punto de vista metafísico la lluvia está emparentada con la filosofía que es la esencia de la meditación. Cuando llueve o hay nubes el cielo se llena de luz blanca, este color es ideal para meditar porque representa la justicia y el equilibrio de los valores universales al tener la proporción correcta de todos los colores, por eso, nos ayuda a comprender mejor el verdadero valor de cada cosa. Después del color blanco el mejor color para meditar es el azul, porque es el que representa la serenidad y los valores espirituales.

El sol está más emparentado con la materia y la realización práctica de las cosas, y la lluvia o el agua están más relacionadas con el espíritu y el análisis teórico del mundo que nos rodea, ambos nos pueden proporcionar felicidad por igual, pero cada uno de forma diferente. Los días de sol son perfectos para realizar los sueños que tenemos previstos hacer y los días de lluvia son perfectos para diseñar esos sueños y comprender la esencia de la vida. También puede ayudar en la meditación leer un libro o ver la televisión, porque el cerebro no puede estar concentrado de forma continua y mezclar la meditación con un entretenimiento puede ayudar a desbloquear un análisis atascado. Para un análisis filosófico ideal es necesario que el alma esté en paz, por ello, es necesario considerar la justicia como la esencia del ser. De este modo se adquiere la tranquilidad de conciencia que permite alcanzar el máximo de concentración, al no tener que preocuparse por las consecuencias de nuestros actos al ser estos éticamente correctos.

Hay quien piensa que la inspiración solo es posible con la ayuda de entidades superiores o extraterrestres, esto no es verdad, pero, si esa ayuda se produce, creo que es un error pensar que nos van a regalar los descubrimientos que podamos hacer. El triunfo sin sacrificio no tiene sentido, por eso, un ser superior únicamente nos puede señalar el camino pero nunca va a hacer el trabajo por nosotros, ellos nos pueden orientar, pero el trabajo deductivo esencial dependerá de nosotros mismos y ningún filósofo sin talento y dedicación podrá nunca descubrir ideas geniales solo con la ayuda de seres superiores.

También es cierto que para meditar es bueno tener una personalidad introvertida, porque el distanciamiento es un elemento clave para el progreso de un filósofo. Tener este tipo de personalidad ayuda en todo aquello que tenga que ver con el diseño y el análisis de las cosas. En cambio, tener una personalidad extrovertida es útil cuando se trata de realizar de forma práctica los proyectos ya decididos. Cada una de estas personalidades se inclina más hacia uno de los dos aspectos polares de la vida que podríamos definir como masculino y femenino o cristalino y solar, el introvertido hacia lo cristalino y el extrovertido hacia lo solar, o también el introvertido hacia la dimensión horizontal y el extrovertido hacia la dimensión vertical. Normalmente las diferencias de personalidad determinan que cada persona tenga mejor desarrollados unos aspectos intelectuales y peor otros, cuando esas diferencias son simples no implican ningún perjuicio para quien las tiene porque la debilidad en un aspecto se compensa con la fortaleza en el otro, lo cual equilibra la balanza, sin embargo, cuando las diferencias son grandes sí puede suponer un perjuicio ya que las personas necesitan de todas sus cualidades para poder tener una vida plena. Por eso, resultan despreciables aquellos que tratan de disfrazar las lesiones y minusvalías físicas al definirlas como situaciones especiales o diferentes, no es diferente quien tiene una deficiencia grave, sino un minusválido, y es un acto de arrogancia no quererlo reconocer. Tampoco tiene sentido usar un calificativo aumentativo para aquello que le corresponde todo lo contrario, porque se puede decir que a un enfermo se le aplica un tratamiento especial, pero no es lógico decir que el enfermo es especial cuando padece una minusvalía, porque con esta actitud se intenta esconder la verdad de su grave deficiencia invirtiendo el sentido de las palabras solo por no herir la vanidad de la familia. Es cierto que hay casos excepcionales en los que personas con una grave minusvalía han llegado a destacar sirviéndose de sus otras cualidades, pero eso, no cambia la realidad de su grave lesión. Pero, lamentablemente, vivimos en una sociedad hipócrita en la que nadie quiere reconocer que ha perdido en algo. Siempre será mejor reconocer con humildad nuestros defectos y a partir de ahí empezar a progresar antes que vivir negando la realidad.

Podría decirse que un filósofo es como un explorador de la mente, las personas de carácter extrovertido sienten más interés por el viaje geográfico y las personas de carácter introvertido sienten más interés por el viaje mental, son formas de ser diferentes pero igual de importantes, por eso, lo ideal sería que todos tuviéramos esas facultades equilibradas. Lamentablemente, las personas muy extrovertidas no soportan los días de lluvia, porque no conocen más formas de estímulo que las derivadas de los sentidos corporales, por eso, cuando llueve y no pueden salir sienten angustia, porque no son capaces de usar su mente para entretenerse creando proyectos o buscando la forma de mejorar su vida. Cada persona es como si tuviera dos ruedas que definen su desplazamiento, una material y otra espiritual, una es la que representa el planeta sobre el que nos desplazamos con nuestro cuerpo, y otra es la que se encuentra dentro de nuestra mente y que usamos para desplazarnos con el pensamiento, lamentablemente, muchas personas piensan que solo existe la rueda exterior por eso, cuando se encuentran solas o llueve sufren, porque no pueden hacer andar la rueda interior que tienen en su mente. Esto les ocurre a las personas burdas, materialistas, o a las que son demasiado extrovertidas.

Aunque parezca sorprendente, la depresión también puede ayudar a la meditación, porque aumenta la concentración mental y permite que veamos con más claridad los errores que cometemos, pero, también puede provocar que las conclusiones que saquemos sean más pesimistas que la realidad. El exceso de optimismo también puede provocar un riesgo, porque hace que bajemos la guardia y nos predispone a los accidentes al tratarse de un estado inestable. Estos ejemplos nos demuestran, que lo mejor es actuar con moderación ante los problemas que la vida nos pueda mostrar, porque una actitud extrema puede tener sentido, pero solo cuando es necesaria para reequilibrar otra actitud extrema en sentido contrario.

Para un filósofo, es como si el paso del tiempo doliera, porque lo que busca es la parte del universo que se encuentra fuera del tiempo, es decir la verdad inmutable que existe de forma constante en cualquier momento y lugar. Esta es la razón por la que trata de aislarse del mundo, porque los cambios continuos que produce el tiempo perturban su percepción de aquello que está fuera de él. Porque el universo está dividido en dos dimensiones igual de importantes, una es el tiempo, que representa el cambio continuo de la materia, cuyo comportamiento es similar al modo en que fluye la electricidad de un polo a otro en una batería y que podríamos considerar perteneciente a la dimensión horizontal, y otra es la parte que es siempre constante y que representa la verdad esencial e inmutable que controla la física de esa batería o del universo y que correspondería a la dimensión vertical. En este caso, la dimensión horizontal es cálida e inestable y la dimensión vertical es rígida y estable. Para hacer su trabajo, el filósofo necesita separar ambas dimensiones para descubrir cuáles son esas verdades inmutables que existen eternamente y a partir de ese conocimiento usarlas para mejorar nuestras vidas. Esas verdades universales están quietas y en paz de forma indefinida a diferencia de la dimensión que contiene todo aquello que es móvil y variable, por eso, hasta que termine su investigación, el filósofo necesita el aislamiento para detener aparentemente el tiempo en su ámbito personal, de este modo, al reducir los cambios, puede concentrarse en el estudio de la realidad inmutable que gestiona el proceso de evolución del cosmos y que está fuera del tiempo. Sin embargo, para que una investigación filosófica avance, también es bueno dedicar algo de tiempo a otro tipo de actividades distintas a la meditación, para que así el cerebro descanse y pueda regresar a la tarea con energías renovadas, esta sería una excepción válida a esa regla.

Estas dos dimensiones, son las que regulan la forma en que se relaciona la energía con las leyes inmutables, de este modo, una es la que determina los cambios evolutivos en los que la energía de las estrellas se transforma en evolución con la participación de los espíritus y los seres que pueblan el universo, y otra es la que se refiere a las verdades inmutables y eternas que determinan las leyes universales. La existencia de esta realidad constante, es la que permite al filósofo viajar con su mente por el tiempo y el espacio. Esta forma de viajar tiene tanto o más valor que el viaje geográfico y es sin duda lo más parecido a ver el rostro de Dios, porque con su investigación, un filósofo es capaz de encontrar las claves que sustentan el universo y servirse de esos conocimientos para mejorar el mundo que nos rodea.

Lamentablemente, solo unas pocas personas a lo largo de la historia llegan a comprender por sí mismas la profundidad metafísica del universo, porque las circunstancias de la vida como el trabajo o la crianza de los hijos dificultan esta labor, además, aun en el caso de conseguirlo solo unos pocos de ellos consiguen ser reconocidos públicamente. Pero eso no debe ser motivo de tristeza, porque en realidad, cada persona es como si fuera un terminal de esa gran máquina que es la civilización y por eso, no es necesario que todos se dediquen a la misma función. Esta labor filosófica, se podría comparar con la que hacen los programadores informáticos, porque cuando ellos meditan, con sus sueños construyen un mundo mejor para el resto de la sociedad, porque lo que hacen no es solo imaginar, sino trabajar para comprender las claves filosóficas y tecnológicas necesarias para que el mundo pueda evolucionar, y eso es posible, porque en realidad, ese mundo futuro en el que sueñan los filósofos ya existe en forma teórica, porque el progreso, se deriva de las leyes de la naturaleza creadas mucho tiempo antes de que el hombre existiera, por eso, ellos solo tienen que descubrirlo y entregárselo al resto. Cuando los filósofos meditan para deducir el progreso, necesitan apoyarse en las leyes de la naturaleza que ya existen, y en ese momento se convierten en parte de Dios, porque a través de ellos la naturaleza convierte esos sueños en realidad.

Todos los descubrimientos que los filósofos y los científicos hacen, luego son transmitidos a los demás ciudadanos mediante la educación, por eso, aunque la mayoría de la gente no se pueda dedicar a la investigación, eso no impide que se puedan beneficiar de ella.

Porque la vida se puede vivir de dos formas, una es la forma práctica en la que se utiliza el cuerpo para experimentar todo aquello que el mundo y nuestros sentidos nos pueden ofrecer, y otra es la teórica en la que se disfruta estudiando y descubriendo cómo mejorar la civilización. Lo correcto, es que la mayoría de los ciudadanos vivan en el modo práctico y solo una minoría se dedique a lo teórico, porque el progreso de la ciencia es lento y el cuerpo humano es en definitiva una máquina hecha para experimentar. Sin embargo, eso no impide que todos podamos dedicar algo de nuestro tiempo para adentrarnos en el fascinante mundo de la deducción metafísica. En realidad, lo correcto es que la mayoría de la gente dique un 85% de su tiempo a la experimentación práctica de las cosas que el mundo pueda ofrecer, y solo un 15% al análisis mental. Del mismo modo, es necesario que un 15% de ciudadanos dediquen un 85% de su tiempo a la meditación, la investigación o la invención de cosas nuevas. Esto significa, que la actividad práctica representa la dimensión mayoritaria, horizontal y cristalina, y la dimensión teórica representa la dimensión excepcional, cálida y vertical. Esto es lo correcto, porque la función de investigación e invención es una tarea secundaria que no es imprescindible para la vida, pero sí es necesaria para mejorar nuestras vidas y crear progreso, sin embargo, esta tarea prácticamente cesará cuando el mundo termine de completar su desarrollo tecnológico. La evolución, no es un proceso continuo o indefinido como algunos piensan, porque su misión es completar el desarrollo tecnológico y moral del hombre para que se convierta en un ser evolucionado del cosmos.

Es bonito pensar que en este mundo hay personas cuyo tiempo libre no lo dedican solo a ver una película o dar un paseo, sino también a tratar de entender cómo funciona un agujero negro o cual es la mecánica del espíritu, la verdad es que cuando meditamos nos convertimos en creadores y en ese momento pasamos a ser parte de Dios, porque nos hacemos participes del progreso de toda la humanidad.

Cuando el mundo termine su actual proceso de evolución tecnológica, todo ese conocimiento que en realidad es luz, iluminara la mente de esos terminales que son los ciudadanos, y entonces todos podrán entenderlo igual que si fueran ellos los que lo hubieran creado, porque aunque las circunstancias de la vida o sus limitaciones intelectuales no les permitan encontrar esos conocimientos por sí mismos, sin embargo, sí estarán preparados para comprenderlos y asimilarlos, siempre y cuando se les explique correctamente.

Cada ciudadano es como un terminal, porque es imposible reunir todo el conocimiento en una sola persona, por eso, cada uno tiene solo una parte de ese conocimiento lo que da lugar a la aparición de las especialidades, por eso, el conocimiento total de una civilización solo se adquiere con la suma de los conocimientos de todos los ciudadanos. Un filósofo en cambio intenta comprender todo el conocimiento globalmente para descubrir aquello que las ciencias tienen en común, pero eso, determina que solo pueda hacerlo en sus aspectos genéricos, podría decirse entonces que su especialidad es el estudio de los fundamentos metafísicos del universo en general.

Para que un filósofo encuentre la luz es necesario que viva con dignidad y justicia, porque la justicia y la luz están relacionadas, y quien tiene la justicia como eje de su conducta también tiene la luz como guía de su camino, esto es así, porque la luz lleva al conocimiento. Porque solo quien es justo encuentra la paz necesaria para poderse concentrar al no tener que preocuparse por las consecuencias de sus actos. Un justo puede progresar más en la investigación científica que aquellos que no lo son, porque solo se plantea obtener beneficios mediante los frutos de la ciencia y no mediante conductas indignas, porque esas conductas, provocarían conflictos con sus semejantes lo que reduciría su capacidad de concentración y en consecuencia perjudicaría la calidad de sus investigaciones. Tampoco debemos olvidar, que en el mundo espiritual las emociones tienen tanto valor como las cosas materiales en el mundo material, por eso, aquellos que por conseguir cosas materiales renuncian a un comportamiento éticamente correcto empobrecen su espíritu y lo condenan a la pobreza emocional. Para poder meditar, un filósofo necesita la estabilidad que proporciona una vida basada en la justicia, porque la justicia pertenece a la dimensión horizontal, cristalina y espiritual, que es necesaria para poder progresar.

También se equivocan quienes juzgan la valía de un escritor basándose solo en lo estrictamente que sigue las normas de ortografía, porque cuando se trata de un filósofo, es necesario subrayar, que la meditación no se realiza con palabras escritas sino con pensamientos. Escribir es un acto físico, en cambio meditar es una acto mental, eso significa, que un filósofo puede ser un gran especialista en el desarrollo de las ideas, pero no en el campo de la gramática, porque se basa en reglas escritas, además, un filósofo se caracteriza por ser un creador de sueños es decir un hombre dedicado a cuestionarlo todo incluso las reglas de ortografía, por eso, quien comete el error de juzgar a alguien solo por el modo en que se ciñe a las normas, se olvida, que esas normas también pueden estar equivocadas.

El verdadero dilema de un escritor en lo que se refiere a la ortografía es que cada vez que repasa un libro lo modifica al intentar mejorarlo con el riesgo que esto supone de provocar nuevos errores, por eso, la única forma que tiene de evitarlo es que otra persona lo haga por él antes de publicarlo.

Mucha gente piensa que la filosofía solo es algo secundario, pero piensan así porque no comprenden que está presente en todo, desde las relaciones matrimoniales hasta la política o los hábitos de vida, por eso, dedicar algo de tiempo a la meditación siempre es útil. Podría decirse que los filósofos son los diseñadores del mundo que nos rodea, eso les permite diferenciar la verdad de las apariencias mejor que el resto de la gente.

Para poder progresar, un filósofo tiene que ser algo inconformista o indisciplinado, pero no por hacer un mal, sino porque su deber es buscar la verdad, y solo quien es proclive por naturaleza a dudar se encuentra en las condiciones adecuadas para descubrir la falsedad que nos rodea.

La filosofía es como la energía, porque igual que ella no puede depender de sí misma para estar completa, porque necesita demostrarse con la práctica aplicándose a la vida cotidiana para saber si es correcta, y la energía, necesita de su unión con la materia para producir fuerza, porque tanto la energía como la materia cuando están solas son inútiles si no se combinan adecuadamente. Del mismo modo el espíritu, también es en su mayor parte energía, por eso, necesita unirse con el cuerpo material para poder alcanzar la felicidad.

La verdad es que la mayoría de quienes viven en este planeta no son auténticos hombres sino animales evolucionados que quieren ser hombres, solo cuando nos preguntamos cuál es el significado del mundo que nos rodea y llegamos a comprenderlo nos convertimos en verdaderos hombres, pero lamentablemente son pocos los que lo hacen. Uno de los mayores defectos del  hombre contemporáneo es que se deja dominar demasiado por los prejuicios y las pasiones, en cambio un auténtico hombre trata de encontrar la verdad por encima de todo. La capacidad de diferenciar las apariencias de la realidad solo alcanzará su máxima expresión cuando la humanidad complete su proceso de evolución en los aspectos tecnológico, biológico, intelectual y moral. La principal diferencia entre los animales y el hombre es que los animales representan el camino, en cambio el hombre representa el final del camino y también el objetivo de toda la evolución.

Un filósofo es como una madre, porque una madre intenta que sus hijos crezcan sanos y vivan más que ella, del mismo modo un filósofo intenta que sus enseñanzas le sobrevivan, pero a diferencia de una madre sus posibilidades de conseguirlo son bastante más reducidas, porque lanzar enseñanzas elevadas en medio de mentes primitivas es como lanzar semillas en medio de las rocas.

 

 

40 LAS DOS VIDAS

 

En realidad, la vida humana es la suma de dos vidas, una es la vida mortal que tiene nuestro cuerpo y otra es la vida eterna que tiene nuestro espíritu, ambas vidas coexisten simultáneamente sin que seamos conscientes de ello, porque cada una actúa en un plano diferente. Cuando el universo comenzó solo existía un único ser formado por una partícula esférica, entonces, este ser se dividió en seres diferentes rompiendo el vínculo material que las conectaba, porque es mediante la rotura de esa conexión como se crean seres diferentes ya que un mismo ser puede tener al mismo tiempo múltiples partículas conectadas directamente.

Esto significa, que en realidad el universo está dividido en dos partes, una es el universo que conocemos formado por partículas todas ellas rodeadas aparentemente de vacío, y otra sería la que representa el universo real o invisible en el que todas las partículas que forman un mismo ser están conectadas directamente. El universo invisible estaría actuando como soporte del universo visible de forma similar a como actúan los cimientos de un edificio para que este pueda funcionar. Para evitar que los filamentos que conectan las partículas colisionen entre sí el universo material vibra en dos fases a la velocidad de la luz, de modo que en una fase la materia sería vacío y en la otra materia, de ese modo, una partícula de materia solo podría chocar con otra si ambas se encontrasen en fase de materia, pero se cruzarían cuando una de ellas estuviera en fase de materia y la otra en fase de vacío.

Cuando el ser inicial se dividió, todos los nuevos seres que se crearon también eran eternos como él, por estar derivados del ser inicial, pero ahora divididos en múltiples partículas para formar seres distintos. Una vez el universo termine su actual ciclo cósmico todos los seres se volverán a reunir para volver a ser una sola partícula y entonces el tiempo se repetirá de nuevo y volverán a producirse los mismos acontecimientos, pero cada ser comenzará el nuevo ciclo representando el papel de otra vida, esto significa que el universo no volverá a repetirse completamente hasta que todos los seres hayan vivido todas las vidas.

Todos los espíritus tienen dos personalidades una es la humana, que es inferior por estar limitada por el nivel evolutivo de la civilización, y otra es la superior que está guardada en el espíritu, esta segunda personalidad es superior porque aunque también va evolucionando con la civilización, sin embargo guarda en el espíritu los conocimientos que fueron necesarios para crear tanto el espíritu como el cuerpo en el que poder reencarnarse. Estos conocimientos del espíritu permanecen desactivados durante la vida humana y también después de morir el cuerpo, y no son recordados hasta que el espíritu se desprende de la personalidad humana de su anterior reencarnación, esta personalidad actúa como un lastre que le impide ascender hacia el mundo espiritual, para poderlo conseguir, es necesario que el espíritu se desprenda de ese bagaje y reconozca la personalidad que persiste de una reencarnación a otra. Una vez logrado podrá ascender hacia el mundo espiritual  y comenzar los preparativos para su siguiente reencarnación. Aquellas personas que en vida no quisieron aceptar la vida después de la muerte tardan más en avanzar hacia el mundo espiritual y por eso, suelen provocar los fenómenos paranormales que ocurren en las casas encantadas.

Desde el mismo momento en que un espíritu comienza su existencia, trabaja para formar un cuerpo en el que poder reencarnarse, porque la creación de ese cuerpo es un paso necesario para poder ser feliz. Durante sus innumerables reencarnaciones en las distintas formas animales, los conocimientos que va aprendiendo son conservados en su memoria espiritual con el fin de no interferir en su memoria corporal, porque el cuerpo es mortal pero el espíritu es inmortal ya que el espíritu es vida y el cuerpo solo es forma, porque la vida no puede morir, solo la forma con la que se representa. Por eso, las bacterias o algunas plantas como la hierba pueden carecer de espíritus individuales y como si fueran autómatas biológicos tienen solo un espíritu para gobernarlos por cada una de sus especies. Con la materia ocurre algo similar, porque los átomos, las rocas o las partículas atómicas tampoco son seres individuales, sino que cada una de ellas representa solo una parte de un ser mayor que es cada planeta o el mismo universo material. Esto significa que por un lado estaría el universo con todas sus estrellas y planetas y que podría estar formado por un solo ser, y luego estarían los espíritus individuales que se reencarnarían en los animales y el hombre. Esto es así, porque no tiene sentido que todos los elementos o formas que hay en el cosmos tengan conciencia individual, sino solo aquellos que puedan ofrecer una vida satisfactoria o sean necesarios como etapa para el progreso espiritual. Es decir que una roca o una gota de agua tendrían vida y conciencia de su existencia, pero no como roca o gota de agua diferenciada sino como parte del ser planetario que la controla, del mismo modo, los dedos de una mano no son seres diferentes sino solo partes diferentes de una persona.

Los conocimientos acumulados en el espíritu determinan que los seres que más veces se han reencarnado en una forma sean más expertos en ella, pero si cometen un acto inmoral en una forma, lo lógico es que sean castigados en ella sin volver a vivir en formas animales inferiores como algunas personas creen, porque el hecho de que alguien se comporte de forma inmoral, no tiene nada que ver con su capacidad para manejar correctamente la forma humana, del mismo modo que no es lógico que se prohíba conducir un coche a un buen conductor, solo porque no sepa cocinar, porque la capacidad para vivir en la forma humana no tiene nada que ver con su nivel de evolución moral. En realidad, el mal surge de la ignorancia, por eso, el mundo no podrá librarse por completo de él hasta que termine su evolución, cuando eso ocurra, el conocimiento pleno de la verdad no permitirá margen para que los especuladores puedan seguir engañando a la gente. Entonces, aquellos espíritus que se reencarnen en la forma humana pero que procedan de especies animales inferiores estarán a salvo de caer en el mal, porque aquellos que les reciban les podrán enseñar desde su niñez el fruto de tantos siglos de progreso técnico y moral, en ese momento ya no habrá más oscuridad y Dios vivirá con los hombres, porque en realidad Dios es la verdad y en un mundo perfecto no hay sitio para la ignorancia.

Cuando un espíritu evolucionado se reencarna, enseguida recibe las supersticiones propias de su época, pero mediante la fuerza de su espíritu y de la sabiduría que contiene, poco a poco va forjando una personalidad más culta, eso es lo que se llama inteligencia innata o intuición, que no debemos confundir con tener mucha memoria, que es lo que comúnmente ocurre con los niños mal llamados superdotados. Esa intuición, es la consecuencia de la paulatina influencia de ese ser superior que lleva dentro que lucha por salir al exterior. En esta lucha, el espíritu superior trata de hacerse con el control de la mente dominada por las supersticiones propias de un mundo inferior. La denominada videncia, también puede ser la consecuencia de la influencia del espíritu sobre el cuerpo pero con algunas diferencias. Porque lo normal es que un espíritu superior posea un alto nivel de intuición que es muy similar a la videncia, pero la videncia entendida como la capacidad de ver imágenes al tocar objetos más bien es debida a una fallo en el anclaje del espíritu al cuerpo. Es decir que esta cualidad es propia del espíritu, pero debido a una situación accidental la puerta que cierran las dos dimensiones no se encuentra correctamente cerrada, lo que permite un flujo de información entre las dos dimensiones mayor de lo normal. Esta situación, ofrece a los videntes algunas cualidades, pero también les priva de otras. Porque, para que la vida humana se viva con plenitud es necesario que los dos planos no se mezclen. Es bueno y necesario que la espiritualidad esté presente en la vida humana, pero no por un fallo en el mecanismo que separa ambas dimensiones, sino porque las personas hagan que la vida material esté en consonancia con los valores espirituales. Porque para ser feliz, es necesario que tanto el mundo material como el espiritual participen en la misma proporción.

La mente espiritual puede ser mucho más culta que la mente humana, pero solo se activa cuando el espíritu se desprende de la personalidad humana. Por eso, aquellos que después de morir el cuerpo se niegan a ascender hacia el mundo espiritual no llegan a adquirir todo el potencial que tiene su espíritu. Pero, cuando el proceso de ascensión se completa, el espíritu puede pasar un tiempo en el mundo espiritual dedicándose a mejorar los genes de la especie a la que pertenece añadiendo aquellos cambios que de acuerdo a lo vivido en su anterior reencarnación considere oportuno hacer. Después de un tiempo transitorio, lo lógico es volver a reencarnarse de nuevo, y si el espíritu pertenece a una planta o animal, entonces debe continuar evolucionando hasta llegar a la especie humana. De este modo con cada nueva reencarnación tanto el espíritu como el cuerpo van mejorando sin cesar y no pararán de hacerlo hasta conseguir que ambos sean perfectos.

Una persona, es como si durmiera dos veces, una es la que se produce cuando nos acostamos y otra es cuando morimos, pero, en ninguna de las dos ocasiones la mente detiene su actividad. Durante el sueño nuestro cerebro sigue activo, pero se recupera del cansancio del día porque funciona de una forma diferente y utiliza ese tiempo para asimilar lo aprendido en ese día. Y durante el intervalo entre dos reencarnaciones, nuestro espíritu se dedica a hacer balance de las enseñanzas aprendidas durante toda la vida. Eso significa, que los periodos de sueño o estancia entre dos vidas no son un tiempo desperdiciado, sino que nuestro espíritu los utiliza para estar preparado para el siguiente día o para la siguiente vida.

En realidad, un ser en su forma original está formado por un grupo reducido de partículas de materia diferentes a las conocidas de la tabla periódica, esas partículas pertenecen y forman un solo ser al estar conectadas directamente entre sí. Este ser es lo que llamamos alma y su función principal es la de sentir y emitir las órdenes de nuestros deseos en su forma más esencial. Este ser o alma, a su vez está recubierto por un grupo de partículas más semejantes a las conocidas y que se han obtenido de la materia planetaria. Con la unión del alma y esas partículas se forma el denominado espíritu, que en ocasiones aparece en forma de espectro o fantasma y que permite influir ligeramente en la materia. Solo en ocasiones excepcionales o accidentales los espíritus pueden influir más allá de simples efectos superficiales, porque el espíritu es sobre todo energía, pero con muy poca materia y la fuerza es la consecuencia de unir adecuadamente energía y materia. Precisamente para eso sirve la reencarnación, para proporcionar al espíritu la cantidad de materia que necesita, porque solo cuando existe un equilibrio adecuado entre materia y espíritu se logra la felicidad. Normalmente, cuando una persona muere su espíritu se aleja del lugar en que vivió y se adentra en el mundo espiritual, pero a veces no se marcha sea por miedo a ese nuevo plano de existencia o porque crea que tiene asuntos pendientes sin resolver.

Algunas veces, los aficionados al espiritismo atraen sin querer espíritus malignos que para poder regresar al lugar donde se les invocó fijan en algún objeto una señal de localización que les permite volver sin necesidad de una nueva invocación, esto es lo que se llama posesión de un objeto. Cuando esos espíritus colocan en una persona la señal de localización se produce la denominada posesión diabólica, esos entes son por lo general seres degenerados que no quieren abandonar este mundo y creen equivocadamente que su única posibilidad de volver a la vida humana es robar un cuerpo, entonces fingen ser demonios para asustar a quienes los intentan echar, pero los demonios no existen en la forma que la gente cree, porque nadie es malvado siempre, estos seres algún día comprenderán su error y volverán al bien. Es normal, que un espíritu que vive en un mundo primitivo como el nuestro en el que las mentiras y las verdades se encuentran mezcladas pase varias veces por un proceso de caída en el mal y retorno al bien. Solo cuando el planeta termine su evolución todos los seres que lo pueblan conocerán la verdad y ya no habrá más riesgo de caer en el mal, porque el mal en realidad se deriva de la ignorancia y en un mundo evolucionado y no hay lugar para ella. Porque se puede ser ignorante al nacer, pero si desde el principio se enseña a los niños la verdad y se les aportan los valores morales necesarios se convertirán en adultos cultos y el mal ya no podrá actuar en ellos.

La verdad, es que el hecho de no ser justo siempre tampoco implica ser malvado, porque el mal solo aparece cuando la injusticia se convierte en el eje de la conducta y no como simple excepción. En mi opinión, la mayoría de la gente usa lo que se podríamos llamar justicia con excepciones, esto implica tener la justicia como norma de conducta básica, pero admitiendo excepciones en determinados casos, aunque esto no se suele reconocer. El hecho de no aceptar la justicia como única conducta moral, determina que sea mucho más fácil que puedan caer en el mal que aquellas personas que eligen ser justos siempre, y si planteamos el mal como un desequilibrio de comportamiento que se define por tener la injusticia como conducta principal, entonces es obvio que tienen que volver al bien para ser felices. Porque el equilibrio se consigue al ser justo siempre o casi siempre.

Sin embargo, en el caso de que alguien decidiera elegir la justicia total como única conducta moral no tendría por qué producirse ningún tipo de problema, porque en las relaciones humanas la convivencia es fundamental, esto significa que solo puede crearse una situación insostenible cuando alguien elige la injusticia como conducta principal. Porque la injusticia representa el color rojo, el riesgo y el caos y la justicia representa el color azul, la estabilidad y el orden, por eso, aquellos que eligen ser injustos siempre se sitúan en el caos y en consecuencia están destinados a colisionar con sus semejantes y sufrir por ello. Esto explicaría, por qué la mayoría de los filósofos defienden la justicia, porque solo cuando la mente se encuentra en paz y tiene la conciencia tranquila se adquiere la estabilidad necesaria para poderse concentrar, esto es necesario para poder ascender hacia el mundo espiritual. Además, desde un punto de vista dimensional, el mundo espiritual que rige la filosofía se halla en la dimensión azul, que es la opuesta a la dimensión roja que rige las injusticias. Por eso, cuanto más se alejen de la injusticia mayor será su estabilidad y en consecuencia mayor será su concentración. Para un filósofo, ser justo no solo es una opción sino una necesidad, porque además de proporcionarle una visión imparcial del mundo que le rodea le permite descubrir con facilidad a quienes fingen ser justos y no lo son.

Pero, en el caso de que fuera cierta la teoría de las excepciones de la justicia, entonces, ser justos siempre también sería un error, pero las consecuencias serían infinitamente menos perjudiciales que si se plantea al revés. Porque aquellos que eligen ser injustos como modo de comportamiento normal se sitúan en la dimensión roja lo que les condena al enfrentamiento permanente con el resto de los ciudadanos y a sufrir las consecuencias de ello. Pero, aquellas personas que eligieran ser justas siempre, se situarían completamente en la dimensión azul, lo que implicaría tener toda la estabilidad, pero quizás como consecuencia de ello su vida fuera más aburrida, aunque tendrían asegurada una vida tranquila. Esto significa, que un comportamiento injusto solo tendría sentido si se hace como excepción, de este modo se combinarían de forma equilibrada ambas dimensiones. En este supuesto, la conducta justa sería la norma y la injusticia la excepción, pero hallarían su equilibrio porque cada una actuaría en un plano diferente. De este modo, la justicia actuaría principalmente en el plano horizontal y la injusticia actuaría principalmente en el vertical. El plano que rige los comportamientos humanos en lo que se refiere a la moral es el horizontal por eso, es necesario que la justicia sea la norma básica de la conducta.

Si la teoría de las excepciones de la justicia fuera cierta, entonces, las personas solo hallarían el equilibrio emocional siendo justos como norma principal, pero también, aceptando ser injustos en situaciones excepcionales. Esto es necesario, porque el ser humano está hecho para relacionarse con sus semejantes y aquellos que pretendieran ser injustos siempre terminarían convertidos en unos déspotas o unos tiranos lo que les llevaría a la cárcel o a vivir una vida solitaria, triste y amargada. Pero, en el extremo opuesto y suponiendo que esta teoría fuera cierta, aquellos que eligieran ser justos siempre, tendrían una vida más tranquila, pero quizás más aburrida que aquellos que no fueran tan estrictos en esto. También es posible que tuvieran un cierto complejo de inferioridad, al ver que aquellos que admiten excepciones a la justicia lograrían unos beneficios añadidos en el presente que ellos solo podrían recoger en el futuro mediante el carácter cíclico del universo. Esto significa que aquellos que defendiesen ser justos pero admitiendo excepciones lo harían dentro de un enfoque policial, es decir que solo aceptarían hacer aquellas formas de injusticia que no supusieran un perjuicio comparativo en el presente. Es decir que serían justos como norma principal para evitar tener conflictos con la ley pero admitirían aquellas excepciones que no supusieran conflictos con ella. De este modo, el hecho de defender la justicia como norma principal no implicaría una desventaja comparativa en el presente con aquellos que no lo fueran, porque serían justos en todo aquello que pudiera provocar una reacción en contra de la ley, pero no en aquellas excepciones que no lo hicieran.

Estas formas de injusticia permitidas, no tendrían nada que ver con la delincuencia, sino que principalmente se encontraría en los beneficios que se adquieren mediante los cargos empresariales o políticos al ser estos más remunerados que los que tiene la población normal. El mal por lo tanto, solo aparecería cuando alguien comete el error de elegir la injusticia como forma de conducta principal y no solo como excepción, que sería lo correcto.

Hay que tener en cuenta, que estos supuestos solo tendrían sentido en el caso de que esta teoría sea cierta, porque solo se debe hacer como excepción aquello que es lógico, por eso, ante la duda, considero mejor defender la justicia total, porque, aunque es cierto que mediante la realización de actos injustos es posible obtener algunos beneficios, sin embargo, también se corre el riesgo de sufrir una reacción en contra. Además, aquellos que defienden la justicia total siempre pueden ser felices mediante los frutos de la ciencia. En cualquier caso, este tema no está en absoluto aclarado y solo la ciencia del futuro lo podrá solucionar. Esto demuestra que defender la justicia como conducta moral principal es la mejor opción tanto si se plantea con excepciones como si no, por eso, lo mejor sería enseñarlo a los niños en los colegios.

Tampoco se debe de confundir la defensa de las excepciones de la justicia con la defensa de la empresa privada, porque una persona puede defender al mismo tiempo la justicia total y la existencia de la empresa privada, esto es así, porque la decisión de cómo actuar moralmente es algo individual que cada uno tiene que decidir por sí mismo. Además, la existencia de empresas privadas es útil para la sociedad, porque la competitividad favorece el progreso económico, pero siempre y cuando se respeten los derechos de los trabajadores. También hay que decir, que aunque en este momento las empresas privadas son necesarias, en el futuro, el sistema económico irá cambiando para hacerse más participativo, de forma que el poder de las empresas pueda estar más repartido entre todos los empleados. Cuando ese momento llegue también los sueldos se irán haciendo más parecidos, pero no como consecuencia de una imposición política, sino porque al ser una sociedad más pacífica, aquellos que ostentasen el poder ya no tendrían tanto miedo a compartirlo con sus empleados, porque en una sociedad evolucionada el miedo a la pobreza ya no existiría, por estar el empleo garantizado por el estado de forma vitalicia.

Aquellas personas que en vida tienen una personalidad materialista y niegan la existencia de la vida después de la muerte, cuando mueren, muchas terminan convertidas en espíritus malignos, porque creen ingenuamente que su única forma de volver a la vida es robando el cuerpo a otro. Estos espíritus malignos, ponen una señal de localización para crear un vínculo muy estrecho con su víctima y aunque sea imposible robarle el cuerpo si es posible interferir en su estado de ánimo hasta el punto de modificar su conducta, pero eso, también depende de la fuerza de voluntad de aquellos a los que trata de utilizar. A veces, cuando una persona muere, al principio su espíritu no recuerda sus vidas anteriores y por eso se comporta del mismo modo que como fue en la vida que acaba de dejar, solo cuando se desprende de esa personalidad y progresa hacia más arriba logra volver a un comportamiento equilibrado. Porque ser ignorante no es lo mismo que ser malvado, la ignorancia puede degenerar en maldad pero no necesariamente. Una vez el espíritu recuerda sus vidas anteriores, se desprende de su personalidad humana y asume su personalidad de espíritu, que es la consecuencia de todo el progreso adquirido en sus vidas anteriores. Después de la reencarnación los recuerdos espirituales más genéricos se desactivan, para permitir que la vida humana sea más plena, pero se conservan las aptitudes más valiosas adquiridas durante toda su existencia. El hecho de no poder recordar las vidas anteriores cuando nos reencarnamos no es importante, porque cuando el mundo termine su proceso de evolución la cultura será común a todos y la ciencia ofrecerá todas las respuestas, siendo capaz de igualar o superar los conocimientos que pudiéramos guardar en nuestro espíritu.

En realidad, el espíritu, es una esfera de energía que se aloja en el cerebro y acciona las neuronas mediante sutiles impulsos de energía, sin embargo, está previsto de antemano que al morir el cuerpo, el espíritu adopte la forma del cuerpo de forma aparente, para que el alma no sufra al ver destruido su aspecto anterior. El espíritu inmortal necesita reencarnarse en un cuerpo mortal para ser feliz, pero no como algo temporal, sino de forma indefinida, porque  al sumergirse en la materia que representa el mundo y su propio cuerpo se hace vulnerable a las circunstancias que le rodean, esto determina, que las vivencias sean más intensas al no depender los acontecimientos solo de su propio espíritu, sino también del ser planetario y el resto de seres con los que convive. Porque es con la unión de la energía representada por el espíritu y la materia representada por el cuerpo como el ser es capaz de sacar el máximo beneficio de la vida. Mediante la muerte del cuerpo, el espíritu puede olvidar y volver a vivir las emociones de nuevo. Por eso, es necesaria la reencarnación, porque la felicidad no se consigue abandonando la materia, sino haciendo que la vida en la materia esté en consonancia con los valores espirituales.

El cuerpo es mortal y el espíritu inmortal, el cuerpo es débil y el espíritu fuerte, el cuerpo tiene que ser vulnerable porque a diferencia del espíritu está hecho para un tiempo limitado, además, es mediante su debilidad como se aumenta su sensibilidad, y su función principal es servir al espíritu como medio de conexión con la materia. En cierto modo el cuerpo y el espíritu representan dimensiones opuestas, el espíritu la vertical y el cuerpo la horizontal, el espíritu es fuerte, invulnerable e inmortal y en cambio el cuerpo es débil, vulnerable y mortal. Pero la sensibilidad del alma es inversamente proporcional a la solidez o invulnerabilidad del medio que utiliza para manifestarse, por eso, el espíritu necesita reencarnarse en un cuerpo frágil y vulnerable porque de ese modo es mayor su sensibilidad y en consecuencia también su felicidad. El espíritu por sí solo únicamente puede sentir el 15% de las sensaciones y el cuerpo al ser mucho más sensible puede proporcionar un 85%, esto significa que solo con su unión se alcanza el 100% de la sensibilidad que necesita para sentir todas las sensaciones necesarias para ser plenamente feliz.

En realidad, el hecho de que el espíritu sea invulnerable no impide que pueda sentir, pero esa capacidad de sentir no podrá proporcionar el máximo de felicidad si no es con su unión con el cuerpo, ambos aspectos representan los dos polos de la naturaleza el espíritu la dimensión roja y solar y el cuerpo la dimensión cristalina y azul y solo con su unión se genera el equilibrio representado por el color verde.

La importancia de la filosofía espiritual consiste en reconocer que la vida es eterna y que todos somos creadores y podemos participar en el diseño del universo y de nuestras propias vidas, pero para alcanzar el máximo de felicidad también es necesario tener un cuerpo en el que poderse reencarnar. Los mundos primitivos como la Tierra están llenos de conflictos y problemas debido a que se encuentran en un proceso de cambio continuo que tiene como finalidad completar el desarrollo de la civilización, por eso, la humanidad no podrá obtener el máximo provecho de la vida hasta que termine ese proceso.

Podría decirse, que el mundo habrá terminado su evolución, cuando la civilización humana alcance el mismo nivel evolutivo que el cuerpo que maneja, porque el conocimiento científico del ser humano es muy inferior al que se encuentra contenido en su propio cuerpo y que es el resultado de cinco mil millones de años de evolución biológica. También es necesario que el hombre reconozca que dentro de su cuerpo existe un espíritu inmortal que ha trabajado durante mucho tiempo para poderlo construir, porque el proceso de evolución no es solo un esfuerzo físico también lo es espiritual, por eso, solo cuando la humanidad le dé la misma importancia a los valores espirituales que a la materia podrá terminar su evolución y alcanzar la paz. Las personas creen que un niño se hace simplemente con un acto sexual, pero no son capaces de entender que eso solo es la parte más sencilla de la creación, porque antes fue necesario que los espíritus y la naturaleza trabajasen durante miles de millones de años para crear esos cuerpos.

 

 

41 SEXO PODER Y FELICIDAD

 

En principio, los sexos se derivan de los valores universales masculino y femenino, estos dos valores tienen la misma importancia en el desarrollo del universo y por lo tanto los sexos que se derivan de ellos también tienen el mismo derecho a ser igual de felices. Sin embargo, es cierto que el mando es una cualidad masculina porque es evidente que para poder gobernar un sistema complejo es necesario que exista un medio de control que unifique todos sus elementos en un solo mando y para solucionar eso la naturaleza eligió al sexo masculino. Esto no se hizo así por azar, sino porque la actitud activa es por naturaleza masculina y la actitud pasiva es por naturaleza femenina y si esas funciones se otorgasen a las mujeres como experimento entonces estas se transformarían paulatinamente para volverse cada vez más parecidas a los hombres tanto física como mentalmente, lo que sería una contradicción, porque la naturaleza nos hizo diferentes y con funciones distintas para aumentar el potencial que el ser humano puede tener al especializarse cada sexo en funciones distintas. Cada sexo es diferente porque simbolizan cosas diferentes el hombre la acción y la mujer la reacción, el hombre la línea vertical y la mujer la horizontal, de este modo cada uno es diferente pero igual de importante. El hombre obtiene su felicidad principalmente de la dimensión solar de la naturaleza y la mujer la obtiene de la dimensión cristalina, pero ambos tienen el mismo derecho a ser felices. Si la naturaleza no hubiera actuado así, los potenciales de los dos sexos se habrían anulado mutuamente al actuar en el mismo plano y no hubiera existido la evolución.

Los sexos son mejores y más bellos cuando cada uno está correctamente definido en sus funciones, porque esta es la mejor forma de representar los dos polos que gobiernan el universo. Un ejemplo de esto lo tenemos en las hienas, en estos animales las hembras han asumido de tal forma las funciones masculinas que hasta su cuerpo se a desfigurado siendo difícil determinar que sexo tiene cada una, esta deformación en este caso quizás tenga una justificación, pero no es algo que sea bueno buscar de forma intencionada. Hay que tener en cuenta, que todo proceso de especialización tiene sus ventajas y sus inconvenientes y el hecho de que los hombres se ocupen de la dirección favorece que sus ideas sean tenidas en cuenta, pero para la mujer, significa la comodidad de asumir una menor responsabilidad. En la actualidad y por intereses políticos, solo se hacen alabanzas de las ventajas de ser un hombre, exagerando la realidad tanto del pasado como del presente. Porque cuando las feministas piden la igualdad laboral solo se refieren a la igualdad en los sueldos o en los cargos de dirección, pero no en las funciones, ¿Dónde están las feministas en las obras públicas? Solo se las ve es en tareas cómodas como representantes de sindicatos o sentadas detrás de una mesa, pero no se ve ninguna cogiendo la pala como sus compañeros masculinos o al sol reparando carreteras. Y cuando trabajan en la policía ¿Por qué no se ve a ninguna situada delante cuando tienen que luchar en las manifestaciones? Pues porque en estos casos se olvidan de la igualdad de sexos y dejan que sus compañeros masculinos se lleven los golpes. Muchas exigen que se les permita alistarse en el ejército en tiempos de paz, pero pocas proponen participar con los hombres en igualdad de condiciones en tiempos de guerra. Ellas dicen ¡¡Tenemos menos fuerza que los hombres y por eso no queremos saber nada de las tareas físicamente duras!! Pero, ¿no es mejor reconocer que cada sexo es diferente y hecho por la naturaleza para funciones distintas? Otro ejemplo lo tenemos en como los partidos utilizan la violencia de género a su favor, porque intentan que toda la sociedad asuma que cuando un hombre agrede a una mujer tiene que ser considerada forzosamente como violencia machista, pero, cuando es la mujer la que agrede al hombre entonces solo es violencia sin adjetivos añadidos. Lo lógico sería, que si la violencia de un hombre a una mujer siempre es machista, entonces, cuando es la mujer la que agrede al hombre debería ser considerada violencia feminista, con las connotaciones políticas que también pudiera llevar asociadas. ¿No es más lógico que sea un juez el que decida qué tipo de violencia es, en lugar de que sean los periodistas o los políticos los que asuman la función de juez y fiscal? Porque cada vez que se produce un delito de violencia ellos deciden calificarla cuando es una mujer la víctima, pero no cuando la víctima es un hombre y la culpable una mujer. Las feministas dirán que el feminismo es bueno y en consecuencia no se puede decir que existe violencia feminista, pero esa, es solo su opinión, porque son muchos los que piensan que el feminismo, o cierta forma de feminismo es una de las peores lacras de la sociedad contemporánea, porque ha condenado a muchos niños a no poder disponer de sus madres debido a que ellas creen que atender a sus hijos está anticuado y les impide ocuparse de tareas típicamente masculinas. Toda esta confusión es la consecuencia de creer que una mujer solo se puede realizar completamente desarrollando funciones masculinas y despreciando las femeninas, pero eso, solo ocurre cuando no se entiende lo que significa ser un hombre o una mujer.

Las feministas dicen que quieren ser un modelo de mujeres pero viviendo como los hombres, eso es una completa estupidez, porque del mismo modo que no tiene sentido pedir la igualdad para que un pato viva como un cisne o para que un ciervo viva como una águila, de  mismo modo es absurdo pedir que un hombre y una mujer realicen las mismas tareas en la vida, porque aunque es cierto que ambos pertenecen a la misma especie, eso no cambia que sean genéticamente diferentes. Lo que no tiene sentido es que aquellas mujeres que quieren ser como los hombres pretendan convencer a las demás de que esa es una forma de realizarse como mujeres. Y si los hombres y las mujeres son iguales entonces ¿por qué participan separados en las competiciones deportivas? No existe injusticia en tratar diferente a lo que es diferente, la injusticia solo se produce cuando se trata diferente a lo que es igual. Pero un hombre y una mujer son diferentes, por lo tanto, no puede haber injusticia en que se les trate diferente en aquellos aspectos en los que verdaderamente lo son. Es decir que esa diferencia debe limitarse solo a aquellos aspectos de la vida en los que son diferentes pero no a aquellos aspectos en que no lo son, porque las diferencias sexuales no lo abarcan todo. Para comprender esto es suficiente con mirar como viven la mayoría de los animales, porque la naturaleza eligió una tarea distinta para cada sexo simplemente porque es lo mejor para ellos.

Otra lacra es la natalidad, porque en aquellos países donde el feminismo está más extendido ha descendido a un hijo por pareja, como si ése hijo fuera una simple mascota, incluso muchas mujeres eligen tener perros antes que hijos, pero, como es de suponer, de estas cosas las feministas y los políticos que las apoyan no quieren hablar. En la actualidad, se habla mucho del exterminio que los nazis hicieron a otras razas, pero, no se dice nada del exterminio que las feministas están haciendo contra la natalidad de su propia sociedad. El argumento de las feministas es absurdo desde su misma raíz, porque no se puede pedir la igualdad de aquello que es diferente, y un hombre y una mujer no son iguales, pero no porque uno sea inferior al otro, sino porque la naturaleza les ha diseñado para realizar tareas distintas.

En lo que se refiere a las ventajas del mando, es cierto que quien tiene un mayor poder puede obtener una mayor ganancia, pero también es cierto que es mayor el riesgo que se asume, además, el hecho de que un empresario pueda ganar el doble que un empleado no significa que vaya a ser el doble de feliz. En realidad, la felicidad no es proporcional a la ganancia, porque cuanto mayor es la ganancia menor es la capacidad que esa ganancia tiene para proporcionar felicidad. Esto es así, porque cuando el cerebro no recibe estímulos cualquier cosa por sencilla que sea le puede producir placer, en cambio, cuando una persona tiene de todo y el cerebro ya está estimulado, entonces es bastante difícil incrementar la sensación de placer por mucho dinero que se tenga. Dicho de otro modo, el dinero puede ayudar a alcanzar la felicidad, pero no lo determina, porque el aumento de la riqueza no provoca un aumento equivalente en el placer, por eso, para ser feliz es más importante el sentido común que el dinero que se pueda tener. En el mundo existen muchas profesiones que tienen un sueldo superior a la media, pero la responsabilidad que asumen y la pérdida de tiempo libre que llevan asociadas hace que el sueldo que pagan aun siendo mayor no compense el esfuerzo dedicado, por eso, creer que más dinero siempre es sinónimo de más felicidad es un error. Por esta razón Siddharta Gautama el fundador del budismo abandonó un puesto de privilegio para vivir como un hombre normal, porque el poder tiene unas ventajas pero priva de otras y él prefirió dejar el poder a cambio de ganar la tranquilidad que necesitaba para dedicarse a su verdadera pasión que era la filosofía.

En lo que se refiere a la forma en que el poder se reparte entre los dos sexos, hay que tener en cuenta, que aunque aquí se considere que el poder de mando lo deben tener los hombres, no significa que por ello se apoye ningún tipo de maltrato hacia la mujer, porque el poder que puede tener un hombre debe usarse solo para servir a su mujer, es decir para hacerla feliz y proporcionarle todo lo que necesita para sacar a su familia adelante. Por lo tanto, con este sistema, la mujer sirve al hombre al aceptar su mando y el hombre sirve a su mujer al usar ése mando para hacerla feliz. No pretendo decir con esto que las decisiones no puedan tomarse en común entre el hombre y la mujer, lo que pretendo decir es que el valor del mando consiste en evitar que una situación se quede estática cuando dos fuerzas muestran el mismo empeño en defender sus tesis, en este caso, la existencia de un mando elimina el bloqueo. Esto significa que para que una relación de pareja sea eficaz, es necesario que sea justa, recíproca y democrática.

Del mismo modo usar la palabra hombres para referirse a hombres y mujeres en general no es ningún desprecio a las mujeres sino una forma de adelantar, porque cuando se hace una crítica también se dice hombres, aunque la culpa también la tengan las mujeres. Hay que tener en cuenta que el progreso no consiste solo en cambiar para mejorar lo que conocemos, también consiste en rechazar aquello que después de hecho se descubre que es un error como ocurre con el mal feminismo que nos quieren proponer como único posible.

Pero, incluso si el poder diera lugar a las injusticias, hay que tener en cuenta, que eso no significa que una mujer vaya a ser la más perjudicada solo por ser mujer, porque un empresario que es cruel con sus empleados femeninos, también lo será con los masculinos, además, si ese empresario está casado, también tendrá una mujer que se beneficie igual que el de sus ganancias. Porque, cuando se trata del núcleo familiar las diferencias en el concepto de poder se diluyen mucho, y lo lógico es que cada hombre tenga en cuenta el interés de su mujer aunque él pudiera tomar la decisión final. Y si un hombre fuera un canalla con su mujer, entonces ella debe exigir su derecho a la separación, sin que nadie se lo pueda reprochar.

En lo que se refiere a la relación de poder entre el gobierno central y sus súbditos, en este caso el gobierno asume el papel masculino y los súbditos el femenino, el gobierno toma la iniciativa de las leyes y la sociedad asume un papel femenino al obedecerlas. Sin embargo, eso no significa que el poder del centro sea absoluto, porque aunque cada uno de sus miembros sea más poderoso que cada uno de los miembros de la sociedad, sin embargo, la sociedad es mucho más numerosa y en consecuencia puede usar ese poder para exigir que se tengan en cuenta sus necesidades, incluso cuando se trata de una dictadura o una monarquía absolutista el poder nunca es absoluto, prueba de ello son todos los tiranos que a lo largo de la historia fueron asesinados cuando creían que por ser reyes podían hacer todo lo que quisieran sin temer consecuencia alguna. Ellos se olvidan, que dentro del núcleo de poder su influencia es solo un poco mayor que la que tienen quienes les rodean, además, el poder que representa la población civil es igual al que representa el centro, aunque muchas veces actúe de forma indirecta. Esto demuestra, que con independencia del poder que se tenga, nunca se debe abandonar una actitud juiciosa y equilibrada, porque entre el poder central y los súbditos se produce un equilibrio igual al que existe entre el polo masculino y femenino que gobierna el universo. Por eso, lo mejor sería que todos los gobiernos del mundo se transformasen en repúblicas democráticas y que todas las leyes sean aprobadas de forma individual por todos los ciudadanos.

En lo que se refiere a la relación entre el poder y la riqueza, es cierto que cuanto mayor es el poder mayor es la posibilidad de obtener riqueza, pero, no debemos olvidar, que el poder suele ir asociado a una mayor responsabilidad, lo que también implica una cierta pérdida de libertad, lo que reduce el beneficio que supone ostentar ese poder. También es cierto, que para ser feliz es necesario combinar adecuadamente poder y dignidad, el poder es masculino y la dignidad femenina, y solo se alcanza el equilibrio cuando se combinan adecuadamente ambas cosas.

Hay que tener en cuenta, que muchos trabajos están mejor remunerados que otros, pero la responsabilidad y dedicación que exigen, a veces durante las 24 horas del día, hacen que el sueldo no compense el trabajo, sobre todo para aquellos que quieren tener una vida tranquila y tiempo libre. Aunque en esto como con la mayoría de las circunstancias también hay excepciones. Muchas personas de alma embrutecida buscan con desesperación los trabajos más remunerados pensando que por tener más dinero van a ser más felices, pero después de conseguirlos comprueban con amargura que todo sigue igual, porque no comprenden que lo que les hace infelices no es el dinero que tienen sino su propia vanidad.

 

 

42 LOS ESPÍRITUS PERDIDOS

 

Es lamentable que haya personas dispuestas a hacer el mal intentando pactar con espíritus malignos. No comprenden que en el mundo de los espíritus también hay leyes que se deben cumplir igual que en el mundo de las personas y un espíritu también tiene que responder por sus actos. Porque en el universo toda acción tiene su consecuencia y el hecho de intentar valerse de los espíritus no significa que se puedan conseguir los objetivos buscados o que esto sea sin consecuencias. Lo más probable es que ese trato provoque consecuencias negativas a quienes lo hacen. ¿Es que acaso piensan que un espíritu maligno va a colaborar con ellos a cambio de nada, o que no tendrá consecuencias perjudiciales aquello que les pidan a cambio? ¿Y cómo saben ellos que si invocan a un espíritu maligno para que favorezca sus intereses no van a provocar también la intervención de otro espíritu benigno en su contra?

Estas personas no comprenden, que quien adora el mal es porque tiene una visión del mundo materialista, arrogante y tosca, y empeñarse en seguir ese camino solo les puede traer sufrimiento, porque se condenan a vivir una vida gris al estar el mal basado en una conducta antisocial. Ellos no son capaces de entender, que los espíritus malignos son seres ignorantes que se encuentran perdidos entre el mundo humano y el mundo espiritual, porque no comprenden que la solución para volver a la vida humana es la reencarnación y no tratar de robar el cuerpo a los vivos. Identificarse con el mal es propio de ingenuos, porque el hecho de que alguien quiera ser maligno no significa que los demás vayan a permitir sus desmanes. Por eso, para ser feliz, es necesario defender el bien, porque el mal amarga la vida de quienes se dejan dominar por él y les vuelve incapaces de convivir con sus semejantes.

En mi opinión, creer que los espíritus pueden interferir en la vida humana de forma significativa cuando y como nosotros queramos no es más que un mito, en primer lugar porque para poder intervenir de forma eficaz en la materia, es necesario tener un cuerpo material y eso ya no lo tienen. En segundo lugar, porque si eso fuera cierto, entonces ningún personaje público como los políticos o los actores llegaría nunca a la vejez, porque todos morirían jóvenes como consecuencia de los encantamientos o maleficios hechos contra ellos.

Lo normal es que los espíritus de los fallecidos no tengan la capacidad de intervenir el mundo de los vivos excepto en situaciones excepcionales o accidentales, pero, incluso cuando eso ocurre, no significa que vayan a favorecer nuestros intereses solo porque nosotros se lo pidamos, porque en ese mundo, igual que en el nuestro, existen leyes que hay que cumplir y creer que aquello que les pidamos no nos va a perjudicar solo porque son seres de otra dimensión es una creencia ingenua. Porque solo las personas mezquinas y que han perdido el rumbo creen que es suficiente con realizar vulgares sacrificios y esos espíritus se plegarán a nuestros deseos. Ellos piensan ingenuamente que de esa forma podrán agradar a los supuestos demonios, pero no comprenden que los demonios no existen porque lo único que existe son los espíritus degenerados a los que esos sacrificios no les sirven para nada.

Esos espíritus que se muestran interesados en pactar son por lo general seres materialistas que perdieron su cuerpo a veces de forma anticipada y sienten envidia de los vivos, por eso, intentan rondar las viviendas o tratan de robar los cuerpos aunque sea de forma momentánea para revivir así su anterior existencia y no dudan en mentir ofreciendo aquello que no pueden dar solo con el fin de que sus víctimas les permitan simular una vida humana que no tienen. Estos espíritus no son malignos por su naturaleza sino por su actitud, porque en el universo ningún espíritu es malo de forma indefinida, ellos no comprenden que para volver a vivir una vida humana deben ir hacia adelante y progresar en el mundo espiritual hasta que llegue el momento de poder reencarnarse de nuevo. Porque el mundo de los espíritus tiene sus propias reglas y aquellos que en este mundo son los reyes en el otro pueden ser los vasallos y quienes creen que pactar con esos seres no va a tener consecuencias negativas solo porque pertenecen a una dimensión distinta cometen un grave error. La verdad es que las personas que tratan de pactar con espíritus malignos no son mejores que ellos, porque también son seres despreciables y mal perdedores que tratan de valerse de los espíritus para compensar su propia mediocridad, son personas de mente seca que no entienden que la razón de su situación es su incapacidad para comprender que la felicidad solo se alcanza viviendo con justicia y dignidad, ellos piensan que haciendo vulgares rituales van a conseguir lo que pretenden, pero olvidan que en el universo toda acción tiene su consecuencia sea en este mundo o en el otro. No son capaces de entender, que en el mundo espiritual, las riquezas no se miden por los objetos materiales que tengas, sino por los méritos espirituales que hayas alcanzado, esto es así, porque en ese mundo los sentimientos tienen tanto valor como los objetos en el mundo material.

En realidad, los espíritus que rondan las viviendas son por lo general seres ignorantes, y cuanto más tarden en progresar hacia la luz más tardarán en volverse a reencarnar y si no lo comprenden es porque durante su vida como hombres se negaron a aceptar que el más allá existía y ahora que se encuentran en él no saben qué hacer y por eso se niegan a alejarse de la casa en la que vivieron. Otros espíritus no se van porque piensan que les queda una tarea por hacer, y también los hay que se quedan por miedo a las represalias en el más allá por haber cometido delitos en este mundo. Pero su actitud es un error, porque cuanto más tarden en ascender más dificultarán su propia evolución. Por eso, quienes tratan de pactar con esos espíritus con malas intenciones se equivocan, porque esos espíritus difícilmente pueden resolver los problemas de los vivos cuando no son capaces de resolver los suyos propios. Porque en realidad no existen los demonios si por eso se entienden los seres que se dedican a hacer el mal de forma indefinida, porque el mal solo es una opción derivada del error y por eso todos los seres que caen en el mal tienen la necesidad de regresar al bien. Eso significa que cuando en la biblia se cita al diablo, solo se refieren a un personaje simbólico y no a alguien que se dedica a hacer el mal de forma permanente, porque un diablo, es en realidad todo ser que en un momento dado se deja dominar por el mal, pero, como el mal es un error que hace sufrir a quienes domina, al final todos los seres dominados por el mal terminan volviendo sin excepción hacia el bien.

En realidad, los diablos bíblicos como Belcebú o Satanás, solo son personajes simbólicos y se inventaron tomando como modelo a los antiguos dioses anteriores al cristianismo. Los líderes religiosos hebreos lo hicieron para rechazar las religiones politeístas, por eso, decidieron asociar sus dioses con el mal como forma de alejar a los ciudadanos de ellas, así el dios Baal pasó a llamarse Belcebú y el dios egipcio Set pasó a llamarse Satanás. En principio, los dioses antiguos no representaban nada maligno necesariamente, pero se consideró adecuado considerarlos demonios porque aunque ellos no fueran malos, sin embargo, el politeísmo sí era considerado una opción equivocada y por lo tanto maligna. A las organizaciones religiosas también les interesa fomentar la creencia en el diablo como alguien personal, porque de ese modo se sirven del miedo para tratar de mantener controlada a la gente y que no puedan darse cuenta del peligro que representan ellas, porque muchas dicen representar a Dios pero la verdad es que están entregadas al mal. Por eso, lo ideal sería tener  una religión, pero entendida como una filosofía de la vida y del universo, pero sin depender de ninguna organización religiosa.

La verdad es, que la felicidad y el progreso solo son posibles cuando consideramos la justicia como nuestra razón de ser principal, pero, es frecuente que durante el proceso de evolución, algunos espíritus cometan el error de invertir la situación al tomar la injusticia como eje de su conducta principal, esa decisión es un grave error que les hace sufrir, porque olvidan que el resto de los ciudadanos no les van a consentir su conducta arrogante y su vanidad, por eso, al final no les queda más remedio que regresar hacia el bien. Este proceso de caída en el mal y retorno al bien se puede repetir de forma sucesiva varias veces durante todo el proceso de evolución, porque en cada nueva reencarnación se regresa a la ignorancia al perder los recuerdos acumulados en el cuerpo y en consecuencia se corre el riesgo de volver a caer en el mal. Es cierto que los espíritus más evolucionados corren menos riesgo de caer en el mal que los espíritus primitivos debido a los conocimientos que van acumulando en su memoria espiritual, pero el mundo no lo podrá erradicar por completo hasta que las enseñanzas que se dan a los niños estén basadas en la verdad, cosa que ahora no ocurre. Por eso, cuando el mundo termine de completar su actual proceso de evolución la cultura lo iluminará todo y como si de una luz espiritual se tratara ya no habrá más riesgo de caer en el error y en consecuencia ya no habrá riesgo de caer en el mal, porque el mal en definitiva se deriva del error.

También es lamentable que haya personas que se pasan la vida esperando a que llegue el fin del mundo entendido este como un final catastrófico, como si quisieran que haya violencia, y cuando ven que pasan los años y ese día no llega deciden provocarla ellos mismos mediante la delincuencia. Este comportamiento se debe a que tienen una agresividad contenida causada por sus problemas personales, pero, en lugar de reconocer su culpa o la de su familia y corregir lo que está mal, prefieren acusar a personas inocentes para así volcar su agresividad en ellos. Esto es lo mismo que suele ocurrir con quienes se adhieren a los grupos nacionalistas, terroristas o extremistas, porque usan la política como excusa para sacar la violencia que llevan dentro, pero la verdad es que a ellos no les atrae la política sino la violencia. Estas personas son malvadas y por eso buscan la manera de cometer delitos sin que se les achaque la culpa, porque una persona decente, si cree que algo está mal, usa los métodos que la ley ofrece para solucionarlo en lugar de adherirse a vulgares bandas de criminales.

En realidad todos los grupos políticos tienen algo de razón, porque la división de las ideas por partidos es algo artificial que no se corresponde con la verdad ya que esta es neutral a todos ellos. También es cierto que muchas veces los gobiernos favorecen la radicalización de los grupos nacionalistas cuando no tratan con igualdad a todas sus comunidades autónomas o provincias, si de verdad quieren un país en paz es necesario que asuman esta verdad, porque no tiene sentido crear derechos para unos que al mismo tiempo se niegan a otros en base a supuestos derechos históricos, porque en un país evolucionado lo primero no es la historia sino la justicia y es frecuente que se utilicen estos supuestos derechos históricos para encubrir una simple discriminación. En cualquier caso, nadie tiene derecho a usar la violencia para defender ideas políticas y cuando eso ocurre, lo más habitual es que se use para encubrir su propia maldad.

Otras personas piensan que tanto el bien como el mal son necesarios pero esto es un error, porque el progreso y la convivencia solo son posibles cuando se defiende el bien, porque en realidad el mal solo es la consecuencia del error, es decir el error de considerar la injusticia como su razón de ser en lugar de una simple excepción. En realidad, el progreso solo es posible cuando se tiene el bien como norma de conducta principal y aquellos que no lo entienden se condenan a una vida gris y antisocial. Estas personas piensan que el mal es necesario porque confunden los polos de la naturaleza con el bien y el mal, pero no entienden que los polos positivo o negativo o masculino y femenino son ambos benignos y necesarios pero en cambio el mal no lo es, porque solo es la consecuencia del error. Es cierto que el mal es opuesto al bien igual que el polo positivo lo es del negativo, pero mientras que los polos son benignos y necesarios ambos, en cambio el mal es opuesto al bien, pero también es enemigo del bien a diferencia de lo que ocurre con los polos de la naturaleza que actúan en una asociación armónica y benigna. Esta diferencia se debe, a que el mal es en realidad el sufrimiento que se deriva del error y la ignorancia y por lo tanto no es necesario. El universo necesita regenerarse y volver a la ignorancia, pero no necesita el mal que se deriva del error.

El mal representa una forma de oposición diferente a la que usan los polos de la naturaleza, porque en este caso el bien representa aquello que es correcto hacer y en cambio el mal representa aquello que por estar equivocado no debe hacerse nunca, por eso, cuando el mundo termine su actual proceso de evolución desaparecerá de la tierra y el mundo tendrá paz y felicidad para siempre porque todos los ciudadanos serán justos. Esto significa, que en el futuro seguirán existiendo las polaridades como el día y la noche, el frío y el calor, el hombre y la mujer, pero en cambio el mal aun siendo opuesto al bien desaparecerá, porque al ser la consecuencia de la ignorancia y el error no tiene sentido que siga existiendo en un mundo evolucionado.  Porque el simple hecho de que una cosa sea opuesta a otra como ocurre con las polaridades no es razón para que se tenga que hacer, y en la vida hay muchas cosas que no se deben hacer ni siquiera como excepción, simplemente porque no tienen sentido.

El mal se produce como consecuencia de lo que podríamos llamar un premio negativo, es decir cuando una persona comete un delito y no es castigada o es castigada de forma mediocre, entonces el delincuente piensa que su conducta merece la pena porque la reacción en contra ha sido demasiado simple en comparación con la gravedad del delito cometido, entonces se plantea aumentar el grado de violencia en su próxima acción, y si en esta ocasión tampoco es castigado llega a creerse más inteligente que la ley y se plantea cometer delitos más graves como el asesinato. En la mayoría de las ocasiones este comportamiento termina cuando son detenidos y enviados a la cárcel, y en aquellos casos en los que no son descubiertos tampoco obtienen beneficio, porque su personalidad antisocial les vuelve incapaces de convivir con nadie. Porque las personas déspotas es como si tuvieran el alma seca y embrutecida lo que les hace infelices, por eso, tratan de compensarlo robando a los demás o tratando de conseguir puestos de trabajo más remunerados. Sin embargo, no son capaces de comprender que por mucho dinero que consigan nunca podrán ser felices, porque la causa de sus males es su conducta mezquina.

Lamentablemente, este tipo de comportamiento suele comenzar cuando los padres son demasiado permisivos con los hijos y permiten que el mal crezca en ellos. Esto también puede pasar cuando viven juntas dos personas una de ellas muy dominante y la otra muy permisiva, entonces la persona dominante, si es malvada, puede intentar ocupar el espacio de la otra comportándose como un dictador y si la persona permisiva no detiene ese comportamiento desde el principio la maldad del dominante irá en aumento pudiendo acabar la situación trágicamente.

Por eso, es necesario considerar la justicia como nuestra razón de ser y buscar la felicidad mediante los frutos que la ciencia, la técnica y la vida pacífica pueden ofrecer. Además, quien actúa con justicia, puede incrementar su concentración y su fuerza intelectual, al no tener que preocuparse por las consecuencias de sus propios actos, al estar estos basados en el bien. Al final del progreso, cuando la tierra complete su proceso de evolución el mal desaparecerá, porque solo aparece cuando se comete el error de considerar la injusticia como la razón de ser, este error provoca el desequilibrio del alma y con ello se produce el sufrimiento, pero, como la sociedad del futuro conocerá la verdad, vivirá siempre en equilibrio y ya no existirá lugar para el error, entonces comprenderá que solo cuando la justicia es el eje de nuestro ser se alcanza la paz que garantiza la felicidad hasta el fin de los tiempos.

 

 

43 UNA CRÍTICA CONSTRUCTIVA

 

Es admirable que a lo largo de los tiempos hayan existido tantas personas que han tenido ilusión por el progreso de la espiritualidad en el mundo, pero también es lamentable que hayan existido otras interesadas solo por el poder y el dinero y que se han servido de la filosofía para engañar a la gente. En este artículo quiero mostrar mi opinión sobre algunos libros sin entrar a valorar si sus autores pertenecen a uno u otro grupo, sino porque dan al mundo espiritual el sitio que le corresponde, aunque eso no significa que tengan razón necesariamente en todo lo que se expone.

 

EL LIBRO DE URANTIA

 

Es sorprendente el gran valor que da a la espiritualidad el autor de este libro. Esto se deduce al observar como trata de explicar el proceso de evolución del cosmos desde un enfoque distinto del clásico materialista. Pero en mi opinión, todo ese enorme esfuerzo dedicado a esa labor es solo una forma de responder desde un punto de vista espiritual a las teorías de Darwin, pero realizado sin un conocimiento adecuado de la ciencia y la evolución de las especies. Porque me parece excelente que subraye la existencia de otras fuerzas distintas de las materiales en la conformación de las especies o del universo, pero su gran error, es someterse a los escritos bíblicos tomándolos literalmente sin entender que algunas veces solo representan hechos simbólicos o supersticiones, y otras surgen del recuerdo que tienen de su historia los pueblos primitivos pero deformado e idealizado. Por ello, el gran error de este libro es tratar de imponer el dogma bíblico sobre la ciencia, porque tan despreciable es una ciencia sin espíritu, como una religión sin libertad de pensamiento.

Una religión ideal tiene que ser flexible para que pueda evolucionar y aceptar los cambios que tengan sentido, pero cuando alguien trata de imponer un modelo literal o rígido de un escrito antiguo demuestra que no intenta encontrar la verdad, sino acaparar un poder totalitario, como es común en las sectas destructivas. Un ejemplo de este sometimiento al enfoque literal lo tenemos en cómo se plantea en este libro la creación de las distintas razas humanas, al decir que una sola pareja tuvo dos hijos de cada raza, lo cual es absurdo, pues hasta el científico más ingenuo sabe que las diferencias de pigmentación son el resultado de la adaptación al clima de los distintos continentes y no a un capricho natural. O cuando propone que los espíritus crearon cuerpos humanos a partir de formas semitransparentes, pero sin pasar por las fases de evolución a partir de especies animales inferiores. Pretenden así proponer la existencia de dos creaciones paralelas del ser humano, una de origen animal y otra de origen divino y todo ello para no cuestionar el dogma. Es evidente que cuando plantean eso, es porque no comprenden que un hombre puede ser al mismo tiempo de origen animal y divino, por ello, es absurdo plantear que haya dos creaciones simultáneas. En mi opinión, el autor de este libro inventó esta historia para justificar la cita bíblica en la que se sugiere que los ángeles se casaron con mujeres humanas, porque él pensaba que entonces tendrían que existir dos creaciones humanas diferentes. Esta cita bíblica surge de la primitiva mitología, en esa mitología se trata de sugerir que en el ser humano existen dos partes, una material que corresponde a nuestro cuerpo y otra divina que corresponde a nuestro espíritu, lo cual es correcto, pero se plantea de forma equivocada. La solución a este conflicto entre la materia y el espíritu está en reconocer que el hombre sí desciende de los animales, pero no es cierto que en el proceso de evolución solo hayan existido las teorías de Darwin, porque, para el desarrollo de cada especie animal, también es necesaria la participación del espíritu, que realiza este trabajo para después reencarnarse en ellas. En este libro se sugieren estas cosas pero sin entenderlas correctamente.

Otro ejemplo de dogmatismo es cuando se habla de las máquinas de resurrección, en este caso el autor somete de nuevo el libro al dogma religioso, sin ser capaz de avanzar hacia un enfoque más evolucionado como es la reencarnación de los espíritus en un nuevo cuerpo, y sugiere la disparatada idea según mi opinión, de construir máquinas para que, no los espíritus, sino las personalidades de los muertos se reencarnen en un cuerpo artificial, pero solo, si el líder en cuestión les da su aprobación. Es evidente que con esto pretende mantener el mito cristiano copiado de los egipcios, que propone la resurrección de los cadáveres, pero, en este caso, sustituidos por cuerpos mecánicos. No me parece imposible que un espíritu se pueda reencarnar y tomar el control de un cuerpo mecánico, pero siempre será mejor hacerlo en un cuerpo humano ya que para eso este planeta ha dedicado cinco mil millones de años de evolución biológica.

Otro gran error es proponer a Dios como un gran dictador universal, porque es cierto que en todo sistema organizado tiene que haber leyes de obligado cumplimiento y el universo no es una excepción, pero, en este libro se echa de menos el uso de la palabra democracia, en lo que se refiere al orden universal. En mi opinión Dios, no puede ser un viejo barbudo subido en una nube que se pasa el tiempo dando órdenes, sino aquello que es común a todos los seres del cosmos, porque en realidad, todos formamos parte de él. Porque Dios se dirige a nosotros pero también sale de nosotros. Un universo justo solo es posible si es democrático y en este libro esa palabra es desconocida. Como ya he dicho antes, aquellos líderes religiosos que subrayan lo inamovible de una religión, es porque en el fondo esperan el sometimiento incondicional de sus seguidores y eso no es algo divino sino diabólico y más propio de seres malignos que de representantes de fuerzas superiores. Porque la justicia no tiene por qué estar en contradicción con el orden, por ello, toda ley sea humana o universal debe ser democrática y respetar el derecho a poder pensar y decidir con libertad. Por eso, Dios es justo, precisamente porque es democrático. A pesar de esto, es admirable como el autor trata de convencer a los lectores de la existencia de un mundo espiritual más allá del mundo material, pero su empeño en someter la verdad al dogma religioso le ha privado de la posibilidad de hacer un libro verdaderamente espléndido.

 

ISIS SIN VELO

 

Este libro de Elena Blavatsky parece un libro de propaganda turística sobre la India más que un libro de filosofía imparcial, porque en todas y cada una de sus páginas nos trata de mostrar las bondades de su antigua filosofía. Pero en mi opinión, ella se olvida de que la ciencia antes de florecer en la India lo hizo en Mesopotamia miles de años antes, y no fue hasta la emigración de los pueblos arios desde occidente cuando la cultura alcanzó en la India su máxima expresión. Aunque también es cierto que después, algunas de las ideas que se desarrollaron en la India regresaron para influir en occidente. Igual que el libro de urantia, este libro tiene el mérito de subrayar la importancia del mundo espiritual y denuncia la actitud arrogante de los científicos materialistas, porque es cierto que los fenómenos espiritista son en muchos casos reales y no solo el resultado de trucos de magia, y aun existiendo pruebas de ello la ciencia clásica se niega a reconocerlo en un ejemplo de soberbia y suficiencia, porque los científicos en general se niegan a aceptar todo aquello que escapa a su control como el fenómeno ovni o la existencia de espíritus. Pero, en mi opinión, el gran error de Elena Blabatsky es comportarse igual que los científicos a los que critica, porque demuestra la misma terquedad que ellos al afirmar que los filósofos antiguos conocían tantos o más conocimientos que los científicos actuales. Con ese comportamiento pretende poner en duda la propia evolución, porque lo lógico es considerar que el progreso va del pasado hacia el futuro y no al revés. Se puede entender que ella trate de subrayar la terquedad de los científicos actuales cuando se niegan a reconocer las pruebas de los hechos espirituales que los antiguos filósofos sí reconocían, pero, es un gran error afirmar que los filósofos o religiosos antiguos lo sabían todo, solo porque en el desarrollo de la espiritualidad y la filosofía hubieran logrado importantes avances. También resulta patético cuando dice que en los antiguos templos se guardaban en secreto grandes conocimientos científicos, porque parece que nos quiere hacer creer que una cosa tiene que ser importante solo porque sea secreta. Es cierto que a lo largo de la historia se han producido numerosas persecuciones por motivos religiosos y eso ha hecho frecuente que algunas creencias se hayan ocultado para evitar las represalias de los líderes políticos o religiosos cuando en un mismo territorio coexisten distintas religiones, pero eso no significa que esas creencias sean verdaderas necesariamente. También es frecuente que algunos líderes religiosos oculten partes de sus ideas por simple arrogancia, porque tratan de retener a sus adeptos haciéndoles creer que cuando alcancen el nivel necesario para poder acceder a esos “conocimientos secretos” se encontrarán a un nivel intelectual superior a los demás. Sin embargo, esos supuestos conocimientos, en la mayoría de los casos no son otra cosa que simples supersticiones o medias verdades, aunque en esto como en otras cosas puede haber excepciones.

También es llamativo ver como se cree gran parte de los mitos antiguos y no es que yo pretenda negar que en esos mitos siempre hay una parte de verdad, pero en su empeño por creer de forma literal esos mitos al final se comporta igual que los científicos a los que critica, solo que en su caso en vez de rechazarlo todo, lo que hace es aceptarlo todo más allá de un criterio razonable. Como cuando dice que la existencia en América de creencias comunes a otros pueblos del mundo demuestra que hubo un continente en medio del atlántico que según ella les sirvió de puente antes de hundirse. Pero, no fue capaz de deducir, que si allí existían esos conocimientos es porque sus primeros pobladores pasaron por el estrecho de Bering desde Asia durante la última glaciación hace 12.000 años. Esta glaciación creó un puente de hielo que mantuvo unido el continente asiático con América durante miles de años haciendo que durante ese periodo el paso de un continente a otro fuera fácil. Aunque también pudieron llegar algunos pobladores desde las islas del pacífico por mar, teniendo en cuenta que durante la glaciación medio planeta estaría helado y el nivel del mar se encontraría mucho más bajo que el actual, eso significa que el tamaño de las islas sería mayor y en consecuencia la separación entre ellas menor.

Otro error que comete, es relacionarlo todo con la moral, como por ejemplo cuando relata las leyendas sobre el diluvio en las que se habla de un supuesto castigo divino como causa, pero no comprende que estas leyendas fueron consecuencia del aumento de las lluvias y el retroceso de las costas cuando terminó el último periodo glacial.

También resulta sorprendente como subraya la actitud egoísta y manipuladora que es frecuente en los órganos de poder de las religiones contemporáneas, pero al mismo tiempo solo tiene alabanzas para los religiosos antiguos, sobre todo los budistas. ¿Es que acaso cree que en el pasado no existieron los engaños y las manipulaciones por parte de las organizaciones religiosas como las que se dan en la actualidad? Porque, si piensa eso, demuestra ser muy ingenua.

En lo que se refiere a los supuestos poderes que ella atribuye a los faquires de la India o los sacerdotes budistas del Tíbet, hay que decir que lo más probable es que en unos casos se deban a simples trucos de magia, y en otros a la colaboración de los espíritus de los muertos sean estos malignos o benignos.

Sin embargo, hay que reconocer en su favor, que es admirable el interés que puso por conocer las creencias y rituales religiosos antiguos, o como trató de demostrar las contradicciones de los científicos materialistas empeñados en negar la realidad del mundo espiritual, pero es difícil saber, si lo que quería era fomentar el conocimiento o más bien mostrarse a sí misma como una especie de embajadora de esos supuestos conocimientos procedentes de la India y con ello esperar un reconocimiento público. Aun así, considero recomendable leer este libro para aquellos que quieran tener una versión de la realidad distinta de la oficial.

También resulta interesante la investigación que hizo para demostrar como la iglesia católica se apropió de los símbolos de otras religiones para después añadirlos a la suya y una vez hecho esto las intentó destruir para ocultar el hecho. También es interesante observar como recurre continuamente a defender sus ideas con citas de otros, lo que no está muy claro es si lo hace para demostrar sus afirmaciones o porque intenta apoyarse en ellos, teniendo en cuenta que en esa época la mayoría de los escritores eran hombres.

En mi opinión, ella muestra tanta devoción por la India, que cuando se refiere a los hechos bíblicos parece que en lugar de investigar lo que intenta es desprestigiar la biblia para así justificar su interés por la filosofía India. Con esa actitud, pone en duda la objetividad de sus conclusiones. Como cuando sugiere que los egipcios o los hebreos proceden de la india, lo cual está en contradicción con la mayoría de las pruebas históricas.

No se puede negar que su investigación sobre los libros y creencias antiguas es útil para quienes investigan la historia, porque aporta muchos datos interesantes, pero su excesivo empeño en proponer la filosofía India como la única verdad universal limita considerablemente la utilidad de su investigación. Por eso, le es perfectamente aplicable la frase “a veces los árboles no dejan ver el bosque”, porque al creer de una forma tan ciega en los mitos antiguos, o poner a la India como único foco de cultura, al final termina perdiendo la perspectiva de la realidad.

Es posible, que todo esto se deba a que pudo tratar de usar la filosofía India como excusa para ganar un protagonismo en occidente, porque primero exagera las bondades de esta filosofía, luego trata de mostrar los defectos de la biblia o el cristianismo, y después se muestra a sí misma y sus supuestos conocimientos como la solución que nos puede liberar de nuestra ignorancia. Es decir, que aunque no se puede negar su interés por esta filosofía, también es cierto que detrás de todo esto podría esconderse un afán de poder, no olvidemos que ella participó en la fundación de la sociedad teosófica de Nueva York.

Es cierto que el gran mérito de los filósofos o religiosos antiguos fue tener una mentalidad abierta en lo que se refiere al mundo de lo paranormal, pero, igual que los hombres contemporáneos, también estaban influidos por la ignorancia y la superstición. Lamentablemente, los científicos actuales disponen de más conocimientos, pero precisamente por eso se han vuelto más arrogantes y menos predispuestos a admitir todo aquello que se escapa a su esfera de influencia.

Otro error que en mi opinión cometió Elena Blabatsky igual que otros seguidores de lo metafísico, fue plantear que la estancia del espíritu en la forma humana sería solo de forma temporal, supuestamente hasta alcanzar mayores niveles de evolución espiritual. Este error es la consecuencia de equiparar la fealdad y el atraso de la sociedad humana con nuestro cuerpo material, pero se olvida que el cuerpo humano es en su esencia perfecto, excepto en aquellos casos en que las enfermedades no lo dejan ver. Esto significa, que no es el cuerpo humano, sino la civilización humana lo que está atrasado y debería cambiar, por eso, cuando ese proceso de evolución consiga que el nivel de la tecnología alcance el mismo nivel evolutivo que ya tiene nuestro cuerpo, entonces el mundo alcanzará la perfección. Porque la felicidad no se alcanza abandonando el mundo material, sino haciendo que la vida humana esté en consonancia con los valores espirituales. Cuando eso ocurra, los espíritus podrán reencarnarse en este mundo y ser felices hasta el fin de los tiempos, porque este es el verdadero motivo de toda la evolución natural. En mi opinión, ella subestima la vida humana, porque no comprende que este cuerpo que ahora tenemos desde el nacimiento no es algo que surja de la nada, porque el mundo ha necesitado muchos millones de años de evolución biológica para poderlo tener y por eso, es razonable pensar que su uso no se debe limitar a ser algo temporal, porque el cuerpo humano no es un medio sino un fin en sí mismo para alcanzar la felicidad.

Lo que no tiene sentido, es creer en una vida espiritual, pero imitando en todo a la vida humana, que es lo que plantean quienes creen en estas hipótesis, porque siempre será mejor tener un cuerpo humano real antes que otro de imitación. Porque en realidad el espíritu, no es más que una sencilla esfera de energía que se aloja en el cerebro cuando se produce la reencarnación, pero, adopta la forma de espectro o fantasma porque de ese modo es menos traumático el paso de una vida a la otra. Por eso, no tiene sentido plantearlo como una forma de vida final, al ser ese espectro una simple imitación de la forma humana real. Por lo tanto, la solución para evolucionar no es abandonar la forma humana para vivir en el mundo espiritual, sino hacer que la vida humana esté en consonancia con los valores espirituales. La energía sin materia o la materia sin energía no pueden generar fuerza por sí solas, solo cuando se combinan adecuadamente lo hacen, esto significa que para ser felices es necesario que la materia y el espíritu participen en la misma proporción.

Es sorprendente como algunos filósofos antiguos lograron alcanzar un alto grado en la comprensión metafísica del universo sin disponer de complejos aparatos técnicos, sin embargo, eso fue posible porque tuvieron el aparato más complejo que la naturaleza haya podido crear que es el cerebro humano. Porque, para poder meditar, un filósofo solo necesita como herramientas la tranquilidad y la meditación, ya que su investigación se basa buscar aquellas verdades universales que existen siempre, y por lo tanto son las mismas en todo tiempo y lugar. Pero, lamentablemente, muchos de sus descubrimientos terminaron ignorados a causa de la ofuscación mental que causa en la sociedad la ignorancia y la superstición. Porque una cosa es que ellos sean capaces de ver la luz y otra muy distinta es conseguir que los demás les entiendan cuando tratan de explicar lo que han descubierto.

No se puede negar el gran trabajo de investigación realizado por Elena Blabatski para desentrañar el origen de las religiones y las conexiones que tienen entre sí. También hay que reconocer su valor en lo que se refiere a considerar perfectamente verosímil que los religiosos o médiums antiguos tuvieran contactos con entidades espirituales, sin embargo, es lamentable que esa audacia no incluyera también la posibilidad del contacto con seres de otros mundos, ya que todo parece indicar que hace mucho tiempo que se encuentran entre nosotros.

 

 

44 LOS ESPÍRITUS PRIMITIVOS

 

Un espíritu primitivo corre más riesgo que uno evolucionado de caer en el mal debido a su ignorancia pero, el hecho de ser primitivo no implica que este sea su estado natural. Porque en definitiva, el mal no es otra cosa que un desequilibrio de la conducta moral que ocurre cuando alguien comete el error de asumir la injusticia como conducta principal, esto le vuelve infeliz y en consecuencia más tarde o más temprano debe regresar al bien. Esto significa que es posible que un espíritu pase varias veces por un proceso de degeneración y recuperación del equilibrio durante sus distintas reencarnaciones. Esto también puede ocurrir con las civilizaciones, porque en los periodos de bonanza económica suele crecer la vanidad que a su vez desencadena la mala gestión económica que lleva al hundimiento del sistema, entonces la población debe recuperar los valores morales y la buena gestión si quieren volver a progresar. El hecho de que una persona se desequilibre en su conducta moral, algunas veces es favorecido por un trato demasiado consentido por parte de los padres y otras se debe simplemente a su propia ignorancia. Un fallo genético o una enfermedad también pueden favorecer que alguien tenga una personalidad agresiva o con exceso de carácter, pero esto, en ningún caso le obliga a ser malvado, en cualquier caso, solo cuando se regresa al equilibrio es posible ser feliz. Durante cada nueva reencarnación los espíritus acumulan experiencias en su memoria espiritual, pero estos recuerdos no se interfieren con la memoria humana para no perjudicar cada plano. Esto significa que cuando un espíritu se reencarna los recuerdos de las vidas anteriores quedan guardados y solo se vuelven a recordar durante el periodo anterior y posterior a cada reencarnación. Lo que en cambio si se recuerda son las cualidades espirituales que contribuyen al progreso de su inteligencia. También puede ocurrir que una persona sea malvada y al mismo tiempo inteligente, esto es debido a que la inteligencia final es la suma de las cualidades del espíritu, la cultura adquirida y la calidad del cuerpo en el que uno se reencarna.

Cada vez que un espíritu comienza una nueva etapa en un cuerpo más evolucionado se hace más vulnerable al ataque del mal, es decir que cada vez que un espíritu cambia de forma animal en la que se reencarna para ocupar otra más evolucionada se vuelve vulnerable a la ignorancia al desconocer el manejo adecuado de esa nueva forma, y entonces la confusión mental que genera esa ignorancia hace que esté más expuesto al ataque del mal por depender el mal de la ignorancia. En la actualidad, la mayoría de los seres humanos que pueblan la tierra tienen espíritus poco evolucionados debido a la gran expansión demográfica de los últimos siglos, esto significa que la mayoría de los espíritus que hoy habitan en la especie humana acaban de llegar de especies animales inferiores y debido a su escaso conocimiento de la forma humana están más expuestos a la confusión y el error y por lo tanto al mal que se deriva ellos. Por eso, hay personas que tienen un cuerpo perfecto pero intelectualmente parecen bastante por debajo de lo que sería de esperar, es decir que la calidad evolutiva de los espíritus es inferior a la calidad de los cuerpos que manejan. Estos espíritus por una parte son superiores, porque han contribuido a construir los cuerpos en los que luego se reencarnan, pero al mismo tiempo son inferiores, porque al proceder de especies animales para ellos la especie humana es nueva y en consecuencia su dificultad para entender su manejo favorece que cometan errores. Además, hay que tener en cuenta que al estar la sociedad humana inmersa en un proceso de evolución son muchas las cosas que aún le quedan por aprender, esto significa que al atraso del espíritu se le suma el atraso de la cultura humana.

Esto es aprovechado por todo género de parásitos sociales que tratan por todos los medios de apoderarse de los medios de comunicación para controlar la mente humana. Esta es la razón de los duros enfrentamientos entre los partidos políticos, o la gran proliferación de organizaciones religiosas y sectas destructivas. Las personas por lo general no quieren buscar la verdad por simple vagancia o por falta de tiempo, por eso, asumen los postulados de los partidos políticos o de las organizaciones religiosas, pero estas organizaciones no buscan el bien de la humanidad sino su propio interés, porque los espíritus malignos se sienten infelices a causa de su conducta antisocial y creen equivocadamente que mediante el poder o el dinero podrán solucionar ese vacío interior que tienen, por eso, se pelean para conseguir esos cargos más remunerados. La población debería decir a los políticos, que si de verdad defienden la democracia lo demuestren entregando la decisión de cada ley al pueblo. Y a las organizaciones religiosas les deberían decir, que si de verdad defienden la justicia lo demuestren dejando de esconderse detrás de los dogmas o los ídolos de santos y vírgenes, y devuelvan a los ciudadanos su derecho a pensar libremente y sin coacciones.

El progreso espiritual y el material son dos formas de evolución diferentes, esto significa que el hecho de caer en el mal no implica que sea necesario volver a vivir en las formas animales como algunos piensan, porque aunque su conducta moral sea equivocada, eso no impide que haya alcanzado el nivel evolutivo necesario para poder vivir como ser humano. Porque lo lógico, es que si un espíritu se ha degenerado viviendo como hombre, entonces también como hombre deberá volver al camino correcto. La mayoría de los espíritus que habitan en la actualidad en la especie humana son primitivos debido a la gran expansión demográfica de los últimos tiempos, eso significa que si estos espíritus tuvieran que abandonar la forma humana cada vez que cometen un error moral para volver a reencarnarse como animales, entonces no habrían otros espíritus que pudieran ocupar su lugar y entonces las parejas no podrían concebir, porque para que un niño pueda nacer es necesario que un espíritu se reencarne en su cuerpo, y en la tierra solo una mínima parte de los espíritus humanos pueden considerarse veteranos en esta forma. Tampoco sería razonable que un espíritu evolucionado se divida en dos para solucionar el problema, porque entonces  los espíritus que ahora están reencarnados como animales o plantas perderían su justo derecho a ascender y reencarnarse como personas. En el futuro, cuando la tecnología complete el proceso de evolución y la humanidad se convierta en una sociedad adulta en el cosmos, el atraso intelectual de los espíritus recién llegados podrá ser compensado con el alto nivel de la ciencia, lo que compensará su ignorancia.

Otro problema para el desarrollo del intelecto es la muerte. Esta es necesaria para poder aplicar los avances genéticos en nuestros nuevos cuerpos y también para que el espíritu olvide sus errores anteriores y sea más fácil volver a nacer sin prejuicios de otras vidas, sin embargo, el hecho de perder nuestros recuerdos también es aprovechado por los especuladores para tratar de utilizar esa ignorancia en su propio beneficio, por eso, los políticos y las organizaciones religiosas muestran tanto interés por controlar la educación de los niños. Para tener una buena educación en los colegios, es fundamental incluir la enseñanza moral entre sus asignaturas, esa educación debe hacerse rechazando el dogma para que sea posible unir ciencia y religión. La religión debe estar basada en la verdad y la libertad de pensamiento porque las organizaciones religiosas utilizan el dogma para manipular a la gente y que se pliegue a sus intereses.

Es necesario acabar con los dogmas religiosos y favorecer la libertad de opinión, para que todos puedan contribuir a mejorar las ideas y la filosofía. Hay que terminar con la infalibilidad de los líderes religiosos que no es otra cosa que una burla a la verdad. Hay que terminar en definitiva con el monopolio de la verdad, para que nadie pueda pretender poseerla por delante de los demás. Porque la ciencia y la religión no podrán unirse hasta que la sociedad rechace el dogma que actúa como un freno al progreso científico. Es bueno tener fe, porque la fe significa creer en aquello que se considera razonable, pero el dogma, se basa en tratar de imponer las ideas a la fuerza negando a los demás el derecho a pensar de forma diferente. Es decir que el dogma se utiliza como medio para obstaculizar el derecho de los ciudadanos a contribuir al progreso de la religión aportando sus ideas y cambiando aquello que se demuestre equivocado. Esto es un acto de gran frivolidad por parte de las organizaciones religiosas, que tratan de enrocarse en sus prejuicios y tener el monopolio de la verdad, para a partir de ahí crear un gobierno paralelo y obtener con él poder y dinero. Por eso, lo mejor sería que todas las organizaciones religiosas desapareciesen de la tierra y la religión ya en consonancia con la ciencia, fuera enseñada en todos los centros educativos.

La muerte del cuerpo también significa la desaparición de la mayoría de los conocimientos adquiridos en esa vida, sin embargo, los más fundamentales se conservan en la memoria espiritual, y aunque no nos demos cuenta, esos conocimientos también participarán en la definición de nuestra personalidad en las vidas futuras. Aunque con la muerte se pierden los conocimientos científicos genéricos tampoco es importante, porque esos conocimientos son transmitidos por la ciencia humana de generación en generación y se pueden aprender durante los primeros años de vida, además, cuando el mundo termine su evolución, tanto los conocimientos presentes en el espíritu como los que transmite la ciencia llegarán a su plenitud y en ese momento el mundo habrá alcanzado la perfección.

Aunque es cierto que el progreso tecnológico y biológico del ser humano están bastante relacionados, sin embargo, en estos momentos el nivel evolutivo de nuestro cuerpo prácticamente ha alcanzado la perfección, pero solo en aquellas personas que portan los genes mejores y libres de enfermedades genéticas, porque mientras que el cuerpo lleva evolucionando 4.500 millones de años, en cambio la tecnología humana solo lo lleva haciendo unos cuantos miles. Para que este proceso de evolución física sea posible, es necesario que el espíritu intervenga en la misma proporción que la selección natural propuesta por Charles Darwin. Esto significa, que una vez termine el rápido proceso de evolución tecnológica que se produce en la actualidad y el nivel físico y técnico de la humanidad se encuentren igualados, entonces se podrá decir que la realización completa del ser humano habrá terminado. Esto es así, porque el progreso es la suma de tres formas de progreso, el físico, el tecnológico y el espiritual.

 

 

45 MUERTE Y REENCARNACIÓN

 

Cada vez que nuestro espíritu se reencarna tiene la posibilidad de hacerlo en un cuerpo mejor, porque debido a la selección natural el cuerpo que utilizamos y que también podríamos llamar máquina biológica va evolucionando poco a poco. Lo normal es que con cada nueva reencarnación el espíritu olvide los recuerdos simples adquiridos en su vida anterior, pero sin embargo conserve el resumen de los recuerdos más importantes que sean necesarios para evolucionar, esos recuerdos se desactivan temporalmente durante la vida humana pero siguen actuando sobre nosotros en forma de aptitudes que nos hacen mejores, estas aptitudes son el producto resultante de toda la experiencia anterior. Estas aptitudes no son recuerdos de hechos concretos, pero nos hacen más inteligentes porque son la consecuencia de tener un espíritu más evolucionado. Sin embargo, después de morir el cuerpo, el espíritu recupera todo su potencial y sus recuerdos de otras vidas, pero solo cuando logra desprenderse de la personalidad adquirida en la última reencarnación, esto es necesario para ascender en el plano espiritual.

Mediante la reproducción sexual, los seres humanos pueden compartir los avances genéticos que cada individuo va adquiriendo. Es decir que si por una mutación genética, o por el trabajo de nuestro espíritu un individuo logra un pequeño avance, cuando tiene descendencia ese gen superior pasa a ellos y debido a que los genes mejores tienen más posibilidades de sobrevivir que los peores, con el tiempo, ese gen mejor termina extendiéndose hasta hacerse común a todos. Podría decirse entonces que en cada individuo se produce sin cesar un proceso de sustitución por el que los genes más primitivos son reemplazados por otros más evolucionados, esta es la razón de que existan en la actualidad personas cuyos rasgos físicos más parecen propios de la edad de piedra que de la época en la que vivimos caracterizados por un cuerpo velludo mandíbulas prominentes y exceso de carácter.

La verdad es que cada vez que elegimos la pareja que más nos gusta por lógica lo hacemos entre los especímenes más evolucionados, de este modo y sin darnos cuenta favorecemos que nuestros hijos adquieran los mejores genes, con este sistema los genes primitivos que aún existen irán disminuyendo poco a poco hasta que llegue un momento en el que desaparezcan por completo. Este proceso de sustitución genética también ocurre con las especies, de hecho, la principal razón por la que el homo sapiens se extendió por Europa fue simplemente que el clima templado en el que se había desarrollado durante miles de años en Mesopotamia pasó a ser el común en el continente europeo y en consecuencia ese lugar se hizo adecuado para ellos.

El planeta Tierra llevaba miles de años sometido a una glaciación que  solo permitía un clima ideal en las tierras situadas más al sur, esa es la razón de que fuera en Mesopotamia donde comenzó la civilización. Por este motivo, cuando terminó la glaciación el homo sapiens se extendió hacia el norte y fue sustituyendo a los humanos presentes allí menos adaptados al clima suave que llegaba. Es razonable pensar que también se dieran casos de cruce entre las dos especies, pero como al final lo que cuenta es la predominancia de los genes mejor adaptados fueron los del homo sapiens los que predominaron, aunque debido a los cruces ese proceso de sustitución probablemente aún continúe en la actualidad. También es posible que durante el periodo glacial la raza negra no existiera o de existir lo hiciera en las zonas más ecuatoriales del planeta, por ser los únicos sitios cálidos que abrían en toda la Tierra. Esto significa que los primeros colonos que llegaron a Europa después de la glaciación quizás fueran blancos, a diferencia de lo que se piensa ahora. El homo sapiens pudo adelantar a las demás especies en su proceso evolutivo porque durante la glaciación el progreso racial o tecnológico solo era posible en aquellas tierras que mantenían un clima mejor. A diferencia de Mesopotamia, en los territorios que se hallaban congelados el número de habitantes era muy reducido lo que dificultaba el progreso sea en el plano tecnológico como en el racial, porque allí donde hay un mejor clima también hay mejores cosechas y más personas, lo que determina que sean mayores las posibilidades de progresar y de compartir los conocimientos.

El proceso de evolución de los espíritus es hacia adelante nunca hacia atrás, porque no tiene sentido mezclar la evolución física con la espiritual, por eso, cuando un espíritu se degenera espiritualmente las consecuencias también lo son en ese plano, pero no tiene por qué implicar que tenga que reencarnarse en especies animales inferiores. Un hombre debe ser castigado por sus errores en el plano humano y no tiene sentido pensar que la solución sea volver a reencarnarse como animal, porque si adquirió las cualidades para vivir como humano es porque está preparado para ello.

En la actualidad podría decirse que la mayoría de los espíritus son jóvenes, es decir que llevan poco tiempo en la vida humana.  Esto se debe a que los espíritus primero existen en forma mineral, en ese momento son como esferas de energía pero con un poco de materia, después construyen los cuerpos para poder reencarnarse y pasan a la forma vegetal, después lo hacen a la forma animal y por último esperan a tener la oportunidad de reencarnarse en la forma humana. Pero durante miles de años los seres humanos que han existido sobre la tierra han sido muy pocos, por eso, debido a la gran expansión demográfica de la actualidad la mayoría de las personas tienen espíritus primitivos por haber vivido como animales en su anterior reencarnación. Por ese motivo, en la actualidad hay personas que tienen cuerpos perfectos pero habitados por espíritus mediocres. Para poner un ejemplo semejante, es como si a un joven que acaba de sacar el carnet de conducir se le entregase un coche de carreras, esto provoca que la calidad del aparato que maneja sea superior a su experiencia. Esta situación terminará cuando los espíritus jóvenes vayan adaptándose a su nueva situación y cuando el hombre supere su miedo a aceptar que dentro de su cuerpo habita un espíritu inmortal.

Aunque la reencarnación sirve para proporcionarnos una nueva existencia como si fuera la primera, sin embargo, tiene el inconveniente de llevar asociado el olvido de los acontecimientos vividos en la anterior, exceptuando las cualidades que persisten en el espíritu. Esto implica, que aquellos que manejan el conocimiento colectivo que se enseña a los niños en los colegios pueden tener la tentación de manipular esa información para desviarlos del camino correcto y convertirlos en simples autómatas a su servicio, por esta razón, los niños inteligentes suelen rechazar los sistemas educativos que se apoyan demasiado en memorizar lo que se les dice sin dejar ningún margen para el desarrollo de su propia personalidad. Lo normal es que estos niños terminen perdiendo el interés por los estudios y busquen por otros medios la cultura que necesitan. En esta situación, aquellos niños con una capacidad de memoria mayor de lo normal son injustamente considerados superdotados, porque aprenden rápido lo que se les enseña, pero los educadores no comprenden que de ese modo no están creando hombres adultos sino autómatas. Tampoco entienden, que si los niños se limitan a memorizar lo que se les dice, van a tener la personalidad que se espera de ellos y no la que se deriva de su propia autorrealización, que es lo que precisamente buscan los auténticos niños inteligentes.

Porque lo que un niño necesita es aprender despacio, para tener tiempo de asimilar las cosas de acuerdo a su propia personalidad y aprender también a diferenciar las apariencias de la realidad. De este modo un niño inteligente tardará más en aprender que un niño con memoria excesiva, pero la conclusión de ese proceso es que al final el niño inteligente habrá aprendido a entender la esencia profunda de las cosas, mientras que el niño mal llamado superdotado habrá aprendido solo los conceptos genéricos y previsibles del mundo. Por eso, lo mejor sería que la educación obligatoria que se enseña hasta llegar a la mayoría de edad fuera muy flexible, precisamente por ser obligatoria, centrándose solo en enseñar los aspectos más esenciales, pero dejando bastante margen a los niños para que exploren otros aspectos de la vida, por ello, es fundamental que el tiempo que se dedica a las clases cada día se no sea demasiado largo. Dicho de otra forma, la educación para ser eficaz debe ser inversamente proporcional a su obligatoriedad, es decir a mayor obligación menor exigencia y cuanto menor sea la obligatoriedad mayor podrá ser la exigencia, porque solo se puede ser exigente con los estudios que elegimos voluntariamente.

Es evidente que el proceso de muerte y reencarnación es útil para renovar nuestro cuerpo y permitir su mejora, y también sirve para que nuestro espíritu vuelva a vivir los acontecimientos de la vida como si fueran los primeros, pero el inconveniente de olvidar es que al perder la mayor parte de los conocimientos adquiridos en la anterior reencarnación nos volvemos vulnerables a los especuladores de la información. Es decir que tanto los líderes políticos como las organizaciones religiosas intentarán controlar los medios de comunicación para que ese aprendizaje esté condicionado por sus intereses. Por eso, es fundamental conservar siempre nuestra libertad mental por mucho que ellos nos intenten negar ese derecho. Además, la sociedad debería exigir que todas las organizaciones religiosas se autofinancien, porque como organizaciones privadas que son deben ser sus seguidores quienes paguen sus gastos y no vivir a costa de los presupuestos públicos como ocurre ahora en muchos países.

También es importante decir que la reencarnación no es solo un medio de acción para el espíritu sino también un fin en sí mismo, porque el mundo espiritual es abundante en energía pero deficiente en materia y para alcanzar el máximo de felicidad o realización es necesario que exista un equilibrio adecuado entre los dos planos dimensionales, por eso, el espíritu necesita construir un cuerpo material para que le sirva como medio para expresarse en la materia. De este modo, el cuerpo humano es el diseño ideal para que el espíritu se sienta representado en el medio material y la razón de ello es que al reencarnarse en la materia las sensaciones que siente el espíritu son más intensas que si viviera solo en un mundo espiritual. Porque el mundo espiritual es sobre todo energía, pero necesita combinarse con la materia para estar equilibrado. Es decir que lo que un espíritu evolucionado necesita no es renunciar a la vida humana, sino hacer que esta vida esté en consonancia con los valores espirituales y se mantenga de este modo mediante sucesivas reencarnaciones hasta el fin del ciclo cósmico. Pero no hay que olvidar, que vivir en el mundo espiritual también es necesario, pero solo de forma transitoria hasta que llegue el momento para una nueva reencarnación. Ese periodo transitorio, el espíritu lo utiliza para decidir qué experiencias deben conservarse para sus futuras reencarnaciones y cuáles deben ser olvidadas, porque solo se recuerdan los acontecimientos de mayor valor. También sirve para realizar las modificaciones genéticas que se considere oportuno hacer en los cuerpos en los que se van a reencarnar, porque la denominada selección natural solo interviene en un cincuenta por ciento de las mutaciones genéticas, el otro cincuenta por ciento lo realizan los espíritus según sus propias preferencias y descubrimientos. Estas cualidades del espíritu solo se recuerdan después de morir el cuerpo, con el fin de evitar que se interfieran los dos planos de existencia. Después de la muerte, los espíritus deben ascender hacia el mundo espiritual para preparar su próxima reencarnación en lugar de quedarse en las viviendas donde vivían intentando robar el cuerpo a los vivos, porque el verdadero camino para obtener un nuevo cuerpo es seguir hacia adelante en el mundo espiritual para completar las fases necesarias hasta que llegue el momento de una nueva reencarnación. Pero aquellos que antes de morir se negaban a aceptar la vida después de la muerte o la reencarnación, cuando esta se produce se sienten desconcertados y no saben qué hacer ante la nueva situación, por eso, a veces, intentan volver a la vida humana por el camino equivocado que es intentando robar el cuerpo a alguien. Después de la muerte del cuerpo, los espíritus comienzan una etapa diferente pero temporal, en la que se trabaja para aplicar aquellas modificaciones genéticas que consideren según sus recuerdos que sus cuerpos pudieran necesitar para vivir mejor. La mayoría de los espíritus dedica a ello solo el equivalente al quince por ciento de una vida humana como máximo, pero aquellos espíritus que hayan sido designados para la función de coordinación y estudio de las mejoras genéticas pueden dedicar el equivalente de toda una vida humana antes de reencarnarse de nuevo. La decisión de quien se tiene que dedicar a esta tarea no depende de una decisión arbitraria sino que es rotatoria, porque no debemos olvidar que aunque no nos acordemos durante nuestra vida existe otra vida mayor que es la vida del espíritu y del mismo modo que durante la vida vamos aprendiendo experiencias y realizando funciones diferentes después de morir cambiamos de fase y se activan los recuerdos de la vida espiritual. En esa función de mejora genética cada espíritu solo se ocupa de una pequeña parte del trabajo de forma especializada, para que así sea posible conseguir rápidamente un resultado mejor. Esa tarea sería realizada en su mayor parte por los espíritus más evolucionados, es decir por aquellos que se han reencarnado primero en cada especie y en consecuencia tienen más experiencia en ella. En el caso de la especie humana serían aquellos que comenzaron a vivir como hombres en tiempos prehistóricos. Estos espíritus evolucionados también habrían sido los responsables de los principales avances científicos de la humanidad.

Una vez la especie humana termine su evolución ya no será necesario aplicar nuevos cambios genéticos y el tiempo de estancia en el mundo espiritual entre cada reencarnación podrá ser más corto. Durante la vida no podemos recordar estos conocimientos porque de lo contrario se perturbaría el correcto proceso de evolución de la ciencia humana. Es como si en cada persona existieran a la vez dos personalidades, una la personalidad humana e ignorante y otra la personalidad espiritual más culta que solo se activa después de la muerte. Pero, como la dimensión humana es distinta a la espiritual, es necesario que ese progreso sea realizado por sus propios medios y sin interferencias exteriores hasta igualar con el tiempo los conocimientos espirituales. No solo es importante llegar a la meta, también es importante recorrer el camino con paciencia, porque a veces da más ilusión la realización de un proyecto que el proyecto ya realizado. Es evidente que cuando el hombre termine su evolución será más feliz y podrá evitar todo aquello que le hizo sufrir durante su evolución, como los desastres climáticos, pero cada cosa tiene que llegar a su tiempo sin precipitar excesivamente los acontecimientos. Por eso, los espíritus evolucionados o seres extraterrestres que puedan estar en nuestro planeta  pueden ayudar, pero sin que eso suponga una injerencia directa en el proceso de evolución humana. Sin embargo, a veces se producen accidentes durante el proceso de reencarnación que evitan que la puerta que cierra las dos dimensiones quede completamente cerrada, esto pasa sobre todo en la niñez, pero cuando continúa hasta la edad adulta se pueden producir los denominados fenómenos de videncia o los casos de personas que pueden recordar su vida anterior. La videncia, es un estado especial de la mente que permite a las personas que la poseen elevarse por encima de la materia y ver más allá, porque el mundo espiritual es menos denso que el material. Esta cualidad se puede conseguir mediante el progreso espiritual, porque los seres avanzados saben que debemos dar al mundo espiritual el mismo valor que damos al material. Pero también puede ocurrir como consecuencia de una anomalía o un accidente que provoca que el espíritu se halle poco sujeto al cuerpo, esto puede producir algunos inconvenientes para el desarrollo normal de la vida, pero también permite tener en vida una visión de las cosas con una profundidad que solo es posible alcanzar en estado espiritual. Podría decirse entonces que la videncia es una forma de intuición, pero enfocada de forma distinta a como se expresa normalmente.

También puede ocurrir que una persona con sensibilidad o videncia vea cosas o personas que no conoce al tocar un objeto que perteneció a esas personas, en este caso, en el desarrollo de esas visiones no intervienen espíritus porque lo que se ve son hechos pasados debido a que el objeto actúa como enlace. Esto es posible, porque cuando una persona convive con un objeto le transmite cualidades ocultas que permanecen y que un vidente puede notar. Cuando esta persona con videncia toca estos objetos su mente genera sonidos o imágenes que reconstruyen los hechos en los que estaba presente quien utilizó esos objetos igual que si se tratase de una grabación cinematográfica. Un suceso con gran carga emocional también puede provocar una videncia ocasional a personas que normalmente no tienen esa cualidad, esta videncia se desencadenaría en el momento en el que estas personas tocasen los objetos relacionados con ese suceso.

El mundo espiritual es más difícil de entender que el material, entre otras razones porque la materia pesa más que el espíritu, lo que determina que las cosas espirituales se mantengan separadas y elevadas en un plano distinto con respecto al mundo material, aunque se encuentren perfectamente coordinados, pero, como desde el momento en que nacemos todo lo que nos rodea es materia muchos llegan a creer que es lo único que hay, no comprenden que dentro de cada persona existe un espíritu y por eso, llegan a creer que su espíritu es su cuerpo. No comprenden que es justo al revés, porque en realidad, todo es espíritu y todo tiene vida eterna, porque la materia de nuestro cuerpo es parte de ese gran ser que es el planeta tierra o el universo. Este ser también es un espíritu, pero no se encuentra reencarnado en otro cuerpo, porque la materia de la tierra es su espíritu y su cuerpo al mismo tiempo, sin embargo, nosotros lo percibimos con facilidad porque la materia que lo forma está tan condensada que la gente piensa que solo es materia inanimada, pero en realidad, es un gran espíritu condensado tan vivo y consciente como nosotros. Esto se debe, a que el espíritu de una persona se mantiene casi inmaterial y con una densidad muy baja para poder reencarnarse en un cuerpo formado con la materia que nos cede ese gran espíritu. De este modo, al unir la energía de nuestro espíritu con la materia de nuestro cuerpo, se genera el equilibrio necesario para ser felices. Por eso, algún día, en un futuro universo, nosotros le podremos devolver a este ser el favor que él nos hace en el presente, y entonces seremos nosotros quienes nos ocupemos de coordinar el universo igual que él lo hace ahora, cuando eso suceda, él se podrá reencarnar como hombre y vivir la vida que nosotros tenemos ahora. Esto es así, porque en el universo todos los espíritus son iguales en su esencia y todos tienen vida eterna, esto significa, que durante los sucesivos ciclos cósmicos todos tendremos que pasar por todas las situaciones posibles, un día estaremos arriba y otro estaremos abajo, un día seremos grandes y otro seremos pequeños, por eso, hay que tener humildad y no permitir nunca que la vanidad nos domine. El hombre solo logrará ser perfecto, cuando acepte que los valores espirituales tienen que estar al mismo nivel que la materia, porque, aunque el espíritu no sea visible por ser más sutil, sin embargo, tiene la misma importancia que la materia en el desarrollo de la vida y la felicidad.

 

 

46 EXISTENCIA O INEXISTENCIA

 

La existencia y la inexistencia o la materia y el vacío son dos aspectos de la misma cosa y tienen que existir siempre porque de la nada no puede surgir nada y lo que existe tampoco puede dejar de existir porque no es posible que en el universo solo haya materia o solo haya vacío. Esto significa, que la vida que existe ahora es porque ha existido siempre y la vida que no existe ahora tampoco puede existir en el futuro porque la vida igual que la materia no se crea ni se destruye solo se transforma y siempre es la misma, la vida es materia y la materia es vida lo único que nace o muere es la forma en la que se manifiesta la vida, porque el tiempo se basa en el cambio continuo de las formas pero usando la misma vida y la misma materia. Dicho de otra forma la vida que no existe tampoco puede existir y la vida que existe tampoco puede dejar de existir, lo que llamamos muerte o nacimiento solo se refiere a los ciclos y cambios de las formas en las que se muestra la vida y que dan lugar al tiempo.

Esto significa, que en realidad en el universo existen dos comienzos, pero solo uno es en el tiempo, primero es el de las formas, que se hace dentro del tiempo renovando y cambiando el aspecto de la materia cíclicamente de acuerdo a un proceso armónico y vuelve a comenzar cada vez que el tiempo se repite, y otro es el comienzo de la vida, que se hace fuera del tiempo en la dimensión de la lógica, es decir que lo único que tiene una fecha para nacer o morir son las formas que usa la materia para manifestarse, pero no la vida de la materia que construye esas formas, porque la vida y la materia son la misma cosa y existen indefinidamente fuera tiempo. Por eso, se puede tratar de explicar por qué existe la vida o la materia, pero es un error buscar su origen en el tiempo, porque nunca empezaron en el tiempo sino solo en la lógica, por eso son eternas.

La existencia y el tiempo forman una cruz, en esa cruz la línea horizontal representa el tiempo y la línea vertical representa la existencia, esto significa que la creación de las formas está supeditada al tiempo y nacen y mueren de forma cíclica, pero en cambio, la vida que interviene en la creación de esas formas es eterna, porque está fuera del tiempo en el plano de la existencia. Por eso, el concepto de creación solo se puede aplicar a las formas pero no a la vida que contiene esas formas porque es eterna y está fuera del tiempo.

La nada no puede existir por sí sola sino solo como reflejo de la materia, esto significa que ambos han existido siempre. No es posible que haya existido un momento en el que solo haya existido la nada, porque solo se puede probar su existencia como reflejo de ese algo que representa la materia, por eso, ambos tiene que haber existido siempre fuera de los ciclos de comienzo y final que representa el tiempo. La misma palabra existir la nada es una contradicción, ya que si solo hubiera nada no podría usarse la palabra existencia, porque la nada es lo contrario de la existencia, por eso, la materia y la nada han existido siempre porque se necesitan mutuamente para definir lo que es la existencia o la inexistencia. La nada, la inexistencia y el vacío son lo mismo, pero considerando el vacío libre de cualquier partícula material, del mismo modo la vida, la existencia o la materia también son lo mismo, como expresión opuesta de lo anterior.

Las partículas del universo pueden reunirse hasta formar una sola que es el mínimo necesario para justificar la existencia de la materia o el vacío, pero una partícula de materia no puede dejar de existir porque no existe un mecanismo que lo haga posible ya que la materia y el vacío son dos partes de la misma cosa, por eso, solo puede desaparecer por fusión con otra partícula o dividiéndose en otras, pero, en este caso, no desaparece la materia ni la vida de la partícula sino solo la forma que tenía. Todo esto significa que para encontrar el origen de la vida es necesario buscarlo en la lógica y no en el tiempo, porque la vida desde el punto de vista del tiempo ha existido siempre porque el mismo tiempo vuelve a comenzar cuando termina. Si según esto la vida no se crea ni se destruye, entonces solo podemos explicar su origen tratando de entender su naturaleza pero no buscando ese origen en el tiempo.

Se puede decir entonces que el universo nunca ha sido creado si nos referimos a la materia o la vida que contiene esa materia, pero sí ha sido creado si nos referimos a la forma que tiene el universo, porque ese cambio continuo y armónico de la materia creando sin cesar nuevas formas es lo que representa el tiempo.

La existencia o inexistencia está dentro de nosotros continuamente, porque cuando dormimos entramos en el plano de la inexistencia aunque nuestra vida siga existiendo, lo mismo ocurre cuando muere el cuerpo, porque muere la forma, pero nuestra vida permanece en el espíritu. Pero hay muchas más formas de ver la relación entre la existencia y la inexistencia como son los sexos, el descanso o las notas musicales, porque el silencio entre las notas representa la inexistencia y la cresta de sonido representa la existencia. Esto significa, que no es posible crear sonido sin usar también el silencio y también demuestra que la existencia y la inexistencia están dentro de nosotros continuamente por eso no tiene sentido buscar un comienzo en el tiempo para nuestra vida porque esa vida contiene la existencia y la inexistencia en partes iguales y no pueden existir por separado, por eso son eternas.

Todas las cosas que hay en el universo y tienen vida son eternas porque contienen en su interior la existencia y la inexistencia por igual y no pueden existir por separado, por eso, el comienzo de la vida solo puede encontrarse en el plano de la lógica pero no en el tiempo. En cambio el tiempo, representa la rueda de repeticiones que utiliza la materia para buscar su felicidad mediante la creación y destrucción de las formas, y cuando ese proceso termine entonces el tiempo volverá a comenzar. También en esto se pueden encontrar múltiples ejemplos de esta naturaleza cíclica del cosmos como la repetición continua de los días o los años, y todo esto terminará con la repetición del mismo universo.

 

 

47 LAS PRUEBAS DEL ESPÍRITU

 

En la actualidad, vivimos en una época de materialismo científico por el que se pretende negar la existencia del espíritu, esto se debe a la existencia en el hombre moderno de una mezcla entre arrogancia y temor. Arrogancia, por el “alto” nivel que en la actualidad se ha conseguido en el aspecto de la ciencia material que lleva a los científicos a rechazar todo aquello que escapa a su radio de acción. Esta incapacidad para abarcar del todo los aspectos denominados paranormales, hace que reaccionen con cierto desprecio como si por el hecho de que no lo quieran ver ya por eso no exista. También se produce en ellos un cierto temor, porque al no querer aceptar que hay cosas en la naturaleza que no se pueden medir o pesar, cada vez que se encuentran ante uno de estos fenómenos se les genera ansiedad que les hace huir de ello en lugar de afrontarlo con valor, actúan así, simplemente porque no quieren cambiar de actitud. Ellos dicen que no tienen prejuicios, pero los prejuicios están más extendidos de lo que se piensa y es frecuente que los científicos simplemente no quieran investigar aquellos asuntos que van en contra de las verdades establecidas oficialmente. A veces, buscan pruebas para demostrar cosas equivocadas y terminan elevando las teorías a la categoría de pruebas. Esto puede suceder cuando lo que han aprendido en la universidad está en contradicción con los nuevos descubrimientos, sobre todo cuando entran en el campo de lo paranormal, entonces simplemente lo ignoran por miedo a quedar en ridículo ante quienes esperan cualquier oportunidad para hacerse notar burlándose de sus colegas. Porque lo que más molesta a los científicos es no poder determinar todos los aspectos de una cosa y cuando eso ocurre se prefiere decir que no existe.

Un ejemplo lo tenemos en el fenómeno OVNI, porque en la actualidad ya son muchas las pruebas que demuestran su existencia, aunque no se pueda demostrar con seguridad el motivo que lo causa. Pero ya son miles los testimonios que existen en este momento de personas con total credibilidad, como es el caso de muchos pilotos profesionales, sin embargo, la actitud de la ciencia oficial es seguir ignorando el hecho hasta que un platillo volante decida aterrizar en medio de una universidad, eso no es ciencia sino hipocresía.

Otro es el caso de los fenómenos espiritistas, porque ya existen muchos ejemplos probados de su autenticidad con independencia de que también sean muchos los casos de fraude que hay. Pero no es justo, considerar todos los casos como fraudes, solo porque existan engaños. También hay pruebas de sucesos extraños en las casas encantadas o en los casos de exorcismo que tampoco quiere tratar la ciencia oficial. O el caso de los videntes que han aportado pruebas importantes para solucionar delitos en estrecha colaboración con la policía, ¿Dónde están estos que se autodenominan “científicos” para reconocer el mérito de estas personas? ¿Por qué no entrevistan en las universidades a estos videntes para que expliquen cómo resolvieron los casos, o a los pilotos que han visto ovnis para estudiar las pruebas fotográficas o de radar que estos puedan aportar? Pues porque ellos usan la ciencia para ocultar su cobardía.

En el pasado, era común aceptar el más allá entre los pueblos primitivos y aunque es cierto que el conocimiento que tenían del mundo era escaso, sin embargo, eso no significa que no tuvieran sus aciertos y sus errores igual que los científicos actuales. Porque para encontrar pruebas de la vida eterna del espíritu es suficiente con usar la lógica. Las personas materialistas dicen que solo existe una vida que es la presente, porque vinculan su vida con su cuerpo, pero, ¿si pierden una mano acaso pierden su vida? No verdad, porque si pierdes una mano tienes menos partes del cuerpo pero no por ello tienes menos vida, porque las partes del cuerpo no determinan lo que es la vida sino que solo la sirven, del mismo modo si pierden su cuerpo, entonces pierden la vida de ese cuerpo, pero no la vida de su espíritu, porque ese cuerpo igual que la mano solo es un complemento del espíritu.

Ellos dicen que no puede haber vida después de la muerte del cuerpo porque después de la muerte la conciencia desaparecerá y solo existirá la nada, pero, ese razonamiento es absurdo, porque si no puede crearse vida de la nada entonces tampoco tendría sentido que vivan en este momento, porque antes de que ellos nacieran si existía la materia de su cuerpo, pero no existía ellos como personas ni tampoco tenían conciencia de su propia existencia, si antes del nacimiento de su cuerpo no tenían conciencia ni vida porque para ellos solo existía la nada, entonces según su propio argumento tampoco la deberían tener ahora. Es decir que la situación que plantean sería la misma antes de nacer y después de morir lo cual es una contradicción. Ellos vinculan la idea de vida a la existencia de su cuerpo pero, si antes de nacer no existían como conciencia individual entonces el simple hecho de que se cree un cuerpo tampoco debería hacer posible que ese cuerpo tenga conciencia de sí mismo, habrían creado una forma humana sí, pero una forma sin vida ni conciencia individual. Además, si según esos argumentos ellos obtuvieron su vida de la nada uniendo la materia de su cuerpo entonces ¿Cómo pueden afirmar que eso mismo no se puede volver a repetir de nuevo y tener vida otra vez? La explicación de todo esto es, que si en este momento tenemos vida y conciencia, es porque en realidad siempre la hemos tenido y el hecho de que nuestra vida se encuentre unida a nuestro cuerpo en este momento solo es un hecho circunstancial, porque la vida igual que la energía no se crea ni se destruye solo se transforma. Esto es así, porque en realidad nuestro cuerpo solo es una forma que utiliza nuestro espíritu como medio de manifestación en la materia, pero no es el cuerpo el que contiene la vida y la conciencia de nuestra alma, sino el espíritu eterno que lleva en su interior.

La vida, entendida como sentimiento y conciencia y no como una simple suma de partículas orgánicas no puede tener un comienzo y por lo tanto tampoco puede tener fin, porque de la nada no puede surgir la vida, más bien al contrario la nada y la vida o la materia y el vacío han existido siempre porque son dos polos de una misma cosa y no puede existir la una sin la otra, y cuando el tiempo termine todo volverá a empezar desde el principio. El tiempo puede cambiar las formas de la materia, pero la vida presente en la materia es energía que existe indefinidamente fuera del tiempo y del espacio.

Lamentablemente el hecho de que la ciencia oficial no quiera abordar todos estos temas aun existiendo muchas pruebas que lo demuestran es una actitud claramente anticientífica, pero planteada como científica.

 

 

48 EL DILEMA DE LA INSPIRACIÓN

 

El gran problema de la deducción metafísica es la gran dificultad que tiene ver el fondo de las cosas más allá de su parte superficial, se podría comparar esto con las nubes de tormenta cuando solo dejan ver un pequeño claro de cielo azul al final. Esto obliga a quienes trabajan en metafísica a repetir constantemente el estudio del mismo tema con la esperanza de alcanzar la plena aclaración de cada asunto. Las constantes interferencias de la vida actúan en el filósofo como esa nube de tormenta oscureciendo la visión del final, por eso, los filósofos es como si fueran viajeros de la mente que tratan de volar con su pensamiento hacia la clave esencial de las cosas. Cuando meditamos, sacamos la parte de Dios que llevamos dentro y entonces podemos moldear el mundo que nos rodea, entonces nos convertimos en partícipes de esa gran obra que es el universo. Porque en realidad, todos los seres tienen vida eterna en su espíritu esencial, esto significa que desde el comienzo de los tiempos todos estamos contribuyendo a ese progreso, el hecho de que no lo podamos recordarlo es simplemente porque la naturaleza tiene previsto que en el momento de la reencarnación esos recuerdos se olviden temporalmente para no estorbar en el nuevo plano que es la vida humana. Esto significa que en realidad vivimos dos vidas simultáneamente aunque el periodo de estancia en el mundo espiritual tenga una duración inferior en la mayoría de los casos al tiempo que se permanece en la forma humana. Esto es así, porque es necesario dedicar algo de tiempo mientras estamos en el mundo espiritual para aplicar las mejoras genéticas que desde ese plano sea posible hacer en los cuerpos en los que nos vamos a reencarnar. La vida espiritual es más larga que la vida humana, o dicho de otro modo los recuerdos que tenemos cuando estamos en ese plano son el resumen de todas las vidas anteriores y durarán lo que dure el ciclo cósmico. Cuando el actual ciclo cósmico termine el universo volverá a empezar de nuevo y nosotros con él porque todos los seres poseen vida eterna.

Esto significa, que el periodo entre dos reencarnaciones tiene dos usos, por un lado sirve para valorar la experiencia aprendida en nuestra anterior reencarnación y conservarla en nuestro espíritu, y por el otro, para aplicar las mejoras genéticas que desde ese plano fuera posible hacer. Este periodo de tiempo no es mayor al 15% de lo que dura una vida humana media en la mayoría de los casos, porque se dedica únicamente a realizar ajustes secundarios para ser aplicados en la siguiente vida.

Los días de sol intenso también pueden ser un freno a la actividad meditativa, porque desde un punto de vista metafísico el sol es masculino pero la filosofía es femenina, esto significa que para meditar son mejores los días de lluvia, o con nubes y sol a partes iguales. El sol da alegría de vivir y es ideal para realizar los sueños que tenemos, pero la lluvia es ideal para meditar y planificar esos sueños. El sol es físico, la lluvia es mental, el sol es material y la lluvia espiritual, el sol es sensación y la lluvia reflexión, por eso, la agresiva proyección de energía que hay en los días de sol son como un grito que atenúa las emociones espirituales que requieren de sensibilidad y silencio para surgir. Pero, tan importantes son los valores que representa el sol como los que representa la lluvia para alcanzar la felicidad.

La clave para que un filósofo pueda comprender el universo está en que es limitado, es decir que es como una cebolla que en su centro tuviera reunidos sus conceptos básicos y según se asciende a otro nivel más alto los mismos conceptos se van haciendo menos genéricos y en consecuencia más complejos y especializados, eso significa, que un filósofo podría llegar a comprender muy bien los aspectos metafísicos básicos del universo, pero en cambio los detalles físicos más pequeños solo podrían ser aclarados mediante un trabajo de laboratorio. También es fundamental para ayudarle en esa comprensión saber que las verdades esenciales son constantes y eternas independientemente de la época en la que se viva, esto significa, que si un filósofo es suficientemente inteligente y dispone del tiempo necesario para investigar puede llegar a comprender todas esas verdades esenciales. Otra actitud fundamental para encontrar la verdad consiste en tratar de comprender la esencia del universo sin dejarse dominar por las creencias o supersticiones que nos puedan rodear, es decir que para poder progresar se debe usar más la lógica y la capacidad de observación sin descartar ninguna hipótesis desde un principio. Porque  muchas de las creencias humanas están basadas en el error y la ignorancia, esto significa que para encontrar la luz hay que ir hacia la luz por uno mismo. Porque cuando un poder político o religioso se apoya en creencias erróneas, aquellos que se benefician de ese poder tienden a rechazar cualquier cambio en esas creencias por miedo a perder su situación de privilegio, así es como comienzan los dogmas religiosos o políticos.

Cuando un filósofo se adelanta a su época se queda solo, porque la gente que le rodea no le comprende, no es que él sea el único ser del universo que piensa así, es que al haberse adelantado a su época, su verdadero pueblo ya no pertenece a este mundo, sino que está en aquellos mundos que ya han alcanzado ese nivel, esta es la razón por la que Jesús decía que su reino no es de este mundo. Al final, el filósofo, tiende a apartarse de este mundo, pero no por desprecio de quienes le rodean, sino porque la única forma que tiene de sentirse cerca de los suyos es pensando en ese mundo ideal con el que se siente identificado. Sin embargo, siempre pueden intentar aprovechar estos conocimientos para enseñar a los demás el camino a seguir y así favorecer que este mundo sea más evolucionado. Esto es lo que probablemente ocurrió con Jesús.

Lamentablemente, la gran cantidad de obstáculos que los filósofos encuentran en el camino determina que sea extremadamente difícil ver la luz detrás de la tormenta, eso significa que son muy pocos los que llegan a comprender esas verdades esenciales y aún son menos los que llegan a ser reconocidos por la sociedad. Pero, en ese caso, si la sociedad rechaza sus enseñanzas, siempre les quedará la satisfacción de haber hecho esos descubrimientos y en la medida de lo posible los podrán aplicar en su propia vida.

 

 

49 LA VERDAD ESTÁ EN TODAS PARTES

 

Hoy en día son muchos los que tratan de encontrar las claves de la filosofía en sitios como la India o en otros lugares sin darse cuenta de que en realidad el origen de todas las formas de filosofía es Mesopotamia, pues fue allí al final del periodo prehistórico cuando se formaron la mayoría de los principios filosóficos que hoy en día conocemos. Estos buscadores de los orígenes afirman que es extraño que en todas las civilizaciones incluso las de América existan elementos en común, pero no comprenden que al principio la civilización solo existía en los valles del Tigris y el Éufrates y que la cultura de esa civilización se extendió por todo el mundo, incluso pudo llegar a América aprovechando el paso del estrecho de Bering que se había congelado durante la última glaciación. Al finalizar la glaciación muchas tierras del norte de África y Mesopotamia se desertificaron lo que provocó un desplazamiento de la población a aquellas tierras que aún se mantenían fértiles, esto pudo favorecer que en esos lugares se iniciasen las cosechas metódicas para aumentar la producción y también el comienzo de las civilizaciones sumeria y egipcia.

Es un poco triste que haya quien piense que una cosa es mejor solo por ser extranjera, de ese modo hoy en día existen muchos que creen poder encontrar la respuesta a todas las preguntas en religiones como el budismo o el hinduismo, es cierto que esas religiones pueden aportar cosas positivas a las demás, pero también a la inversa, lo que es un error es creer que todas las respuestas están en ellas. En mi opinión, es correcto como en la India se plantea la continuidad de la vida del espíritu a través de la reencarnación, pero, al mismo tiempo, tienen costumbres rechazables que más parecen propias de la edad de piedra como adorar vacas o ratas. Por eso, considero que la religión ideal será aquella que consiga juntar en una sola las verdades que contienen todas las demás, pero, que al mismo tiempo, se esfuerce en rechazar todo aquello que esté equivocado. Porque la religión no debe ser algo estático, sino flexible para adaptarse a los descubrimientos que el progreso nos proporciona.

También resulta triste ver a tanta gente acudir a oriente a buscar a los supuestos maestros espirituales y no comprenden que no es el hábito lo que hace un maestro, ni tampoco los años que puedan dedicar, sino el nivel espiritual que cada uno tenga y lo cercanas que estén sus ideas de la verdad, porque vale más una frase verdadera que mil volúmenes llenos de mentiras. En la India, abundan estos presuntos maestros que afirman saber de lo humano y lo divino, como si adquirir la iluminación dependiera de su propia voluntad. Vivimos en un mundo en pleno proceso de evolución, eso significa que las verdades y las mentiras se hallan presentes en todas las religiones y es nuestro deber aprender a diferenciarlas.

A veces creemos ingenuamente que todo lo que buscamos lo podemos encontrar viajando, pero la auténtica sabiduría es tan resbaladiza como un pez entre las manos y tiene la caprichosa costumbre de huir de allí donde se supone que está. No debemos confundir que maestro es el sabio y no el que se denomina sabio, maestro es quien conoce la verdad y no quien dice poseerla, porque la verdad es la que es y no la que se supone que es. No es pasarse la vida en un monasterio lo que da la cultura ni tampoco se adquiere por dedicar la vida a buscar esa cultura, porque lamentablemente no todas las personas pueden llegar a comprender la inescrutable verdad que se esconde detrás de las apariencias aunque la busquen sinceramente.

Otro ejemplo de ello lo tenemos en los lamas del Tíbet cuando afirman que al morir pueden elegir el cuerpo en el que se van a reencarnar, pero se olvidan, que las leyes espirituales no son las mismas que las leyes humanas y el hecho de que en este mundo sean considerados líderes o maestros, no significa que lo vayan a ser en el mundo espiritual, más bien da la impresión, que esta costumbre de elegir sucesor entre los niños no tiene como finalidad propiciar la reencarnación del supuesto maestro, sino poder controlar desde la infancia la trayectoria de ese niño con la falsa afirmación de que es un maestro reencarnado.

En realidad, el budismo, solo es un derivado de la filosofía de Zoroastro o Enoc igual que el cristianismo o el hinduismo, aunque luego sufrieran modificaciones, por eso, lo correcto es buscar la verdad que cada religión contiene sin cometer el error de pensar que la verdad solo pertenece a una exclusivamente. Es bueno tener creencias filosóficas, pero debemos enriquecernos con todo lo que podamos aprender y al mismo tiempo descartar aquello que por lógica sepamos que no tiene sentido, para que al final sea la verdad la que prevalezca.

 

 

EPÍLOGO

 

Con este libro pretendo demostrar que en la vida no hay solo una forma de ver el mundo que nos rodea. Si nos esforzamos por comprender la realidad íntima de las cosas podremos visitar el otro universo, es decir el universo de la explicación metafísica que existe detrás de todos los acontecimientos de la naturaleza y una vez hayamos comprendido esos descubrimientos podremos aplicarlos a nuestras vidas. Por eso, no debemos conformarnos con lo que nos dicen las organizaciones religiosas o los políticos, sino que debemos buscar y emocionarnos con nuestros propios descubrimientos. El lector habrá podido observar que con frecuencia regreso sobre los mismos temas, esto se debe a que según el tema de que se trate puede ser necesario volver al mismo asunto para añadir algo que no estaba dicho o también para estudiarlo bajo un enfoque diferente, pero siempre será mejor repetir dos veces el mismo asunto antes que omitir algo importante. No debemos olvidar, que la metafísica es una ciencia tan compleja que solo en ocasiones excepcionales podemos ver con claridad el fondo de cada cuestión, es como tratar de volar hacia el sol, pero las circunstancias de la vida nos empujan hacia abajo y como si fueran nubes de tormenta nos obstaculizan el acceso a la visión completa del horizonte. A veces, los árboles no dejan ver el bosque, por eso, la labor del filósofo es ascender por encima de ellos y ver las cosas con perspectiva. Porque un auténtico filósofo no encuentra la verdad simplemente aprendiendo lo que otros opinan sino que trata de ir a la fuente y usar su propia inteligencia para encontrar esa verdad, es decir que da más importancia a sus propias investigaciones que a las modas o los prejuicios con los que se encuentra.

Lamentablemente, son muchos los que se autodenominan filósofos pero muy pocos los son de verdad, porque para ser un filósofo no basta con querer, sino que es necesario tener la intuición necesaria para distinguir la realidad de las apariencias. El mundo está lleno de libros de aquellos que se autodenominan filósofos, pero la gente tiene que comprender que una frase verdadera vale más que mil libros llenos de contenido sin inspiración. Porque una frase verdadera actúa en la mente humana igual que los genes en nuestro cuerpo, estimulando nuestra evolución, y cuando ese trabajo esté concluido los seres humanos serán en cuerpo y mente perfectos.

Cuando escribí este libro no lo hice pensando en ganar dinero, sino en disfrutar con la búsqueda de la verdad, porque el mejor pago que puedo recibir es la satisfacción de descubrir el contenido de estos libros y compartirlos con quien los quiera apreciar. Que mayor placer puede haber que disfrutar buscando la verdad, que mayor placer puede haber que tratar de tocar la luz con las manos.

Mis libros son como energía y la energía solo tiene fuerza cuando se combina con la materia, del mismo modo la filosofía se basa en ideas que necesitan llevarse a la práctica para que se pueda demostrar su utilidad. Eso significa, que cuando creemos en algo y tratamos de llevarlo a la práctica contribuimos a convertir un sueño en realidad, y al final, ese sueño, pasa a ser parte del progreso.

 

FIN


Submitted: December 15, 2020

© Copyright 2021 Antonio Pinto. All rights reserved.

Chapters

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Add Your Comments:


Facebook Comments

More Non-Fiction Books