Donde todo empezó Vol. 2

Reads: 9394  | Likes: 0  | Shelves: 0  | Comments: 1

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

More Details
Status: Finished  |  Genre: Other  |  House: Booksie Classic

Chapter 23 (v.1) - Capítulo 4: Recuerdos - Pasado x Presente - Parte 5

Submitted: June 22, 2016

Reads: 264

A A A | A A A

Submitted: June 22, 2016

A A A

A A A

Capítulo 4:
Recuerdos
Pasado x Presente

Parte 5

Si lo pienso bien, fue a partir de esa conversación con Mike que, “mi familia” cambió su forma de hablar conmigo y no volví a sentir ninguna opresión más.

Pero aunque su cambio fue para bien, ¿acaso importaba ya? Si, ya no me sentía presionado y todo eso, pero si esperaban que cambiase algo más, estaban completamente equivocados. Ya era demasiado tarde.

Solo fue suficiente para que las cosas se calmaran entre nosotros, nada más. Creo que fue en ese punto, en el que formé el camino del hijo ideal y supongo que fue en una de esas situaciones en la que me contaron de Ni-obaa-san.

Al parecer, empecé a llamarla así, porque fue mi segunda abuela, no por algún sentido familiar sino que por la situación. Mis abuelos paternos habían muerto antes que naciera, aún no conocía a mi abuela materna, quien vivía en Cuzco junto a uno de mis tíos, pues mi abuelo había muerto a temprana edad, pero a veces llamaba a mi madre por teléfono y podía hablar con ella. Por ello, al conocerla la empecé a llamar “Ni-obaa-san” entre unos tres o cuatro años; no pidan más de un niño de esa edad. También me contaron que tenía una nieta, pero que no la podía ver por ciertas circunstancias familiares, por lo que se encariñó bastante conmigo, y por lo cual yo la iba a visitar a diario.

Era una persona muy querida por mí, pero ahora, en este momento, no la recordaba ni un poco.

Normalmente, no habría problema, ya que he estado viviendo así hasta ahora. Pero en este caso, le oculté mi estado de amnesia a Ni-obaa-san. La verdad, no sé por qué lo hice, pero todo estaba saliendo bien, conocía todo lo básico de ella y si algo saliera mal, podría haber recurrido a la excusa del tiempo en el que no nos vemos, o algo por el estilo. Parecía que todo saldría bien, pero…

Pero…

… Mari…

No sé cuánto tiempo pasó desde que salí de esa casa, ni mucho menos el tiempo en que estuve apoyado sobre esa baranda, y sin embargo, en todo este tiempo, ese nombre aún resonaba en mi cabeza sin control.

¿Por qué…? Incluso sé sobre Arianne y Jessi-nee…,  pero entonces ¿por qué?

Si lo pienso bien, existe la posibilidad de haber escuchado ese nombre muchas veces antes, sabe Dios cuantas personas en el mundo se llaman así, pero…

¿Por qué resuena tanto en mí?… ¿Es por el hecho de que alguien cercano a mí lo nombró? No lo sé… pero no quiero sentirme así, no puedo soportarlo…

***

  • ¡Bienvenido! Mhm~ Déjame adivinar ¿Citas nocturnas~?

Estaba entrando a la sala, cuando Mike me saludó mientras estaba sentado sobre el sofá con las luces apagadas de la sala, viendo una película en inglés.

  • Hola… – Apenas pude soltar esa palabra.
  • ¿Qué pasa? Te ves raro. – Se extrañó por mi tono de voz. – No me digas… ¿¡Te secaron por completo!? ¿¡A ti!?

Frente a mí, estaba mi amigo de infancia, alguien que me conocía lo suficiente para documentar toda mi vida. Que sabe quién era, quien conoce cosas de mi pasado que cualquier otro no sabría.

Podría preguntárselo.

Puedo preguntarle.

Solo era una pregunta, nada más.

Pero…

¿Pero acaso sería capaz de entenderlo?

¿Acaso estaba intentando abrir una puerta prohibida?

¿Y si fuese así, que haría después?

No lo sabía y no tenía ni la menor idea de lo que sucedería. Pero sabía algo, algo que me carcomía desde que salí de esa casa, algo que en un momento congelaba mi cuerpo y en otro me hacía temblar.

Miedo.

Sí, esa sensación que nos limita, que nos congela en el tiempo y no nos deja ver más allá y que sientes estar solo en un lugar extremadamente obscuro y frio sin conocer nada de ti y de lo que te rodea.

  • No… nada, solo estoy cansado.

No podía hacerlo y aunque me armase de valor, al final ni una sola palabra saldría de mi boca. Y ahora, lo único que podría hacer era tratar de ocultar mi estado y el temblor de mi cuerpo ante la obscuridad de la habitación.

  • ¿De verdad? – Inclinó su cabeza con más confusión. - ¿Entonces qué tal una peli? Justo ahora estoy viendo una recomendación de Aria-
  • No ahora, me iré a descansar temprano.

Me di media vuelta hacia mi habitación sin decir más.

Él no me dijo nada más.

¿Se habrá dado cuenta? Tal vez… no lo sé.

Ahora solo quería darme un baño, intentar refrescar mi mente e irme a dormir. No tenía ganas para nada más.


© Copyright 2020 SamBlaz. All rights reserved.

Chapters

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Add Your Comments: