La tragedia de Troya Acto III Escena III

Reads: 121  | Likes: 0  | Shelves: 0  | Comments: 0

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Status: In Progress  |  Genre: Historical Fiction  |  House: Booksie Classic


 

Acto III Escena III

Campamento Aqueo
Entran Agamenón, Menelao, Odiseo, Ajax y Aquiles. Toman asiento.

Menelao:  Invocáis a una junta, cuando
Los hombres ansiosos, aguardan
A sus comandantes para emplear
El combate.
Ya han esperado lo suficiente,
No desean otra cosa, sino hacer
Que los escudos retumben.
Decidnos Agamenón ¿intencionalmente
Haces que tus perros pasen hambre.
Para después soltarlos contra el
El cervatillo y estos lo hagan pedazos?

Todos ríen.

Sois demasiado piadoso
Con este profeta, hermano.
¿Cómo sabemos que no mentira
Para salvar a su gente?


Odiseo: Concuerdo con el Menelao.
Es indispensable no bajar la guardia.
Y no creerle todo lo que nos diga,
A menos que por la tortura,
Proclame sus intenciones.
El dolor siempre es honesto.

Aquiles: Este no vera mas haya del filo
De mi espada si es que miente.
(A un lado) Pero si llegase a
Dar fin a esta larga guerra.
Ciertamente me tornaría
De mirada fría y ánimos desinteresados
Para así, observar el desenlace
De esta longeva campaña.
Y así, concluir mi participación en Troya.
Os demostrare madre, como
Antiguas profecías pueden ser truncadas.
Pues los inmortales, también se equivocan.
Agamenón: Señores calma, este Troyano.
Entiende nuestras circunstancias.
He decidido ofrecerle el beneficio
De la duda e incertidumbre.
Diomedes, tiene fe en él.
Y aunque este mantenga su juventud.
No hay nadie de mayor experiencia.
El auge de sus habilidades e ingenio
Durante el asedio de Tebas.
Lo que me incita a confiar.
Su sabiduría es nuestro juez.

Entran Diomedes Y Calchas

Diomedes: Caballeros, una vez mas
Nuestro invitado a hecho
Llamado a esta junta.
Por favor, escuchadle con atención.
Pues es nuestro futuro lo que
Nos vendrá a revelar antes del combate.
(Dirigiéndose a Calchas) Adelante camarada.

Calchas: Comandantes, reyes de tierras lejanas.
Soldados de ciudades varias.
Aunque mis visiones son claras.
Y estas por la gracia de los dioses,
Me han dotado de tres fundamentos.
Que deberán cumplirse para conquistar
A mi pueblo, sus enemigos que por
La vanidad de su príncipe y el apoyo
Divino han permanecido intangibles.
Me niego a desvelar lo que resguardo
En celoso secreto.
Si consideran esto un agravio, asesinadme
Pero conmigo muere vuestro triunfo.
Escuchen mis condiciones y acéptenlas
Solo así venceréis.

Hay una gran conmoción en la junta

Ajax el menor: ¿Sabéis contra quien te diriges Troyano?

Odiseo: Esto es un burla y una pérdida de tiempo.

Menelao: Atientas contra nuestra Paciencia.
El pacto fue que nos dirías
El nombre de aquel hijo de Príamo.
Si, aquel que debe morir para
Que Troya pueda ser quebrantada.

Aquiles: Esto es hilarante, te mofas
Ante los que ciñen a tu gente.

Agamenón: ¡Suficiente, déjenle hablar!
Caballeros, no cultivéis el odio
Contra este hombre que por sus
Conocimientos en las ciencias
Hemos logrado avances, por mas
Pocos que parezcan.
Su intención no es mofarse de
Nosotros, sino ayudarnos.
Te escucho Calchas,
Dinos tus condiciones.

Calchas: Mi hija, Criseyda aun
Se encuentra en Troya.
Os imploro mas como padre
Que como hombre.
Dejadme que le rescate,
Para liberarla de la muerte.

Menelao: ¿Deseas regresar a Troya?
Ya mucho has aprendido
De nuestras fuerzas, debilidades,
Comandantes, emplazamientos.
¿Qué tan ingenuos nos crees?

Calchas: Regio Agamenón, usted del cual
Estoy seguro que es padre como yo.
Entiende mi suplicio.

Hay un gran silencio, Agamenón se pone de pie. Todos de una manera incomoda inmediatamente
se ponen de pie. Calchas asustado observa a su alrededor.

Agamenón: Déjenos.

Ajax el menor: Mi señor…

Agamenón: He dicho, que me dejen con Calchas a solas.

Sale Ajax, Odiseo, Diomedes y Aquiles.

Menelao: Hermano, entiendo tu dolor
Mas sin embargo ¿Crees que este Troyano
Logre comprender aquel sacrificio?
Ya hemos perdido más de lo que
Nuestros enemigos imaginan.
¿Es ahora el momento de dejar las riendas
Sueltas de los caballos de Marte?
Piénsalo bien hermano, no me detendré
Así sea el ultimo hombre de pie contra el mundo.

Agamenón: Gracias Menelao, júrame
Que cumplirás con tu promesa
Pues estos son los deseos
De tu hermano Agamenón.

Sale Menelao

Calchas: ¿Es que eh dicho algo malo?
Por favor decidme,
¿Cuál fue aquella palabra
Pronunciada que denoto gran
Conmoción a usted y su gente?

Agamenón: “Padre”, este título no lo merezco.
Me parece Calchas, que no me conoces.
Pues habéis errado, no soy padre.
Mas lo fui una vez.
Pero primero, decidme si atrevéis,
¿Qué serias capaz de hacer por
Vuestra hija?

Calchas: Traicionaría a mi ciudad.
Si esto significaría su seguridad.

Agamenón: ¿Es que la vida de vuestra hija
Pesa mas que el cargo de conciencia?
¿Qué me dices de las hijas de Troya?
¿De los padres y abuelos?
¿Son vuestros deseos tan egoístas
Que los fantasmas de culpa
No penetraran tu corazón cuando estos
Encuentren al culpable que vendió su gente.
Por una sola muchacha?

Calchas: Solamente soy el pergamino,
Por el cual los dioses escriben sus deseos.
Mis acciones son las de una herramienta.
Si la espada culpable por asesinar,
¿Porque culpamos al hombre que por su
Mano que empuñaba el mango de esta
Le dio muerte a su víctima?
Mis deseos son ajenos al de los dioses.

Agamenón ríe

Agamenón: Los dioses son caprichosos, celosos,
Y rencorosos. Lo que una divinidad
Apetece, otra podría considerarla
Una trasgresión para otro.
Pero, sobre todo, los dioses son crueles
Contra nosotros sus hijos.
Déjame contarte Calchas de como
Logramos navegar con tal facilidad hasta aquí.

Calchas: Rey Agamenón, no comprendo…

Agamenón: En Aulós, fue donde partimos.
Lleve a cargo una cacería con mis generales.
Fue en esta actividad por el cual,
Sin saberlo mate a un ciervo sagrado de Artemis.
La diosa de la caza furiosa,
Detuvo los vientos de la costa.
Esto nos impedía zarpar.
Los días, se volvieron semanas y después meses.
Los vientos no soplaban.
Un sacerdote me hizo saber que la diosa
Demandaba un sacrificio.
Mi esposa y mi hija fueron traídas hasta
Nuestro campamento donde ella
Contraria matrimonio con Aquiles.
Mi hija, Ifigenia lucía un hermoso
Manto de botones florales en su cabello.
Su esplendor hizo que estos se abriesen
Como un campo floral en primavera.
Las perlas de su diadema eran opacadas
Por su deslumbrante belleza y alegría.
Y ningún pendiente de oro
Relucía tan brillante como la luz de sus ojos.

Calchas observando a Agamenón horrorizado

Calchas: Algo sucedió en Aulós….

Agamenón: Estoy consciente que por esto
No llegare a tener una muerte pacífica.
Llegará el día en que seré asesinado.
Así como tu puedes leer el vuelo de las aves.
Yo puedo leer la voluntad de los hombres.
Si Calchas, conozco tus intenciones.
Solamente hay dos caminos;
Revélanos tus secretos o asesíname.
Te convertirás en el mártir de Troya
Por un día, pues la mañana siguiente
Mi hermano, Menelao.
Arrasara con la ciudad entera.
Y tu hija morirá junto a su gente.
Toma tu decisión, yo ya hice la mía.

 

Agamenón le da su espada y se da la vuelta.
Calchas indeciso, mira la espada y mira a Agamenón pero el final se inclina y comienza a llorar.

Calchas: Agamenón , accedo a hablar lo que resguardo.
Pero mi hija, no puedo encontrar sentido
Sin saber que ella estará bien.

Agamenón: Salvaremos a tu hija.

Entran Diomedes, Menelao, Ajax, Odiseo.

Caballeros, nuestro invitado a accedido
A la verdad. Escúchenle por favor.

Calchas: Es necesario tomar el paladión sagrado
Del templo de Atena.
Los caballos de Rhesus no deberán
Beber agua del rio Escamander.

Menelao: ¿Y el hijo de Príamo que debe morir?

Calchas: El mas joven de los hijos legítimos
De Príamo y Hécuba.
El que después de sus hermanos
Sigue en línea para heredar la corona.
Troilo deberá morir antes de cumplir
La edad de veinte años.

Agamenón: Ya sabemos cuáles son nuestros objetivos
Por ahora debemos cambiar nuestra estrategia.
Menelao, hermano Esparta liderara
El ataque de hoy. Te acompañara Idomeneo
Y Néstor. Mientras que Castor y Pólux
Serán vuestros refuerzos.
Neoptolemus resguardara el flanco derecho.
Ajax el mayor lidera el flanco izquierdo.
Mientras tanto Aquiles…

Odiseo: Este se rehúsa a pelear hoy.

Agamenón: Déjenlo con los mirmidones por hoy.
Odiseo y tu Diomedes se quedaran
En el campamento
Mas tarde hablare
Que hablar con ustedes.
Pero por ahora, eh de escribir un mensaje a Primao
Junto con Calchas sobre asuntos personales.


Salen todos.
 


Submitted: February 23, 2022

© Copyright 2022 anonymous 1520. All rights reserved.

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Add Your Comments:


Facebook Comments

More Historical Fiction Scripts