Donde todo empezó Vol. 2

Reads: 9388  | Likes: 0  | Shelves: 0  | Comments: 1

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

More Details
Status: Finished  |  Genre: Other  |  House: Booksie Classic

Chapter 3 (v.1) - Mejor tarde que nunca - Celebración en casa de Tachibana - Parte 3

Submitted: April 23, 2016

Reads: 232

A A A | A A A

Submitted: April 23, 2016

A A A

A A A

Capítulo 1:
Mejor tarde que nunca
Celebración en casa de Tachibana

Parte 3

Después de admirar el invernadero, nuevamente me acerqué a la puerta trasera de ese edificio.

Quería irme, pero necesitaba mis cosas, así que no tuve más opción que volver a entrar. Obviamente, mi ingreso no quedó desapercibido, pero ignorando las miradas, noté que mi mesa estaba rodeada de varios compañeros. Ya estaban terminando el Sukiyaki, algunos ya estaban disfrutándolo.

Parece que me he tomado mi tiempo.

Rodeé mi mesa, para estar al frente de Tachibana, su pequeña hermana Mei y de otras chicas más. Estaban sirviendo algunos platos mientras otros chicos se agrupaban alrededor.

Me dirigí a la anfitriona.

  • Lo siento Tachibana, pero tengo que retirarme, tengo que atender un asunto urgente. – levanté mis cosas sin mirarle a los ojos en ningún momento.
  • Espera, ¿planeas irte así sin más?

Ella ya había vuelto a la normalidad, es decir, me volvía a hablar como si fuese su peón o algo por el estilo. Incluso hizo que los chicos que la rodeaban se alejasen un poco.

Cuando entré, estaba realmente introducida al grupo, pero mi sola presencia cambió todo como por arte de magia, dejándome una sola opción.

  • Tienes razón, nos vemos en otra ocasión Mei-chan. – Hice como si entendiera algo, y me dirigí a la pequeña Mei mientras le acariciaba la cabeza.
  • Sí, Nii-san, vuelve a visitarnos pronto. – Me despidió con una gran sonrisa.
  • De acuerdo. – Asentí y volteé hacia la puerta – Bueno, me voy.
  • ¡Hey! ¡No intentes jugar conmigo!

Ya estaba dispuesto a irme, pero Tachibana me detuvo hablándome con una expresión intimidante mientras cruzaba los brazos.

  • Es urgente.

Le devolví la misma mirada, pero ella no se echó para atrás.

  • Bien. Al menos toma algo del Sukiyaki que preparamos.
  • ¿?

Sin embargo, tomo un pequeño respiro y se calmó. Eso me inquietó muchísimo.

  • M-me sentiría mal si no probaras algo, ya que nos ayudaste con el evento de hoy.

Ella me hablaba de manera arrogante, pero a la vez muy pasiva. Incluso haciendo que por un momento mirase la olla un tanto desconcertado, pero luego formé una sonrisa.

  • Oh, buena propuesta. – Observé el carrito que ella había traído antes. – Pero quiero para llevar, no cuento con mucho tiempo.

Me miró un tanto desconcertada, pero no demoró en aceptar, obvio que con cierto enojo.

  • De acuerdo, solo por esta vez te haré caso, pero tendrás que pedirle a mi mamá un recipiente mejor.

Tomó un plato y me sirvió, pero lo hizo tan minuciosamente que me molestó un poco.

Gracias, Tachibana.

Al recibirlo le agradecí y empecé a caminar hacia la salida.

  • ¡Hey, espera!
  • Nos vemos la próxima semana. – Me despedí sin mirar atrás y estirando la mano en señal de despedida.

Sí, estaba huyendo. ¿Pero acaso tenía otra opción? Bueno, todo resultó bien, ya que milagrosamente, Mike no intervino con una de sus tonterías.

Estando ya fuera, suspiré en mis adentros y miré hacia adelante.

Parece que solo me faltan una par de pasos más para terminar.

Shimizu y Mio estaban trayendo unas bolsas de una tienda de conveniencia.

  • ¿Ya te vas? – Preguntó Shimizu un poco ensimismada al notar mi maletín.
  • Sí, no puedo quedarme más tiempo, tengo algo urgente que tratar.
  • ¿Tu llamada?
  • Sí.

Al escuchar mi respuesta, ella bajó su mirada.

¿Está molesta?

  • Onii-chan, ¿Te llamó tu novia? – Y de la nada Mio volvió a hacer de las suyas, haciendo que Shimizu se exalte en un instante.
  • Mio.

Con cierto enojo, nuevamente me agaché a su altura.

  • ¿Qué te he dicho antes, Mio? No saques ese tipo de conclusiones.

Le regañé, haciendo que me mire apenada y baje la cabeza.

  • Lo siento…
  • Ya… – Relajé mis palabras mientras acariciaba su cabeza, haciendo que se alegre de inmediato – Solo era mi hermana menor.
  • ¿Eh? ¿Tú hermana menor? – Shimizu repitió mis palabras como sorprendida.
  • Sí, mi verdadera hermana menor. – Levanté mi mirada hacia ella – Me pidió que le enviara algo, por lo que necesito irme de inmediato, parece serle urgente.
  • Oh, era eso… – Shimizu parecía bastante aliviada.
  • Shimizu… – La miré con desconfianza.
  • ¿Sí?
  • …tú también lo pensaste, ¿no?
  • ¿Eh?, y-yo no lo… – En seguida se puso nerviosa, pero al ver que no tenía caso intentar engañarme, terminó disculpándose inclinando su cabeza – Perdón…
  • Ha…

¿Soy yo o desde lo que pasó en la clase, este tipo de malentendidos se han disparado?

  • Bueno, de todos modos me estoy retrasando. Hasta otra ocasión, Mio-chan. – Me despedí poniendo una sonrisa para levantarme y despedirme también de Shimizu – Hasta la próxima semana Shimizu.
  • E-espera, Shion-kun.

Cuando ya había cruzado por delante de ella, sin previo aviso, ella se sujetó de mi manga.

  • ¿Mm? ¿Pasa algo?

Al volverme hacía ella, vi que sus ojos dudaban, pero no demoró en acercarse un poco más, y con su celular en manos, del cual colgaba un accesorio en forma de varias formas que daban la apariencia de ser mariposas azules, continuó:

  • I-intercambiemos números.

Lo dijo directamente, pero podía ver claramente su nerviosismo, era como si estuviera poniendo toda su confianza en ello, sin contar que estaba ligeramente sonrojada. Fue inesperado, pero no me negué a aceptar su propuesta.

  • Claro. – Le dije con confianza mientras sacaba mi celular.

Al escuchar eso, ella puso a flote una hermosa sonrisa. Era tal que repentinamente me puse un tanto incómodo.

Luego de intercambiar números, me despedí nuevamente y me dirigí a la salida, para despedirme también de la madre de Tachibana.


© Copyright 2020 SamBlaz. All rights reserved.

Chapters

  • Facebook
  • Twitter
  • Reddit
  • Pinterest
  • Invite

Add Your Comments: